1968: El Ejército, en alerta especial; militares ocupan departamentos en Tlatelolco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Heraldo de México

1968: El Ejército, en alerta especial; militares ocupan departamentos en Tlatelolco

Distintos grupos de militares realizan movimientos en varios puntos de la ciudad, incluidas las inmediaciones de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, donde estudiantes realizarán un mitín por la tarde.
Archivo Heraldo de México
Por Viétnika Batres
2 de octubre, 2018
Comparte

Nota del editor: Desde el 23 de julio, Animal Político presenta materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publica en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.

Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.

Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre. Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí.

Ciudad de México, 2 de octubre de 1968.- Agrupamientos de tropa regular y unidades militares especiales realizaron esta mañana inusuales desplazamientos por el centro y norte de la capital, horas antes de que se realice en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco un mitin convocado por el Consejo Nacional de Huelga (CNH) del movimiento estudiantil.

Agentes de la Dirección de Investigaciones Políticas de la Secretaría de Gobernación reportaron a sus superiores que el Ejército ha entrado en un estado de alerta especial.

Diversos grupos militares se ubicaron en el Reloj Chino, la sede de la Asamblea Sindical Mexicana de Electricistas, la Plaza de las Tres Culturas, Zacatenco, Casco de Santo Tomás, Ciudadela, vocacional y preparatoria 4 y en Ciudad Universitaria. La orden general fue clara: reportarse tres veces al día, a las 10:00, 12:00 y 14:00.

La estrategia oficial, aprobada por el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Marcelino García Barragán, incluye que una compañía del Ejército ocupe desde la mañana varios departamentos contiguos al edificio Chihuahua, con vista a la Plaza de las Tres Culturas, donde esta tarde se realizará el mitin.

A las siete de la mañana se realizó una junta del general García Barragán con Fernando Gutiérrez Barrios, titular de la Dirección Federal de Seguridad, para coordinar una operación cuyo objetivo, todo indica, es acabar de una vez por todas con el movimiento estudiantil, justo 10 días antes de que comiencen los Juegos Olímpicos.

El propio general contó: “Reunidos en mi despacho, escuché todos los informes y pregunté al capitán (Gutiérrez) Barrios, ¿podremos encontrar en el edificio Chihuahua algunos departamentos vacíos donde meter una compañía?”.

Gutiérrez Barrios le contestó al secretario de la Defensa que lo vería, tomó el teléfono y habló con el general Luis Gutiérrez Oropeza, jefe del Estado Mayor Presidencial; “me pasó el audífono, y le dije a Oropeza que me consiguiera para antes de las dos de la tarde los departamentos que pudiera para meter una compañía”.

militares

Aproximadamente a las 11 de la mañana, le reportaron a García Barragán que ya había tres departamentos vacíos a su disposición: uno en el tercer piso y dos más en el cuarto piso del edificio Chihuahua, el mismo en cuya terraza se ubicarán los oradores del mitin programado para la tarde de este miércoles.

El secretario de la Defensa Nacional ordenó a dos de sus subalternos que fueran de inmediato a reconocer los departamentos vacíos del edificio Chihuahua y que estuvieran de regreso con las llaves a las 12:30. Así lo hicieron. No sólo eso, también dio instrucciones de que se colocaran centinelas de la Policía Militar para que no dejen subir a nadie si no es con el permiso personal del general García Barragán.

Operación Galeana: capturar a líderes del CNH “sin disparar un solo tiro”

Distintos grupos de militares realizan movimientos en varios puntos de la ciudad, sin que, supuestamente, unos sepan de los otros. Al menos eso es lo que declaró el titular de la Sedena.

En el transcurso de esta mañana militares vestidos de civil se distribuyeron en azoteas y edificios que dan a la Plaza de las Tres Culturas. Son al menos una docena, están armados con metralletas y su despliegue fue ordenado por otro general: Luis Gutiérrez Oropeza, jefe del Estado Mayor Presidencial (EMP), según el Informe de la Fiscalía para Movimientos Políticos y Sociales del Pasado.

militares

Uno de los mandos del Estado Mayor Presidencial, el teniente Salcedo, colocó elementos de ese grupo de élite en un departamento del piso 13 del edificio Molino del Rey, donde vive la señora Rebeca Zuno de Lima, cuñada de Luis Echeverría Álvarez, secretario de Gobernación.

La responsabilidad la asumió el general Gutiérrez Oropeza, de modo que el secretario de la Defensa Nacional no ha sido enterado oficialmente de estos movimientos.

De lo que sí está al tanto el general García Barragán es de la Operación Galeana, diseñada para detener a todos los integrantes del Consejo Nacional de Huelga “sin disparar un solo tiro” una vez que se realice el mitin de estar tarde en Tlatelolco.

Cuatro grupos militares se desplazaron desde las primeras hora de la mañana de este miércoles a las cercanías de Tlatelolco. El despliegue implicó la movilización de entre 5 mil y 10 mil efectivos, que se han distribuido así:

Agrupamiento número 1: al mando del coronel Alberto Sánchez López, ubicado en Manuel González e Insurgentes y constituido por un Escuadrón Blindado de Reconocimiento del 12o. Regimiento de Caballería Mecánica, el 40º Batallón de Infantería, el 1er Batallón de Infantería de Guardias Presidenciales, así como dos compañías del 19o Batallón de Infantería.

militares

Agrupamiento número 2: al mando del general José Hernández Toledo, localizado en el Monumento a la Raza y constituido por el 2o Escuadrón Blindado de Reconocimiento, un Batallón de Fusileros Paracaidistas y el 1er Batallón de Infantería del Cuerpo de Guardias Presidenciales.

Agrupamiento número 3: al mando del coronel Armando del Río Acevedo, estacionado en la Estación Buenavista y constituido por el 44 Batallón de Infantería, un Escuadrón Blindado de Reconocimiento del 12o Regimiento de Caballería Mecánica, así como por el 43o Batallón de Infantería.

Y un cuarto agrupamiento de reserva: el Batallón Olimpia, al mando del coronel Ernesto Gutiérrez Gómez Tagle.

Al mando de la Operación Galeana se designó al general Crisóforo Mazón Pineda, quien tendrá como objetivo establecer un doble cerco –uno exterior bloqueando los accesos, a cargo del Ejército, y otro interior de militares vestidos de civil, pertenecientes al Batallón Olimpia– para capturar a los dirigentes del movimiento estudiantil. La orden de García Barragán fue que debe ejecutarse con toda limpieza: sin muertos ni heridos.

Se tiene previsto que todos los preparativos ordenados por el jefe el Ejército Mexicano se cumplan hacia las tres de la tarde, un par de horas antes de que se inicie el mitin: “El capitán Careaga estaba acantonado en los departamentos vacíos del edificio Chihuahua, con órdenes de aprehender a Sócrates Amado Campos cuando estuviera al micrófono; el coronel Gómez Tagle estaba con su Batallón Olimpia con su dispositivo para tapar todas las salidas del Edificio Chihuahua y evitar la fuga de los cabecillas”.

militares

Informe no censurado de la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp). En https://nsarchive2.gwu.edu//NSAEBB/NSAEBB180/index2.htm.

Ídem.

Scherer, Julio, y Monsiváis, Carlos, Parte de guerra: Tlaltelolco 1968: documentos del general Marcelino García Barragán: los hechos y la historia, Nuevo Siglo / Aguilar, México, 2002.

Ídem.

Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp), op. cit.

Dirección General de Investigaciones Política y Sociales, Secretaría de Gobernación, tarjeta sin fecha, mencionada en Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, op. cit.

Dirección General de Investigaciones Política y Sociales, Secretaría de Gobernación, tarjeta 2866, mencionada en Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, op. cit., p. 63.

Ídem.

Ídem.

Julio Scherer y Carlos Monsiváis, op. cit.

Ídem.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vanessa Guillén: el misterio que rodea la desaparición de la soldado de origen mexicano

La soldado de origen mexicano fue vista con vida por última vez el 22 de abril en una base militar. Su familia asegura que la joven sufría acoso sexual por parte de un superior, lo que ha generado protestas y motivado a otras mujeres a compartir sus historias.
2 de julio, 2020
Comparte
Vanessa Guillen

Ejército de EE.UU.
Vanessa Guillen tiene el rango de soldado de primera clase de las fuerzas armadas de EE.UU. en Texas.

“Por favor, no se olviden de mí”, dice la última línea que describe lo que vivía Vanessa Guillén antes de desaparecer, según su familia.

La soldado estadounidense de 20 años y origen mexicano no ha sido vista desde el pasado 22 de abril, cuando estaba en la base militar de Fort Hood, Texas, a la que estaba adscrita.

Más de dos meses después, las autoridades informaron el miércoles del hallazgo de restos humanos que podrían corresponder con la soldado, a falta de un examen forense que lo confirme.

Sin embargo, detrás de su desaparición han surgido señalamientos de acoso sexual por parte de un sargento en la base militar donde servía en el Escuadrón de Ingenieros Regionales.

“Le dije a mi madre que uno de mis sargentos me estaba acosando sexualmente en Fort Hood. Mi madre intentó convencerme de que le diera el nombre de la persona que me estaba acosando, pero no quería meterme en problemas”, dice la página que creó la familia para buscarla (Find Vanessa Guillén) con base en la información que tenían.

Vanessa Guillen

Ejército de EE.UU.
Guillén había contado a su familia que estaba sufriendo acoso en la base militar donde servía.

“Mi madre me dijo que lo denunciaría por mi seguridad, pero le dije que conocía a otras mujeres soldados que habían denunciado acoso sexual y que el ejército de los Estados Unidos no les creía”, añade.

Un sospechoso, también miembro de las fuerzas armadas, se suicidó justo antes de que autoridades lo detuvieran el miércoles, pero los investigadores dicen que “no está involucrado con las acusaciones de acoso sexual”.

Otra persona fue arrestada en relación con este caso. Sin embargo, las autoridades dicen que están reservándose la información que tienen porque la investigación está en curso.

“Seguimos tomando muy en serio las acusaciones de que Vanessa Guillén fue agredida sexualmente. Cuando escuchamos esto fue por parte de la familia”, dijo este jueves el agente Damon Phelps, del equipo de investigación.

Un mural para Vanessa Guillen

FindVanessaGuillen
Varios murales en honor a Vanessa Guillén han sido pintados en Texas.

Su desaparición y la infructuosa búsqueda durante 70 días ha llevado a muchos en la comunidad latina de Texas a exigir su localización y atención a las denuncias de la soldado.

También otras mujeres han dado testimonios de acoso en las fuerzas armadas a través de la etiqueta en redes sociales #IAMVanessaGuillen (Yo Soy Vanessa Guillen).

¿Qué se sabe de su desaparición?

Guillen pertenecía a una unidad militar que reparaba armas en el Tercer Regimiento de Caballería en Fort Hood, en el centro del estado de Texas (suroeste de EE.UU.).

Desapareció al mediodía del 22 de abril pasado. Había visto por última vez en el estacionamiento de esa base militar, según la investigación de las autoridades.

Su auto y sus llaves, su tarjeta de identificación y su cartera fueron encontrados en la sala de armas donde había estado ese día.

Map

La madre y las hermanas de la soldado señalan negligencias de las autoridades militares, pues aseguran que no les reportaron la desaparición de Guillén de inmediato y solo ofrecieron información hasta que se conoció el caso en los medios.

“En dos meses no nos dieron respuestas. Tomaron a mi hermana como si fuera un chiste. Mi hermana era un ser humano. Puso su vida por el país, por nosotros, y miren cómo la trataron”, dijo Guadalupe Guillén, una hermana, este miércoles.

Sin embargo, el agente Damon aseguró este jueves que su búsqueda se inició al día siguiente de la desaparición.

La búsqueda

El Comando de Investigación Criminal del Ejército inició la búsqueda en mayo, a la que luego se sumaron los Rangers de Texas (policía estatal), el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y la policía local.

Ofrecían una recompensa de US$25.000 por información de su paradero desde principios de junio.

Cártel de búsqueda

Ejército de EE.UU.

Luego de semanas sin indicios de su paradero, un portavoz militar, Chris Grey, informó el miércoles que recibieron un aviso de la posible ubicación, cerca del río León, a unos 48 km de Fort Hood.

“Después de recibir información adicional, los agentes descubrieron lo que se ha descrito como restos humanos parciales después del análisis de un antropólogo forense”, explicó.

Los restos fueron encontrados en una fosa poco profunda. Un análisis forense determinará si se trata de la soldado.

Una vista de Fort Hood

Getty Images
Fort Hood es una importante base militar de Estados Unidos.

Por su parte, el Departamento de Policía de Killeen informó que un sospechoso se suicidó cuando las autoridades se le acercaban.

Fue identificado por el agente Damon como Aaron David Robinson, pero indicó que no hay información que lo relacione con las acusaciones de acoso.

Al ser cuestionado insistentemente por reporteros sobre las líneas de investigación o los sospechosos, Damon dijo insistentemente que no podía compartir más detalles por estar en marcha la pesquisa.

Una mujer detenida es “la esposa separada de un exsoldado de Fort Hood y actualmente está bajo custodia en la cárcel del condado de Bell a la espera de cargos por parte de las autoridades civiles”, dijo Grey el miércoles sin detallar cuál es su vínculo con el caso.

Acusaciones

La abogada Khawam dijo que Guillén le había dicho a su familia y a otros compañeros en la base que estaba siendo acosada, pero no llegó a presentar una denuncia formal.

“Ella temía hacerlo, porque el acoso sexual venía de sus superiores”, dijo Khawam.

La madre de Vanessa Guillén

FindVanessaGuillen
Gloria Guillén asegura que su hija le contó sobre el acoso del que era víctima en Fort Hood.

“Le dije a mi madre que el mismo sargento que me acosaba sexualmente me seguía cada vez que corría y hacía ejercicio, y lo incómodo que me hacía sentir. Mi mamá me dijo que lo detendría, pero yo le dije que yo me ocuparía de eso, sentí que podía detenerlo yo misma”, relató la familia a nombre de la soldado.

Nunca llegó a darle el nombre del presunto responsable, solo que era un “sargento”.

El agente Damon dijo que no tenían información sobre el acoso que denuncia la familia y la abogada: “Queremos información acerca de eso, queremos investigarlo”.

El portavoz Grey dijo el día previo que recibieron las denuncias de parte de la familia sobre “agresión sexual”, pero dijo que la investigación habrá de emitir sus conclusiones a su debido tiempo.

“Una vez que se complete la investigación, el IO (autoridad investigadora) presentará los hallazgos y las recomendaciones al comando de la unidad para su revisión”, señaló.

Demanda de justicia

La desaparición ha llevado a la familia Guillén a exigir justicia y una investigación independiente del Congreso de EE.UU.

“Mi hermana fue víctima de acoso sexual, pero no se hizo nada al respecto. Fort Hood no ofreció seguridad ni respeto. No garantizaron la seguridad de mi hermana”, dijo el miércoles entre lágrimas Guadalupe Guillen.

Una ilustración de Vanessa Guillén de shopcherine

BBC
El caso de Guillén ha llevado a muchos en la comunidad latina a demandar justicia. (Ilustración cortesía de shopcherine.com)

“No entiendo cómo fueron capaces de mentir desde el primer día. Por qué, no lo sé. No sé quién está encubriendo a quién. Por eso necesitamos una investigación del Congreso”, expresó Mayra Guillen, otra de las hermanas.

La familia y activistas han encabezado vigilias y manifestaciones que han congregado a decenas de personas en Houston, la ciudad natal de la soldado.

También han denunciado casos de otras presuntas víctimas de agresiones o desaparecieron en Fort Hood.

Dos mujeres con un cartel

FindVanessaGuillen
En las protestas se han denunciado las desapariciones de otros soldados de Fort Hood.

La abogada Natalie Khawam, acompañada por la congresista Tulsi Gabbard, dijo que están promoviendo que haya una ley que se llame “Vanessa Guillén” para investigar el acoso sexual en las fuerzas armadas de manera independiente.

“Las mujeres no deben tener miedo de denunciar el acoso sexual. Estamos en 2020. Esto es inaceptable”, añadió.

Y a través de la etiqueta #IAMVanessaGuillen, mujeres han compartido testimonios en redes sociales sobre lo frustrante que es exigir justicia en casos de agresión sexual en el ejército.

“Acabo de cumplir 20 años. Ni siquiera había terminado el entrenamiento cuando fui agredida sexualmente. Lo reporté. Él confesó y otras cuatro mujeres se presentaron. Fue absuelto. Dos miembros del jurado del E8 se rieron en mi cara después de dar el veredicto de ‘no culpable’. Él obtuvo un ascenso. Tengo trastorno por estrés postraumático”, decía un testimonio en Twitter.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gFkihTytGRU

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.