Marduk, la banda sueca de rock metálico que causa rechazo en América Latina por sus letras
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Marduk, la banda sueca de rock metálico que causa rechazo en América Latina por sus letras

La banda no ha sido bien recibida en varios países del continente por su letras consideradas "satánicas". Incluso, hay peticiones para que no se presenten en países como Ecuador, Panamá, Costa Rica, El Salvador y México.
29 de septiembre, 2018
Comparte

Tras proponerse crear “el acto de metal más brutal y blasfemo”, el guitarrista sueco Morgan Steinmeyer formó la banda Marduk en 1990.

Ese es el origen, según su página web, de este grupo de black metal que las últimas semanas está causando polémica en varios países de América Latina.

El anuncio de que estará de gira en la región desde fines de septiembre hasta mediados de octubre ha desatado airadas reacciones de ciudadanos y políticos.

El motivo principal son los nombres de sus canciones y sus letras, supuestamente anticristianas, o “diabólicas” y “satánicas”, como las califican algunos.

¿Qué dicen sus versos y de verdad son tan oscuros?

“Asquerosa, satánica, corrupta”

Marduk iba a tocar en Pasto y en Bogotá, Colombia, el 3 y 5 de octubre. El anuncio de su llegada generó reacciones inflamadas, como la del concejal de Bogotá Marco Fidel Ramírez.

“Como concejal de la familia, como concejal de los cristianos, como hombre creyente, rechazo categóricamente la pretensión de presentar en Colombia (…) a esta asquerosa, satánica, corrupta y blasfema banda de rock sueca”, afirmó durante una sesión municipal en septiembre, según la revista Semana.

Ramírez incluso creó el hashtag #MardukFueraDeColombia y le pidió al presidente de Colombia, Iván Duque, que impida la entrada de Marduk al país.

El jueves, la Secretaría del Gobierno de Bogotá cerró por 10 días el “Ace of Spades”, el club donde Marduk iba a tocar.

El local no cumplía con el pago de derechos de autor y del servicio de bomberos, según Miguel Uribe Turbay, secretario de gobierno de la capital colombiana.

El concierto en Pasto, en el oeste de Colombia, previsto para el 3 de octubre, por ahora sigue en pie.

“Siervos de Satán”

En Guatemala, el rechazo a Marduk provino de la ciudadanía, pero también de algunos congresistas.

En el portal Change.org empezó a circular la petición “No queremos a Marduk en Guatemala”, que hasta el viernes había reunido más de 65.000 firmas.

“(…) en sus canciones maldicen y profanan a Dios y a la biblia. Es escalofriante ver las imágenes de sus videos y aún peor la traducción de sus canciones (…) Por favor envía este mensaje a todos los hermanos en la fe, para orar e impedir que a través de estos siervos de Satán nuestra juventud quede atrapada en sus engaños y maldiciones”, dice la petición publicada en internet.

Marduk

Getty Images
Las letras de Marduk desatan la ira de los cristianos.

Además de esta iniciativa, el diputado Aníbal Rojas envió una carta al ministerio guatemalteco de Cultura en la que proclama su repudio a la banda.

“La letra de sus canciones es destructiva y atenta contra los valores morales, ya que predican las ideas de muerte que predicaba el Tercer Reich (de quien se dice profesaba el paganismo y el misticismo) durante el periodo nacional socialista alemán”, dice la misiva del legislador, según la agencia de noticias EFE.

El miércoles, el Congreso aprobó un decreto para que el Instituto Guatemalteco de Migración impida que el grupo entre al país, donde se presentará el 11 de octubre.

Pero el Instituto aún no dice si acatará la medida o no.

Más protestas

Desde su inicio, Marduk ha hecho honor a los adjetivos que le dedican sus críticos, como cuando debutó con la maqueta “Fuck Me Jesus” (Fóllame Jesús), en 1991.

La banda, que toma su nombre de un dios de Mesopotamia, canta versos como los de “Jesus Christ Sodomized”, incluida en el álbum “La gran danza macabra”.

El tema dice “Jesús, hipócrita, serás el primero en freírse / Jesús, desprecio y derrota, cállate y muere / Jesús, sodomizado”.

Representación del dios Marduk como un dragón.

Getty Images
Marduk era un dios de Mesopotamia y se le consideraba patrono de Babilonia.

Algunas de las canciones de Marduk también hacen referencia al Tercer Reich (régimen nazi de Alemania) y la Segunda Guerra Mundial, por lo que también se ha ganado el rechazo de grupos antifascistas.

La banda tiene programado un concierto en Chile.

En este país, una usuaria identificada como “Luz” lanzó una campaña en change.org, con casi el mismo texto de la petición de Guatemala.

Esta misma demanda ha circulado en Ecuador, Panamá, Costa Rica, El Salvador y México, países donde la banda también tiene conciertos programados desde fines de septiembre hasta mediados de octubre.

En El Salvador, la Asamblea aprobó un “recomendable” para que el ministerio de Gobierno no autorice el evento de Marduk.

Esta entidad dijo en Twitter que no ha dado ningún permiso para el concierto.

La banda ya se presentó en Brasil, Bolivia y Argentina en septiembre.

Hasta el viernes, Marduk no se había pronunciado sobre el rechazo que generan sus conciertos.

BBC Mundo intentó comunicarse con representantes de la banda, pero no recibimos respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Juez ordena a la FGR iniciar investigación sobre masacre de Camargo

La decisión del juez obliga a la FGR a abrir una investigación en los próximos tres días. A partir de ahí deberá verificar si existen delitos federales. Esta iniciativa tendrá que ser del conocimiento de las víctimas indirectas.
Cuartoscuro
Comparte

El Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Tamaulipas, con sede en Reynosa, Gerardo Eduardo García Salgado, determinó que la Fiscalía General de la República deberá iniciar una carpeta de investigación sobre la masacre de Camargo, Tamaulipas, en los próximos tres días. Hasta el momento la investigación estaba en manos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas (FGJE) ya que la institución que dirige Alejandro Gertz Manero había rechazado asumir las competencias a pesar de contar con agentes especializados como los de la Unidad Especial de Investigación de Delitos para Personas Migrantes. 

Tras la masacre, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, rechazó similitudes con otras matanzas contra migrantes perpetradas en Tamaulipas, como la muerte de los 72 en San Fernando en 2010. Aseguró que la diferencia estaba en que ahora no habría “impunidad”. Sin embargo, desde ese momento las autoridades federales se mantienen al margen de la investigación, dejando que sea la fiscalía estatal la que se haga cargo. 

La Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho presentó una demanda ante la FGR alegando que también existen delitos del ámbito federal que deben ser investigados. La respuesta de la institución que dirige Alejandro Gertz Manero fue negativa, y alegó que el caso se iba a quedar en Tamaulipas.

La decisión del juez obliga a la FGR a abrir una carpeta de investigación en los próximos tres días. A partir de ahí deberá verificar si existen delitos federales. Esta iniciativa tendrá que ser del conocimiento de las víctimas indirectas, que son los familiares de los 16 migrantes guatemaltecos y de tres mexicanos que, se presume, trabajaban ayudando a cruzarlos al otro lado. 

Entre los argumentos esgrimidos por el juez están que los agentes del Ministerio Público no pueden omitir su deber de iniciar una investigación ni descartar su competencia, que la existencia de una investigación estatal no impide que las autoridades federales inicien sus propias pesquisas y que nos encontramos ante una grave violación de los derechos humanos. 

Los hechos ocurrieron el pasado 22 de enero, cuando fueron hallados 19 cuerpos calcinados en Camargo, Tamaulipas. De ellos, 16 correspondían a migrantes guatemaltecos que se encontraban en tránsito hacia Estados Unidos. De hecho, fueron sus familiares los que avisaron de la masacre después de recibir la llamada de los coyotes advirtiendo que habían sido atacados. Posteriormente se supo que al menos cinco migrantes sobrevivieron al ataque por ir en un vehículo distinto y que se encuentran en Estados Unidos, donde prestaron declaración como testigos protegidos. 

Apenas diez días después de la masacre fueron detenidos 12 policías estatales que permanecen en prisión acusados de homicidio, abuso de autoridad y falsedad documental, ya que la FGJE sospecha que alteraron pruebas en el lugar del crimen.

En el lugar apareció también una camioneta Toyota Sequoya que meses antes fue asegurada en un operativo contra el tráfico de personas en Nuevo León. Debido a esto, ocho agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) fueron apartados de su puesto. 

La masacre de Camargo está rodeada de incógnitas. Por el momento solo se sabe que hay 12 policías estatales en prisión y que fueron vinculados a proceso. Sin embargo, no se ha conocido el contenido de sus declaraciones ante el juez ya que el Poder Judicial clasificó el contenido de las audiencias

Los cuerpos de los 16 migrantes fueron repatriados a Guatemala el pasado 15 de marzo. La mayoría de ellos eran indígenas mam de Comitancillo, en departamento de San Marcos, una zona pobre y rural del noroeste del país centroamericano con mucha tradición de migración hacia Estados Unidos. 

“Esta resolución es un importante precedente a fin de reconocer la dimensión social de las consecuencias de las graves violaciones de derechos humanos, que nos afectan a todos como sociedad, así como establecer con claridad las obligaciones de las autoridades fiscales en torno a la investigación de los delitos, cuyo avance no puede depender de la información que aporten víctimas o demandantes”, dijo en un comunicado la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, que recordó que “la verdad y la justicia son un derecho fundamental de las victimas y de la sociedad que debe ser garantizado a cabalidad por el Estado mexicano”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.