Así es la serpiente gigante con la que científicos quieren limpiar la gran isla de basura del Pacífico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así es la serpiente gigante con la que científicos quieren limpiar la gran isla de basura del Pacífico

La máquina tiene la forma de una serpiente gigante y está conformada por secciones de tubos. Mide 600 metros de largo y flotará en forma de "U" gigante. Debajo de ella, colgará una pantalla de tres metros. El objetivo es que el sistema de recolección vaya guiando el plástico hasta formar una masa densa.
8 de septiembre, 2018
Comparte

Cuando el adolescente holandés Boyan Slat se bañó en el mar en Grecia hace siete años, se sorprendió al ver más plástico que peces.

Quedó tan consternado por la contaminación que pronto comenzó a hacer campaña por la limpieza de los océanos.

Durante mucho tiempo, pocas personas lo tomaron en serio. No era más que un universitario irresponsable, con una idea descabellada que seguramente nunca funcionaría.

Pero este sábado, respaldado por una gran inversión y un ambicioso trabajo de ingeniería, un enorme sistema de recolección de plástico saldrá desde la bahía de San Francisco (oeste de EE.UU.) en ruta hacia la gran isla de basura del Pacífico, ubicada entre California y Hawái.

Hasta ahora, el foco de las campañas para recolectar basura plástica ha estado en las playas, y ha consistido básicamente en reunir voluntarios alrededor del mundo para recoger bolsas y botellas de las costas.

Pero nunca antes alguien había ido más allá: a tratar de limpiar el océano desde dentro.

Algunos expertos se muestran escépticos con la iniciativa. Y, a pesar de las pruebas en el mar y las simulaciones digitales, nadie sabe si el experimento funcionará.

Por un lado, algunos piensan que podría ser una distracción del problema más apremiante: detener el vertimiento de plástico al mar. Por otro, temen que la operación pueda causar un daño grave a la vida marina.

Pero Boyan y su equipo de la organización sin fines de lucro The Ocean Cleanup están convencidos de que la enorme cantidad de plástico en los océanos demanda acciones inmediatas.

¿Qué intentan hacer?

Su objetivo es el Pacífico oriental, en especial la gran isla de basura del Pacífico, donde las corrientes circulares han concentrado una gran cantidad de plástico en una sola área amplia.

Bahía de San Francisco.

ThE OCEAN CLEANUP
“Sentimos que tenemos mucha prisa”, dijo Lonneke Holierhoek, directora de operaciones del proyecto.

El plan es reducir a la mitad la cantidad de contaminación en esta zona cada cinco años, de modo que para 2040 casi todos estos desechos hayan desaparecido.

“Sentimos que tenemos mucha prisa”, dice Lonneke Holierhoek, directora de operaciones del proyecto.

Me encontraré con Holierhoek en la sede del proyecto, en Rotterdam (sur de Holanda), en oficinas que son mucho más grandes de lo que esperaba.

El gobierno holandés es uno de sus principales patrocinadores, junto con algunas empresas e inversores adinerados.

El proyecto -con un presupuesto de al menos US$20 millones- ha pasado de ser la simple visión de un adolescente a una empresa internacional seria.

En las oficinas hay un leve olor a algas y basura.

Encima de los escritorios y el piso se observan cajas repletas de fragmentos de plástico, que fueron traídos del mar en expediciones anteriores y que suponen un recordatorio de la tarea que hay por delante.

“Si no lo hacemos”, me dice Holierhoek, “todo este plástico comenzará a descomponerse en pedazos cada vez más pequeños. Y cuanto más pequeñas sean las piezas, más dañinas serán y más difícil resultará extraerlas del entorno marino”.

Holierhoek es una ingeniera que ha pasado las últimas dos décadas de su vida trabajando en proyectos lejos de las costas. No es una activista, sino alguien con una gran experiencia trabajando con enormes estructuras en el mar.

Mapa con los giros en los océanos.

BBC

Para ella, este proyecto es un esfuerzo decidido para revertir la marea de contaminación. “Más que hablar del problema o protestar contra él, se trata de resolverlo”.

¿Cómo funcionará el proyecto?

El punto clave de este proyecto es que su sistema de recolección es pasivo: no hay motores ni máquinas. En cambio, su plan es desplazarse para recoger suavemente cualquier plástico en su camino.

La máquina tiene la forma de una serpiente gigante y está conformada por secciones de tubos. Mide 600 metros de largo y flotará en forma de “U” gigante. Debajo de ella, colgará una pantalla de tres metros.

El objetivo es que el sistema de recolección vaya guiando el plástico hasta formar una masa densa. Los peces deberían poder nadar por debajo de ella y, dado que el dispositivo tiene superficies lisas, la esperanza es que ninguna especie sufra daños.

Prueba.

ThE OCEAN CLEANUP
El gobierno holandés ha ayudado a desarrollar la tecnología del proyecto.

Las cámaras a bordo de la máquina tendrán la función de vigilar y, aproximadamente cada seis semanas, un barco viajará hasta ella para recoger todo el plástico reunido y llevarlo a tierra firme, donde será reciclado.

El proyecto planea convertir todo el material recuperado en una gama de productos que se comercializarían deliberadamente como “hechos a partir de plástico marino” y se vendería a un precio superior.

¿Cuáles son los inconvenientes?

Algunos expertos con los que he hablado temen que la vida marina pueda sufrir daños.

Cualquier cosa que se desplace en el mar se cubre de algas rápidamente, atrayendo plancton que a su vez atrae peces pequeños y luego peces más grandes.

De hecho, las flotas pesqueras industriales despliegan “dispositivos de agregación de peces” para hacer el papel de señuelo.

Lonneke Holierhoek tiene una respuesta para estos argumentos. Afirma que un estudio ambiental independiente encontró que este impacto puede ser minimizado, por ejemplo, generando un ruido justo antes de que el plástico sea recogido, para así ahuyentar a los peces.

Basura en el océano

BBC
Cada año, millones de toneladas de plástico ingresan en el océano.

Pero Sue Kinsey, de la Sociedad para la Conservación Marina, se cuenta dentro de aquellos que no están convencidos.

Kinsey admira la pasión e inspiración detrás del proyecto, pero dice que podría ser dañino.

“El principal problema son las criaturas que flotan pasivamente en el océano y que no pueden apartarse del camino: una vez que están en este campo, quedarán atrapadas sin poder moverse”, dice.

También asegura que, en términos de costo, es más efectivo limpiar las playas y centrarse en evitar que llegue más plástico a los océanos.

El profesor Richard Lampitt, del Centro Nacional de Oceanografía de Reino Unido, también aplaude el proyecto, pero reconoce que gran parte del plástico que se introduce en el mar se hunde con relativa rapidez, de modo que el esfuerzo no marcaría una gran diferencia.

Lampitt también destaca la huella de carbono que implica construir los 60 los dispositivos de recolección -como lo exige el plan-, y el transporte de los barcos en su ida y vuelta, todo para recuperar aproximadamente 8.000 toneladas de plástico al año.

“La relación costo/beneficio no es nada atractiva”, me dice el profesor.

Uno de los científicos del proyecto, Laurent Lebreton, dice estar convencido de que el esfuerzo vale la pena.

Para comprobarlo me muestra dos ejemplos de residuos humanos que tienen un impacto negativo en el mundo natural.

Ingenieros trabajan en el proyecto.

ThE OCEAN CLEANUP
No todos están seguros de que esta iniciativa será beneficiosa para la fauna marina.

Una pequeña pieza de coral blanco ha crecido alrededor de las fibras de una antigua red de pesca, una imagen sorprendente.

Y en el borde irregular de una botella de plástico se ven inconfundibles marcas de dientes que dejó la mordida de un pez.

“Los peces se tragan ese plástico y esos mismos peces terminan después en nuestro plato. El plástico ha pasado a formar parte de la cadena alimenticia“, dice Laurent.

“Hay una solución: primero es necesario asegurarse de que el plástico no entre en el entorno natural, y después hay que recoger todo el que hemos acumulando desde la década de 1950”, agrega.

Se necesitarán tres semanas para que el sistema de recogida llegue a la gran isla de basura, localizada a unos 2.000 kilómetros de las costas de California.

Y este mismo año deberían estar disponibles los primeros resultados de cómo está funcionando el primer proyecto que pretende limpiar los océanos desde adentro.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Archivo Cuartoscuro

Advierten sobre fraudes en la compra de tanques de oxígeno por internet en CDMX

Los fraudes se cometen a través de páginas falsas que solicitan los datos personales y bancarios de las personas.
Archivo Cuartoscuro
1 de enero, 2021
Comparte

La Policía Cibernética de la Ciudad de México alertó a la población sobre fraudes hechos en la compra y renta de tanques de oxígeno por internet.

La dependencia señaló que este tipo de delitos se cometen a través de páginas apócrifas que solicitan los datos personales y bancarios de las personas que están en busca de un tanque de oxígeno.

Leer más: ¿Necesitas recargar tanque de oxígeno? CDMX instala dos estaciones de servicio gratuito 

Los tanques de oxígeno han tenido una alta demanda durante las últimas semanas por el aumento de casos COVID en la CDMX.

Ante la necesidad y desesperación de conseguir tanques de oxígeno para sus familiares, muchas personas no verifican los sitios virtuales donde pretenden realizar las compras.

De acuerdo con la Secretearía de Seguridad Ciudadana de la CDMX, la Policía Cibernética detectó  estos casos gracias a diverso reportes de usuarios de redes sociales.

Tras un monitoreo digital, las autoridades detectaron que a través de páginas falsas, sitios de mercado y grupos de ventas en redes sociales, se realizan ofertas de equipos de oxígeno a bajo costo, los cuales pueden ser adquiridos con tan solo realizar un pago electrónico, sin embargo, luego de hacer depósito, el vendedor desaparece y no se vuelve a contactar con el comprador o los bloquea.

La Policía Cibernética incluso detectó que estas páginas falsas usan logotipos, colores y tipografía similar a las utilizadas por marcas reconocidas, con lo que inspiran confianza en los usuarios y logran robar su información personal.

Su  manera de operar es por medio de formularios que las personas deben llenar con datos personales, de contacto y tarjetas bancarias.

Denuncian caso de fraude 

Una joven denunció en redes sociales a una compañía llamada Oximed, por fraude en la venta y renta de oxígenos medicinal.

“Por días y días me dieron largas de que ya venía mi tanque e incluso llegaron a decirme que habían tocado en mi casa y que nadie había abierto cuando yo estuve aquí todo el tiempo”, denunció la usuaria.

También señaló que la empresa cambió su dirección y la bloqueó en el canal de WhatsApp, pues pasó de registrarla en la Ciudad de México en la calle Frontera 33, para después publicarla en un domicilio de Monterrey.

Para evitar ser víctima de estos fraudes, la SSC-CDMX recomienda a las y los usuarios:

  • Antes de adquirir cualquier producto en línea, validar la legalidad de las páginas (verificar que la URL de la página web tenga la letra “s” al final del http, o el candado de seguridad).
  • No realizar depósitos por adelantado a cuentas bancarias sospechosas o que no sean a nombre de una empresa.
  • Y no dar su número de tarjeta, nip o de seguridad, a través de las páginas web.

Adicionalmente, la SSC recomienda revisar el perfil del vendedor, ortografía y fotografías de los productos que se ofertan; que el vendedor cuente con una dirección física, calle, colonia, alcaldía; con un RFC o número de registro ante las autoridades sanitarias. Así como buscar los comentarios de otros usuarios. Todo esto, antes de efectuar la compra.

“También es importante evitar seguir links que vengan incrustados en correos electrónicos, y más aún si estos llegaron a la bandeja de spam; no confiar en páginas que cuenten con ventanas emergentes con contenidos ajenos a la principal o con anuncios llamativos de supuesto concursos o premios”, agrega la dependencia.

En caso de ser víctima de este tipo de fraudes, las personas deben denunciarlo ante cualquier Ministerio Público y si detectan algún anuncio sospechoso, reportarlo a la Policía Cibernética al correo electrónico [email protected] o al teléfono 5242 5100 ext. 5086.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.