close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esa luz que nos deslumbra, el libro que muestra otra cara del 68 (capítulo de regalo)

Fabrizio Mejía presenta en su nuevo libro el rostro del gobierno, el del ejército y la gente que nunca se enteró del movimiento estudiantil que se fraguó en 1968.
29 de septiembre, 2018
Comparte

Eduardo Valle, conocido como “El Búho”, fue exdirigente del Consejo Nacional de Huelga y participó en el movimiento estudiantil de 1968. Durante la histórica Marcha del Silencio él fue el único orador donde mencionó la frase: Esa luz que nos deslumbra, título que el escritor Fabrizio Mejía Madrid acunó para su nuevo libro.

“No es una novela sobre el lado de los estudiantes que es lo que siempre vemos, es una historia que cuenta el lado del gobierno, el lado del ejército, de la gente que de veras no se enteró lo que estaba sucediendo entre los universitarios de la Ciudad de México, entre el Poli y la UNAM”, dijo el autor Fabrizio Mejía en entrevista para Animal Político.

Del lado del gobierno, Mejía Madrid contrapone la situación política con un sexenio liderado por el presidente Gustavo Díaz Ordaz, que ordenó la matanza de los estudiantes, con un país donde los jóvenes se rebelaron contra la autoridad.

Mejía señaló que una de las razones por las que escribió este libro fue la idea de transmitir la memoria de los eventos de hace 50 años a la nueva generación, “según yo, no falta nada está todo lo que pasó, incluso cosas que no pasaron en el DF como lo de Canoa”.

A 50 años del movimiento estudiantil

Para Fabrizio el movimiento estudiantil del 68 fue una participación fuera de los canales de convocatoria de la autoridad contra la autoridad.  Ese hecho hizo del 68 un origen mítico en el sentido más antropológico de la palabra donde, todo lo que pasa -cuando se trata de participación directa de la gente, la ciudadanía o de rebelión- se dice que tiene un origen en el 68”.

Con 40 episodios en Esa luz que nos deslumbra, el autor lleva al lector por un recorrido de la historia, con “un ejercicio de soberanía nacional en el sentido más puro, es decir, no es una rebelión armada, ni uno solo de los participantes en el 68 se fue a la guerrilla. No hay uno solo, ni con la vía armada ni con la vía electoral”.

Mejía Madrid agregó: “los estudiantes no estaban pidiendo elecciones libres ni que hubiera IFE, si estaban en la calle y pedían hablar con el presidente es porque los desaparecían, los encarcelaban. Tan simple y poderoso como eso”.

El 68 y las nuevas generaciones

Hablar del movimiento estudiantil de 1968 a cinco décadas de que aconteciera muestra la reivindicación de los jóvenes mexicanos al momento de rebelarse y alzar la voz ante el gobierno y las autoridades en turno, por ello, una de las organizaciones más importantes del movimiento fue tener representación por escuela en el Consejo Nacional de Huelga. “Una representación que era irrevocable por las asambleas de las escuelas”.

“Las asambleas de las escuelas no eran tampoco autoridad, no había una dirigencia como tal, los que manejaban el movimiento eran las brigadas, eran los comités de lucha de cada escuela y para pertenecer a un comité de lucha bastaba con que te presentaras a la asamblea”.

A decir del autor, el chiste de una generación es que desobedezca, que se rebele. Creo que una de las cosas más importantes de la generación millennial, es este cuidado que tiene con los conceptos, los datos, las cosas que se dicen, es decir, toda la parte verificatoria del lenguaje y de las cifras, los hechos.

¿Por qué leer Esa Luz que nos deslumbra?, se le preguntó al autor.

“Es un libro que hice con la idea de transmitir la memoria de los eventos de hace 50 años a la nueva generación, donde las referencias históricas permiten al lector entender los hechos que acontecen en películas y documentales”.

“En las referencias fílmicas del 68 de esos años está Canoa que nada más son reacciones a trabajadores, que ni siquiera son estudiantes, sino trabajadores de la Universidad de Puebla que creen que les van a quitar a sus hijos y quemar la iglesia, entonces los matan”.

Otra de las referencias a las que hace mención el autor es la película Rojo Amanecer desde una de las perspectivas de uno de los departamentos de Tlatelolco; el largometraje Tlatelolco de Carlos Volado “que en realidad se centra -y él lo ha dicho como autocrítica- en una historia de amor  y no tanto en los hechos”, así como  El Grito, un documental hecho por estudiantes del CUEC, “igual es un poco confuso si no se tienen las referencias de qué es lo que está pasando”.

Fabrizio Mejía Madrid nació en México en el año de 1968. Es escritor y periodista, es autor de 30 libros entre los que destaca novelas, novelas históricas, crónicas y un cómic o novela gráfica.  Desde 2001 escribe en la revista Proceso y desde hace dos años es columnista semanal en ese mismo medio, además de haber colaborado en el diario La Jornada.

Animal Político con autorización del autor Fabrizio Mejía Madrid y bajo el sello de Editorial Grijalbo trae para ti un Capítulo de Regalo de la obra Esa luz que nos deslumbra.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

6 métodos extraños que usaban en el pasado para evitar los embarazos

Te contamos algunos de los métodos más raros que empleaban muchas mujeres de antaño.
28 de abril, 2019
Comparte
Pareja

Getty Images
Algunos métodos no solo no eran eficaces, sino que podían resultar peligrosos.

Quienes quieren disfrutar del sexo sin riesgo de embarazo tienen, hoy día, numerosos métodos anticonceptivos a su disposición.

Muchas mujeres prefieren la píldora mientras que otras se inclinan por un dispositivo intrauterino hormonal o un diafragma, y hay quienes optan por el condón ya que además de servir para evitar el embarazo, ofrece protección contra las enfermedades de transmisión sexual.

¿Pero cómo se cuidaban las mujeres o las parejas en el pasado, antes de que se desarrollaran estos métodos científicos con resultados probados?

Aquí compartimos algunos de los métodos más llamativos (y algunos incluso peligrosos).

Heces de cocodrilo

Para evitar el embarazo, las mujeres en el antiguo Egipto recurrían a un método tan curioso como oloroso.

Cocodrilo

Getty Images
La idea era crear una barrera ácida que frenara al esperma.

Se insertaban dentro de la vagina o en la vulva una sustancia pastosa hecha con excremento de cocodrilo y leche ácida.

Lo que se buscaba con este ungüento era crear una barrera ácida que impidiese el paso del esperma.

Es difícil creer que este método antihigiénico haya resultado efectivo, a menos que su eficacia haya radicado en el olor de la mezcla, o incluso en la idea misma, capaz de quitarle el deseo hasta al más apasionado.

Otro método empleado por aquellas reacias a introducirse heces en la vagina era una mezcla de miel y bicarbonato de soda.

Pesario de bloque

El pesario de bloque se utilizaba como método anticonceptivo hacia finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX en Europa.

Este incómodo dispositivo se colocaba en el cuello del útero de la mujer por hasta cuatro meses.

Se creía que evitaba que los embriones fertilizados recién formados se implantaran en el útero y comenzaran a desarrollarse.

Algunos estaban hechos de goma, metal o hueso.

Además de ser dolorosos, provocaban infecciones y, con frecuencia, eran expulsados por el cuerpo de las mujeres.

Saltar hacia atrás

El ginecólogo griego Soranus recomendaba a las mujeres en el siglo II a saltar hacia atrás siete veces y a estornudar inmediatamente después de mantener relaciones sexuales para evitar el embarazo.

Mujer estornudando

Getty Images
Primero saltar y luego estornudar para expulsar al semen del cuerpo.

Si bien Soranus no explica en detalle cómo debe hacer la mujer para provocarse un estornudo, el argumento detrás de esta idea es que la fuerza del estornudo provoca la expulsión del semen del cuerpo de la mujer.

Demás está decir que se trata de un método completamente inútil.

Condones de oveja y pescado

Durante la Revolución inglesa (entre 1642 y 1688), los soldados del rey Carlos I fueron provistos de condones hechos con intestinos de pescado y oveja para protegerlos de enfermedades de transmisión sexual.

Pero no solo los soldados los usaban.

Hacia finales del siglo XVIII, en Londres, por ejemplo, había dos tiendas dedicadas exclusivamente a la venta de condones.

Ilustración de un hombre en el siglo XVIII

Getty Images
Muchos hombre usaban los condones, los lavaban y los volvían a utilizar

Estos adminículos de intestino de oveja debían ser remojados en agua por un par de horas antes de usarse, para que hacerlos más flexibles y fáciles de colocar.

Se los ataba en la base del pene con un cordón para mantenerlos en el lugar y, después de usarlos, se los lavaba cuidadosamente, se los dejaba secar, y se los guardaba para la próxima ocasión.

En el siglo XVIII, el mujeriego y seductor Casanova optó por los condones de lino.

Siempre los inflaba primero para verificar que no hubiese filtraciones.

Beber mercurio

En el siglo VII en China, se les recomendaba a las mujeres beber una tintura de metal tóxico para evitar el embarazo.

Mercurio

Getty Images
La poción hecha en base a mercurio debía ingerirse con el estómago vacío

Una de las recetas médicas indicaba freír mercurio con aceite.

Esta poción debía ingerirse con el estómago vacío.

Es posible que haya servido para evitar el embarazo, pero esta mezcla venenosa provocaba esterilidad y, en muchos casos, una muerte agónica.

Testículos de comadreja

En Europa, durante la Edad Media los testículos de la comadreja eran apreciados como anticonceptivos.

La Trotula, una guía médica femenina escrita en el siglo XII, recomienda cortar los testículos de estos animales vivos, envolverlos en piel de ganso, y usarlos como amuletos para evitar el embarazo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.