No hay certeza sobre el programa de reconstrucción en Benito Juárez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agustín Salgado

No hay certeza sobre el programa de reconstrucción en Benito Juárez

A la fecha se desconocen los términos de los fideicomisos por redensificación que tendrán que firmar damnificados e inmobiliarias para la construcción de nuevas viviendas.
Agustín Salgado
Por Agustín Salgado / Animal Político
17 de septiembre, 2018
Comparte

A 12 meses del sismo del 19S, condóminos de 33 edificios ubicados en la delegación Benito Juárez, Ciudad de México (CDMX), que perdieron sus departamentos y optaron por la redensificación no tienen certeza sobre el futuro de sus viviendas, aun cuando las autoridades locales prometieron reconstruirlas de manera gratuita.

La redensificación consiste en adaptar las características originales de los edificios colapsados, con el fin de que la nueva edificación pueda albergar un mayor número de departamentos. La venta de estas nuevas viviendas se convertiría en la fuente de financiamiento para la reconstrucción.

El 3 de noviembre de 2017, cuatro semanas antes de que se publicara la Ley de Reconstrucción de la CDMX, el entonces jefe delegacional de Benito Juárez, Christian Von Roerich, declaró al diario Reforma que los inmuebles dañados por el sismo del 19 de septiembre podrían ser reconstruidos de “manera gratuita” siempre y cuando los damnificados aceptaran la redensificación, y pusieran en garantía sus propiedades.

Hasta el 10 de septiembre, sin embargo, ningún propietario de inmueble dañado en Benito Juárez había firmado un contrato bajo ese esquema, con el cual los dueños de los departamentos afectados ceden parte de sus predios para que los desarrolladores privados edifiquen hasta un 35 por ciento más de la construcción original para su venta.

Benito Juárez fue una de las demarcaciones que resultó más afectada por el sismo; Plataforma CDMX, base de datos que se actualiza cotidianamente, contabilizaba 709 inmuebles dañados en dicha demarcación. En al menos 20 de ellos, el gobierno delegacional ha colocado mantas en las que afirma que la reconstrucción se hará sin costo para los damnificados. Son los inmuebles cuyos vecinos optaron por la redensificación bajo el esquema propuesto por la delegación. En otros siete casos se optó por la propuesta de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, que también contempla la redensificación, además de la adquisición de un crédito puente y los seis restantes aún no han definido el esquema al que se sumarán.

No hay certeza

“El gobierno delegacional afirma que es un esquema de reconstrucción gratuita. Se vende la idea de que quienes financiarán los nuevos edificios serán las constructoras que recuperarán la inversión con la venta de los departamentos excedentes. La delegación no pone ni un solo peso y los damnificados pondrán en garantía sus predios. El problema es que hay incertidumbre por la deuda que se genere”, explicó Vania Salgado, vecina de Nicolás San Juan 308, uno de los edificios dañados, y quien es integrante de Damnificados Unidos de Benito Juárez.

La propuesta hecha por la demarcación fue contemplada en el capítulo cuarto de la Ley de Reconstrucción de la Ciudad de México, publicada el 1 de diciembre de 2017. En el artículo 38 se habla de un “modelo mixto de financiamiento” con base en la venta de viviendas adicionales, donde se establece que la redensificación no podrá exceder el 35 por ciento de la construcción original. La finalidad es contar con “una alternativa económica para la reconstrucción” de las viviendas.

“Los propietarios y/o causahabientes deberán determinar de manera conjunta los mecanismos para llevar a cabo la venta de la vivienda excedente por ellos mismos o por quien lo consideren y contar de esta manera con la recuperación de los recursos provenientes de créditos preferenciales para la reconstrucción del inmueble, esto es, que los recursos resultantes servirán para pagar el crédito preferencial que se utilizó para la reconstrucción del inmueble”, establece la fracción segunda del artículo 38.

En entrevista, el comisionado para la Reconstrucción de la CDMX, Édgar Tungüí Rodríguez, aseguró que la intención es que los desarrolladores privados asuman la deuda que se genere, aunque reconoció que es un tema que no esta establecido en la Ley de Reconstrucción.

“Quizás habría que aclararlo o establecerlo en el contrato que firmen los particulares (damnificados) con el inversionista para integrar el fideicomiso”, dijo.

Cero fideicomisos firmados

En la esquina de Nicolás San Juan y Morena, en la colonia Narvarte, hay tres predios afectados: el de Nicolás San Juan 308; Nicolás San Juan 304, cuyos propietarios optaron por la vía de redensificación; y el predio marcado con el número 314 de Nicolás San Juan, que es una vivienda unifamiliar.

En la acera poniente, la delegación Benito Juárez colocó una manta de color blanco, con su logotipo y letras en negro y azul. En ella se asegura: “Reconstruiremos gratuitamente las viviendas de los afectados por el sismo del 19S. Nicolás San Juan 304”.

El predio ya fue demolido y se emitió el certificado de Derechos para la Reconstrucción de los Afectados (Cedra) y el precertificado Único de Zonificación de Uso de Suelo en su Modalidad de Reconstrucción de Vivienda (Curvi) que son requisitos para iniciar la reconstrucción.

La constructora que participa en este programa de reconstrucción, por la vía de la redensificación, es GDC Desarrollos, cuyo director general es Santiago Morales Broc, hijo del exprocurador Ignacio Morales Lechuga. Para el programa de reconstrucción, el grupo inmobiliario creó la fundación CDMX Reacciona, cuya coordinadora es Edna Chávez.

Rubén López Córdoba Betancourt, jefe de gabinete de Benito Juárez, reconoció que además del predio de Nicolás San Juan 304 existen otros tres inmuebles (Xola 32, Balsas 18 y Escocia 10 ) que registran avances en su reconstrucción, pero en ningún caso se ha firmado un fideicomiso con las empresas desarrolladoras.

En entrevista, el funcionario aseguró que con la redensificación se abrió “una gama de posibilidades” para que sea el constructor “quien decida la manera de financiamiento” y descartó que los vecinos asuman algún riesgo al poner en garantía su propiedad, pues en caso de que haya pérdidas: “los damnificados recibirán su departamento tal y como establece el fideicomiso y ese riesgo o posible perdida la asume el constructor”.

—¿Pero ello no se encuentra por escrito, pues todavía no se ha firmado ningún fideicomiso?, se preguntó al funcionario.

“Tenemos muy avanzado el trabajo ante los notarios públicos. Estamos confiados de que pronto se firmará el primer fideicomiso, una vez teniéndolo, con mucho gusto lo podremos compartir”.

Hasta el 11 de septiembre no se había firmado ningún fideicomiso, pues a decir de López Betancourt aún se estaba “a la espera del documento final del notario”.

Avance lento

La calle de Odesa, en el tramo que va de Río Churubusco a Vistahermosa, en la colonia Portales, no se pudo transitar por más de 10 meses: dos tapiales bloqueaban la calle a la altura del predio marcado con el número 1222, uno de los inmuebles dañados con el sismo. Fue hasta agosto que la calle fue reabierta a la circulación. Sin embargo el retiro de cascajo se encuentra suspendido pues la delegación argumenta falta de presupuesto.

El edificio ya recibió el certificado de Derechos para la Reconstrucción de los Afectados. Aquí los damnificados rechazaron la propuesta de redensificación, planteada por la demarcación, incluso exigieron a la delegación que retiraran la manta (donde se habla de reconstrucción gratuita) que se había colocado sin su consentimiento.

Enrique Cabrera, uno de los condóminos relató que en una asamblea vecinal, realizada el pasado 7 de julio, la mayoría de los vecinos votaron a favor de que la reconstrucción la realizara la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda y descartaron la opción de la demarcación.

Meses antes, durante otra asamblea de condóminos, la divergencia de posturas provocó un altercado entre los vecinos que estaban a favor del esquema delegacional y quienes se pronunciaron en contra.

En Sevilla 405, edificio de 24 departamentos, ocurrió algo similar al de Odesa: la propuesta de la demarcación generó divisiones entre los damnificados.

El inmueble aún no es demolido, que es el primer paso para poder acceder al programa de reconstrucción. Sin embargo, las discrepancias entre los condóminos se mantienen.

En Azores 609, en la colonia Portales, dos edificios con 16 departamentos cada uno, resultaron con daños estructurales. Al igual que Nicolás San Juan 304, los condóminos optaron por la reconstrucción vía redensificación. Sin embargo, los avances en este predio apenas comenzaron.

En el caso de Azores 609, el gobierno capitalino etiquetó una primera partida para el inmueble. El dinero se destinará a la realización del estudio de mecánica de suelos, uno de los requisitos para la reconstrucción. El inmueble pasaría de 32 a 43 departamentos.

En Tokio 517, se demolieron 25 departamentos distribuidos en tres edificios. Los condóminos optaron por la redensificación pero el proceso, al igual que en Azores 609, apenas comienza.

Una de las organizaciones que surgieron a partir del 19S fue Damnificados Unidos de Benito Juárez. Al principio estaba integrada únicamente por vecinos de dicha demarcación, pero posteriormente se sumaron afectados de otras jurisdicciones. A la fecha hay damnificados de 7 delegaciones que se han sumado al colectivo y representan 56 inmuebles.

“La decisión la toman los vecinos, pero hay quienes estamos en contra de la redensificación. Nosotros peleamos por que nuestras viviendas sean reconstruidas por el Instituto de Vivienda, a fondo perdido”, explicó Vania Salgado, vocera del colectivo.

El colectivo ha trabajado de manera cercana a organizaciones de la sociedad civil como Nosotrxs, iniciativa que documentó que cuatro demarcaciones, entre ellas Benito Juárez, utilizaron recursos que tendrían que haberse destinado a la reconstrucción para otras cosas. En el caso de Benito Juárez los 150 millones de pesos que le fueron asignados se utilizaron para restituir áreas verdes y la compra de aceite, anticongelante y baterías.

El colectivo Nosotrxs informó que en la Ciudad de México únicamente se ha comprobado el ejercicio de 4.7 por ciento de los recursos destinados a la reconstrucción.

Vania Salgado demandó que se les ofrezca un acuerdo similar al que firmó el gobierno capitalino con los propietarios del Multifamiliar Tlalpan: la asignación de recursos públicos que se vayan a fondo perdido, los cuales sean ejercidos por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la CDMX y que en los casos de reconstrucción no se contemple la redensificación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Naomi Seibt.

Naomi Seibt, la "anti-Greta Thunberg" que aboga en contra del "alarmismo" medioambiental

Como Greta Thunberg, Naomi Seibt es joven, blanca, elocuente y europea, pero las similitudes se acaban ahí. Esta alemana de 19 años considera que el cambio climático es algo neutro, que no afecta al planeta: "El clima siempre está cambiando".
Naomi Seibt.
2 de marzo, 2020
Comparte

“Por muchos años fui una alarmista medioambiental. Me creí toda esta narrativa de que el cambio climático estaba destruyendo el planeta (…) pero luego de hacer un poco de investigación, decidí que ya tenía una visión propia y sólida sobre el asunto”.

Así explica Naomi Seibt la transición que la llevó a unirse a Heartland, un influyente Think Tank conservador con sede en las afueras de Chicago, Estados Unidos, partidario del capitalismo y del libre mercado.

Presentada como la “anti-Gretapor Heartland, esta adolescente alemana de 19 años se ha convertido en otra voz de los escépticos del cambio climático.

Como Thunberg, Seibt es joven, blanca, elocuente, originaria de un país rico de Europa Occidental, bastante madura para su corta edad y habla inglés perfectamente. Pero las similitudes se acaban ahí.

“Soy una libertaria. Generalmente no quiero alinearme con ningún partido”, dice Naomi Seibt a BBC Mundo, sin negar su estrecha relación con miembros de Alternative für Deutschland (AfD), un partido de extrema derecha alemán que milita en contra de la inmigración, el islam y la Unión Europea.

Su visión con respecto al medioambiente también difiere de la de Thunberg, quien fue nombrada en 2019 como la “persona del año” por la prestigiosa revista Time, por su lucha contra el cambio climático, convirtiéndose en la más joven de la historia en recibir la distinción.

“En realidad, el dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero menor”, dice Seibt, asegurando que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático alega que el efecto de calentamiento (causado por las emisiones) de CO2 es alto basándose en sus propios modelos de computación y no en datos reales.

“Creo que eso es un gran problema porque se le está diciendo a la gente que todo esto está basado en la ciencia, incluso a científicos y políticos”, agrega.

Contactado por BBC Mundo, Greenpeace España no quiso comentar sobre esta joven ni sobre sus ideas.

“Pensamos que este debate está superado (…) es nuestra política no entrar a valorar opiniones negacionistas que van en contra de la evidencia científica“, aseguró Ana Martínez, gerente de comunicaciones de la organización.

Naomi Seibt.

Naomi Seibt
Naomi Seibt recibe un “modesto sueldo” por parte de Heartland, una organización que mantiene estrechos lazos con la administración Trump.

El plan para contrarrestar los objetivos de reducción de CO2

Con un “modesto sueldo” según ella misma dice, Seibt trabaja desde diciembre para Heartland, una organización que ha sido acusada de emprender una campaña para contrarrestar los esfuerzos que realiza Alemania para regular las emisiones de dióxido de carbono en el mundo.

En una entrevista con el diario británico The Guardian, Connor Gibson, investigador de Greenpeace Estados Unidos, acusó a Heartland de “canalizar dinero anónimo estadounidense (para promover) la negación climática en otros países”.

“Se apoya en medios de comunicación para fomentar estrategias de equivalencias falsas para intentar normalizar creencias radicales. La negación del clima no es un delito sin víctimas, y es hora de que los responsables rindan cuentas”, prosigue.

Según el sitio británico Desmog, dedicado a denunciar lo que considera campañas de desinformación sobre el cambio climático, dice que Heartland es “uno de los más notorios grupos que niegan la ciencia del cambio climático en Estados Unidos y ha recibido fondos de ExxonMobil y grandes fundaciones conservadoras”.

Y The Washington Post reporta que, durante La Conferencia de Madrid sobre el Cambio Climático, celebrada en diciembre, dos empleados encubiertos de CORRECTIV, una redacción alemana sin fines de lucro, contactaron a James Taylor, director del Centro Arthur B. Robinson para Política Climática y Ambiental de Heartland, haciéndose pasar por donantes de la industria automotriz.

Los periodistas encubiertos le ofrecieron a Taylor medio millón de euros (US$543.000) que él aceptó inmediatamente presentando un elaborado plan para combatir el afán de las autoridades alemanes de limitar el cambio climático.

Según dijo Taylor a The Washington Post, su respuesta habría sido la misma si hubiera conocido la verdadera identidad de los periodistas.

En esa propuesta enviada por el Centro Arthur B. Robinson describía a Naomi Seibt como “la estrella” de un “Foro de Realidad Climática” organizado por Heartland en paralelo a la cumbre de Madrid.

Contactado por BBC Mundo, Taylor describe a la joven alemana como una “estupenda mensajera de la libertad humana en el mundo”.

“Es una joven adulta muy inteligente y articulada, con una visión muy perspicaz de mejorar las condiciones (de vida) en Europa y en el resto del mundo. Creo que sería maravilloso si la gente escuchara su mensaje”, prosigue.

Pero, ¿cuál es exactamente su mensaje?

Greta Thunberg.

Getty Images
Naomi Seibt dice que le gustaría conocer a Greta Thunberg “más allá de sus opiniones sobre el cambio climático y lo que dice frente a las cámaras”.

“No creo que los humanos estén causando el cambio climático”

Naomi cree que Thunberg y otros activistas medioambientales están provocando “histeria innecesaria” exagerando la crisis climática.

“No me considero a mí misma una negadora del cambio climático, porque si me preguntas si creo en el cambio climático, por supuesto que te voy a decir que sí (…) el clima siempre ha estado cambiando durante millones y miles de millones de años”.

“Mira hacia afuera, el clima ha estado cambiando todo el tiempo durante el transcurso de este año”, agrega.

“Hemos tenido glaciaciones. Hemos tenido tiempos calurosos, tiempos fríos. Todo está relacionado con la rotación del Sol, relacionado con la forma en que el Sol afecta la temperatura del planeta”.

Cuestionada sobre si considera que el cambio climático es algo positivo, la joven se defiende: “No estoy diciendo que sea positivo o negativo. Es neutro. El clima siempre está cambiando. Es algo natural (…) Lo que no creo es que los humanos estén causando el cambio climático”, afirma.

Seibt también desmiente las acusaciones de formar parte de un plan para hacerles contrapeso a las autoridades de su país en la lucha contra el cambio climático.

“Ya no me veo como una activista puramente alemana, por así decirlo”, dice y agrega que su activismo ahora está dirigido a la comunidad internacional.

Donald Trump.

Getty Images
Heartland, la organización para la que trabaja Naomi Seibt, tendría vínculos estrechos con la administración Trump.

Nexos con Donald Trump

Fundada en 1984 y financiada principalmente por donantes anónimos, Heartland, la organización que ahora ayuda a difundir el mensaje de la “anti-Greta”, mantiene estrechos lazos con miembros de la administración Trump, según reporta The Washington Post.

De acuerdo a documentos obtenidos por el diario estadounidense, William Happer, quien se desempeñó como director del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca entre 2018 y 2019, habría solicitado la ayuda de Heartland para promover sus ideas de que las emisiones de CO2 deberían considerarse beneficiosas para la sociedad.

“Creemos que la administración Trump en general está haciendo un muy buen trabajo con respecto a la política energética, medioambiental y climática”, dice James Taylor de Heartland a BBC Mundo.

“Nos complace proporcionar información y asesoramiento siempre y cuando estén contentos en recibirla”, agrega sobre los miembros del gobierno estadounidense y confirma tener contacto con “algunos” de ellos.

Si bien Naomi Seibt no conoce todavía personalmente al presidente Donald Trump, dice que “estaría feliz de conocerlo algún día” y al mismo tiempo desestima que existan vínculos entre el mandatario y la organización para la que trabaja.

“Tal vez en términos de puntos de vista, porque él también ha sido considerado como un negador del cambio climático”.

El deseo de Seibt de conocer a Trump se puede cumplir este sábado. La “anti-Greta” participa en Conservative Political Action Conference (Conferencia de Acción Política Conservadora), cuyo discurso de cierre lo hará Donald Trump.

Manifestación de seguidores de AfD en Berlín.

Getty Images
Naomi Seibt no niega mantener una estrecha relación con miembros de Alternative für Deutschland (AfD), un partido de extrema derecha alemán.

“Estoy segura de que Greta es una chica muy agradable”

Con respecto a su “rival” Greta Thunberg, asegura no tener ningún problema con ella ni con la narrativa general de la lucha contra del cambio climático.

Pero lamenta que solo se muestre un lado del asunto.

“Lo que veo es que la mayoría de las personas en las calles, protestando y hablando sobre el cambio climático, políticos y celebridades, no tienen idea de lo que realmente está pasando. No investigan sobre la ciencia detrás de esto. Si lo hicieran, estoy feliz de discutir con ellos”.

Además, dice estar “segura” de que Greta es una chica “muy agradable” e “interesante”.

“Me gustaría conocerla más allá de sus opiniones sobre el cambio climático y lo que dice frente a las cámaras, porque ella es mucho más que eso. No es solamente propaganda (contra) el cambio climático” agrega.

Igualmente, confiesa que aunque no le gusta que se refieran a ella como la “anti-Greta”, dice que si sirve para hacerse conocer y transmitir su voz por el mundo, bienvenido sea.

“No me considero como una anti-Greta y no quiero convertirme en una especie de marioneta del lado opuesto”.

Mientras que Greta Thunberg tiene 4 millones de seguidores en Twiter, Naomi Seibt -que abrió su cuenta en febrero de 2020- tiene 11.900.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts