Las 4 series que hacen que Netflix reine en las nominaciones a los Emmy por primera vez en la historia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las 4 series que hacen que Netflix reine en las nominaciones a los Emmy por primera vez en la historia

Netflix reúne 112 nominaciones para la edición 70 de los premios Emmy, a celebrarse este 17 de septiembre. Es la primera vez que una plataforma de distribución de contenidos por internet encabeza las candidaturas. Estas son sus series más reconocidas, ¿cuál es tu favorita?
13 de septiembre, 2018
Comparte

Hace cinco años, Netflix se introducía tímidamente en el mundo de los premios Emmy, al recibir tres estatuillas por su primera serie original, “House of Cards”.

Hoy en día, la plataforma de distribución de contenidos en línea ya reina en las nominaciones a los premios que la Academia de la Televisión estadounidense entrega este 17 de septiembre.

Si en 2013 fue un hito que una empresa de streaming (Netflix) figurara por primera vez en candidaturas para los Emmy, este año marca un nuevo antes y después para la compañía.

Netflix amasa 112 nominaciones para la edición 70ª de los premios, más que cualquier otro canal de televisión o plataforma de internet.

También es la primera vez en 17 años que el canal de cable HBO no domina en las candidaturas, si bien obtuvo 108 nominaciones.

El logo de Netflix

Getty Images
Netflix tiene 130 millones de suscriptores en todo el mundo, con 72,8 millones fuera de Estados Unidos.

“Netflix ha transformado la industria de la televisión en Estados Unidos. Es más que importante, es el nuevo Sol sobre el que se rigen los demás planetas”, le dice a BBC Mundo Michael O’Connell, periodista de televisión de The Hollywood Reporter que lleva una década cubriendo la fuente.

Esos “planetas”, ilustra O’Connell, son los canales tradicionales de televisión, con sus respectivos servicios de streaming, y otras distribuidoras por internet como Hulu y Amazon Studios.

Tras el anuncio de las nominaciones el pasado 12 de julio, el jefe de contenidos de Netflix, Ted Sarandos, dijo estar “entusiasmados de ver la amplitud de nuestra programación celebrada con candidaturas repartidas en 40 títulos nuevos y recurrentes“, que van desde dramas, comedias a documentales y realities.

Son cuatro de sus producciones, sin embargo, las que recibieron más atención de la Academia de la Televisión de EE.UU.

Te contamos cuáles son y qué posibilidades tienen de ganar.

1. “The Crown” (“La Corona”)

El drama inspirado en la vida de la reina Isabel II de Inglaterra es la serie de Netflix más nominada a los Emmy de este año, con 13 candidaturas.

El programa, cuya primera temporada se estrenó en 2016, ya consiguió tres trofeos en categorías técnicas y artísticas en los Emmy Creativos, que se celebraron el fin de semana del 8 y 9 de septiembre.

“Es una pieza impecable de televisión. No se necesita ser crítico para apreciar la atención el detalle y la cantidad de recursos que invierten en producirla”, apunta O’Connell, de The Hollywood Reporter.

Aunque sigue siendo un misterio cuánto ha costado producir la serie, es una de las apuestas monetarias más ambiciosas de Netflix.

Según reportes, la primera temporada tuvo un costo de US$130 millones, aunque su creador, Peter Morgan, ha declarado que esta cifra se acerca más a la producción de las dos temporadas, según reportó la periodista de la BBC Rebecca Seales en diciembre de 2017.

“De cualquier modo, es mucho dinero: entre US$6,5 y US$13 millones por episodio de una hora“, escribió Seales.

John Lithgow recibiendo su premio Emmy como "Mejor Actor Secundario en una serie dramática" el año pasado.

Getty Images
John Lithgow recibió un Emmy el año pasado por su papel como Winston Churchill en “The Crown”.

Al consultar a Netflix sobre los costos de la serie y su popularidad dentro de la plataforma, un portavoz de la empresa respondió a BBC Mundo que se abstenía de responder “aspectos del negocio como números de audiencia y costos”.

Lo que está claro es que esta edición de los Emmy es la última oportunidad para que actores como Claire Foy (reina Isabel II) y Matt Smith (príncipe Felipe), reclamen un trofeo por esta serie, ya que estos y otros intérpretes más jóvenes serán sustituidos por un nuevo elenco en la tercera temporada.

2. “Stranger Things”

El drama ochentero de ciencia ficción compite en 12 categorías para los Emmy de este año, seis menos que en la entrega de 2017.

Y en el apartado de Mejor serie dramática, algunos expertos ven difícil que se imponga ante favoritos como Game of Thrones y The Haindmaid’s Tale.

Elenco de la serie "Stranger Things" posa para una "selfie".

Getty Images
La serie “Stranger Things” tiene menos nominaciones este año (12) que el año pasado (18).

“Pese a ello, ha tenido un éxito que pocas series han tenido últimamente. Quizá no ha penetrado al nivel de Game of Thrones, pero ha impactado en la cultura popular”, acota O’Connell.

Uno de los logros del seriado, continúa O’Connell, es que ha atraído a una audiencia joven a la plataforma.

“Netflix no muestra cifras de popularidad ni cómo sus producciones llegan a públicos segmentados, pero hay elementos como los comentarios y publicaciones en redes sociales sobre una serie que te hablan de su popularidad entre los jóvenes”, señala.

La serie no solo ha impulsado la venta de artículos con el logotipo u otros detalles de la trama, sino que también inspiró un cómic.

La compañía Dark Horse anunció que este mes saca al mercado una historieta inspirada en el personaje del niño Will Byers y su estancia en una dimensión paralela.

3. “Godless”

La miniserie wéstern, que se estrenó en noviembre del año pasado, compite en 12 categorías.

En los Emmy Creativos ya consiguió su primera estatuilla en el apartado de Mejor composición para tema musical principal, obra del músico de origen latino Carlos Rafael Rivera.

Michelle Dockery, actriz de la serie "Godless"

Getty Images
La actriz británica Michelle Dockery está nominada en la categoría de Mejor actriz principal en una miniserie o película para televisión.

La serie, producida por el reconocido cineasta Steven Soderbergh, está ambientada en un pueblo del territorio de Nuevo México (EE.UU.) en la década de 1880 que está gobernado por mujeres.

Pese a las buenas reseñas que ha recibido, se enfrenta a un competidor sólido: “American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace”.

La miniserie producida por el canal FX centrada en el asesino en serie que mató al diseñador de modas tiene 18 nominaciones y es una de las grandes favoritas.

En la categoría de Mejor actriz principal en una miniserie o película para televisión, sin embargo, la británica Michelle Dockery podría dar la sorpresa.

La intérprete ha sido alabada por su papel como “Alice” en el drama y ya ha sido nominada a los Emmy en tres ocasiones por su actuación en Downton Abbey.

4. “GLOW”

La comedia, que se estrenó en junio del año pasado, obtuvo 10 nominaciones a los premios Emmy por su primera temporada.

Las críticas alabaron el seriado, que cuenta la historia de un grupo de mujeres en la década de 1980 en Los Ángeles que se vuelven luchadoras libres para participar en un programa de televisión llamado “GLOW”.

La trama está inspirada en un programa del mismo nombre que existió en los años 80 y que fue creado por el empresario de televisión David McLane.

Aunque ya ganó dos trofeos en categorías técnicas, el panorama es más complicado en el apartado de Mejor serie de comedia.

“Creo que la gran favorita es Barry, producida por HBO”, opina O’Connell, periodista de televisión de The Hollywood Reporter.

O’Connell añade que, en la categoría de Mejor actriz de reparto, Betty Gilpin podría llevarse la estatuilla por su papel como “Debbie”, una mujer que se une al grupo tras dejar a su esposo.

¿Y las de HBO?

La emblemática cadena de cable que se había acostumbrado a dominar los premios de la Academia de la Televisión estadounidense obtuvo en esta ocasión un total de 108 nominaciones.

Estas son, sin embargo, las cuatro producciones que más expectativas generan:

  • Game of Thrones (“Juego de Tronos”): 22
  • Westworld: 21
  • Barry: 13
  • Last Week Tonight con John Oliver: 9

Puedes seguir la cobertura de la 70ª edición de los Emmy en bbcmundo.com y en Twitter en las cuentas @bbcmundo y @patsulbaran


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Cuartoscuro Archivo

Médicos reclutados por Insabi para enfrentar COVID denuncian que ya no les renovaron contratos

Aseguran que los han dejado sin trabajo, pese a la promesa del presidente de que habría plazas para el personal de salud que ha estado atendiendo a los pacientes con COVID-19.
Foto: Cuartoscuro Archivo
9 de noviembre, 2020
Comparte

En mayo, en el pico de la pandemia, Daniel Isaac Canché Ojeda, enfermero contratado por Insabi para estar en el área COVID en la Clínica del ISSSTE de Cancún, Quintana Roo, entraba a su turno a las 2 de tarde y salía a la 12 o 1 de la madrugada. Eran hasta 13 horas de trabajo intenso, que le dejarán al menos secuelas psicológicas. Después de enfrentar eso, ahora no quieren renovarle su contrato. 

En la misma situación hay al menos otras 15 personas en tres estados de la República. 

Entérate: #PrimeraLínea, así trabaja personal médico en salas llenas de pacientes con COVID

A todos, aseguran, los han dejado sin trabajo, sin una explicación; pese a la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de que no se dejaría sin empleo al personal contratado por Insabi para atender la emergencia. 

En el área donde estaba Daniel, la de terapia intensiva, sólo había dos enfermeros por turno para atender a seis pacientes críticos. “Llegaban hasta tres al mismo tiempo, que necesitaban intubación. Acabábamos con uno e íbamos con el otro. Era mucho estrés, mucho cansancio. El traje de protección te lastima, te sofoca. Un día mi compañera, la enfermera que estaba conmigo en el turno, se desmayó”. 

Daniel Canché, de 24 años, dice que ni él ni su compañera se imaginaron que iban a estar en algo muy similar a una zona de guerra, “con tantos muertos. Hubo un día que entre los dos turnos murieron cinco pacientes”. Ahora que la situación está más controlada, el enfermero denuncia que ya no le refrendaron el contrato. 

“Después de todo lo que trabajamos, después de que nos arriesgamos, cuando mucho personal de base de los hospitales no quiso entrar a área COVID, después de las secuelas que tendremos porque yo he quedado con miedo: veo a un paciente y siento que se va a a morir, alguien de mi familia se enferma y me da terror. Me siento como un niño desvalido de siete años. Después de eso me han dejado sin contrato y a mi compañera también”. 

En abril, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, detalló que se había contratado a más de 50 mil profesionales para atender la emergencia sanitaria en los hospitales. Pero que el faltante era de hasta 240 mil. 

Daniel Canché entró a trabajar como personal Insabi para atender la emergencia de COVID el 15 de abril. Su contrato y el de sus compañeros de turno, dos enfermeros más y un camillero terminó el 31 de octubre. Pensaron que se los renovarían, pero no. 

La única opción que le dieron a Daniel fue seguir cubriendo las suplencias en las que se ha empleado desde hace tres años en la clínica del ISSSTE, pero en donde gana apenas 300 pesos por cubrir un turno frente a los casi 10 mil a la quincena que le estaban pagando por atender a los enfermos de coronavirus. Explicación de por qué no le renovaban el contrato Insabi no le dieron ninguna. 

Daniel asegura que ni él ni sus compañeros cometieron negligencias, no tuvieron inasistencias ni roces laborales con nadie. Nunca les levantaron un oficio. Lo mismo afirma Ricardo Novelo, también enfermero de 26 años, que hasta el mes pasado trabajó en la primera línea del Hospital General de Cancún “Jesús Kumate Rodríguez”. 

Ricardo admite que tuvo algunos roces con el personal fijo del hospital. “Exigían un compañerismo que no era para ser más productivos o hacer mejor el trabajo. Si alguien se atrasaba, tenías que quedarte hasta que acabara el último, solo porque trabajaban mal, cosas así”, cuenta. 

El contrato de Ricardo se acabó el 30 de octubre y ya no le quisieron dar otro, como tampoco se lo dieron a cinco más de sus compañeros. 

“Soy el único de los que empezaron a trabajar,  de unas 50 o 60 personas, el 15 de abril al que no le renovaron el contrato. No me dieron ninguna explicación”. 

Él además de enfermería estudió música, así que antes estaba trabajando en una orquesta, mientras terminaba de estudiar su especialidad en cuidados intensivos. 

Ahora también se ha quedado con los estudios a medias, por el trabajo en el Hospital General dejó la especialidad. “Lo que me ofrecen es hacer suplencias, con las que ganaría unos 1,600 a la quincena. Si hubiera hecho algo mal, no me ofrecerían ni eso, ¿no?”. 

Ricardo dice que no aceptará las suplencias, porque con ese sueldo no le alcanza para cubrir los gastos de él, su esposa y su hija. Daniel, Ricardo y sus compañeros han buscado respuestas y apoyo en las autoridades de salud de sus estados y en el Insabi a nivel federal, pero unos y otros se echan la bolita y al final les acaban diciendo que todo cae en el ámbito de decisión de los hospitales. 

Animal Político solicitó una entrevista para saber por qué a estos integrantes del personal de salud no les renovaron el contrato, pero hasta el cierre de esta edición no hubo ninguna respuesta por parte de la Secretaría de Salud e Insabi. 

En Chiapas también hay casos de este tipo, al menos el de cuatro médicos cubanos que también aseguran que después de haber estado en los peores momentos de la emergencia atendiendo en un hospital a los enfermos COVID ahora los dejan sin contrato. 

“Yo llegué a México el 12 de enero de 2020 y estaba trabajando en la jurisdicción sanitaria 7 de Tapachula, Chiapas. Cuando inició la contingencia dijeron que quién quería trabajar atendiendo pacientes COVID y yo y cuatro compañeros cubanos más dimos el paso al frente. Tuvimos una reunión con el secretario de Salud de Chiapas y nos hicieron muchas promesas, entre ellas que nos darían la plaza Insabi”, dice Yoan Herminio Santibañez. 

A la semana ya estaban en sala covid, en el Hospital General de Reforma. Durante tres meses estuvieron ahí, intubando y atendiendo a los pacientes graves. Después los mandaron a la Clínica de Atención Respiratoria COVID-19 en el municipio de Villaflores. Cuando el número de pacientes bajó, los enviaron a hacer brigadeo casa por casa, para identificar casos positivos. 

“Después de todo eso y de las promesas ahora preguntamos por la renovación del contrato, que terminó el 30 de octubre, y nadie sabe. A los de la jurisdicción sanitaria les cuestioné con quién podemos hablar para buscar una solución y nadie sabe”, cuenta Yoan. 

Tampoco a ellos les dieron una explicación. De los cinco médicos solo le renovaron el contrato al único que no sólo es médico general, sino que tiene una especialidad, la de intensivista. 

“Lo que creo es que como ya les hicimos la chamba y piensan que ya no nos necesitan, ya nos desechan. Eso no es justo. Yo tengo a mi hija y mi esposa no tiene trabajo. Así que nos quedamos sin ingresos”. 

En Morelia, Michoacán, Agustín Vargas, enfermero, dice que a él le pasó lo mismo en el Hospital Infantil Eva Sámano de López Mateos. Insabi lo contrató para atender a pacientes COVID-19 y ahora, después de que se terminó su segundo contrato por tres meses, el 27 de octubre pasado, ya no le dieron uno nuevo. 

Èl admite que sí tiene un oficio levantado, pero asegura que es porque pidió cambio de horario, después de cumplir turnos de 24×48. “Ya estaba cansado. Además en el contrato que firmamos no decía que cubriríamos roles así. Y pedir ese cambio y expresar mi descontento se consideró grilla, por eso me levantaron un oficio pese a que no cometí ninguna falta en el desempleo de mi labor con los pacientes”. 

Agustín cree que por eso es que ya no le dieron un contrato nuevo, como tampoco se lo dieron a otras 3 enfermeras contratadas por Insabi para la contingencia en el mismo hospital infantil de Morelia. 

Este lunes parte del grupo de personal de salud de Cancún a los que ya no les renovaron el contrato acudirán a Palacio Nacional e intentarán entregarle una carta al presidente para que sepa de su situación. Todos dicen que esperan una respuesta de él que públicamente ha prometido que quienes enfrentaron la pandemia de COVID no se quedarán sin empleo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.