close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Familiares de víctimas del Rébsamen relatan cómo enfrentan su pérdida y piden evitar más tragedias

Familiares de los 19 menores fallecidos el 19 de septiembre han tenido que recurrir a psicólogos, tanatólogos o incluso psiquiatras, para tratar de superar el haber perdido a un hijo en esas condiciones.
Cuartoscuro Archivo
Por Itxaro Arteta
12 de septiembre, 2018
Comparte

Padres de los niños que murieron en el Colegio Enrique Rébsamen, con el terremoto del 19 de septiembre pasado, hablaron de lo duro que ha sido seguir con sus vidas, a un año de la tragedia. En una conferencia organizada por la asociación civil Impunidad Cero, acusaron que las autoridades les fallaron. Pidieron avances en las investigaciones, ya que hay hay seis personas señaladas por su responsabilidad, y que no han sido detenidas, incluida la directora de la escuela, Mónica Villegas.

Óscar Contreras, papá de Andrés, contó en entrevista que muchos familiares de los 19 menores fallecidos han tenido que recurrir a psicólogos, a tanatólogos o incluso a psiquiatras, para tratar de superar el haber perdido a un hijo en esas condiciones.

“Sí es real que uno se vuelve loco. Pero no te vuelves loco nada más de gratis, sino porque tu cerebro empieza a construir escenarios del hubiera… Ese día no lo hubiera llevado porque iba a haber simulacro, o lo vi unas horas antes, me lo hubiera llevado. Entonces te llegan los cuestionamientos de que a lo mejor tú fuiste culpable de haberlo dejado, y no es por ahí, pero hay mamás que están así, hay papás que dicen ‘es que mi hija ya estaba a punto de salir’…

”¿Entonces qué pasa en tu cerebro? Que tu cerebro empieza a trabajar todo el día, toda la noche, y tu cerebro no descansa, llega un momento en que necesitas medicarte para descansar, para empezar a vivir, para empezar a entender nuevamente la vida”, explicó.

Él se ha vuelto un poco bipolar, aseguró, porque puede estar tranquilo, pero con sólo escuchar una canción que le gustaba a Andrés, se pone irascible y fácilmente explota contra quien esté cerca.

“Yo nunca me había imaginado lo que era el dolor. El dolor empieza aquí, en el estómago”.

Durante la conferencia, también dieron su testimonio Ana Velázquez, madre de Eduardo, y Fernando Flores, padre de Santiago y exprofesor del Rébsamen, mientras entre el público, los familiares de otros niños se pasaban una caja de pañuelos desechables para limpiar las lágrimas producidas por los recuerdos.

“Durante este año, hemos vivido el duelo de manera similar”, dijo Flores.

“Nos cuesta concentrarnos en nuestros trabajos, tenemos lapsos reiterados de distracción, vivimos en un mundo paralelo donde no terminamos de aceptar que nuestros hijos no estén. También tuvimos inconvenientes laborales, ausentismo, falta de empeño; algunos incluso estuvieron a punto de sufrir el cese por falta de asistencias. En fin, no ha sido nada fácil”.

El próximo 19, que se cumpla un año de la tragedia, algunos organizarán misas privadas en recuerdo de sus pequeños, y después se reunirán afuera de la escuela colapsada para dar un posicionamiento.

Esperan justicia

El próximo lunes, los abogados de la Barra Mexicana, que han acompañado el caso, se reunirán con el procurador capitalino, Edmundo Garrido, para revisar avances en la investigación, informó Juan José Serrano, presidente de esa asociación de abogados.

Con la remoción de escombros de la escuela, que apenas empezó el pasado 20 de agosto, han ido encontrando más evidencias físicas de que la construcción estaba mal hecha, como una columna colapsada porque no aguantó el peso, o losas que superan por mucho los 40 centímetros de grosor que debían tener como máximo para un edificio así.

También documentos de la escuela que se han estado sumando al expediente de la investigación, según Contreras.

Lo que él como padre no puede creer es que la directora no haya sido detenida, cuando su cara ha aparecido por todos lados, y el caso no avanza mientras ella no se presente. Aunque confió en que, así como ellos ya no tienen una vida normal, ella no podrá vivir enclaustrada y escondida, y terminará por cometer un error.

“Y tampoco creo que ella viva feliz, porque si está todo el día en una casa, tranquila, pensando que está escondida, yo espero que su conciencia algún día le toque lo que ella predicaba con nuestros chiquitos, de decir que siempre hablaran con la verdad, que no mintieran y que tuvieran valores; pues ojalá ella algún día caiga en eso y que su conciencia le dicte que tiene que entregarse”, comentó.

Además de justicia por el caso Rébsamen, los familiares de los niños fallecidos pidieron una lista de acciones para evitar que estas tragedias se repitan, que enumeró Ana Velázquez:

-Establecer claros responsables de las irregularidades, tanto instituciones como funcionarios con nombre y apellido.

-Una revisión exhaustiva de los protocolos de Protección Civil de las escuelas, porque en el Rébsamen el protocolo indicaba evacuar pasando por debajo del edificio que colapsó.

-Revisión de las acciones que se realizan cada 19 de septiembre, donde sólo se enseña a evacuar, cuando los expertos señalan que lo que hay que hacer depende de en qué piso se está, o de si apenas sonó la alarma o ya está el temblor, para lo que puede ser más seguro refugiarse en un muro de carga.

-Crear un organismo que supervise la estructura de las escuelas y realice pruebas de carga, sobre todo entre edificaciones previas a las normativas creadas después del terremoto del 85.

-Invitar a las sociedades de padres de familia a exigir acreditaciones de calidad de la construcción donde sus hijos pasan casi la tercera parte de su vida.

-La creación de un organismo de reacción en sismos que esté debidamente equipado con sensores de calor, con herramientas, con radios, polines, gatos.

-Y la revisión del equipamiento de las unidades de Protección Civil de las delegaciones, porque el pasado 19 de septiembre, pudieron ver cómo no tenían radios para comunicarse y lo hacían por WhatsApp.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

De Trotsky a Evo Morales: los asilados y refugiados políticos que ha recibido México

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a México tras aceptar la oferta del gobierno de ese país de concederle asilo político. Morales se suma a una larga lista de asilados y refugiados que han sido recibidos en ese país.
AFP
13 de noviembre, 2019
Comparte

Tras su renuncia a la presidencia de Bolivia, Evo Morales llegó a México aceptando la oferta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de concederle asilo político.

Así Morales es el último que se suma a una larga lista de asilados y refugiados en ese país que incluye a un ideólogo soviético, una activista de derechos humanos, ex presidentes de Centro y Sudamérica y exiliados republicanos españoles.

Durante casi todo el siglo pasado, México tuvo una activa política de asilo. La tradición, sin embargo, pareció perderse a partir de los años 90, cuando se modificó la forma de mediar en los asuntos de la región.

Estos son algunos de los personajes que llegaron a México buscando asilo o refugio político.

AMLO

Gobierno de México
El presidente López Obrador fue criticado por el asilo a Evo Morales.

José Martí

Entre los primeros que llegaron, aprovechando un acuerdo que se firmó en 1853 con el gobierno de Colombia para no extraditar a perseguidos políticos, fueron varios cubanos que lucharon por la independencia de su país en el siglo XIX.

El más notable de ellos, el poeta y revolucionario José Martí pasó dos años en México en 1875 durante un largo período de destierro de su país.

Víctor Raúl Haya de la Torre

El pensador y político peruano llegó a México en 1923 invitado por el escritor y ministro de Educación, José Vasconcelos. Llegaba como refugiado después de haber sido encarcelado durante el régimen de Augusto Leguía.

Fue en México donde, inspirado en la Revolución, Haya de la Torre fundó la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), con la que inicialmente buscaba consolidar un proyecto para toda la llamada Indoamérica.

Trotsky y frida kahlo

Getty Images
Trotsky llegó a México tras una serie de gestiones realizadas por el pintor Diego Rivera y su esposa Frida Kahlo.

León Trotsky

En 1937, el gobierno de Lázaro Cárdenas accedió a concederle asilo político al ideólogo y revolucionario ruso León Trotsky, exiliado de la Unión Soviética por José Stalin.

Trotsky llegó a México tras una serie de gestiones realizadas por el pintor Diego Rivera, quien lo recibió junto con su esposa Frida Kahlo en su casa en la cuidad de México.

El asilo mexicano no terminó bien para el revolucionario. Después de sufrir dos atentados en la casa de Rivera, Trotsky fue asesinado en 1940 por el agente estalinista español Ramón Mercader mientras trabajaba en su despacho.

Luis Buñuel y Luis Felipe

Durante la Guerra Civil española en los 1930 varios republicanos que huyeron de su país también fueron recibidos por las autoridades mexicanas.

Entre 1939 y 1942, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, México asiló a más de 25,000 españoles. Entre ellos estaba el poeta Luis Felipe y el director de cine Luis Buñuel, quien posteriormente se convirtió en ciudadano mexicano.

castro

Getty Images
El refugio en México le sirvió a Castro para preparar su campaña revolucionaria.

Fidel Castro

En 1955, después de haber sido encarcelado por oponerse al régimen de Fulgencio Batista, un joven Fidel Castro de 28 años partió de Cuba hacia México.

El refugio en ese país le sirvió a Castro para preparar su campaña revolucionaria. Tras 18 meses en México regresó a su país junto con varios aliados, entre ellos Che Guevara, y eventualmente logró su objetivo de encabezar el régimen comunista en Cuba.

Héctor José Cámpora

Dos décadas después, en 1976, durante el golpe de Estado en Argentina, el presidente de ese país, Héctor José Cámpora, se asiló en la embajada de México en Buenos Aires.

El peronista permaneció tres años en la representación diplomática mexicana hasta que en 1979 las autoridades militares le permitieron partir hacia México.

Allí murió un año después a causa de un cáncer de laringe.

sha

Getty Images
El gobierno mexicano le otorgó una visa de turista al shá de Irán y pasó varios meses viviendo en la ciudad de Cuernavaca

Sha de Irán

También en 1979 llegó otro personaje prominente al México: Mohamed Reza Pahlevi, el Sha de Irán, quien había sido derrocado durante la Revolución Islámica en su país.

El gobierno mexicano le otorgó una visa de turista y el sha pasó varios meses viviendo en la ciudad de Cuernavaca. Pero la hospitalidad mexicana al parecer tuvo un límite con el exmandatario iraní.

Cuando éste viajó a Estados Unidos para someterse a un tratamiento médico, el gobierno de México decidió bloquear su regreso.

La familia Allende

Durante la década de 1970 el gobierno mexicano recibió refugiados de Argentina, Chile y Uruguay que huían de los regímenes militares de sus países.

Entre los exiliados estaba la familia del presidente chileno Salvador Allende, destituido por un golpe, y de varios integrantes de su gabinete.

Entre los que llegaron a México estaba la viuda de Allende, Hortenisa Bussi, y sus hijas, Isabel y Beatriz.

Menchú

Getty Images
Menchú ganó el Nobel de la Paz en 1992.

Rigoberta Menchú

En los 1980 miles de indígenas de Guatemala que escapaban de la Guerra Civil en su país recibieron asilo en México.

Entre ellos estaba la activista de derechos humanos Rigoberta Menchú, quien pidió asilo en el país después de que su familia fuera torturada y asesinada en su país.

Menchú ganó el Nobel de la Paz en 1992.

El último, Manuel Zelaya

La tradición de otorgar asilo en México quedó suspendida durante los siguientes 24 años. Tanto los gobiernos de Ernesto Zedillo como el de Vicente Fox y Enrique Peña Nieto se vieron envueltos en controversias con los gobiernos de izquierda de la región.

Fue hasta 2009 cuando México reanudó su práctica y otorgó asilo a Manuel Zelaya, el presidente de Honduras depuesto en un golpe de Estado.

El entonces presidente mexicano Felipe Calderón lo recibió con honores, pero sólo dos días después Zelaya salió del país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WwvLDxhYclw

https://www.youtube.com/watch?v=da40FCAN4KI

https://www.youtube.com/watch?v=gFkihTytGRU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.