Ganaron pero las sustituiría un hombre: 30 regidoras y diputadas renuncian a sus cargos en Chiapas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Ganaron pero las sustituiría un hombre: 30 regidoras y diputadas renuncian a sus cargos en Chiapas

El Partido Verde es el que presenta el mayor número de casos, al menos una decena de mujeres ha renunciado a su puesto. El Instituto electoral de Chiapas sospecha que fueron obligadas para ceder sus cargos a hombres, por lo que investigarán el motivo de las renuncias.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
7 de septiembre, 2018
Comparte

Tras las elecciones del pasado 1 de julio, al menos 30 mujeres de diversos partidos políticos en Chiapas que habían obtenido cargos como regidoras y diputadas han renunciado desde hace algunos días, aparentemente de forma obligada, abriendo la posibilidad para que sus cargos sean ocupados por hombres.

Las decenas de mujeres, algunas de ellas designadas por la vía plurinominal, presentaron sus solicitudes de renuncia ante el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) de Chiapas, argumentando que lo hacían de manera voluntaria.

Sin embargo la autoridad electoral externa su preocupación ante lo que podría ser un caso de violencia política contra las mujeres, por lo que la Comisión Provisional de Igualdad de Género y No Discriminación analizará la situación y las razones de las renuncias masivas.

Sofía Margarita Sánchez Domínguez, consejera electoral del IEPC de Chiapas, expresó su rechazo a cualquier forma de presión a las mujeres y señaló que se activará el Protocolo para la atención de la violencia política contra las mujeres, por parte de este órgano electoral.

De esta forma se procedería conforme a la ley en contra de los partidos o actores políticos que pretendan violentar, mediante cualquier forma, a las mujeres para renunciar a sus cargos y así ser sustituidas por hombres, antes de ser designadas o tomar posesión.

Las renuncias

En el caso de los ayuntamientos, en el municipio de Frontera Hidalgo se recibió la solicitud de renuncia de la presidenta municipal electa del PRI. En Frontera Comalapa, se recibieron renuncias de 5 candidatas de Nueva Alianza, y en el municipio de Pichucalco, la de una candidata síndico del Partido Chiapas Unido.

En Tuxtla Chico renunciaron las 6 mujeres integrantes de la planilla del Partido Chiapas Unido; en el municipio de Mapastepec, 6 mujeres presentaron renuncia del Partido Verde (PVEM), y del municipio de Suchiapa, otras 2 mujeres del Partido Podemos Mover a Chiapas.

Para el cargo de diputaciones locales, 10 mujeres del PVEM ratificaron su renuncia, de las cuales, 8 integraban la primera fórmula, tanto propietaria como suplente de las 4 circunscripciones, es decir se perderán 4 espacios que serían ocupados por mujeres en el Congreso del Estado.

De esta forma, el partido Verde es el que presenta la mayor cantidad de renuncias.

Sánchez Domínguez comentó que uno de los casos más notorios y preocupantes es el de Tuxtla Chico, donde todas las mujeres que integraban la planilla renunciaron, abriendo así la posibilidad de la representación del municipio sea solo masculina.

Luego de recibir las decenas de renuncias, la consejera recordó que “nuestro Código de Elecciones y Participación Ciudadana establece que habrá un cierto número de regidoras y regidores que deben asignarse bajo esta figura”, con el fin de cumplir con la paridad de género.

Agregó que hasta ahora no se ha incumplido la ley electoral pues, en su momento, todos los partidos políticos “cumplieron con la paridad al registrar sus planillas tanto en ayuntamientos como en diputaciones locales”.

A pesar de que aún no existen pruebas contundentes para confirmar un caso de violencia política contra las mujeres, el IEPC aclaró que “el registrar a una mujer para después hacerla renunciar y sustituirla por un hombre” ─ lo que se conoce como candidaturas simuladas ─, además de ser violencia política podría tratarse de un posible fraude a la ley, y de ser así, “de ninguna manera será avalado”.

A pesar de que será difícil que las víctimas reconozcan abiertamente su situación, el instituto electoral detalló que existe jurisprudencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que obliga al Organismo Público Electoral (OPLE) a actuar en casos supuestos de violencia política, por lo que se han iniciado indagatorias para conocer el origen de estas renuncias.

“El IEPC está dando seguimiento puntual a las renuncias presentadas, por lo que se tomarán las acciones necesarias contra quienes resulten responsables, en caso de confirmarse lo que parecen ser actos de violencia política por razones de género y candidaturas simuladas para cumplir con la paridad de género”, finalizó Sánchez Domínguez.

Es una regresión: INE

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, condenó los hechos de violencia política y expuso que representan una regresión en la paridad de género, y aunque no es una competencia directa del organismo electoral, darán seguimiento al tema.

Dijo que resultan inaceptables “los hechos de coacción y de presión para que mujeres que han sido electas y que han ocupado inicialmente cargos de representación en diversos municipios el estado de Chiapas, ya sea como legisladoras que han sido electas bajo las reglas de paridad y los principios fijados por las autoridades electorales, se vean obligadas a renunciar para que varones ocupen su cargo”.

En tanto, la consejera electoral Adriana Favela, integrante de la Comisión Temporal para el Fortalecimiento de la Igualdad de Género y No Discriminación, lamentó la práctica de los partidos políticos de Chiapas involucrados y aseguró que el Organismo Público Local Electoral (OPLE) ya explica a las candidatas cuál es la implicación de esa renuncia y el derecho que tienen a ocupar.

Se espera que este lunes 10 de septiembre, una comisión de consejeras y consejeros acuda a Chiapas para verificar la situación y establecer acciones para evitar la violación de derechos políticos de las mujeres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Evolución del coronavirus: El covid-19 se comporta como si fuera una enfermedad de transmisión sexual

Desde el punto de vista evolutivo, el coronavirus se asemeja a una enfermedad de transmisión sexual: la persona infectada continúa viéndose y sintiéndose bien mientras contagia a otros. Y, dado a que en algunos casos provoca cuadros graves y en otros no, es un virus muy difícil de controlar.
Getty Images
18 de junio, 2020
Comparte

En el caso de los virus, hay una delgada línea entre la severidad y la transmisibilidad. Si son demasiado virulentos, matan o dejan incapacitado a su huésped, pero esto limita su habilidad de infectar a otros nuevos.

Por el contrario, si hacen poco daño, no pueden generar suficientes copias de sí mismos para volverse infecciosos.

Pero, el SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la covid-19, esquiva esta compensación evolutiva.

Los síntomas, por lo general, no aparecen hasta que la persona infectada ha estado propagando el virus durante varios días.

Un estudio del SARS-CoV-2 estimó que la tasa más alta de transmisión viral tiene lugar uno a dos días antes de que la persona infectada comience a mostrar síntomas.

En términos más sencillos, sólo te sientes enfermo cuando el virus ha logrado cumplir con su meta evolutiva: propagarse.

Los virus que son buenos haciendo copias de sí mismos y haciendo que esas copias entren dentro de nuevos huéspedes, son más exitosos y se vuelven más prevalentes hasta la que inmunidad del huésped o medidas de salud pública lo contienen.

Como profesores que estudiamos medicina evolutiva, sabemos que la compensación entre la virulencia y la transmisibilidad ayuda a mantener a un patógeno bajo control.

Prueba de covid

Getty Images
Entre el 40% y el 45% de las personas infectadas con SARS-CoV-2 son asintomáticas.

La misma destructividad de un virus evita que se propague demasiado.

Esto ha sido el caso con otros patógenos pandémicos, incluyendo el virus de Marburgo, el ébola y el coronavirus original responsable del SARS.

Los brotes que causan consistentemente síntomas severos son más fáciles de acorralar con medidas de salud pública, porque los individuos infectados son fácilmente identificables.

El SARS-CoV-2, sin embargo, puede invadir comunidades sigilosamente, porque muchos individuos infectados no tienen ningún síntoma.

Como una enfermedad de transmisión sexual

Desde este punto de vista, la covid-19 se asemeja a una enfermedad de transmisión sexual.

La persona infectada continúa viéndose y sintiéndose bien, mientras propaga la enfermedad a nuevos huéspedes.

El VIH y la sífilis, por ejemplo, son relativamente asintomáticos por una gran parte del tiempo en que son contagiosas.

Con el SARS-CoV-2, investigaciones recientes indican que el entre el 40% y el 45% de las personas infectadas son asintomáticas.

Y estos portadores son capaces de transmitir el virus por un período más largo.

Hombre en un consultorio médico

Getty Images
Al igual que enfermedades de transmisión sexual, lpersona infectada continúa viéndose y sintiéndose bien, mientras propaga la enfermedad a nuevos huéspedes.

La covid-19 tiene otra similitud con muchas enfermedades de transmisión sexual.

Su severidad no es la misma en todos los huéspedes y por lo general estas diferencias son dramáticas.

Hay evidencia de que la habilidad para luchar contra la infección difiere entre la gente. La severidad entre las cepas del virus también puede ser diferente, aunque aún no hay evidencia sólida al respecto.

Incluso cada cepa de SARS-CoV-2 puede afectar a la gente de diferentes formas, lo cual puede facilitar su propagación.

Hospital

Reuters
El virus es particularmente agresivo con las personas mayores de edad y con ciertas enfermedades preexistentes como diabetes o hipertensión.

El virus SARS-CoV-2 -o cualquier otro patógeno- no cambia deliberadamente lo que hace para explotarnos y usar nuestro cuerpo como vehículo de transmisión, pero los patógenos pueden evolucionar de modo que parezca que están jugando con nosotros.

Estudios muestran que los patógenos pueden expresar virulencia condicional -es decir, que pueden ser altamente virulentos en algunos individuos y menos virulentos en otros- dependiendo de características del huésped como la edad, la presencia de otras infecciones y la respuesta inmunitaria de cada individuo.

Esto puede explicar por qué el SARS-CoV-2 evita el mecanismo de compensación.

En algunos individuos maximiza la virulencia. En otros maximiza su transmisibilidad.

Cómo el SARS-CoV-2 se sale con la suya

La edad, hasta el momento, parece ser un factor crítico. La gente mayor tiende a sufrir infecciones altamente destructivas, mientras que los huéspedes más jóvenes, aunque pueden infectarse de la misma manera, se ven mayormente poco afectados.

Esto puede ser porque distintos huéspedes pueden tener distintas respuestas inmunitarias.

Otra explicación es que, a medida que nos volvemos mayores, somos más propensos a desarrollar otras enfermedades como obesidad e hipertensión, que pueden hacernos más susceptibles al daño provocado por el SARS-CoV-2.

Más allá del mecanismo, este patrón basado en la edad le permite al SARS-CoV-2 salirse con la suya desde el punto de vista evolutivo: devastando a las personas mayores con alta virulencia, pero manteniendo a las personas más jóvenes como vehículos de transmisión.

Hospital

Getty Images
Al ser una enfermedad nueva, todavía hay demasiadas incógnitas sin responder, cómo cuáles son sus efectos a largo plazo, por ejemplo.

Algunos estudios indican que la gente joven es más probable que sea asintomática.

Ambos, los asintomáticos y los presintomáticos pueden transmitir el virus.

¿Qué sabemos entonces de la evolución del SARS-CoV-2? Desafortunadamente, aún no mucho. Hay algo de evidencia de que el virus puede estar adaptándose a nosotros, como nuevos huéspedes, pero hasta el momento no hay evidencia que muestre que estas mutaciones están cambiando al virulencia o transmisibilidad del SARS-CoV-2.

Y como el SARS-CoV-2 puede esquivar la compensación típica entre la virulencia y la transmisibilidad, puede que haya poca presión evolutiva para transformarse disminuir su severidad a medida que se propaga.

De todos los misterios que rodean a la covid-19, una cosa es cierta: no podemos dejarnos llevar por una falsa sensación de seguridad. Como advirtió Sun Tzu en “El arte de la guerra”, conoce a tu enemigo.

Hay mucho más que saber sobre el SARS-CoV-2 antes de cantar victoria.

*Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original en inglés.. Athena Aktipis es profesora asistente de Psicología del Centro de Evolución y Medicina de la Universidad Estatal de Arizona en EE.UU. Joe Alcock es profesor de Medicina de Emergencia de la Universidad de México.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=L1x85oILvOU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.