La niñera china que fue ejecutada por provocar un incendio y matar a la familia para la que trabajaba
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

La niñera china que fue ejecutada por provocar un incendio y matar a la familia para la que trabajaba

Mo Huanjing, de 35 años, trabajaba en un apartamento al que le prendió fuego. Su idea era "salvar" del incendio a la familia con un objetivo, pero el plan le salió mal y este viernes fue ejecutada.
Getty Images
Por BBC Mundo
21 de septiembre, 2018
Comparte

Mo Huanjing pensó que prenderle fuego a la casa donde trabajaba como niñera era la mejor manera de solucionar sus problemas de dinero.

La mujer, de 35 años, había acumulado deudas de juego cercanas a los US$$9.500 y esperaba que salvar del incendio a la familia para la que trabajaba le ayudaría a convencerlos para que le prestaran más dinero.

Es así como, en junio del año pasado, tomó un encendedor y le prendió fuego a la sala de estar del apartamento donde cuidaba a los niños.

En cambio, en el incendio murieron la madre de la familia, Zhu Xiaozhen, y sus hijos de seis, nueve y 11 años.

Lin Shengbin, el esposo y padre de los niños, estaba en un viaje de negocios en el momento del suceso.

Después de iniciar el incendio, Mo huyó del apartamento -cuyo coste estaba estimado en unos US$3 millones-, ubicado en el piso 18 de un edificio de Hangzhou, la capital de la provincia de Zhejiang.

Mapa de China

BBC

Mo Huanjing fue condenada a muerte el pasado mes de febrero tras determinarse que provocó el incendio de manera intencional, y este viernes fue finalmente ejecutada.

En una carta revelada durante el juicio, afirmó: “Si mi muerte hiciera que todo volviera a empezar, estaría dispuesta a ser condenada a muerte”.

“Mis lágrimas no dejaron de fluir”

Las noticias de la ejecución provocaron una gran reacción en Weibo, el equivalente de Twitter en China, donde el padre de la familia asesinada dijo a sus 2.6 millones de seguidores que el demonio Mo Huanjing fue finalmente ejecutado“.

“Al escuchar las noticias, mis lágrimas no dejaron de fluir”, escribió. “Llamé a mis padres. Mi madre escuchó y lloró y me dijo que todos habían esperado demasiado este día”.

Lin dijo que, si bien siente que se ha hecho justicia, “el camino será aún más difícil” y compartió una imagen de las tumbas de su esposa e hijos.

Más de 108.000 usuarios de Weibo hicieron comentarios en su publicación. Muchos dijeron que habían llorado y le deseaban paz y buena salud.

Lin Shengbin

Getty Images
Lin Shengbin, padre de los niños, es un próspero empresario de Hangzhou.

Desde que se hizo público, el caso ha ocupado los titulares de buena parte de la prensa en China, en parte debido a las afirmaciones de que los bomberos habían tardado en responder a la emergencia.

El cuerpo de bomberos lo negó, culpando a la baja presión de agua y a las pobres medidas de seguridad contra incendios del edificio.

La naturaleza del crimen ha hecho que el “caso de incendio intencional de la niñera de Hangzhou” sea una referencia popular entre los defensores de la pena de muerte en el país.

Se cree que China ejecuta a más personas por año que cualquier otro país, pero es muy reservada sobre el número. Amnistía Internacional calcula que la cifra sería de miles, más que el resto de todos los países del mundo juntos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Presidencia de la República

“En algunos lugares, personas actúan pensando que se debe cuidar una región”, dice AMLO sobre retén en Sinaloa

El presidente criticó a quienes aseguraron que ese retén es muestra de “acuerdos con la delincuencia”. Dijo que quien sí pactó con el crimen fue el expresidente Felipe Calderón.
Presidencia de la República
30 de mayo, 2022
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó el retén de hombres armados que el viernes detuvo un vehículo en el que viajaban periodistas que cubrían sus actividades en Sinaloa.

Tras los hechos, entrevistado este fin de semana, dijo que retenes así se hacen en otras partes del país y, si bien no deberían ocurrir, los instalan personas que buscan proteger sus regiones.

“Hay en algunos lugares del país, no solo en Sinaloa, personas que están actuando pensando que se debe de cuidar una región, que no lleven armas, y a veces hay confusiones pero en general todo bien”, declaró a medios.

Este lunes, aseguró que se hizo “un escándalo” por el retén y que el hecho fue utilizado por sus adversarios políticos para atacarlo.

Durante su conferencia mañanera, el mandatario señaló que sus opositores acusaron que el retén prueba que su gobierno tiene pactos con el crimen, cuando no es así.

“(Se hizo) un escándalo por un retén, esa era la nota principal, y difundir de que hay acuerdos con la delincuencia. Pues no, tuve que decir que yo no era (el expresidente Felipe) Calderón, porque no soy Calderón, él pactó con la delincuencia y él tenía a (Genaro) García Luna de jefe de seguridad y él, en vez de atender las causas que originan la violencia, declaró una guerra”, dijo el presidente.

“No somos lo mismo, y él (Calderón) permitió de que hubieran masacres, pero los muy cretinos conservadores piensan que es lo mismo”, insistió.

El viernes, en la carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo, hombres armados detuvieron un vehículo donde viajaban periodistas que cubrían las actividades del presidente. 

Esto ocurrió en una zona con actividad de grupos del crimen organizado, en particular, del Cártel de Sinaloa. 

Al respecto, el presidente dijo el sábado que “no pasó nada” y que no hubo “ningún problema” con la prensa.

Lee más: AMLO niega que grupos criminales controlen el país: “Yo no soy Felipe Calderón”

El hecho se da en un contexto en el que el gobierno de López Obrador es criticado por la estrategia que el mandatario define como de “abrazos, no balazos”, en la que afirman privilegiar el combate a la pobreza y la desigualdad como causas de la delincuencia por encima de los operativos frontales.

Pese a esto, la administración de López Obrador se ha negado a retirar a los militares de las calles y de la atención a las tareas de seguridad pública, algo que también hicieron sus antecesores Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.