¿Qué causó el incendio en el Museo Nacional de Brasil?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Reuters

¿Qué causó el incendio en el Museo Nacional de Brasil?

Los primeros testimonios de quienes trabajaban en el museo apuntan a que más de un empleado ya había expresado su preocupación por la falta de fondos y el ruinoso estado de las instalaciones.
Reuters
Por BBC Mundo
3 de septiembre, 2018
Comparte

El museo albergaba un sinnúmero de piezas tanto de la historia de Brasil como de otros países.

A cualquier desastre o accidente le siguen las preguntas de si se pudo haber evitado y qué lo provocó.

Este domingo el Museo Nacional de Brasil quedó en ruinas luego de que un incendio acabara casi por completo con una de las colecciones de antropología e historia natural más grandes de la región.

Y los primeros testimonios de quienes trabajaban en el museo -el más grande y antiguo del país- apuntan a que más de un empleado ya había expresado su preocupación por la falta de fondos y el ruinoso estado de las instalaciones.

Por su parte, el ministro de cultura brasileño, Sergio Sa Leitão, describe el desastre como “una tragedia inconmensurable” que “podía haberse evitado”.

El incendio comenzó en la noche del domingo después de que el edificio (un antiguo palacio del siglo XIX) quedara cerrado a las visitas diarias del público.

Las autoridades brasileñas no demoraron en comenzar a investigar las posibles causas de una tragedia que arrasó con la mayor parte de unos 20 millones de artículos de valor histórico y cultural, incluidos los restos humanos más antiguos encontrados en América.

Dos teorías

Varios medios brasileños reprodujeron este lunes las teorías que podrían esclarecer las causas del desastre.

Firefighters try to extinguish a fire at the National Museum of Brazil in Rio de Janeiro, Brazil on 2 September 2018.
Reuters

Los pequeños globos aerostáticos conocidos como “baloes” han causado varios incendios en Brasil en el pasado.

El ministro de Cultura habló de dos líneas de investigación: la caída de un pequeño globo aerostático y un cortocircuito, según el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

En Brasil, estos globos son llamados “baloes” y se utilizan especialmente durante las fiestas “juninas”, una celebración tradicional que se realiza a mitad de año en algunas ciudades del país.

Respecto al posible cortocircuito, este se podría haber generado en el laboratorio audiovisual del museo.

“Parece que el fuego comenzó por encima, en lo alto, y fue bajando”, dice Leitão, en Radio Eldorado, una estación del diario brasileño Estadao.

El ministro asegura que cuando todo comenzó la brigada contra incendios ya no estaba en el museo, sino que sólo había cuatro vigilantes, quienes tardaron en percibir el fuego.

“Cuando lo hicieron ya era imposible que actuaran”, lamentó.

Los “baloes”, que se elevan al calentarse el aire de su interior por una pequeña llama, lucen casi exactamente a un globo aerostático regular, solo que son más pequeños.

Los incendios causados por estos globos no son raros en Brasil.

De hecho, en julio de este año un pabellón de Riocentro (uno de los más importantes centros de exposición de la ciudad Río de Janeiro) fue consumido por las llamas en un evento que incluía estos artefactos.

Algo similar pasó en el Velódromo Olímpico de Río, en 2017.

“Una gran ira”

Una empleada del museo llora.

Reuters
Los empleados, muchos de los que habían emitido quejas sobre el estado de las instalaciones, están destrozados.

El subdirector adjunto del museo, Luiz Fernando Dias Duarte, expresó “una gran ira” tras el suceso y acusó a las autoridades brasileñas de “falta de atención”.

“Luchamos hace años, durante diferentes gobiernos, para obtener recursos que nos permitan preservar adecuadamente todo lo que se destruyó hoy”, dijo.

Un tercio de las 30 salas de exhibición del museo había sido cerradas debido a recortes presupuestarios, según el Folha de Sao Paulo.

Una gran exhibición de dinosaurios, que fue forzada a cerrar luego de un ataque de termitas hace cinco meses, se había reabierto recientemente gracias a una campaña de crowdfunding, agrega el reporte.

El bibliotecario del museo, Edson Vargas da Silva, dijo a los medios locales que el edificio tenía pisos de madera y contenía “muchas cosas que se queman muy rápido”, como documentos de papel.

El museo es administrado por la Universidad Federal de Río de Janeiro y el gobierno federal ha estado luchando con enormes desequilibrios presupuestarios en los últimos años.

En 2017, el déficit del PIB del país alcanzó alrededor del 8%. Y el estado de Río de Janeiro (donde se encuentra ubicado el museo) también enfrenta una crisis presupuestaria.

Un bombero trabajando en el lugar.

Reuters
Los bomberos pudieron rescatar algunas piezas de entre las llamas.

Una dura metáfora de una ciudad en crisis

Por Katy Watson, corresponsal de BBC en Sudamérica

No es solamente la historia brasileña la que se ha incendiado. Muchos ven esto como una metáfora de la ciudad y del país, en su conjunto.

Rio de Janeiro está en crisis. La creciente violencia, el profundo declive económico y la corrupción política se han combinado para hacer que la ciudad sea una sombra de lo que fue alguna vez.

En 2016, Brasil fue sede de los Juegos Olímpicos, en los que la nación invirtió miles de millones de dólares.

Pero la resaca del evento deportivo ha afectado mucho a Río. A esto se agrega el hecho de que el gasto federal se ha reducido drásticamente y, con el aumento de la violencia, el turismo también han disminuido.

Este fue un museo que muchos alertaron como ignorado y sin fondos por mucho tiempo, y que ahora trajo devastadoras consecuencias para el patrimonio de Brasil.


¿Qué contenía el museo?

Sus 20 millones de artefactos incluyen fósiles, huesos de dinosaurios y un esqueleto de 12.000 años de una mujer conocida como “Luzia”, ​​la persona más antigua descubierta en Sudamérica.

Una pieza a destacar para muchos fue el meteorito Bendegó, que pesaba más de cinco toneladas y se descubrió en la región de Minas Gerais en el siglo XVIII.

El edificio también albergaba objetos que abarcaban el período desde la llegada de los portugueses (siglo XVI) hasta la declaración de Brasil como república, en 1889.

Vista aérea del museo destruido.

AFP
El ministro de cultura de Brasil dijo que una reconstrucción de las instalaciones se llevará a cabo.

La colección de etnología tenía piezas únicas de la era precolombina y artefactos de culturas indígenas. El museo también albergaba varias piezas de la época greco-romana y de Egipto.

El museo se estableció en 1818, con el objetivo de promover la investigación científica poniendo su colección a disposición de los especialistas.

El ministro de Cultura de Brasil dijo a la prensa local que se llevará a cabo un esfuerzo de reconstrucción, aunque no se conoce cuándo.


Incendios notables en otros museos del mundo:

  • • 1865: Nueva York, Estados Unidos. El Museo Americano de Barnum quedó destruido: dos ballenas murieron quemadas en sus tanques.
  • • 2015: California, Estados Unidos. El Museo JKL Telephony quedó destruido durante un incendio en septiembre.
  • • 2016: Nueva Delhi, India. El Museo Nacional de Historia Natural terminó con sus seis pisos reducidos a cenizas.
  • • 2018: Washington, Estados Unidos. El Museo de Historia de Aberdeen sufrió la destrucción de varias exposiciones relacionadas con el fallecido cantante estadounidense Kurt Cobain, en junio.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Orsetta Bellani

Habitantes de Pantelhó rechazan al alcalde electo, quieren desaparición de poderes

El alcalde ganador de la elección Raquel Trujillo tomó protesta en un hotel frente a un notario y no en Pantelhó, donde sus habitantes dicen que buscarán la manera legal para que no gobierne.
Orsetta Bellani
Por Orsetta Bellani
2 de octubre, 2021
Comparte

Las tensiones acumuladas en Pantelhó no han estallado el primero de octubre, día del cambio de administración municipal, disputada entre el alcalde electo y un concejo popular nombrado por usos y costumbres. Algunas casas siguen cerradas, otras quemadas, decenas de elementos de la Guardia Nacional y del ejército todavía resguardan la entrada de la cabecera municipal, ayer el pueblo que se levantó en contra del crimen organizado lucía tranquilo, a pesar de las alertas.

La insurrección en este poblado de Los Altos de Chiapas empezó el 7 de julio, cuando salió a luz pública El Machete, un grupo de autodefensa que acusó a la alcaldesa Delia Janeth Velasco Flores y a su esposo Raquel Trujillo Morales – presidente municipal electo el 6 de junio por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) – de formar parte del crimen organizado y ser responsables del asesinato de unos 200 pobladores. Por esto fueron expulsados, junto con otras personas acusadas de pertenecer al grupo criminal de Los Herrera, y fueron retenidos 27 pobladores que están desaparecidos.

“Desde hace dos meses no tenemos noticias de nuestros familiares. Hablamos con las autoridades en Ciudad de México, Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal de Las Casas, pero nadie nos da respuesta”, dijo durante una protesta frente al Palacio de Justicia de San Cristóbal de Las Casas Giovanni Aguilar Moreno, familiar de una de las personas retenidas por El Machete, y asegura que no tiene relación alguna con el presidente municipal electo Raquel Trujillo Morales.

Lee: Saquean y queman durante la madrugada viviendas de Pantelhó, Chiapas

El 9 de agosto los pobladores de Pantelhó nombraron a un concejo municipal que fue luego reconocido legalmente por el Congreso de Chiapas, cuyo periodo de gobierno terminó el 30 de septiembre. Qué iba a pasar después de esta fecha ha sido la gran pregunta, siendo que el concejo municipal quiere seguir gobernando y Raquel Trujillo no está dispuesto a dejar el cargo que, de acuerdo con los pobladores, obtuvo a través de amenazas e irregularidades electorales.

La situación se tensó especialmente cuando el alcalde electo anunció en redes sociales que había regresado a Pantelhó para “liberarlo”, y hasta solicitó a la Secretaría de Gobernación medidas cautelares para entrar al poblado. En Pantelhó creció el temor que su regreso desatara una nueva ola de violencia. 

“Habrá más desplazamientos forzados, narcobloqueos y enfrentamientos entre grupos armados en que la gente inocente queda atrapada con balas perdidas y/o dirigidas con olor a muerte”, advirtió la parroquia de San Pedro Apóstol del municipio de Chenalhó, que colinda con Pantelhó. El miedo era tan grande y el recuerdo de la violencia de julio tan vivo, que unas 90 personas pertenecientes a la Sociedad Civil Las Abejas dejaron Pantelhó y se refugiaron en Acteal para resguardarse de los posibles enfrentamientos.

También las autodefensas El Machete se prepararon frente a la posible llegada del alcalde electo. En un video en lengua tsotsil, donde aparecen unas trecientas personas con el rostro tapado y armas largas, dicen que tras un periodo de repliegue decidieron activarse nuevamente el 28 de septiembre. “Raquel Trujillo a la fuerza quiere entrar el 1 de octubre junto con los sicarios. Pero como autodefensas estamos dispuestos a luchar. No atacaremos a la Guardia Nacional ni a la gente de gobierno, nosotros solo atacamos a los sicarios si acaso llegan a atacar al pueblo de Pantelhó”, afirmaron.

Pero Raquel Trujillo Morales logró evitar el problema. Tras semanas de peregrinaciones entre Tuxtla Gutiérrez y Ciudad de México – donde denunció que desde la aparición de las autodefensas Pantelhó vive en el caos y aseguró tener el respaldo de la población – en lugar que atreverse a regresar a Pantelhó, celebró su toma de protesta en un hotel frente a un notario. “Aquí tienen un amigo y vamos a trabajar de la mano con todas y todos, por un mejor Pantelhó, para la paz, la justicia y el desarrollo”, dijo Trujillo Morales en un video que difundió ayer, donde asegura que se instaló también su sesión de cabildo.

De acuerdo con el abogado David Daniel Romero Robles, quien acompañó procesos de autonomía indígena como el de Cherán, políticamente la decisión de Raquel Trujillo Morales no es la más correcta, pero constitucionalmente es presidente municipal y va a poder disponer de los recursos, aunque no esté ejerciendo en la cabecera municipal.

Entérate: Enfrentamientos entre crimen organizado y autodefensas desplazan a cerca de 2 mil personas en Altos de Chiapas

“Las tomas de protesta son simbólicas y políticas, para ellas no está establecido un procedimiento específico. La constancia que se recibe del Instituto Electoral de cada Estado brinda validez al ejercicio en función de los presidentes municipales”, afirma David Daniel Romero Robles. “La gente de Pantelhó podría solicitar al Congreso del Estado la desaparición de poderes, que es un argumento constitucional para que se nombre, o ratifique, a un nuevo concejo desde la comunidad”.

Padre Marcelo Pérez, quien acompañó a los pobladores de Pantelhó en unas reuniones que mantuvieron con las autoridades, afirma en entrevista telefónica que al enterarse de la toma de protesta de Raquel Trujillo se comunicó inmediatamente con el gobierno estatal. “Me dijeron que están buscando la manera legal y constitucional para la desaparición de poderes del alcalde electo y para que el Concejo Municipal pueda seguir trabajando. Tengo confianza en que va a ser realidad”, afirma el sacerdote católico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.