Quién es Ángela Ponce, la Miss España transgénero que competirá en Miss Universo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Quién es Ángela Ponce, la Miss España transgénero que competirá en Miss Universo

Después de que la Señorita Colombia Valeria Morales declarara que “Miss Universo es para mujeres que nacemos mujeres", Ponce aseguró que su "finalidad es dar a conocer mi realidad y hablar al mundo un poco sobre la educación en la diversidad que es tan escasa".
Getty Images
9 de octubre, 2018
Comparte

90-61-90. Parecen unas medidas canónicas para concursar en el famoso certamen de Miss Universo.

Son las de la modelo española transexual Ángela Ponce y, sin embargo, hay quien cree que no debería concursar.

Es lo que opinó (aunque luego intentó una retractación) la también modelo y Señorita Colombia Valeria Morales, quien aseguró que “un reinado de belleza, como es Miss Universo, es para mujeres que nacemos mujeres”.

Las declaraciones levantaron polémica y Morales luego matizó que “si Miss Universo la acepta, yo la voy a recibir con todo el amor, el respeto y la tolerancia que merece”, sin dejar de decir al mismo tiempo que piensa que ella y Ponce “debemos estar en caminos diferentes”.

View this post on Instagram

Nunca he querido pronunciarme al respecto de las declaraciones de #MissColombia sobre mi participación en @missuniverse, pero veo noticias, vídeos y fotos donde utilizan recortes de entrevistas anteriores con el titular “Ángela Ponce responde a la Señorita Colombia” sin ser cierto. . Mi opinión con respecto a este tema es: . Yo si la respeto y respeto que esa sea su opinión, pero no quiero llegar a Miss Universo con ningún prejuicio hacia ella ni hacia ninguna otra compañera, quiero vivir una bonita experiencia y si ella quiere, dejarme conocer, así como yo quiero conocerla a ella. Nunca trataré de cambiar su opinión, pues esa no es mi función. Mi finalidad es dar a conocer mi realidad y hablar al mundo un poco sobre la educación en la diversad que es tan escasa, un factor importante y que sin duda terminarían con tanto bullying, prejuicios y violencia. . Pido respeto, tanto para mi compañera @valeriamoralesd como para mi.

A post shared by ANGELA PONCE (@angelaponceofficial) on

A sus 27 años, Ponce encaró la polémica con un tono conciliador y tolerante, aprendido seguramente tras haber sufrido el acoso y la incomprensión que tantas personas transexuales padecen en todo el mundo, tal y como ella ha explicado.

“Mi finalidad es dar a conocer mi realidad y hablar al mundo un poco sobre la educación en la diversidad que es tan escasa, un factor importante y que sin duda terminarían con tanto bullying, prejuicios y violencia”, escribió en su cuenta de Instagram tras la polémicas declaraciones de Morales.

Y pidió respeto para ella pero también para su compañera colombiana.

Ángela Ponce

Getty Images
Ángela Ponce es una defensora de la diversidad y la tolerancia.

Ponce nació en un pequeño pueblo de Sevilla, España, un país donde la religión católica es predeominante y que, sin embargo, envía este año a una modelo transexual a Miss Universo, tiene un gobierno con más mujeres que hombres y aprobó hace 14 años el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Asegura que de pequeña no tenía ningún referente, y que por ello pensaba que “a lo que más me parecía era a una persona gay”, explicó a la revista Smoda.

Segunda de tres hermanos, asegura que siempre contó, sin embargo, con el apoyo de sus padres, y con una determinación de hierro para hacer lo que quería con su vida.

View this post on Instagram

@jencarlosmusic, ha sido un placer conversar contigo y confirmar que hay seres humanos capaces de abrir sus corazones y entender que en la diversidad está la verdadera belleza y que la educación es la herramienta más eficaz para construir un mundo en el que quepamos todos. La felicidad tiene que dejar de ser un objetivo personal para convertirse en un estado de plenitud colectivo. Mil gracias por todo. . #Repost @jencarlosmusic with @get_repost ・・・ Felicidades amiga @angelaponceofficial la belleza de la mujer Española no puede tener mejor representación en este @missuniverse Felicidades a tus padres por el gran trabajo que hicieron en criarte!! Vienen cosas especiales, esta historia apenas comienza. Cuentas conmigo!! #missuniversespain #angelaponce

A post shared by ANGELA PONCE (@angelaponceofficial) on

“He vivido momentos muy duros pero afortunadamente siempre he tenido una personalidad fuerte. Si se reían porque me ponía una diadema, mañana me ponía una corona, sin importarme lo que dijese la gente”, contó en una entrevista con el diario La Vanguardia.

A los 16 años empezó a tratarse con hormonas y a los 24 se sometió a una vaginoplastia, aunque no considera que el tener vagina sea lo que hace mujer a una mujer.

“Hay mujeres con pene y hombres con vagina, porque la única clave para ser mujer es ser y sentirte mujer”, comentó en una entrevista con el New York Times.

Al año siguiente se operó el pecho. Pero para ella, estas dos operaciones no son distintas a otras a las que se someten muchas mujeres por razones puramente estéticas.

Sobre las dificultades de ser modelo transexual, Ponce ha explicado que, por ejemplo, algunas grandes marcas de ropa la rechazaron como modelo al enterarse de que era transgénero.

Ahora es activista, además de modelo, y colabora con la fundación Daniela para sensibilizar y acabar con el estigma que sufren los niños y adolescentes transexuales y transgénero.

En 2015 se presentó a Miss Mundo Cádiz, y ganó, pero se encontró con que en Miss Mundo no pueden participar las personas transexuales, lo cual sí es posible en Miss Universo, que cambió sus reglas durante la dirección de quien es hoy presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Tras ganar el certamen de Miss España en junio, ahora competirá en la final de Miss Universo el 17 de diciembre de este año, en Tailandia.

Junto con Morales otra modelo transexual, la candidata de Mongolia Belguun Batsukh, también competirá por la corona.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
CCMSS / Enrique Abe

Jornaleros de los bosques, los otros damnificados por la crisis de COVID

Alrededor de 10 mil familias recolectoras de resina en Michoacán que, de por sí, ya tenían una condición precaria se han quedado sin ingresos desde hace casi cuatro meses.
CCMSS / Enrique Abe
16 de agosto, 2020
Comparte

La crisis generada por COVID dejó sin ingresos a 10 mil familias michoacanas dedicadas a la extracción de resina de los árboles. Ahora en lugar de ir al bosque a trabajar, y al mismo tiempo cuidar que nadie lo tale, deben viajar hacinados en camiones que los llevan a los campos y empacadoras de fresa o aguacate a trabajar como jornaleros. 

Olga Leticia Enríquez, recolectora en los bosques de la comunidad indígena de Cherán, cuenta en una conferencia de prensa organizada por el Consejo Civil Mexicano de Silvicultura Sustentable, que su familia, por ejemplo, está yendo a trabajar a Jacona a una empacadora de fresa. 

“La vida nos ha cambiado por completo. Mis familiares tienen que irse a trabajar fuera, pasan por ellos en esos camiones amarillos escolares y ahí van hacinados, hasta 30 o 40 personas, con el riesgo de contagio de COVID que eso implica”. 

Lee más: Reforma para dar seguridad social a jornaleros es apenas “un curita”, dicen especialistas

Un riesgo que se incrementa, dice Olga Leticia, por la fatiga provocada por turnos de trabajo de 12 horas y una alimentación diferente, menos natural y fresca, de la que están acostumbrados. 

Rosa Icela Soto, también integrante de una familia de resineros, pero del Ejido Mata de Pino, dice, en la rueda de prensa virtual a través de Facebook, que la producción de resina es una actividad que genera recursos para 120 familias de ese grupo agrario, que no tienen que derribar un solo árbol para ganarse el sustento, contrario a lo que sucede con la tala. 

“Pero con la interrupción de la actividad resinera perdimos los ingresos y la posibilidad de quedarnos en el territorio. Ahora estamos saliendo a trabajar a otras zonas y los árboles están en peligro de desaparecer”, advierte. 

La resina de pino es un producto forestal no maderable y es la principal fuente de ingresos de más de 10 mil familias en el estado de Michoacán. Pero la crisis económica ocasionada por la pandemia del COVID-19 propició que las 18 industrias del estado donde se procesa esta materia prima detuvieran su operación y dejaran de comprarla a los productores.

Quienes se dedican a la extracción de la resina tenían ya una situación precaria. Cada familia ganaba unos 50 mil pesos al año por esta actividad. La mayoría de estos trabajadores no son dueños de la tierra, son “avecindados” que rentan a los propietarios los árboles para poder trabajar. No tienen seguridad social ni ningún derecho social. “

“Son los jornaleros de los bosques”,  resume Juan Manuel Barrera, especialista del sector forestal y director ejecutivo de la organización Resiliencia y Desarrollo Comunitario.

Entérate: Ildefonso Zamora dedicó su vida a defender el bosque y murió esperando justicia

Barrera dice que los 50 mil pesos que ganan apenas les alcanza a los resineros para la canasta básica. Olga Leticia lo confirma, “hasta el 70% de esa ganancia lo usamos para comer”. 

Desde hace cinco meses, esa ganancia no llega y las familias han tenido que buscar opciones. 

La resina tiene en la industria varios usos: en los productos de limpieza como Pinol o Cloralex, que vienen del aguarrás que a su vez deriva de la resina de pino. 

Es también la base para los chicles. Y, sobre todo, se usa para las pinturas, ya sea de casa o de automóviles. 

Al año la resina genera una ganancia de 600 millones de pesos, las pérdidas por la crisis generada por COVID se calculan en alrededor de 500 millones de pesos. Solo se ha logrado colocar 15 o 20% de la producción. El resto está en tambos en los traspatios o en las resineras, señala Barrera. 

Guardianes expulsados 

De las 10 mil familias resineras afectadas, 40% se ubican en la región oriente de Michoacán, en los municipios de Hidalgo, Zenguío; otras 3 mil familias habitan en la región centro y 3 mil familias más en la meseta purépecha. 

La crisis en la que están no los afectará solo a ellos. Los resineros y resineras son responsables de que todavía haya bosques en Michoacán: cuidan el bosque, evitan incendios y la tala ilegal. 

Pero ahora ya no pueden cuidarlo. “Están en otras actividades, donde hay hacinamiento y malas condiciones: en plantaciones aguacateras y de berries”, explica Jaime Navia, socio e integrante del Consejo Civil Mexicano de Silvicultura Sustentable A.C. (CCMSS) y del Grupo interdisciplinario de tecnología rural aplicada.

Barrera, de Resiliencia y Desarrollo Comunitario, señala que esta es una actividad fundamental para la conservación de los bosques. Los productores son los primeros en vigilar que no haya tala clandestina o incendios. 

Pese a esto, los recolectores de resina están desprotegidos siempre, incluso ahora que no tienen ningún ingreso. Barrera refiere que los programas de gobierno como Producción para el Bienestar u otros de la Secretaría del Bienestar, como Sembrando Vida, no llegan a esas comunidades o no van dirigidos a este tipo de productores, porque no tienen tierra. 

“A la mayoría de los resineros que les hemos preguntado dicen que no reciben ningún apoyo gubernamental.”

Frente a esta problemática, organizaciones de la sociedad civil y resineros plantean la necesidad de un programa de emergencia de unos 400 millones de pesos para unos 8 meses, destinados a la adquisición de la canasta básica para las familias resineras. 

Te puede interesar: Al menos 11 mil trabajadores denuncian despidos y abusos en la epidemia; organizan movimiento nacional

O bien, que las autoridades pongan en marcha programas de empleo temporal en regiones forestales, para generar ingresos a las familias, con la garantía de que el bosque se va a conservar. 

Se pueden diseñar programas de conservación, de brechas corta fuegos para evitar los incendios, de control de plagas, de vigilancia para alejar a los talamontes, aseguran. 

Hasta ahora, dicen, dentro del presupuesto de la Conafor u otras instituciones de gobierno no hay apoyos etiquetados para esta actividad, que es muy importante para el bosque y los productores. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.