¿Por qué México se escribe con X y no con J?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
SRE

¿Por qué México se escribe con X y no con J?

El nombre de México fue castellanizado de la lengua náhuatl con la letra "X", en lugar de la "J", como suena su pronunciación natural. ¿Por qué se da esta discrepancia? Para entenderlo es necesario hacer un viaje al pasado del español y descifrar los viejos usos de las letras.
SRE
Por BBC Mundo (bbcmundo)
3 de septiembre, 2018
Comparte

Si escribes Méjico, con “j”, no sería algo incorrecto, pero tampoco lo recomendado.

A pesar de que el nombre de este país se ha escrito en español con “x” durante cinco siglos, desde que los conquistadores se establecieron en América, muchos hispanohablantes aún lo escriben con “j”.

La propia Real Academia Española (RAE), en su Diccionario Panhispánico de Dudas, dice que aún es válido escribir “Méjico” o “mejicano”.

Pero la recomendación para este nombre propio del lugar (topónimo) es usar la letra “x”.

“En España, las grafías usuales hasta no hace mucho eran Méjico, mejicano, etc. Aunque son también correctas las formas con j, se recomiendan las grafías con x por ser las usadas en el propio país y, mayoritariamente, en el resto de Hispanoamérica”, explica la RAE.

¿Pero por qué México se escribe con equis y no con jota, como resultaría más natural dado el sonido de la palabra?

Mujeres con sombreros mexicanos

Getty Images
Durante un par de siglos la RAE escribió el nombre de México con jota, pero esto nunca fue aplicado en ese país.

“Lo que debe saberse es que es un asunto casi de identidad nacional por los orígenes de esto”, señala Juan Nadal, doctor en Filología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Pero principalmente se debe a cómo era el castellano que se hablaba a principios del siglo XVI, cuando se dio la conquista de la nación azteca (o mexica, para ser más precisos).

“Méshico”

El topónimo “México” tiene su origen en la lengua náhuatl hablada por los aztecas fundadores de la nación prehispánica.

Historiadores apuntan a que la fundación del imperio se dio en marzo de 1325.

El significado de la palabra “México” quiere decir “lugar en el ombligo de la Luna”. El vocablo “metzi” significa “luna”, “xictli” es “ombligo o centro”, y “co” es el sufijo náhuatl para “lugar”. Los aztecas fundaron lo que hoy es México en el lago de Texcoco, llamado “lago de la luna”.

Pronunciado en nuestro español actual sonaría como “Méshico”, es decir, el sonido de la equis sería /sh/, como cuando se dice el anglicismo show.

Una ilustración del encuentro entre Hernán Cortes y Moctezuma

Getty Images
El castellano de los conquistadores españoles definió el nombre de muchos lugares de México.

“En el español antiguo o castellano medieval existía lo que se conoce como el sonido fricativo prepalatal sordo, que es el sonido /sh/”, explica el filólogo Juan Nadal.

El rey Alfonso X de Castilla, llamado “El Sabio”, estableció la Norma Alfonsí de la escritura en el siglo XII que establecía que el sonido /sh/ debía escribirse con equis.

Cuando llegaron los conquistadores españoles, a principios del siglo XVI, trataron de adaptar los sonidos del náhuatl al castellano de esa época y usaron la Norma Alfonsí para “Méshico”, es decir, Mexico (en ese tiempo sin tilde).

¿Cuándo se convierte en “Méjico”?

Ya desde el mismo siglo XVI de la conquista de México (1521), el castellano estaba perdiendo el sonido fricativo prepalatal sordo /sh/ y en el siglo XVII terminó por desaparecer.

Son pocas las palabras de nuestro idioma que aún tienen ese sonido, muchas de las cuales proceden de otras lenguas que sí lo tienen, como el inglés, el portugués o el francés.

Un códice en el Museo Nacional de Antropología

Getty Images
Los documentos de la época prehispánica y colonial guardan la memoria de los nombres de los lugares de México.

Paralelamente existía el sonido fricativo velar sordo, que es el que se escucha en la jota o con la ge.

“En el siglo XVII ya nadie pronunciaba el /sh/ en español, por eso es que en ese siglo ya todo mundo decía México (con el sonido de la j)”, dice Nadal.

La RAE estableció en 1815 la Ortografía de la Lengua Castellana en la que instruyó que todas las palabras que se escribían con equis y que se pronunciaban con /j/ debían ahora escribirse con jota, y ya no con equis.

Ahí es cuando México se convierte en Méjico para la RAE.

“Cuestión de identidad”

Muchos nombres de lugares de México tienen origen en las lenguas prehispánicas y aquella imposición de la RAE sobre su escritura no fue bien recibida.

Se convirtió esto en prácticamente en una cuestión de identidad nacional, porque además coincidió con la lucha por la Independencia (1810-1821). Pero la RAE se mantuvo firme en eso durante todo el siglo XIX y durante casi todo el XX”, explica Nadal.

Un espectáculo de luces en el Zócalo de Ciudad de México

Getty Images
La independencia reafirmó la defensa de los mexicanos de escribir el nombre de su país como siempre lo habían hecho.

En el siglo XIX se fundan las Academias de la Lengua de las naciones de América Latina, las cuales eran las que dictaban la norma dentro de estos países.

“Por supuesto la academia mexicana jamás, jamás, jamás ha admitido que México se escribe con jota”, enfatiza Nadal.

No fue hasta 1992 que la RAE reconoció que podría escribirse con x, pero siempre prefiriendo Méjico con j.

Finalmente, en 2001 fue cuando la institución estableció la recomendación de que se escriba con x: México.

Mira aquí todo sobre el Hay Festival Querétaro.


Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Querétaro, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad mexicana entre el 6 y el 9 de septiembre de 2018. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado

Insumos para el personal médico, indispensables en la lucha contra el COVID-19

Son miles de profesionales de la salud los que requieren equipo de protección médica, y también hidratación, para cumplir con su labor.
Por Redacción Animal Político
2 de julio, 2020
Comparte

Estar en la primera línea de batalla contra el COVID-19 tiene sus riesgos. De acuerdo con cifras de las autoridades del país, poco más de uno de cada cinco pacientes infectados con este virus es personal médico u hospitalario.

Al 28 de junio se tenían confirmados 220,657 casos positivos de esta enfermedad, de los cuales 46,013 eran médicos o médicas, enfermeros o enfermeras, profesionales de la salud, laboratoristas, e incluso, dentistas.

Y aunque según el registro oficial, 92% de los casos de personal de salud infectado con COVID-19 no requirió hospitalización, el otro lado de la moneda es que se tienen registradas al menos 683 defunciones en este sector.

Por ello, estos hombres y mujeres que combaten al virus requieren tener las herramientas necesarios para su protección y ello ha sido uno de las principales tareas de gobiernos (de todos los niveles), asociaciones de la sociedad civil y empresas.

Foto: Especial

En el país se tienen registrados 903 hospitales para la atención de pacientes con COVID-19 donde hay disponibles 28,924 camas. De acuerdo con el protocolo de atención para pacientes, cada médico especialista tiene a su cargo cinco médicos más y cada uno de ellos atiende a cinco pacientes. El mismo esquema se sigue con las enfermeras.

Es decir, son miles de profesionales de la salud los que requieren equipo de protección médica, y también hidratación, para que puedan cumplir con su labor.

En medio de esta situación Fundación Coca-Cola México y Direct Relief (una organización de ayuda humanitaria con presencia en 90 países que tiene como misión mejorar la salud y la vida de las personas afectadas por la pobreza o emergencias) sumaron esfuerzos para donar equipo de protección especial en 155 hospitales y clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con el apoyo y coordinación de Fundación IMSS.

“Nos mantenemos trabajando en favor de la seguridad y bienestar de los mexicanos, porque sabemos que solo juntos podemos vencer cualquier reto. Siendo conscientes de la situación, nuestro compromiso y solidaridad con las familias mexicanas es más fuerte que nunca”, declaró Joan Prats, vicepresidente de asuntos corporativos de Coca-Cola México al hacer público este donativo.

Foto: Especial

Dentro de los insumos que donarán estos organismos destacan elementos como caretas de protección, cubrebocas N95, mascarillas quirúrgicas, guantes y gogles, entre otros, de esta forma se brindarán los recursos necesarios para ayudar al personal médico que se encuentra atendiendo a personas contagiadas con COVID-19 a lo largo y ancho del país.

“Fundación Coca-Cola, en conjunto con Direct Relief, trabajamos para atender las necesidades actuales de los mexicanos que se han visto afectados por esta pandemia. Nos enorgullece poder ayudar a la comunidad y destinar recursos para apoyar al IMSS en su gran labor ante la realidad del país. Asimismo, nos gustaría agradecer el apoyo de Fundación IMSS, quienes han sido clave para que esto fuera posible. Estamos en esto juntos, hagamos esto juntos”, añadió Prats.

El donativo será entregado durante junio en 155 centros del IMSS y para lograrlo Fundación Coca-Cola y Direct Relief – con el apoyo de la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) y Fundación IMSS – unirán esfuerzos para asegurar que cada centro en el país reciba este donativo, y que los mexicanos que se han visto afectados por esta pandemia reciban los recursos y el apoyo necesarios para seguir adelante. 

Adicionalmente, otros siete socios embotelladores de la IMCC realizarán donativos de producto en algunos hospitales y clínicas del IMSS, para que el personal médico se mantenga hidratado durante el tiempo que pasa atendiendo a los pacientes.

“Estamos profundamente agradecidos con Fundación Coca-Cola y Direct Relief por este donativo. Estos recursos permitirán a nuestro personal médico seguir ayudando y viendo por el bienestar de la comunidad para hacer frente al COVID-19.  En Fundación IMSS compartimos este ejercicio de conciencia en el que trabajando juntos, podremos salir adelante”, dijo Ana Lía García, Directora General de Fundación IMSS, al recibir este donativo.

Esta alianza se suma a las diversas acciones implementadas por la Industria Mexicana de Coca-Cola, con el apoyo de sus socios embotelladores, como parte de su objetivo por seguir poniendo las manos y el corazón, en favor del bienestar de las comunidades del país, como lo fue la donación de 31 mil litros de agua en 16 entidades del país para la hidratación principalmente del personal médico y oficiales de sanidad de la Secretaría de la Defensa Nacional que participan en el Plan DN-III-E de auxilio a la población en medio de la pandemia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.