¿Por qué México se escribe con X y no con J?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
SRE

¿Por qué México se escribe con X y no con J?

El nombre de México fue castellanizado de la lengua náhuatl con la letra "X", en lugar de la "J", como suena su pronunciación natural. ¿Por qué se da esta discrepancia? Para entenderlo es necesario hacer un viaje al pasado del español y descifrar los viejos usos de las letras.
SRE
Por BBC Mundo (bbcmundo)
3 de septiembre, 2018
Comparte

Si escribes Méjico, con “j”, no sería algo incorrecto, pero tampoco lo recomendado.

A pesar de que el nombre de este país se ha escrito en español con “x” durante cinco siglos, desde que los conquistadores se establecieron en América, muchos hispanohablantes aún lo escriben con “j”.

La propia Real Academia Española (RAE), en su Diccionario Panhispánico de Dudas, dice que aún es válido escribir “Méjico” o “mejicano”.

Pero la recomendación para este nombre propio del lugar (topónimo) es usar la letra “x”.

“En España, las grafías usuales hasta no hace mucho eran Méjico, mejicano, etc. Aunque son también correctas las formas con j, se recomiendan las grafías con x por ser las usadas en el propio país y, mayoritariamente, en el resto de Hispanoamérica”, explica la RAE.

¿Pero por qué México se escribe con equis y no con jota, como resultaría más natural dado el sonido de la palabra?

Mujeres con sombreros mexicanos

Getty Images
Durante un par de siglos la RAE escribió el nombre de México con jota, pero esto nunca fue aplicado en ese país.

“Lo que debe saberse es que es un asunto casi de identidad nacional por los orígenes de esto”, señala Juan Nadal, doctor en Filología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Pero principalmente se debe a cómo era el castellano que se hablaba a principios del siglo XVI, cuando se dio la conquista de la nación azteca (o mexica, para ser más precisos).

“Méshico”

El topónimo “México” tiene su origen en la lengua náhuatl hablada por los aztecas fundadores de la nación prehispánica.

Historiadores apuntan a que la fundación del imperio se dio en marzo de 1325.

El significado de la palabra “México” quiere decir “lugar en el ombligo de la Luna”. El vocablo “metzi” significa “luna”, “xictli” es “ombligo o centro”, y “co” es el sufijo náhuatl para “lugar”. Los aztecas fundaron lo que hoy es México en el lago de Texcoco, llamado “lago de la luna”.

Pronunciado en nuestro español actual sonaría como “Méshico”, es decir, el sonido de la equis sería /sh/, como cuando se dice el anglicismo show.

Una ilustración del encuentro entre Hernán Cortes y Moctezuma

Getty Images
El castellano de los conquistadores españoles definió el nombre de muchos lugares de México.

“En el español antiguo o castellano medieval existía lo que se conoce como el sonido fricativo prepalatal sordo, que es el sonido /sh/”, explica el filólogo Juan Nadal.

El rey Alfonso X de Castilla, llamado “El Sabio”, estableció la Norma Alfonsí de la escritura en el siglo XII que establecía que el sonido /sh/ debía escribirse con equis.

Cuando llegaron los conquistadores españoles, a principios del siglo XVI, trataron de adaptar los sonidos del náhuatl al castellano de esa época y usaron la Norma Alfonsí para “Méshico”, es decir, Mexico (en ese tiempo sin tilde).

¿Cuándo se convierte en “Méjico”?

Ya desde el mismo siglo XVI de la conquista de México (1521), el castellano estaba perdiendo el sonido fricativo prepalatal sordo /sh/ y en el siglo XVII terminó por desaparecer.

Son pocas las palabras de nuestro idioma que aún tienen ese sonido, muchas de las cuales proceden de otras lenguas que sí lo tienen, como el inglés, el portugués o el francés.

Un códice en el Museo Nacional de Antropología

Getty Images
Los documentos de la época prehispánica y colonial guardan la memoria de los nombres de los lugares de México.

Paralelamente existía el sonido fricativo velar sordo, que es el que se escucha en la jota o con la ge.

“En el siglo XVII ya nadie pronunciaba el /sh/ en español, por eso es que en ese siglo ya todo mundo decía México (con el sonido de la j)”, dice Nadal.

La RAE estableció en 1815 la Ortografía de la Lengua Castellana en la que instruyó que todas las palabras que se escribían con equis y que se pronunciaban con /j/ debían ahora escribirse con jota, y ya no con equis.

Ahí es cuando México se convierte en Méjico para la RAE.

“Cuestión de identidad”

Muchos nombres de lugares de México tienen origen en las lenguas prehispánicas y aquella imposición de la RAE sobre su escritura no fue bien recibida.

Se convirtió esto en prácticamente en una cuestión de identidad nacional, porque además coincidió con la lucha por la Independencia (1810-1821). Pero la RAE se mantuvo firme en eso durante todo el siglo XIX y durante casi todo el XX”, explica Nadal.

Un espectáculo de luces en el Zócalo de Ciudad de México

Getty Images
La independencia reafirmó la defensa de los mexicanos de escribir el nombre de su país como siempre lo habían hecho.

En el siglo XIX se fundan las Academias de la Lengua de las naciones de América Latina, las cuales eran las que dictaban la norma dentro de estos países.

“Por supuesto la academia mexicana jamás, jamás, jamás ha admitido que México se escribe con jota”, enfatiza Nadal.

No fue hasta 1992 que la RAE reconoció que podría escribirse con x, pero siempre prefiriendo Méjico con j.

Finalmente, en 2001 fue cuando la institución estableció la recomendación de que se escriba con x: México.

Mira aquí todo sobre el Hay Festival Querétaro.


Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Querétaro, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad mexicana entre el 6 y el 9 de septiembre de 2018. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Durazo confirma su renuncia para buscar gubernatura de Sonora; reconoce alza en feminicidios y delitos del crimen organizado

El funcionario agradeció al presidente por la oportunidad brindada y dijo que no renunciará al proyecto político impulsado por López Obrador.
Cuartoscuro
21 de octubre, 2020
Comparte

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, presentó su último informe mensual sobre seguridad y confirmó su renuncia al cargo para buscar la gubernatura de Sonora.

En la conferencia de prensa matutina, el aún funcionario federal destacó la disminución que ha habido en algunos delitos, pero aceptó que algunos como el homicidio mantienen una tendencia, o el feminicidio y el crimen organizado que registraron una ligera alza.

En el caso de los homicidios dolosos entre enero y septiembre se han registrado 26,231, según información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y de las Fiscalías estatales.

Lee: Mujeres entre dos guerras: crecen homicidios por violencia machista y militarización de la seguridad

En el mes de septiembre se registraron 2,729, lo que significa una disminución del 8% con relación a lo reportado en agosto. Sin embargo, la variación mensual en el incremento de este delito durante 2020 ha sido del 1.0%. El mes con más casos fue marzo con 3,038 homicidios.

Las entidades con más homicidios dolosos son Guanajuato (3,438), Baja California (2,179), Estado de México (2,143) y Chihuahua (2,132).

Durazo detalló que al comparar la variación porcentual de la tasa por cada 100 mil habitantes de las víctimas de homicidio doloso, se encontró que este delito aumentó en 10 entidades y disminuyó en 22.

Entre los estados en los que aumentó están: Zacatecas, San Luis Potosí, Yucatán, Guanajuato y Sonora.

Feminicidios a la alza desde julio

En el caso de los feminicidios, el titular de seguridad señaló que entre enero y septiembre han tenido una variación mensual del 1.8%, es decir, no han podido contener o disminuir este delito.

La gráfica correspondiente a los feminicidios muestra un incremento desde el mes de julio cuando se registraron 76 feminicidios, en agosto 77 y en septiembre 78.

El mes con más feminicidios en 2020 ha sido junio con 99, mientras que en abril y mayo se registraron las cifras más bajas: 73.

De acuerdo con las cifras del SESNSP, de enero a septiembre se han registrado 724 feminicidios a nivel nacional.

Lee: ‘Depende cómo se haga la medición’, dice AMLO sobre datos de baja en feminicidios

Los estados con el mayor número de casos son: Estado de México (106), Veracruz (69), Ciudad de México (58), Nuevo León (50) y Puebla (41).

Al analizar la variación porcentual de la tasa por cada 100 mil mujeres de las víctimas de feminicidio entre 2019 y 2020 se encontró que este delito incrementó en 14 estados y disminuyó en 18.

Otros de los delitos del fuero común y del fuero federal en los que Durazo aceptó que ha habido un aumento entre enero y septiembre en comparación con el mismo periodo de 2019 son: delitos de la delincuencia organizada (29.4%), violencia familiar (2.7) y trata de personas (2.4%).

Pero por otro lado resaltó la baja en: delitos en materia de hidrocarburos (48.6 %), robo en transporte público (41.4%), secuestro (37.6 %), delitos financieros (34.6%) robo de vehículo (24.8%), robo a negocio (20%), entre otros.

También resaltó acciones como el bloqueo de cuentas bancarias de grupos criminales como parte de la estrategia para combatirlos. Dijo que de enero a septiembre se han bloqueado 13,328, lo que ha permitido recuperar 7,697 millones de pesos.

Renuncio al gabinete pero no al proyecto

Casi al final de la conferencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que aún queda un poco de tiempo y que está convenciendo a Alfonso Durazo para que no deje su cargo, sin embargo aclaró que respetará su decisión.

“Yo estoy muy agradecido con Alfonso por su apoyo, es un profesional y extraordinario servidor público”, refirió.

Durazo agradeció las palabras del mandatario pero dijo que su deseo es atender el llamado de la militancia de Sonora para buscar la gubernatura.

“Valoro muchísimo la oportunidad histórica que me dio de ser parte de este proyecto para combatir la inseguridad en el país, recibimos un país oliendo a pólvora con cientos de miles muertos y desparecidos, recibimos al país en el peor escenario posible”, dijo al presidente.

El aún secretario resaltó algunas de las acciones hechas en su gestión como la creación de la Guardia Nacional, de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y las estrategia para combatir al crimen organizado.

Agregó que no hará una recomendación especial para su sucesor y que está seguro de que la persona elegida por el presidente será la idónea.

“Les anuncio que renuncio al gabinete pero no al proyecto político que ha encabezado el presidente, mucho menos renuncio a respetar y reconocer su liderazgo político, la congruencia que ha tenido en su ejercicio como gobernante me compromete a continuar en ese proyecto sumando mi esfuerzo ahora desde otra trinchera política”, acotó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.