close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Heraldo de México

1968: Fracasa encuentro del CNH con enviados de Díaz Ordaz; mitin en Tlatelolco sigue en pie

Los representantes estudiantiles Gilberto Guevara Niebla y Luis González de Alba se reunieron con la delegación del gobierno, integrada por Andrés Caso Lombardo y Jorge de la Vega Domínguez, sin embargo no se llegó a acuerdos. Los estudiantes realizarán una concentración en Tlatelolco.
Archivo Heraldo de México
Por Viétnika Batres
2 de octubre, 2018
Comparte

Nota del editor: Desde el 23 de julio, Animal Político presenta materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publica en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.
Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.
Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre. Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí.

Ciudad de México, 2 de octubre de 1968.– Dos integrantes del Comité Central del Consejo Nacional de Huelga (CNH) se reunieron a primera hora de esta mañana con dos enviados del presidente Gustavo Díaz Ordaz, con quienes se intentó, sin éxito, llegar a un acuerdo para sentar las bases del diálogo público que exige el movimiento estudiantil y obtener respuesta satisfactoria a los seis puntos del pliego petitorio que han presentado.

La reunión, realizada en la casa del rector Javier Barrios Sierra, en San Ángel, comenzó alrededor de las siete de la mañana con una pequeña introducción del anfitrión. Presentó a la comitiva del CNH y a los emisarios gubernamentales con las siguientes palabras: “Me complace recibir en mi casa a los señores representantes del presidente de la República y a los representantes estudiantiles. Mi deseo ferviente es que esta conversación contribuya a solucionar el conflicto que enfrentamos. Señores: están en su casa, los dejo conversar”.

El rector se retiró del salón, pero las cosas no marcharon bien. De entrada, los representantes estudiantiles Gilberto Guevara Niebla, Luis González de Alba y Anselmo Muñozmanifestaron a la delegación del gobierno, integrada por Andrés Caso Lombardo y Jorge de la Vega Domínguez, que habían ido para establecer las condiciones de un “diálogo público” y no para negociar allí mismo las demandas.

La tensión aumentó. El trato que los representantes del presidente dieron a los dirigentes del movimiento “no incluía el menor respeto por la investidura del Consejo Nacional de Huelga, al cual representábamos. Fue como una burla lo que hicieron De la Vega y Caso”, declaró Guevara Niebla.

Ellos “se asumían con mayúsculas como Representantes del Presidente de la República”, mientras De la Vega les faltaba al respeto. “Nos trataron como a unos imbecilitos irresponsables que –así nos lo dijo literalmente De la Vega– estábamos poniendo en peligro a toda una generación de jóvenes mexicanos, y que en un momento determinado tendríamos que rendir cuentas al país entero por lo que estábamos haciendo”. No los bajaron de agitadores profesionales.

Los enviados de Díaz Ordaz jugaron, según los estudiantes, el papel del policía bueno y el policía malo. “De la Vega más agresivo y Caso un poco más conciliador”, denunció Guevara Niebla.

–Venimos en plan de amigos –dijo, de pronto, Caso.

movimiento

Los representantes del CNH se molestaron aún más por lo que ellos consideraban como una falta de respeto al tratarlos. Intervino Guevara Niebla, de nuevo:

–Nosotros no venimos a hacer amigos. Venimos a buscar la solución a un conflicto que está afectando al país.

De la Vega, de acuerdo con la versión de los dirigentes del CNH, intervenía con mayor intolerancia. Hasta que en un momento Guevara Niebla preguntó: “¿Cuál es la capacidad de decisión que tienen ustedes? Porque nosotros sí tenemos capacidad de decisión”. Entonces De la Vega y Caso confesaron que “ellos no tenían ni la más mínima capacidad para decidir algo importante”.

En esas condiciones, la conversación no tenía mucho sentido. Guevara Niebla, uno de los que más intervinieron, tomó un atajo para no extender sin sentido una reunión que para entonces ya llevaba unos 45 minutos. “Sería deseable que se hiciera una negociación pero tomando decisiones. Vamos a establecer un diálogo de hechos. Ustedes den pasos ostensibles, visibles hacia atrás, y nosotros daremos los mismos pasos hacia atrás, mientras nos volvemos a reunir”.

Acordaron entonces que reanudarían las pláticas al día siguiente, 3 de octubre, en la Casa del Lago. Guevara Niebla y González de Alba salieron de casa del rector y en un pequeño coche que les prestaba Julio Labastida se fueron a Tlalnepantla a desayunar unos tacos.

Al abrirse la posibilidad de iniciar la negociación y el diálogo, el CNH –que estaba en sesión en Zacatenco–, votó por suspender la manifestación prevista de la Plaza de las Tres Culturas al Casco de Santo Tomás para evitar la violencia, pero mantuvieron la decisión de efectuar el mitin de esta tarde en Tlatelolco.

A decir de los propios estudiantes, Barros Sierra les insistió en suspender el acto. Fue en vano, a pesar de que les argumentó lo conveniente que, en su opinión, sería cancelarlo. Los estudiantes le respondieron que no tenían tiempo. Sin embargo, Barros Sierra mantuvo una opinión adversa, pues a medida en que se acentúa la represión violenta, ellos se están arriesgando, les dijo.

Guevara Niebla, Gilberto, La libertad nunca se olvida. Memoria del 68, Ediciones Cal y Arena, México, 2004, p. 205.

González de Alba, Luis, “Tlatelolco, aquella tarde”, Nexos, 1 de noviembre de 2016. En www.nexos.com.mx/?p=30019.

Guevara Niebla, Gilberto, “Volver al 68”, Nexos, 1 de octubre de 1993. En www.nexos.com.mx/?p=6899.

Ídem.

Ídem.

Ídem.

Barros Sierra, Javier, Conversaciones con Gastón García Cantú, Ediciones Siglo XXI, México, 1972, p. 133.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 efectos en México del T-MEC, el tratado que remplaza al TLCAN

El tema que queda pendiente es el conflicto por los aranceles que impuso EU a las importaciones de acero y aluminio.
23 de junio, 2019
Comparte

Después de tensas negociaciones que se extendieron por más de un año, Canadá, Estados Unidos y México firmaron el T-MEC, el acuerdo de libre comercio que reemplaza al TLCAN.

Tras la firma por los líderes, el siguiente paso antes de su entrada en vigor es la ratificación por parte del poder legislativo de los tres países.

El de México ya hizo su parte. El acuerdo queda pendiente de los de Canadá y Estados Unidos.

El siguiente paso es que el tratado sea aprobado por los congresos de México, Estados Unidos y Canadá.

BBC Mundo te cuenta cuáles son algunos de los posibles efectos en México de este nuevo tratado.

1. Industria automotriz

El acuerdo incluye cambios en las reglas de origen de la industria automotriz.

Con el TLCAN, se exigía que un 62,5% de la producción de un automóvil ligero fuera hecha en alguno de los tres países para tener acceso a aranceles preferenciales. Pero con el T-MEC se elevó al 75%.

Fábrica de automóviles en Estados Unidos.

Getty Images
El nuevo acuerdo exige que el 75% de un vehículo debe ser fabricado en uno de los tres países para no pagar aranceles.

“El golpe no es para México”, le dice a BBC Mundo sobre este punto Pablo Ruiz Nápoles, profesor de la Facultad de Economía de la La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las empresas estadounidenses establecidas en México compran actualmente autopartes a fabricantes de China y Corea. Bajo los nuevos términos, tendrían que comprar mayor cantidad de insumos a alguno de los tres países que integran el acuerdo.

Por otro lado, EE.UU. logró que entre un 40% y 45% del automóvil fabricado dentro de los tres países deba ser producido por trabajadores que ganen al menos US$16 por hora.

Esta cláusula pretende incentivar a las empresas estadounidenses para que se instalen en EE.UU.

Si eso ocurre, podría afectar a la creación de empleo en México en este sector. Sin embargo, es un factor aún incierto.

2. Farmacéuticas

En el sector farmacéutico se aumentaron las barreras de acceso a los medicamentos genéricos y biocomparables.

En la práctica, las farmacéuticas mexicanas quedan más protegidas en relación a la competencia que supone el ingreso de medicamentos genéricos.

De este modo, se mantiene (o incluso podría encarecerse) el precio final para los consumidores, puesto que los genéricos suelen ser más baratos que los medicamentos de marca.

3. Derechos laborales

El nuevo tratado contempla un anexo en el que los tres países se comprometen a adoptar y cumplir normas y prácticas laborales conforme a lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo.

Sin embargo, no está claro cómo ese compromiso se va a traducir en acciones concretas.

Hay ciertas disposiciones que México deberá cumplir antes del 1 de enero de 2019, como establecer en sus leyes laborales el derecho de los trabajadores a participar en actividades de negociación colectiva y crear organismos independientes para el registro de elecciones sindicales.

Trabajadores en México

Getty Images
El pacto incluye algunas modificaciones a la legislación laboral en México.

¿Novedades?

Mientras el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto expresó su satisfacción con las condiciones acordadas entre los tres países, voces críticas aseguran que en realidad el nuevo pacto no contiene muchas novedades.

“No veo aspectos nuevos que sean beneficiosos para los mexicanos. Algo positivo es que salvamos cosas que en el TLCAN nos beneficiaban y que Trump quería eliminar”, afirma el economista Ruiz Nápoles.

En el sector energético, “no hay mayores cambios en telecomunicaciones o la industria petrolera”, afirma.

Lo mismo ocurre con la agricultura, explica, dado que “Estados Unidos podrá seguir vendiendo el maíz a un precio más bajo porque está subsidiado”.

Plantación de maíz

Getty Images
El maíz ha sido históricamente fuente de controversia entre México y Estados Unidos.

En otra área, el tratado incorpora una cláusula que establece que los integrantes del pacto deben informar a los otros miembros sobre sus intenciones de iniciar un tratado de libre comercio con algún país que no opere bajo condiciones de libre mercado.

El acuerdo contempla que cualquiera de las tres partes implicadas puederescindir el tratado en caso de que uno de los integrantes no cumpla con esta cláusula.

Analistas apuntan a que esta condición podría haber sido impulsada por EE.UU. para restringir acuerdos con países como China, si bien no fue reconocido oficialmente por ninguno de los países firmantes.

*Esta nota fue publicada inicialmente en noviembre de 2018 y actualizada con motivo de la ratificación del tratado por parte del Senado de México.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0&t=62s

https://www.youtube.com/watch?v=0purUYIfql8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.