A un año del sismo, Xóchitl sigue cortando el cabello en la banqueta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Rodrigo Crespo

A un año del sismo, Xóchitl sigue cortando el cabello en la banqueta

Xóchitl de la Paz perdió a su madre y a su negocio, con el sismo del 19 de septiembre. Pese a trabajar diario, un año después no ha podido recuperarse del todo, en ningún sentido.
Foto: Rodrigo Crespo
18 de septiembre, 2018
Comparte

Días después del temblor del 19 de septiembre de 2017, Xóchitl de la Paz decidió encarar la tragedia de haber perdido a su madre por el derrumbe de su edificio y su negocio, una estética instalada en el estacionamiento, con lo que le quedaba: su trabajo.

En la banqueta donde estaba su antiguo local y departamento puso una sombrilla, una silla y con tijeras en mano comenzó a cortar el cabello para iniciar desde cero otra vez.

Necesitaba conseguir una nueva casa, mantener a su único hijo de 11 años, y sabía que sólo podía lograrlo trabajando, porque la ayuda gubernamental tal vez no llegaría. Se convirtió en un ejemplo de entereza, de esperanza, por eso los medios de comunicación publicaban su historia y, quienes se enteraban, se sumaban a su clientela para ayudar.

Un año después del sismo su situación económica y laboral es la misma. Pese a trabajar diario, no ha podido recuperarse del todo en ningún sentido. El dolor de la muerte de su madre es una constante, y aún está trabajando en la banqueta porque los 50 pesos que cobra por cada corte no le permiten pagar la renta de un local.

“Por más ganas que tengas de trabajar, por más ganas que tengas de salir adelante, llega un momento en el que te cansas, te sientes indefenso”, dice.

Cuando decidió instalarse en la banqueta no sabía lo que enfrentaría en los días siguientes. El clima es implacable cuando se pasa todo el día en la calle. Desde soportar el calor intenso que no se evade con una sombrilla plantada en un neumático, y las lluvias torrenciales.

“Entre que tienes miedo que se mojen los aparatos de trabajo, y te quieres tapar y cuidar que el viento no se lleve las cosas, es desesperante, tienes ganas de llorar; es lo que te lleva a decir: ya no puedo más”, cuenta.

Pero pese a todo, sabe que tiene que vencer la desesperación y al otro día regresa al mismo lugar. Instala el espejo, la sombrilla y comienza el día a las 10 de la mañana.

“Lo que me ha mantenido es lo que me han inculcado mis papás, que solamente una persona puede salir adelante trabajando y yo soy jefa de familia, tengo que sacar adelante a mi hijo. Este es mi medio de trabajo”.

Y su entereza rendía frutos. En los días siguientes a la emergencia, las personas hacían fila por varios minutos con tal de ayudar.

“Venía muchísima gente, pero conforme va pasando el tiempo la gente vuelve a su rutina, y sí sigo teniendo clientes, pero son de la colonia. Los que venían de lejos era por mostrar la solidaridad que nos caracteriza como mexicanos”, afirma Xóchitl.

En los mejores días hacía hasta 20 cortes de cabello, pero desde semana santa comenzó a bajar la clientela, ahora sólo atiende a dos o tres personas por día y “en un día muy bueno hasta 10”, pero no más.

Por eso es que pagar una renta de 6 mil pesos mensuales por un local es impensable. Tendría que hacer cuatro cortes de cabello a diario sólo para solventar el alquiler. “Si lo subo a 100 pesos, mis clientes ya no vendrían, ya se acostumbraron a la tarifa de 50 pesos”.

No tener local también le impidió recibir un apoyo por parte de la Secretaría del Trabajo de la Ciudad de México, pese a que una funcionaria le dio seguimiento a su caso y le ayudó con los trámites para que pudiera recibir muebles para la estética, pero “el problema es que yo no tengo un local y por eso no garantizo la seguridad de los muebles que me daban en custodia y por eso no se pudo hacer”, cuenta.

Las heridas del sismo

Xóchitl tiene 45 años, es de tez morena, cabello corto y negro. Después de clases, su hijo está con ella el resto de la tarde y también aguanta las inclemencias del tiempo y el aburrimiento. Antes del sismo él pasaba la tarde con su abuela mientras su madre atendía la estética en el estacionamiento del edificio.

La madre de Xóchitl, María Salomé López, de 74 años, estaba en su departamento a la hora del temblor el 19 de septiembre. Ni siquiera intentó salir y fue lo mejor porque las escaleras se desplomaron inmediatamente. Aunque fue rescatada con vida, murió horas después en el hospital.

El departamento era el patrimonio que había conseguido en 2006 y le dijeron que el inmueble tenía 25 años más de vida. Por eso es que después de unos meses, el dolor de Xóchitl se convirtió en coraje porque “si bien mi mamá falleció a raíz de un desastre natural, pudo haberse evitado porque este edificio tenía muchas anomalías”.

El edificio estaba ubicado en la avenida Niños Héroes de Chapultepec, en la colonia Niños Héroes, en la Ciudad de México, “era viejo, no tenía permiso para un cuarto piso, no estaba registrado en el catastro, el Infonavit autorizó los créditos y supuestamente vino un perito evaluador a autorizar que se comprara este departamento porque por lo menos iba a resistir 25 años”, cuenta Xóchitl.

“Decían que desde el 85 lo desalojaron porque estaba inhabitable y aún así las autoridades permitieron que se vendiera sólo remodelándolo. Es lo que me llena de impotencia, pensar que no puede ser que se pierdan vidas a costa de dinero. No hubo quien dijera esto está mal, esto no lo puedes hacer”.

Pero pese a que la corrupción mató a su madre, no hay responsable al respecto, por eso, el coraje volvió a ser dolor. A punto de acercarse el primer aniversario del sismo sólo siente tristeza.

“Es un dolor que a lo mejor voy a llevar toda la vida, pero que tengo que superar”, dice.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

La 'broma' que usuarios de TikTok afirman haber hecho a Trump para dejar vacíos los asientos su mitin

Según políticos, expertos y medios, miles de jóvenes usuarios de TikTok y fanáticos del K-Pop le jugaron una broma a Donald Trump.
AFP
21 de junio, 2020
Comparte

Todo había sido preparado con pompa para el gran regreso a la campaña.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvía este sábado otra vez al ruedo de los mítines electorales tras el largo lapso de la pandemia del coronavirus.

Y pese a los temores de que un evento de este tipo podría contribuir a la propagación del covid-19 en un país donde ya han muerto casi 120,000 personas por esa causa, el mandatario anunció que un millón de seguidores habían pedido entradas para ver y escuchar a su presidente.

“¡Casi un millón de personas solicitaron entradas para el Rally de la noche del sábado en Tulsa, Oklahoma!”, escribió en Twitter.

Mientras un funcionario de Tusla pronosticó que esperaban unas 100,000 en las afueras del lugar del evento, el Bank of Oklahoma Center.

Era tanta la multitud esperada que por primera vez desde que Trump se sumó a la política hace cuatro años, los organizadores decidieron instalar un escenario al aire libre para que el presidente también pudiera hablar a los que se quedarían fuera del lugar.

“Esta será la primera vez que el presidente hablará en persona a las multitudes que se encuentren tanto adentro como afuera”, escribió en Twitter Brad Parscale, el jefe de campaña de Trump.

Sin embargo, poco antes del esperado momento, el escenario exterior fue removido: no había casi nadie. Las esperadas multitudes nunca se presentaron.

Entretanto, dentro del recinto donde tendría lugar el mitin, con 19.000 asientos de capacidad, los largos espacios vacíos marcaban el discurso del presidente.

Trump llamó “guerreros” a los seguidores que llegaron hasta allí, en un número considerablemente menor al esperado.

Pero ¿qué pasó? ¿Cómo fue posible? ¿Cómo la campaña del presidente de EE.UU. pudo equivocarse de forma tan estrepitosa?

El desafío de Tiktok

La campaña de Trump culpó a los manifestantes “radicales” y a los medios de comunicación por la falta de participantes, aunque el presidente posteó fotos en su Twitter de las “multitudes” que habían llegado allí por él.

Sin embargo, cuando las fotos de los medios de comunicación comenzaron a mostrar la falta de público en un evento que prometía reunir hasta un millón de personas, las redes sociales comenzaron a ofrecer un punto de vista sobre lo que sucedía.

Según políticos, expertos y medios de Estados Unidos, miles de jóvenes usuarios de TikTok y fanáticos del K-Pop estuvieron detrás de lo sucedido: volvieron un desafío en la red social pedir tickets para el evento… para luego no presentarse.

trump

Reuters
El número de asistentes fue mucho menor que el esperado.

El estratega político Steve Schmidt, quien trabajó para la campaña de George W. Bush, reveló que miles de adolescentes de Estados Unidos ordenaron boletos sin tener la intención de presentarse para asegurarse de que hubiera asientos vacíos.

Schmidt, que pertenece al Partido Republicano, contó que su propia hija de 16 años y sus amigos habían solicitado “cientos” de boletos.

Varios padres respondieron a la publicación Schmidt contando que sus hijos habían hecho lo mismo.

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez elogió en su Twitter a los jóvenes y a los fanáticos del K-pop que dijo que “habían inundado la campaña de Trump con reservas de boletos falsos” a través de TikTok.

No está claro cuántas de las cientos de miles de reservas de boletos promocionadas por la campaña de Trump fueron falsas, pero un video de TikTok del 12 de junio que alienta a las personas a registrarse para obtener boletos gratis para asegurarse de que haya asientos vacíos recibió más de 700.000 me gusta.

Según el Departamento de Bomberos de Tusla, solo unas 6.200 personas participaron en el mitin, aunque la campaña de Trump dice que unas 12.000 pasaron por el detector de metales.

El video fue publicado después de que se anunciara la fecha original del evento para el 19 de junio, lo que provocó numerosas críticas porque coincidiría con la celebración del fin de la esclavitud estadounidense y en el sitio donde tuvo lugar una de las peores masacres raciales en la historia del país.

Una chispa

Mary Jo Laupp, una mujer de 51 años de Iowa parece haber jugado un papel central en alentar a los jóvenes estadounidenses a ir al sitio web de Trump, registrarse para asistir al evento y luego no participar.

“Todos aquellos que queremos ver este auditorio de 19.000 asientos apenas lleno o completamente vacío, vayan a reservar boletos ahora para que lo dejemos solo (a Trump) allí en el escenario”, escribió en TikTok.

Mary Jo Laupp

TikTok
Mary Jo Laupp fu una de las que inició la broma en TikTok.

Fue una chispa en un polvorín: centenares de usuarios comenzaron a publicar videos que mostraban que también se registraron para el evento y publicaciones similares comenzaron también a aparecer en Instagram y Twitter.

Otro video se dirigió a los fanáticos de la música pop surcoreana, que cuentan con gran poder en las redes sociales y que se han unido en las últimas semanas a las protestas virtuales contra el racismo.

TikTok, una red social utilizada para compartir videos cortos y graciosos, no había sido utilizada hasta ahora para fines políticos de este tipo.

Miedos por el coronavirus

El mitin electoral de Trump en Tulsa estuvo marcado también por las preocupaciones por la celebración de un evento de este tipo a medida que los casos de coronavirus vuelven a aumentar exponencialmente en varios estados, incluida Oklahoma.

Los críticos del presidente lo cuestionaron por poner en riesgo a sus seguidores, a quienes no se les pidió que utilizaran mascarilla.

No obstante, los asistentes al evento tuvieron que firmar una exención que protege la campaña de Trump de la responsabilidad por si se enfermaban de covid-19.

Horas antes de que comenzara el evento, las autoridades dijeron que seis miembros del personal involucrados en la organización del mitin habían dado positivo a un test de coronavirus.

La pandemia fue de hecho uno de los temas que mencionó Trump en su largo discurso de casi dos horas de duración.

Según dijo, había pedido a sus oficiales que disminuyeran el número de pruebas que se hacían, porque a mayor cantidad de pruebas, mayores serían los casos.

Tabla con caso del covid19 en aumento en EE.UU.

BBC

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, se han reportado más de 2.2 millones de casos de covid-19 y 119.000 muertes asociadas a la enfermedad en EE.UU.

“Aquí está la parte mala: cuando hagas pruebas, vas a encontrar más personas, encontrarás más casos. Así que dije ‘hagan menos pruebas'”, dijo a la multitud que lo vitoreaba.

El comentario provocó amplio rechazo en EE.UU., por lo que un funcionario de la Casa Blanca luego trató de matizar lo sucedido y aseguró que el presidente estaba “obviamente bromeando”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.