close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
INAH
Alianza en la Ciudad de los Dioses: hallan nueva evidencia del contacto entre mayas y teotihuacanos
Restos de pintura mural de la Plaza de las Columnas “nos permite afirmar la presencia de las élites mayas en Teotihuacan, y que ésta no fue periódica y con fines rituales, sino permanente", indicó un especialista japonés citado por el INAH.
INAH
Por AFP
23 de septiembre, 2018
Comparte

La élite de la mítica cultura Maya, originaria del sur de México y Centroamérica, residió en la ciudad prehispánica de Teotihuacan, al norte de la capital, según hallazgos revelados este sábado por el INAH, que confirman la relación entre dos altas civilizaciones separadas por unos 1,300 kilómetros.

Los descubrimientos fueron realizados en el área denominada Plaza de las Columnas de Teotihuacan, la cuarta más grande del conjunto de 264 hectáreas, localizada entre las pirámides del Sol y de la Luna, y al oeste de la Calzada de los Muertos, tres de los espacios más conocidos del centro arqueológico al norte de la Ciudad de México.

En 2016, relataron los especialistas, se confirmó el hallazgo de más de 500 fragmentos de pintura mural, muchos de los cuales destacan por poseer estilo maya.

“En distintos espacios del montículo norte, un equipo arqueológico descubrió restos de un mural de ese estilo y una acumulación de material que incluía fragmentos de cerámica maya”, agregó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en un comunicado.

El hallazgo de los restos de pintura mural “nos permite afirmar la presencia de las élites mayas en Teotihuacan, y que ésta no fue periódica y con fines rituales, sino permanente”, dijo Saburo Sugiyama, uno de los directores arqueológicos del complejo, citado en el comunicado.

“Es probable que los artistas que hicieron estos murales, y los funcionarios mayas de más alto rango político, habitaran en un edificio al norte de dicho montículo”, agregó Sugiyama, que trabaja en Teotihuacan hace 38 años.

Perfecta iconografía maya

Aunque los fragmentos de mural no han sido reconstruidos todavía, se puede identificar una amplia gama de colores (blanco, rojo, ocre, verde) y pequeñas figurillas humanas similares a las de otros sitios teotihuacanos.

La presencia de glifos mayas, el estilo fluido, el dominio de la línea y su naturalismo, son obra de artistas “que conocían a la perfección la iconografía de las tierras bajas del sur maya”, destacó el experto japonés.

El proceso de excavación en la Plaza de las Columnas permitió determinar que algunas de sus estructuras sirvieron para actividades administrativas, ceremoniales y probablemente como residencia de las élites teotihuacana y maya, al menos hacia 350 d.C., cuando ambas dominaban el panorama en pleno periodo Clásico en Mesoamérica.

“Eran parte de un edificio donde el Estado coordinaba interacciones con las élites mayas, o donde los mayas intervenían en asuntos rituales o administrativos”, detalló Sugiyama, investigador de la Universidad Estatal de Arizona.

Como antecedente de este descubrimiento están los textos epigráficos localizados en urbes prehispánicas como Tikal, en Guatemala, que refieren el contacto que ambas culturas sostuvieron hacia el siglo IV de nuestra era.

Sin embargo, había poca evidencia de este contacto en Teotihuacan, término náhuatl que significa Ciudad de los Dioses.

Alianza de teotihuacanos y mayas

La investigación en la Plaza de las Columnas, que abarca alrededor de 300 metros de longitud por 250 metros de ancho, y posee tres montículos piramidales que sobrepasan los 15 metros de altura, se inició hace cuatro años, precisó el INAH.

En ella participaron el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), las universidades Estatal de Arizona, George Mason y Harvard (Estados Unidos), y la Universidad de la Prefectura de Aichi (Japón).

Otro hallazgo que refuerza la idea de presencia maya se ubicó en un cúmulo de desechos a un lado del montículo norte, y a pocos metros del pie del mismo.

Allí se halló la tapa de un vaso con una escena esgrafiada en la que destacan personajes mayas portando tocados de cola de lobo, símbolo de la élite teotihuacana, “lo que parece reforzar la hipótesis de la alianza entre ambos grupos”, destacó el INAH.

El equipo arqueológico localizó otro contexto singular cerca de la Calzada de los Muertos. Ubicado a tres metros de profundidad estaba un depósito ritual — de 5×3 metros — compuesto de huesos humanos.

Se recuperaron 2,600 fragmentos óseos, la mayoría de ellos con huellas de corte, “señal de que numerosos individuos (aún no se tiene un aproximado de cuántos) fueron sacrificados en un mismo momento hacia 400 d.C.”, reveló la institución.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Qué es el "zoológico galáctico", la teoría que explica por qué no encontramos vida extraterrestre
Tienen sentido pensar que no seamos los únicos que habitamos este universo. Pero, si es así, ¿por qué nunca hemos conocido a nuestros vecinos cósmicos? Un grupo de científicos se reunió para analizar una de las posibles respuestas a esta pregunta que causa tanta intriga.
29 de marzo, 2019
Comparte

¿Por qué tanta indiferencia? Si somos solo un diminuto punto en medio de un gigantesco universo, es posible que en alguno de esos rincones interestelares haya vida.

Pero, si es así, ¿por qué no nos hablan?

Este es uno de los misterios favoritos de la ciencia ficción, pero si lo pensamos bien, también encierra una cuestión existencial.

¿Será que nos tienen miedo?, ¿o simplemente les parecemos demasiado aburridos?, ¿o será que sí intentan comunicarse pero no nos damos cuenta?

Estas preguntas fueron debatidas por un grupo de astrofísicos, biólogos, sociólogos, sicólogos e historiadores, que se reunieron hace unos días en el Museo de la Ciencia y la Industria en París, Francia.

Estos investigadores son parte de la organización Mensajes a Extraterrestres Inteligentes (METI), que se dedica al envío de señales interestelares con la esperanza de recibir, algún día, una respuesta.

espacio

Getty
¿Será que los extraterrestres nos están ignorando?

El gran silencio

Parece contradictorio que, a pesar de que es muy probable que haya vida en otros planetas, nunca hayamos logrado contactarla.

Los estudiosos de estos temas se refieren a esta aparente contradicción como “el gran silencio”.

También le llaman la “Paradoja de Fermi, pues el físico italiano Enrico Fermi fue quien planteó la pregunta en 1950.

Una de las misiones de METI es descifrar por qué nuestros posibles vecinos cósmicos nos ignoran.

Durante su reunión, los investigadores discutieron una de las explicaciones que ellos consideran “más controvertidas”. Se trata de la llamada “hipótesis del zoológico”.

zoológico

Getty
¿Será que vivimos en un zoológico galáctico sin darnos cuenta?

“Quizás los extraterrestres están vigilando a los humanos en la Tierra, de la misma manera en que nosotros observamos a los animales en el zoológico”, dijo en un comunicado el astrobiólgo Douglas Vakoch, presidente de METI.

“¿Cómo lograr que los guardianes de este zoológico galáctico se revelen?”.

Cuarentena galáctica

Para algunos científicos, la razón de que esos guardianes no se hayan revelado es que podría resultar peligroso.

“Experiencias pasadas muestran que cualquier encuentro de dos civilizaciones es peligroso para ambas”, dijo la astrofísica Danielle Briot, quien trabaja para el Observatorio de París.

“Sabiendo eso, los extraterrestres civilizados no tratarán de comunicarse con nosotros”.

nave

Getty
Algunos expertos opinan que sería peligroso contactar a los extraterrestres.

Jean-Pierre Rospars, director del Instituto Nacional de Investigación en Agricultura de Francia, tiene una hipótesis similar.

“Parece probable que los extraterrestres estén imponiendo una ‘cuarentena galáctica’, dice Rospars”. “Se dan cuenta de que sería culturalmente perjudicial que sepamos de ellos”,

¿Es buena idea contactarlos?

Vakoch propone que los humanos debemos buscar “alternativas más activas” para contactar a los extraterrestres.

“Si fuéramos a un zoológico y de repente una cebra nos mirara a los ojos y comenzara a escribir una serie de números primos con su pata, eso establecería una relación radicalmente diferente entre nosotros y la cebra, y nos sentiríamos obligados a responder“, dice el científico.

“Podemos hacer lo mismo con los extraterrestres, transmitiendo señales de radio poderosas, intencionadas y ricas en información a las estrellas cercanas”.

extraterrestres

Getty
El tema extraterrestre genera polémica.

Pero este es un tema polémico.

En 2004, por ejemplo, en entrevista con National Geographic, el físico Stephen Hawking dijo que un posible contacto con alienígenas “sería un desastre”.

“Los extraterrestres probablemente estarían muy adelantados respecto a nosotros (…). Creo que debemos quedarnos con la cabeza gacha“, agregó.

En 2010, retomó esa idea en el canal Discovery Channel.

“Con tan solo mirarnos a nosotros mismos podemos ver cómo la vida inteligente podría resultar ser algo que no nos gustaría conocer”, dijo Hawking.

La hipótesis del zoológico galáctico alimenta el debate sobre la posibilidad de vida extraterrestre, pero lo cierto es que la pregunta que todos nos hacemos sigue sin respuesta: ¿Estamos solos en el universo?


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


https://www.facebook.com/bbcmundo/posts/10157460396404665


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t= 

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.