El principal proveedor del PRI en campaña pagó por noticias falsas contra Anaya
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El principal proveedor del PRI en campaña pagó por noticias falsas contra Anaya

Sergio Jesús Zaragoza Sicre firmó contratos por 88 millones de pesos con la campaña de Meade y también es dueño de la empresa que pagó 3 millones de pesos para promocionar información falsa durante el proceso electoral.
Cuartoscuro
24 de septiembre, 2018
Comparte

El dueño de la empresa que fue la principal proveedora de la campaña de José Antonio Meade, también es propietario de la firma que pagó para promocionar noticias falsas en contra de Ricardo Anaya, excandidato de la coalición Por México al Frente, durante el pasado proceso electoral.

Sergio Jesús Zaragoza Sicre es dueño de Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C., la empresa que pagó a Google y Facebook 3 millones 526 mil pesos para promocionar dos videos y una noticia falsa en contra de Ricardo Anaya, según una investigación del Instituto Nacional Electoral (INE).

Animal Político confirmó que Zaragoza Sicre también es accionista de Aldea Digital SAPI, C.V., la proveedora número uno del PRI durante la campaña que cobró 88 millones 774 mil pesos —o el 34% del gasto total de Meade—, según consta en las actas constitutivas de las dos compañías.

Leer: Tribunal electoral multa al PRI y al PAN por promocionales que calumnian a Anaya y a Meade

Los contratos de Aldea Digital con el equipo de Meade fueron por realizar “propaganda exhibida en internet” y “otros servicios de administración de sitio web oficial”, según consta en el informe de fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).

El pasado 17 de julio, el INE determinó no interponer ninguna sanción por las noticias falsas “Así lavaron dinero Ricardo Anaya y su prestanombres Manuel Barreiro” y “Lavado de dinero Ricardo Anaya”, difundidas contra Ricardo Anaya, porque no encontró vínculo entre la empresa que pagó la promoción de las publicaciones, en Google y Facebook, y algún partido político.

En la investigación, el INE comprobó que Sergio Jesús Zaragoza Sicre y la empresa Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C., pagaron a Google y Facebook 3 millones 526 mil pesos para promocionar videos y una noticia falsa en contra de Ricardo Anaya. Pero como las plataformas no recibieron el pago por parte de un partido, el Instituto desistió de continuar la investigación.

Animal Político contactó este domingo 2 de septiembre a Sergio Jesús Zaragoza Sicre, pero evitó dar un posicionamiento y después de dos minutos de intercambio, terminó la llamada.

—La empresa que usted tiene, Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C. pagó las notas falsas en contra de Anaya. ¿Lo incluyó en el cobro a la campaña de José Antonio Meade?—, se preguntó al empresario.

—Le ruego que revise el asunto en el INE. El asunto está en litigio. Cualquier cosa que me vaya a preguntar del asunto está ahí y es público. Estoy con mi familia. Es todo lo que le puedo decir—, y finalizó la llamada.

La campaña negra

Durante la intercampaña electoral circularon un video y una nota tituladas: “Así lavaron dinero Ricardo Anaya y su prestanombres Manuel Barreiro” y “Lavado de dinero Ricardo Anaya”, que aparecían, respectivamente, en Facebook y en la dirección www.themexicanpost.mx, actualmente deshabilitada.

Ambos casos fueron denunciados por el PAN ante el INE contra quien resultara responsable, pero el Instituto, pese a confirmar que los pagos de dichas campañas fueron pagadas por la empresa Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C. y el empresario Sergio Zaragoza Sicre, no encontró vínculo con un partido político.

La resolución del expediente INE/Q-COF-UTF/40/2018, en el que se aborda la nota “Lavado de dinero Ricardo Anaya”, indica que se comprobó que Google recibió 585 mil pesos por parte de la empresa de Zaragoza Sicre, aunque ésta lo haya negado. Pero el INE no pudo confirmar que algún partido la hubiera contratado y por tanto no se podía trazar “una línea de investigación de que el origen del recurso con el que se pagó la misma fuera proporcionado por un ente político”.

Leer: Verificado.mx: ¿Cierto o falso? Estos son los datos del video Ricardo Anaya, en 90 segundos

Además, cita la resolución del INE, ninguno de los accionistas de la compañía “tenía vínculo alguno en la actualidad con algún ente político o candidato” y la nota “no constituye propaganda político electoral, sino un ejercicio periodístico y por tal motivo no se puede considerar como un acto anticipado de campaña”.

Por lo tanto, no hubo sanción para ningún partido político por la promoción de esas noticias falsas.

El INE tampoco encontró vínculo entre un partido político y el video “Así lavaron dinero Ricardo Anaya y su prestanombres Manuel Barreiro”, que se difundió y promocionó en Facebook entre el 8 de noviembre de 2017 y el 31 de marzo de 2018; y de nuevo del 1 al 11 de marzo de 2018. Pero sí confirmó que Sergio Zaragoza Sicre pagó 150 mil 274 dólares —3 millones de pesos, al tipo de cambio de 20 pesos—, por su promoción, según se informa en la resolución INE/Q-COF-UTF/33/2018.

Animal Político obtuvo el acta constitutiva de Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C., donde aparecen como accionistas Sergio Jesús Zaragoza Sicre, Pastor Manuel Molina Yépiz y Jorge Alberto Castaños Celaya. La empresa fue registrada en Hermosillo, Sonora, el 19 de noviembre de 2009, con el folio de sociedad civil 090828261008.

También se obtuvo el acta constitutiva de la empresa Aldea Digital, la principal proveedora del PRI, y en ella aparecen como accionistas Sergio Jesús Zaragoza Sicre, Aldo Hiram Campuzano Rivera y Alejandro González Gutiérrez. Fue registrada en Nuevo León el 12 de febrero de 2014, con el folio mercantil 144213.

En los dos documentos aparece el empresario Sergio Jesús Zaragoza Sicre, quien fue director de Telemax, la televisora estatal de Sonora, entre marzo de 2007 y septiembre de 2009, durante la gubernatura del priista Eduardo Bours; dos meses después constituyó la empresa Sicre, Yépiz, Celaya y Asociados.

Al concluir su cargo en la administración estatal, Zaragoza se autoliquidó con 572 mil pesos, monto superior a lo establecido en la ley y también autorizó liquidaciones por 572 mil pesos para la exdirectora de noticias, Elda Molina Yépiz —hermana del socio Manuel Molina Yépiz— y el exgerente de Administración y Finanzas, Sergio Pompa Peralta. 

Por esto, la Secretaría de la Contraloría General del Estado de Sonora sancionó a Zaragoza Sicre por un millón 970 mil pesos y en 2011 fue inhabilitado por tres años y seis meses para ocupar cargo público.

Sin embargo, el empresario interpuso un amparo ante el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa argumentando que el subdirector de Proyección adscrito a la Dirección General de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Contraloría General de Sonora no tenía facultades para sancionarlo. La magistrada Gloria Tapia Quijada, le dio la razón y declaró la “nulidad” de la sanción.

La empresa Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C. aparece en la lista de proveedores del gobierno de Sonora de 2016 bajo el concepto de “consultoría y asesoría, elaboración y revisión de diversos contenidos”, servicio por el que cobró 81 mil pesos mensuales.

Además, en el informe anual de 2014 presentado por el PRI ante el INE, la empresa también aparece como proveedora que recibió un millón 101 mil pesos ese año.

También está en la lista de proveedores del gobierno de Puebla con corte al 5 de abril de este año. En ella se registra como representante legal a Zaragoza Sicre y como dirección de la empresa Av. Tamaulipas No. 144, San Benito Hermosillo. La misma dirección de otra de las empresas propiedad Zaragoza: Compresores y refacciones S. A. de C. V., constituida el 19 de diciembre de 1995.

En un comunicado, Manuel Molina Yépiz señaló que si fueron co-fundadores de la empresa pero que no pertenecen a ella desde el 2015, cuando cedieron sus acciones. Desde entonces, dijo, “desconoce los contratos, proyectos y actividades que pueda tener la empresa mencionada en el pasado y actualmente”.

Antes de campaña

Antes del arranque de la campaña presidencial, el 30 de marzo pasado, Google arrojaba como primer resultado a las búsquedas de las palabras “Ricardo Anaya”, un video titulado “Elogios de Anaya” en el que se exponían fragmentos de diversos discursos en los que el panista elogiaba a Meade como secretario de Hacienda y canciller.

También aparecía una nota con el título “Declina Ricardo Anaya a favor de Meade”, del portal www.wikinoticias.mx, actualmente deshabilitado, en la que se narraba un supuesto evento privado con empresarios en el que el panista había anunciado su renuncia a buscar la candidatura presidencial y reiteraba públicamente el respaldo al proyecto de la coalición Todos por México, encabezada por José Antonio Meade.

Por esto, el PAN interpuso una queja ante el INE el 7 de febrero pasado, al considerar que se trataba de una campaña negra en contra de su candidato presidencial y ocho días después, la Unidad Técnica de Fiscalización aceptó el recurso para investigación.

En la investigación, con información proporcionada por Google y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el INE confirmó que la empresa Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C., pagó 26 mil 789 pesos por la promoción del video y la nota.

El representante legal de la empresa y socio, Jorge Alberto Castaños Celaya, reconoció haber pagado el servicio, aunque negó haber sido contratado por el PRI.

El INE determinó multar al PRI con 53 mil 518 pesos por “omitir rechazar una aportación proveniente de un ente impedido por la legislación”, al no encontrar la comprobación de alguna contratación.

Este caso llegó hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y por primera vez sancionó a un particular, es decir, a la empresa Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C. con 28 mil 210 pesos, por difundir la noticia falsa, pero no encontró responsabilidad del PRI.

Sin embargo, el 23 de agosto pasado, el Tribunal resolvió un recurso de revisión interpuesto por la empresa y revocó la sentencia y la multa. El principal argumento fue que el agravio multado fue la calumnia y al tratarse Sicre, Yepiz, Celaya y Asociacidos A.C. de una persona moral, no es objeto de sanción, pues la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electoral solo permite multar a partidos políticos, candidatos y coaliciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: qué es el cerebro pandémico y cómo nos afecta en el día a día

La exposición al estrés crónico que ha traído la pandemia está teniendo más consecuencias de las que imaginamos. Te contamos algunas y cómo contrarrestarlas.
26 de julio, 2021
Comparte

Me siento a escribir este texto. Arranco. Voy bien, llevo 100 palabras. Bueno, pienso que esta última línea quizás no se entiende. La borro. Lo borro todo. ¿Cómo retomo? Página en blanco. Mente en blanco. Pasan los minutos. Reviso el teléfono. ¡Es imposible concentrarse!

Es muy probable que en el último año y medio hayas sentido algo parecido ante cualquier actividad.

Si es así, no te preocupes. Muchos lo comparten. Tenemos cerebro pandémico.

No se trata de un término clínico, pero es así cómo algunos científicos denominan a la serie de dolencias que está sufriendo nuestro cerebro a raíz de la pandemia.

El estrés crónico y los largos ratos de confinamiento no solo han afectado nuestra capacidad de memoria y concentración.

Hay expertos que creen que también es posible que hayan reducido en tamaño algunas zonas de nuestro cerebro.

Pero, ¿nos quedaremos así para siempre?

Estrés prolongado

Los especialistas coinciden en que el principal responsable de los cambios en nuestra cabeza es la larga exposición al estrés durante tanto tiempo, el estrés crónico.

“Hay niveles de estrés ‘buenos’. Si necesitas culminar una tarea en un tiempo ajustado, una vez lo haces el estrés se va. Se acaba todo”, ejemplifica Michael Yassa, neurólogo del Centro de Neurobiología del Aprendizaje y la Memoria en California.

Mujer mirando a través de la ventana durante el confinamiento.

Getty Images
El aislamiento social provoca una exposición al estrés prolongado, impactando el volumen de varias zonas de nuestro cerebro involucradas en nuestras actividades diarias.

“Pero cuando el fin no está la vista y el estrés continúa por una sesión prolongada, entonces se vuelve problemático”, le explica Yassa a BBC Mundo.

Es lo que nos está sucediendo con la pandemia. Vivimos un estado dilatado de espera, de confinamientos y relajaciones, restricciones y medidas sin saber cuándo recuperaremos lo que ahora llamamos normalidad.

El estrés prolongado libera cortisol, y si tienes problemas continuos con esta hormona, puede llegar a afectar el volumen de algunas zonas del cerebro.

La neuropsicóloga Barbara Sahakian, de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, ha estado analizando los efectos del distanciamiento social y la ansiedad por la pandemia en nuestra masa cerebral.

“A través de escáneres a personas socialmente aisladas hemos detectado cambios en el volumen de las regiones temporales, frontales, occipitales y subcorticales, así también como en el hipocampo y la amígdala”, le dice Sahakian a BBC Mundo.

“Ya en el pasado, altos y prolongados niveles de cortisol han sido asociados con disrupciones del humor y la reducción del hipocampo. Esto se observa sobre todo en pacientes con depresión”, añade.

En 2018, por ejemplo, un estudio publicado en la revista Neurology de la Academia Estadounidense de Neurología demostró que un alto nivel de cortisol en pacientes se asoció con una peor memoria y percepción visual, así como con volúmenes más bajos de materia gris total, occipital y lobar frontal.

Y esos cambios de volumen como los detectados por Sahakian pueden incidir directamente en las actividades que realizamos a diario.

“Ese conjunto de dolencias que afectan a la salud mental y nos generan depresión y ansiedad, es lo que coloquialmente estamos llamando cerebro pandémico”, apunta Yassa.

¿Cómo nos afecta el cerebro pandémico en el día a día?

La doctora Sahakian pone un ejemplo muy común.

“Aparcas tu auto en un estacionamiento público de múltiples niveles de un centro comercial. Regresas después de varias horas. Por un momento te pierdes y no recuerdas dónde dejaste tu auto. Pues bien, el hipocampo es la zona del cerebro responsable de aplicar esa memoria, precisamente una de las zonas más afectadas por los efectos de la pandemia”.

Aparcamiento en Santa Mónica, Los Ángeles, Estados Unidos.

Getty Images
Los efectos del llamado cerebro pandémico pueden notarse si tenemos dificultades para reencontrar nuestra plaza de aparcamiento.

El hipocampo también está involucrado en los procesos de aprendizaje. Además, es una zona que normalmente se deteriora con la edad.

“Es por ello que los ancianos pueden ser más vulnerables, aunque también hemos detectado que los niños pueden experimentar retrasos en su desarrollo social y del lenguaje”, argumenta Sahakian.

Pero los efectos del llamado cerebro pandémico van mucho más allá de una afectación leve de la memoria o un retroceso de la capacidad de aprendizaje.

Son muchos los receptores que son sensibles al cortisol, así que varias redes neuronales quedan afectadas, notándose en nuestros posibles cambios de humor frecuentes, sentimientos de miedo o la incapacidad para concentrarnos, realizar varias tareas a la vez o tomar decisiones sin titubear.

Esto se debe a su impacto en el sistema límbico y la amígdala, esta última encargada de hacernos sentir emociones.

“Muchos pacientes describen un sentimiento de “neblina mental” y se quejan de que ya no toman decisiones de la misma forma que lo hacían antes”, explica Yassa.

Por supuesto, esta carga psicológica también viene acompañada de irremediables consecuencias fisiológicas.

“La depresión y la ansiedad nos afectan el sueño, cambian el apetito y producen fatiga”, añade el neurólogo.

Escáner de cerebro.

Getty Images
Sahakian y su equipo han estado investigando las variaciones en nuestro cerebro que provoca la pandemia.

No afecta a todos por igual

Como en todo, el cerebro pandémico lastra más a unos que otros. En esto entra en juego la resiliencia individual y el nivel de estrés al que estemos sometido.

No sufren lo mismo quienes han padecido el aislamiento social que aquellos que perdieron un familiar o conocido, se quedaron desempleados o estuvieron infectados.

En estos casos, además del estrés crónico, también puede aparecer el estrés postraumático, incrementando la inestabilidad de la salud mental, la depresión, el dolor y la ansiedad.

Algunos hemos mostrado más resiliencia y creamos estrategias durante los confinamientos para mantenernos sanos, como seguir una rutina de ejercicio físico, pero para los más afectados este tipo de actividades puede ser más difícil de seguir”, diferencia Sahakian.

“La autogestión del estrés es algo personal que no todos logramos de la misma manera. Todos hemos tenido estrés en nuestra vida. Si logramos superarlo, este estrés hasta puede ser bueno en cierto punto” añade.

¿Es posible recuperarse?

El doctor Yassa quiere pensar que sí es posible superar los cambios sufridos, pero reconoce que no será de la noche a la mañana y que tomará tiempo.

“La gente se sobrepone a desastres naturales o la pérdida de seres queridos, así que de esto también deberíamos superarlo. Pero primero debe desaparecer la causa”, aclara.

“Según se vayan recuperando las libertades y la gente retome el contacto social, todos mejoraremos”, amplía Sahakian.

Persona llorando en una tumba en Indonesia en plena ola de coronavirus.

Getty Images
Las personas que han sufrido un ser querido pueden tardar más en recuperarse de los efectos psicológicos de la pandemia.

Mientras esperamos por la vuelta a la normalidad, los expertos igualmente aconsejan aplicar técnicas para traer de vuelta nuestras funciones cognitivas.

“Debemos retarnos con juegos de memoria para recuperarla, así también como ponernos a aprender cosas nuevas”, recomienda la doctora.

Yassa opina que debemos enfocarnos en crear una especie de armonía de ritmos.

“Levantarnos a la misma hora, comer regularmente y hacer ejercicio físico da mejores oportunidades al cerebro para recuperarse“.

Pero si bien estas actividades pueden ser suficientes para muchos, Sahakian reconoce que algunos podemos necesitar la ayuda de profesionales.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.