Habitantes de Atzala, Puebla, esperan reconstruir su iglesia y sus viviendas tras el 19S
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Karen Rojas

Habitantes de Atzala, Puebla, esperan reconstruir su iglesia y sus viviendas tras el 19S

El terremoto de 7.1 grados en la escala Richter dejó graves daños principalmente en municipios con amplio rezago social de la Mixteca poblana, cuyos habitantes debieron enfrentar la pérdida de sus seres queridos, de sus viviendas, de sus iglesias e inmuebles históricos
Karen Rojas
Por Karen Rojas
17 de septiembre, 2018
Comparte

“Las tragedias también pasan en la casa de Dios”, comentan los pobladores del municipio de Atzala, Puebla, al término de la misa dominical que ahora se celebra en una improvisada construcción de lámina y block que organizaciones y pobladores han levantado después de que el sismo del 19 de septiembre derrumbara la iglesia de Santiago Apóstol, donde 11 personas fallecieron, cuatro de ellas eran niños.

El templo está cercado con alambre. No se le ha hecho ninguna modificación. Ya no hay techo y sólo se puede observar escombros y la mitad de lo que fueron las cúpulas. A pesar de que los pobladores han querido reconstruir lo que quedó de la iglesia, miembros del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) les indicaron que no podían hacer ningún arreglo y advirtieron que si eran captados moviendo las ruinas serían multados; sin embargo, en los casi nueves meses de 2018 no han regresado al municipio. Los habitantes optaron por celebrar misa en el atrio, colocaron una lona y pusieron banquitas. Después, organizaciones civiles y los pobladores aportaron recursos para construir un espacio al frente del templo destruido. Así, prefirieron improvisar un templo antes que reconstruir sus viviendas.

Lucio Cruz Maldonado, el sacerdote de la comunidad, llegó a Atzala hace cuatro meses, cuando inició la construcción de un nuevo espacio frente al templo destruido.

atzalan

Aunque algunos habitantes de Atzala no son católicos, la gran mayoría de los pobladores se inquietan al ver la tardía respuesta para reconstruir el inmueble religioso. Señalan que todos los días ver la iglesia derrumbada les recuerda el día del temblor, ya sea al ir a dejar a la escuela a sus hijos, cuando hacen el mandado o al salir a caminar y pasar por la zona.

Lorenzo Sánchez es el sacristán de la iglesia, estuvo en el templo en el momento en que tembló. Recuerda que escuchó crujir el techo y de repente todo se puso gris por el polvo, no vio cuando cayeron escombros a otras personas ni recuerda cómo salió, pero agradece estar vivo.

Lamentó que a un año del sismo su iglesia siga en las mismas condiciones, si bien, sabe que muchos municipios sufrieron daños y que hay que darle prioridad a las casas y zonas más afectadas, cree que es “inaudito” que no se haya movido ni una piedra en mejora del espacio católico.

atzalan

A los vecinos les tocó presenciar la tragedia

Los pobladores que vivían muy cerca de la iglesia tuvieron que ver cómo sus vecinos estaban atrapados por las piedras. Escucharon sus gritos de auxilio y otros presenciaron el pánico al ver que sus familiares no salían. También les tocó ver los rostros de desesperanza cuando se enteraban de que alguien había muerto.

Hortensia Sánchez tiene una miscelánea a una calle de la iglesia, recuerda que el día que tembló estaba comiendo con su hermano cuando empezó a moverse la tierra. “Le hable recio, le decía que viniera hacia mí, pero mi hermano se quedó frío y sólo pudo agarrarse del marco de una puerta.

atzalan

Los sobrevivientes del derrumbe de Atzala

María Morales Villegas y su hija Rocío Loyola estuvieron en la iglesia en el momento del sismo, fueron de las pocas sobrevivientes.

“Estaba la misa, iban a bautizar a una niña y le dije a mi hija que era buena idea ir. Apenas iba a empezar cuando el temblor comenzó. Yo todavía me di cuenta cuando se venía lo de arriba y dije ‘ay Dios mío que se haga tu voluntad’ y me hinqué. Todos nos hincamos. Pensé que me iba a morir”, confesó María Morales.

A su hija se le rompió el brazo cuando le cayó un pedazo de estructura. Las dos estuvieron casi dos horas atrapadas antes de que los voluntarios las rescataran. Recuerdan que quedaron tapadas por la tierra.

“Creo que logramos vivir porque estábamos a la orilla, pero para allá estaban más personas, las que murieron”.

En las calles de Atzala se pueden ver no más de cinco casas que el Gobierno del Estado ayudó a construir. Están en color rosa y verde. Todas están vacías, porque los afectados no se acostumbraron al nuevo hogar, pues su antigua casa se acoplaba al frío o al calor y en estas nuevas sólo sienten frío. Han preferido irse con familiares.

Aún se pueden ver casas tiradas y muchas personas aseguran que nunca les llegó la ayuda y si les llegó fueron solo 10 mil pesos, no los 15 mil que les habían prometido, pero no incluía la mano de obra y el material; cuando cotizaban, los albañiles les querían cobrar más de 25 mil pesos y decidieron guardar el dinero hasta completar y tener lo necesario. La mayoría se gastó el dinero en sus necesidades diarias.

Lee el reportaje completo en el especial del diario El Popular.  Sismo #19S: Los pendientes

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Movimiento San Isidro: la inusual protesta de artistas cubanos luego de que el gobierno desalojara a jóvenes en huelga de hambre

Cerca de un centenar de artistas, intelectuales y activistas se plantaron este viernes en protesta frente al Ministerio de Cultura de Cuba, un día después de que la policía desalojara por la fuerza a un grupo jóvenes en huelga de hambre.
28 de noviembre, 2020
Comparte

Más de 200 artistas, intelectuales y activistas se plantaron este viernes en protesta frente al Ministerio de Cultura de Cuba, un día después de que la policía desalojara por la fuerza a un grupo de jóvenes en huelga de hambre en La Habana.

Los manifestantes se movilizaron a través de las redes sociales en solidaridad con los miembros del llamado Movimiento San Isidro (MSI), que fueron expulsados de su sede y apresados temporalmente tras iniciar la huelga para exigir la liberación de unos de sus integrantes, el rapero Denis Solís.

La prensa oficial de Cuba consideró que Solís tenía “vínculos con terroristas” en Florida, tildó la huelga de hambre de “show orquestado desde EE.UU.” y aseguró que el desalojo fue una medida de seguridad para evitar la propagación de la COVID-19.

En un comunicado publicado a través de las redes sociales, los participantes en el plantón -principalmente jóvenes- indicaron que se reunían en protesta contra lo que consideraron “violaciones de derechos humanos” en la isla .

https://twitter.com/JimenezEnoa/status/1332495036748091393

“Los artistas e intelectuales cubanos repudiamos, denunciamos y condenamos la incapacidad de las instituciones gubernamentales en Cuba para dialogar y reconocer el disenso, la autonomía activista, el empoderamiento de las minorías y el respeto a los derechos humanos y ciudadanos”, indica el texto.

“Nosotros, en solidaridad con nuestros hermanos del Movimiento San Isidro, exigimos que la justicia no se ejerza a discreción. La justicia no puede proteger al Gobierno por encima de los derechos de sus ciudadanos”, agrega.

Protestas de este tipo son muy inusuales en Cuba, un país con un único partido donde la disidencia es sistemáticamente reprimida y los que se oponen al gobierno son calificados de “mercenarios” al servicio de EE.UU.

Según contaron varios de los participantes a BBC Mundo, durante la noche ocurrió un corte de electricidad, la policía rodeo las cercanías del lugar y lanzó gases lacrimógenos a algunas personas que trataban de sumarse a la protesta.

“Nos rociaron con spray de pimienta para impedirnos llegar al Ministerio de Cultura. Éramos decenas de muchachos. Entramos empujando”, relató el periodista independiente Maykel González Vivero.

El MSI, creado en 2018, agrupa a jóvenes artistas, periodistas independientes y académicos que se organizaron para oponerse a lo que consideran medidas represivas del gobierno de la isla.

El grupo ha apostado por una estética irreverente y contestataria: generar controversia al mezclar arte y activismo político, lo que lo ha llevado a numerosos enfrentamientos con las autoridades.

¿Cómo fue la protesta del viernes?

Desde el mediodía del viernes, decenas de artistas, cineastas, editores, críticos de arte intelectuales y jóvenes estudiantes se comenzaron a congregar frente al ministerio para exigir reunirse con su titular y pedir apoyo para los miembros del MSI.

Pero lo que comenzó como un grupo de poco más de 20 personas se convirtió en más de 200 al final de la tarde, mientras los participantes entonaban consignas y canciones, aplaudían o recitaban poesías.

“Ha sido un ambiente muy bonito y muy plural. Aquí hay personas de todas las posiciones políticas y de todos los sectores. Se está cantando, se está rapeando, se está tocando guitarra. Cada 15 minutos se aplaude para levantar el ánimo”, le cuenta a BBC Mundo la activista LGBT Lidia Romero Moreno.

“Como hay músicos y poetas, muchos cantan sus propias canciones o declaman sus propias poesías. También se han dado muestras de solidaridad muy bonitas. Como hay muchas personas que llevan aquí desde temprano en la mañana, los que llegaban después les traían agua y meriendas”, agrega.

Tania

Tania Bruguera
La reconocida artista Tania Bruguera (primera a la derecha) fue una de las primeras en llegar hasta el Ministerio de Cultura.

“Durante varias horas nos nos dejaron pasar porque estaba la policía apostada en las calles, pero estuvimos allí hasta que nos dejaron pasar”, cuenta Romero.

Inicialmente, reconocidas personalidades como la artista Tania Bruguera, el cineasta Mario Coyula y el premio nacional de Artes Plásticas Lázaro Saavedra se unieron a la protesta.

Luego, en horas de la noche, otras nombres relevantes de la cultura de Cuba como el director de cine Fernando Pérez o los actores Jorge Perugorría y Mario Guerra también llegaron hasta que fueron recibidos en la institución.

“Finalmente hicieron un listado de 30 personas, de diferentes sectores artísticos, que fueron admitidos para hablar con las autoridades del Ministerio”, indica Romero.

En la madrugada del sábado, las personas que habían entrado el Ministerio anunciaron que habían llegado a ciertos acuerdos con las autoridades, como iniciar un ciclo de conversaciones que incluirían al ministro, “reunirse sin ser hostigados en los espacios independientes” y la “certeza” de que los manifestantes podrían regresar a sus casas sin ser reprimidos por la policía.

“Todos los puntos fueron extremadamente difíciles de negociar, algunos se postergaron para la semana que viene con el ministro, otros se pasaron a espacios independientes para que los artistas independientes también tengan posibilidad de presentar sus visiones al Ministerio de Cultura”, contó Bruguera.

“Ya no puede decir el Ministerio de Cultura que no sabe la situación hostigamiento que tiene el arte independiente en Cuba, la persecución y la represión que hay contra el arte independiente”, agregó

¿A qué responde la protesta?

La protesta tuvo lugar luego de que en la noche del jueves la policía irrumpiera en la sede del Movimiento San Isidro y se llevara por la fuerza a los miembros del grupo que realizaban una huelga de hambre tras el arresto de Solís.

El gobierno, por su parte, indicó que se trató de una acción de “las autoridades sanitarias cubanas” con el objetivo de “certificar la violación del protocolo de salud para los viajeros internacionales” por la pandemia de covid-19, dado que uno de los presentes había llegado hacía poco del extranjero.

Aunque la mayoría de ellos fueron liberados, dos integrantes -Luis Manuel Otero y Anamelys Ramos- se encontraban en paradero desconocido el viernes, lo que se volvió uno de los reclamos de los artistas frente al Ministerio de Cultura.

protesta

Camila Acosta
Lo que fue inicialmente cerca de 20 personas se transformó en más de 200 en horas de la tarde.

“Nosotros no podemos seguir viviendo en un país donde no hay seguridad para los periodistas, los activistas y los que disienten. Basta de arrestos arbitrarios, de causas creadas a conveniencia y de caprichos desde el poder, que hoy no ha sabido responder al pueblo sino a su propia supervivencia en el poder”, escribieron en el comunicado.

“Hoy nos debemos una Cuba diferente, donde todos tengan la misma posibilidad de participar en el rumbo que tome el país”, agregaron.

¿Qué ha dicho el gobierno de Cuba?

Ni el gobierno ni la prensa oficial cubana se refirieron de manera inmediata a la protesta de los artistas.

Sin embargo, tras el inicio de la huelga de hambre por los miembros del Movimiento San Isidro, Granma, órgano oficial del Partido Comunista, aseguró que se trataba de “un nuevo show, instrumentado desde Washington y Miami” y que formaba parte “de los planes de subversión contra Cuba”.

Por su parte, el portal oficialista Cubadebate consideró que “la idea que ellos (los huelguistas) tienen es entretener a sus contratistas generando dinámicas sociales de desobediencia civil e ingobernabilidad, como reflejan los manuales de la CIA en la llamada ´lucha no violenta´”.

protesta

Claudia Padrón
Una de las protestas este viernes frente a la embajada de Cuba en México.

Sobre el desalojo de la sede del MSI, el portal estatal Las Razones de Cuba indicó que la operación respondió a que uno de los periodistas que se sumó a la protesta que había regresado recientemente de viaje “violó” los protocolos de seguridad del país para evitar la propagación del coronavirus.

“Ante su negativa de cumplir con lo estipulado en las medidas decretadas por Cuba para evitar la transmisión de la covid-19 y que se aplican a las personas que provienen del extranjero, se radicó una denuncia en la Estación de la PNR (policía) de la localidad, por el delito de Propagación de Epidemias, lo que obligó a una actuación inmediata para la extracción de las personas que se encontraban en el lugar”, indica la nota.

El caso ha generado repercusión en diferentes medios internacionales, incluido el estadounidense The Washington Post, el alemán DW o la cadena árabe Al Jazeera.

Mientras, el Parlamento Europeo y organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch pidieron a las autoridades de Cuba la liberación de Solís.

Los gobiernos de varios países, incluidos los Países Bajos, República Checa y Estados Unidos se pronunciaron también contra la represión del grupo en la noche del jueves.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.