En México hay leyes y mentalidad más inclusiva, pero discriminación persiste hacia los indígenas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

En México hay leyes y mentalidad más inclusiva, pero discriminación persiste hacia los indígenas

En México los empleos menos remunerados, más informales y con menos prestaciones médicas los tienen personas hablantes de lengua indígena, y las de tono de piel más oscuro.
Cuartoscuro Archivo
14 de septiembre, 2018
Comparte

En los últimos 25 años hubo un cambio en el mapa legal de la lucha contra la discriminación étnico racial: hay una Ley en la que el Estado se compromete a proteger a todas las y los mexicanos de cualquier acto discriminatorio. Cambió también el mapa institucional: existe ya el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Hubo, además, una transformación en la mente de las personas. Se pasó de la negación a reconocer que México es un país discriminador. Pero en la práctica todo sigue igual o peor para muchos grupos vulnerables, entre ellos las comunidades indígenas.

A esa conclusión llegó Ricardo Raphael, integrante de la Asamblea Consultiva del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), en la sesión “La agenda gubernamental contra la discriminación étnico-racial en México”, que forma parte del ciclo temático del seminario permanente de desigualdad socioeconómica del Centro de Estudios Sociológicos (CES) del Colegio de México (Colmex).

El analista compartió mesa con Alexandra Haas, presidenta de Conapred; José Alejandro Robledo, director general de Derechos Indígenas de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI); Eréndira Cruzvillegas, cuarta visitadora general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y Jacqueline L´Hoist, presidenta de Copred. 

En su intervención para cerrar la mesa, organizada por Patricio Solís, profesor investigador del CES, Raphael dijo que en la discriminación a los indígenas la única transformación que no ha ocurrido en México es la real.

“No sé si se puede afirmar que está peor, pero hay temas en los que sí lo parece. Los mega proyectos mineros han sido una tragedia para las poblaciones indígenas, con devastación de su territorio, desplazamientos y agresiones. La justicia se está utilizando en el país contra los líderes que se oponen a esos proyectos”.

En un breve diagnóstico sobre cada campo donde se genera discriminación, el analista comentó que, en el educativo, fue en 2003 cuando la SEP publicó el último libro de texto para educación indígena. Desde entonces no ha habido una reedición. “El modelo de educación incluyente no ha dado un solo paso”, afirmó.

La presidenta de Conapred, Alexandra Haas, aseguró, en entrevista previa con Animal Político que el sector educativo es clave porque permite obtener capacidades para después conseguir trabajos, ingreso y prestaciones. “Sin embargo vemos una política educativa que excluye. En la encuesta intercensal del 2015 se encontró que ningún joven monolingüe se había graduado de la secundaria”.

Y justo los empleos menos remunerados, más informales y con menos prestaciones médicas, aseguró Haas, los tienen personas hablantes de lengua indígena y las de tono de piel más oscuro. “Nueve de cada 10 hablantes de lengua indígena no tienen un contrato laboral por escrito y la misma cifra no tiene prestaciones médicas”.

Quienes hablan una lengua indígena, agregó, están sobrerepresentados en afiliación al seguro popular. 72% de ellos están en este sistema, eso significa que se les da acceso a una cobertura médica menor que la del IMSS.

Sobre este punto, Ricardo Raphael comentó durante el seminario que el seguro popular se presume como el programa que ha mejorado los indicadores de desarrollo social.

“Eso es una mentira cuando se refiere a poblaciones indígenas, porque este sistema se expresa regionalmente conforme a las capacidades de cada entidad, no es cierto que hay un solo seguro popular, sino una encarnación chiapaneca o una encarnación en la montaña guerrerense, imagínense a la hora que se desdobla este seguro, cómo llega a las comunidades indígenas”.

En el ámbito de la justicia, Raphael dijo que se ha dado una transición con los juicios orales, pero no hay ninguna previsión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ni de la Procuraduría General de República, ni de las procuradurías en los estados sobre cómo afrontar la exclusión que el nuevo sistema va a implicar para las poblaciones indígenas.

Las faltas al debido proceso, subrayó José Alejandro Robledo, director general de Derechos Indígenas del CDI, se presentan hasta en 80% de los casos de las personas indígenas privadas de la libertad porque no tuvieron un intérprete. Y hay otra parte que perjudica sus derechos: no se consideran los sistemas normativos internos para juzgar con esa perspectiva.

Eréndira Cruzvillegas, cuarta visitadora general de la CNDH, refirió que la Comisión ha hecho varias recomendaciones en ese sentido, como ver el nuevo modelo de justicia en una lógica pluricultural. “Los sistemas normativos internos no son adversos al sistema positivo, como se ha creído, eso es un mito. Es importante retomar algunos modelos de esos sistemas”.

En lo político, Raphael declaró que no hay un esfuerzo real de representación de las comunidades indígenas en este ámbito. “No se ve así en el Congreso (de la Unión), ni en los congresos locales, ni en los gabinetes”.

Lo que sí hay en el país, recalcó, es un culto a crear instituciones, eso ha multiplicado a los responsables del fenómeno. Hay un problema serio de fragmentación institucional, en el ámbito municipal, estatal y federal, que atiende a la discriminación pero por grupos.

“Hay una lucha contra la discriminación que está descoordinada, fragmentada, parcializada y con un enfoque clientelar o que trabaja solo para pacificar el enojo de las poblaciones indígenas. Lo que se necesita es atacar campos específicos de discriminación: en la política educativa, la justicia, la salud. Hay que pasar de las políticas dirigidas a grupos a las políticas dirigidas a campos discriminatorios”, concluyó el analista.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Próxima Centauri: la señal que llegó desde el sistema estelar más cercano al Sol

Una extraña emisión de ondas detectada por un telescopio gigante en Australia tiene a científicos haciendo múltiples investigaciones.
1 de enero, 2021
Comparte

Una extraña emisión de ondas que pudo llegar a la Tierra desde un planeta extrasolar está siendo investigada como un indicio de vida extraterrestre.

Los expertos indican que hay indicios de que la señal llegó desde Próxima Centauri b, una “supertierra” que tiene superficie rocosa, que se cree que alberga agua líquida y que está a 4,2 años luz de la Tierra.

Incluso algunas mediciones arrojaron la hipótesis de que tiene una atmósfera.

Este planeta forma parte del sistema estelar Alfa Centauri, el más cercano al Sol.

Las ondas fueron detectadas en 2019 por un radiotelescopio gigante ubicado en Australia y desde entonces diferentes equipos buscan entender el hallazgo.

Y entre las hipótesis que se manejan es que el origen tenga que ver con alguna forma de vida fuera de la Tierra.

“Fue una señal que apareció una vez y no volvió a repetirse. Tenía una frecuencia que no emiten los dispositivos terrestres como los satélites y las naves”, explica a BBC Mundo Mar Gómez, doctora en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid.

La detección

El Observatorio Parkes se encuentra en Nuevo Gales del Sur, Australia. Lo llaman “el plato” por el radiotelescopio que funciona allí desde hace 50 años y que fue el que recibió la extraña señal.

Fue usado en varias misiones espaciales y comparte información con diferentes entidades como la NASA.

Telescopio de Australia

Getty Images
La extraña señal fue detectada en Australia.

“Estamos hablando de un telescopio muy importante y hay que recordar que se utilizó para recibir imágenes del aterrizaje del Apolo 12 en la Luna”, indica Gómez.

La investigadora añade que el observatorio también coordina con misiones como los proyectos de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés).

La extraña emisión de ondas ha llamado la atención entre los científicos.

“Como en el espacio no hay sonido, la única forma que tenemos de comunicarnos, por así decirlo, son ondas de radio. Nosotros podemos emitirlas al espacio exterior y, quizás, desde otro planeta o sistema estelar exista una forma de vida que intente comunicarse”, explica.

El proyecto Breakthrough Listen, que se dedica a la observación y el análisis en búsqueda de señales de vida en el Universo, también se encuentra al tanto.

Se trata de un fondo de US$100 millones que en el momento de su lanzamiento (2015) contó con el apoyo de Stephen Hawking.

De acuerdo a información obtenida por el medio británico The Guardian, Breakthrough Listen publicará un reporte sobre la investigación de esta señal en los próximos meses.

Telescopio

Getty Images
El telescopio gigante está ubicado en el sureste de Australia.

Gómez indica que por ahora hay mucho hermetismo en la comunidad científica respecto a las ondas que pudieron llegar desde Próxima Centauti b.

La NASA califica a Próxima Centauri b como un exoplaneta ligeramente más grande que la Tierra (1,27 más grande). Fue descubierto en 2016.

Búsqueda de vida extraterrestre

Son cada vez más los científicos que plantean que se debe tomar más en serio la búsqueda de vida extraterrestre.

Pallab Ghosh, corresponsal de ciencia de la BBC, reportó en febrero que ese fue uno de los pedidos en una reunión de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia en Seattle.

En aquella oportunidad, el director del Observatorio Nacional de Radioastronomía de EE. UU., Anthony Beasley, afirmó que debería haber más apoyo de Washington para ese campo de investigación, que ha sido rechazado por quienes financian proyectos gubernamentales durante décadas.

La NASA también tiene sus proyectos al respecto y fue más allá de la observación astronómica.

En julio de este año lanzó la misión del robot explorador Perseverance para buscar vestigios de vida en Marte.

Esta es la primera misión de la NASA que busca directamente “firmas” o signos biológicos de vida desde la de Viking en la década de 1970.

Modelo de Perseverance

NASA / JPL-CALTECH
Perseverance explorará Marte durante al menos un año marciano (unos 687 días terrestres).

Justamente es en esa época que se mandó la primera señal desde la Tierra esperando contactar a civilizaciones en el espacio.

Gómez explica que todos estos proyectos son relevantes porque aunque sea un hallazgo de bacterias o microbios en otros planetas, puede ser una de las noticias científicas más importantes en la historia.

“Es la mayor inquietud. El hecho que pueda existir cualquier forma de vida y encontrarla nos va a permitir conocer nuestros propios orígenes y cómo se puede desarrollar la vida. Básicamente es la pregunta final de nuestra existencia”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qKGT8_94Sjk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.