close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Adiós al NAIM: La opción de construir pistas en Santa Lucía gana en la consulta convocada por López Obrador

310 mil 463 votaron por continuar el aeropuerto de Texcoco, y 747 mil votaron a favor de Santa Lucía, de acuerdo con los organizadores de la consulta.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
28 de octubre, 2018
Comparte

Tras cuatro días de consulta, en los que hubo fallas en la aplicación de registro y casos de gente que votó más de una vez, la opción de construir dos pistas en Santa Lucía, para complementar su operación con el actual aeropuerto Benito Juárez, fue la elegida por la gente, de acuerdo con los datos de los organizadores.

Leer: ¿Cómo sería el Aeropuerto de Santa Lucía? Equipo de AMLO difunde el Plan Maestro

310 mil 463 personas votaron por continuar el aeropuerto de Texcoco (el 29%), y 747 mil votaron a favor de Santa Lucía (69%), de acuerdo con los registros de 98.18% de las casillas instaladas; 2 mil 722 votos fueron anulados.

Los resultados los dio a conocer el presidente de la Fundación Arturo Rosenblueth, Enrique Calderón Alzati, a quien López Obrador encomendó la coordinación de la consulta y el conteo de los votos.

Calderón Alzati detalló la noche de este domingo que votaron 1 millón 67 mil 859 personas.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dará una conferencia de prensa este lunes, a las 10 de la mañana, en la Ciudad de México.

Este domingo, América del Valle, de Pueblos en Defensa de la Tierra, celebró el resultado de la consulta. “Sin embargo, tendremos plena seguridad y alegría cuando veamos la cancelación definitiva del aeropuerto de Texcoco”, dijo a Milenio TV.

Leer: De Santa Lucía a la opción de licitar; las dudas y virajes en la propuesta aeroportuaria de AMLO

En tanto el Partido Acción Nacional (PAN) calificó a la consulta como una simulación, pues dijo que solo se hizo “para legitimar una decisión que ya estaba tomada. Rechazamos tajantemente esta burla hacia todos los mexicanos y esta manipulación”.

La dirigente del PRI, Claudia Ruiz Massieu, dijo que la consulta fue un “fraude”, que pone en riesgo la inversión, el empleo y la credibilidad del país.

Gustavo de Hoyos, presidente del organismo empresarial Coparmex, dijo que en el “caso infortunado” de que López Obrador informe este lunes que no se continuará con el proyecto de Texcoco, evaluarán emplear mecanismos legales.

El resultado de la consulta, dijo, es producto de un proceso que carece de legitimidad legal y validez estadística, por lo que la Coparmex espera sensatez de López Obrador y que a fin de cuentas opte por continuar con Texcoco, ya que esa decisión marcará a su gobierno.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, coincidió en señalar que la consulta “no debe ser vinculante y no ofreció garantías de imparcialidad, certeza y objetividad”.

En su campaña presidencial, López Obrador dijo que la obra del aeropuerto en Texcoco, principal proyecto de infraestructura del gobierno de Enrique Peña Nieto, sería cancelada por su alto costo y presunta corrupción en los contratos para construirlo.

En su lugar, López Obrador defendió la opción de construir dos pistas en lo que ahora es la base militar de Santa Lucía para complementarse con el actual aeropuerto, Benito Juárez, cuya capacidad ya se ve sobrepasada por la demanda de usuarios.

López Obrador pugnó por Santa Lucía, aunque su propio equipo reconoció que hacían falta estudios para asegurar su factibilidad, y especialistas señalaron que no tenían toda la  información sobre el proyecto, ya que se mantenía en una etapa “conceptual”.

Leer: Aeropuerto en Texcoco es más viable, la opción de Santa Lucía es de alto riesgo, consideran ingenieros

Tras ganar las elecciones, el político dijo que no impondría su punto de vista y que la gente tomaría la decisión sobre el nuevo aeropuerto a través de una consulta, misma que fue descalificada por empresarios y partidos de oposición a Morena, al señalar que era ilegal, sin carácter vinculatorio y solo un montaje para avalar una decisión ya tomada por el presidente electo.

López Obrador, ante los cuestionamientos, defendió que la consulta era un proceso democrático, que se respetaría la decisión de la gente, y que solo “corruptos” y “fifís” se oponían a ella. Tanto él como su equipo minimizaron las irregularidades registradas.

“Los mañosos son muy pocos”, dijo López Obrador sobre los casos de aquellos que votaron más de una vez.

En la boleta que se entregó a la gente, para emitir su voto, se incluía información sobre los pros y contras de las dos opciones, Texcoco y Santa Lucía.

En cuanto a Santa Lucía, se reconocen como desventajas: que las aerolíneas tendrían complicaciones logísticas y otros costos; las posibles pérdidas económicas de cancelar el proyecto de Texcoco; “negociar con acreedores y contratistas, afectando el presupuesto federal de 2019”, y un “posible impacto negativo en los mercados financieros”.

De acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, cancelar el proyecto de Texcoco tendría un costo para el país de al menos 120 mil millones de pesos, considerando lo que ya se ha invertido y las demandas que habría de los contratistas, y penas convencionales.

Como ventajas, se señaló en la boleta que Santa Lucía tendrá un menor costo de construcción y mantenimiento; “mejores condiciones para operar y bajo impacto ambiental”; que seguiría operando el aeropuerto Benito Juárez, y que sería más rápido su inicio de operaciones.

De Texcoco se mencionó que tenía como desventajas el incremento del costo de construcción de 185 a 285 mil millones de pesos, en una primera fase; costos de mantenimiento y operación sin determinar; un retraso de cuatro años, ya que la primera fase estaría lista hasta 2024.

También que con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, conocido como NAIM, dejarían  de operar el actual Aeropuerto Benito Juárez y la base aérea de Santa Lucía, y que además la obra tendría impacto ambiental negativo.

Sobre este último aspecto, pobladores de la zona aledaña al NAIM, agrupados en el Frente de Pueblos Indígenas en defensa de la tierra, realizaron diferentes movilizaciones y denunciaron también en medios que esa obra provocaría afectaciones ecológicas, por la explotación de minas y cerros.

En redes sociales, activistas utilizaron la etiqueta #YoPrefieroElLago, señalando que preferían conservar el Lago Nabor Carrillo y evitar el daño ambiental, en lugar de que continuara el NAIM, que está ubicado en los municipios de Atenco, Ecatepec de Morelos y Texcoco, en el Estado de México, 5 kilometros al noreste del aeropuerto Benito Juárez.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, defendió que el aeropuerto en Texcoco era la opción moderna y de largo plazo que requería el país.

Su secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que la construcción tenía un avance del 31%, y que si bien toda obra tiene un costo ecológico, en el caso del NAIM se hizo hincapié en minimizar este impacto, y no desaparecerá el Lago Nabor Carrillo.

Carlos Slim, de Grupo Carso, empresa que tiene contratos de construcción en el NAIM, defendió la construcción de esta obra, señalando que sería un detonador de inversión.

“En mi vida he visto un proyecto que pueda tener tanto impacto económico en un área como lo es el Nuevo Aeropuerto. Es un gran detonador, sólo lo puedo comparar con el Canal de Panamá”, dijo Slim.

López Obrador dijo que si era cancelado el proyecto de Texcoco no habría un desequilibrio económico en el país, aunque integrantes del sector empresarial señalaron que había nerviosismo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Así es la cárcel de máxima seguridad en EU donde ingresó Joaquín "El Chapo" Guzmán

Sentenciado a cadena perpetua, el narco mexicano célebre por sus fugas de prisiones ya está en la cárcel federal más segura de EU. "Escaparse de ADX es virtualmente imposible", dice un exdirector de ese presidio.
20 de julio, 2019
Comparte

Es la prisión federal más segura de Estados Unidos, de la que nunca pudo escapar un recluso, está en pleno desierto y ahora aloja a un capo narco mexicano famoso por sus fugas carcelarias: Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Se trata de la Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad en Florence, Colorado, mejor conocida por sus siglas en inglés de ADX o como el “Alcatraz de las Rocosas”.

El ingreso de Guzmán a esa prisión “supremax” fue confirmado por la Agencia de Prisiones de EE.UU. (BOP, por sus siglas en inglés) a BBC Mundo este viernes, tras la sentencia a cadena perpetua que el líder del cartel de Sinaloa recibió el miércoles en Nueva York.

Robert Hood, un exdirector de ADX, estimó que Guzmán “será ubicado en un área lejos de otros reclusos” .

Agregó que es probable que el gobierno de EE.UU. solicite medidas especiales que le prohíban ver o escuchar a otros reclusos, familiares y amigos, aunque sí podría recibir visitas de abogados autorizados.

“ADX proporciona un escenario que está a un clic de distancia de la muerte sin aplicar la pena de muerte”, indicó Hood a BBC Mundo.

Una fortaleza en el desierto

Las prisiones de máxima seguridad o “supermax” están diseñadas para recluir a largo plazo a los presos más peligrosos, considerados una gran amenaza para la seguridad pública.

La primera de estas prisiones en EE.UU. fue Alcatraz, en una isla de la bahía de San Francisco y cerrada definitivamente en 1963. La tercera fue ADX, abierta en 1994, la única a nivel federal que sigue activa.

Desde que “El Chapo” fue declarado en febrero culpable de enviar toneladas de cocaína a EE.UU. con asesinatos, violencia y sobornos, su defensa anticipaba que lo trasladarían a ADX.

ADX

Getty Images
En su exterior, el presidio ADX cuenta con varias torres de vigilancia y patrullas móviles con guardias armados las 24 horas del día.

Guzmán, de 62 años, se fugó dos veces de cárceles mexicanas de máxima seguridad —una de ellas por un túnel de kilómetro y medio en 2015— y el miércoles aludió a su próximo destino cuando dijo: “El gobierno de Estados Unidos va a enviarme a una prisión donde jamás van a escuchar mi nombre”.

Ubicada en una zona remota y semiárida de Colorado, ADX tiene seis torres externas con guardias armados, más otras tantas de una penitenciaría vecina, y su perímetro es vigilado a cada instante por patrullas móviles.

Hood indicó que también hay cables de disuasión de helicópteros, para controlar intentos de aterrizaje cerca de la prisión, y están prohibidos los aviones no tripulados en el espacio aéreo.

Pero lo que hace a ADX un lugar especialmente duro es su interior.

Gritos por tuberías

“Dentro de ADX hay cientos de cámaras, puertas de seguridad electrónicas y procedimientos para controlar todos los aspectos de la prisión”, sostuvo quien dirigió el penal entre 2002 y 2005.

Hay diferentes niveles de seguridad en el interior y el personal pasa lista de los prisioneros hasta siete veces al día.

“Los presos están en celdas individuales hasta 23 horas al día y reciben recreación en jaulas individuales. No existe una vista del terreno local, solo vistas del cielo”, relató Hood.

Las celdas miden 3,5 metros de largo por dos metros de ancho. Tienen camas, escritorio, taburete y estante, pero todo esto está hecho de concreto, para evitar que puedan moverlo.

También hay un monitor de TV que transmite programas educativos y servicios religiosos. Las ventanas miden casi un metro de alto pero apenas 10 centímetros de ancho. Hay ducha, inodoro y lavabo.

“Lo que hacen algunos presos es gritar a través de las tuberías del lavabo en sus celdas y el de al lado puede escucharlo: a veces hablan así”, dijo Deborah Golden, una abogada del Centro de Defensa de Derechos Humanos que ha visitado ADX en varias ocasiones, a BBC Mundo.

ADX

Getty Images
En el interior de ADX las puertas son electrónicas y pasan lista de los presos hasta siete veces por día.

La entrada a la celda tiene barrotes y, detrás, una puerta que bloquea la vista al pasillo con una ranura por donde pasar la bandeja de comida o las manos de los prisioneros que van a salir, para colocarle esposas antes.

“Ese tipo de aislamiento a menudo conduce a problemas de salud mental, lleva a las personas a tener una ruptura con la realidad”, señaló Golden. “Es un lugar para aislar completamente y desorientar a cualquiera que esté allí”.

Escape “virtualmente imposible”

Entre los cerca de 400 reclusos que tiene ADX, hay varios conocidos públicamente, aunque sin la fama mundial de “El Chapo”.

Allí están por ejemplo Theodore Kaczynski, el “Unabomber” que aterrorizó a EE.UU. por años con sus cartas bomba; Dzhokhar Tsarnaev, condenado a pena de muerte por el atentado del maratón de Boston en 2013, y Zacarias Moussaoui, un miembro de Al Qaeda que participó en la planificación de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Otros presos menos conocidos fueron trasladados a ADX por problemas disciplinarios que protagonizaron en otras cárceles, como agresiones o intentos de fuga.

“Escaparse de ADX es virtualmente imposible”, afirmó Hood.

Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", fue capturado en México y enjuiciado en Estados Unidos.

Getty Images
“El Chapo” Guzmán se hizo famoso como narco pero también por sus escapes de prisiones en México.

Sostuvo que el mayor desafío que Guzmán planteará a la prisión son sus activos externos, tanto sus socios criminales como su dinero: los fiscales estiman que movió drogas por US$12.666 millones.

“Eventualmente intentará comprometer al personal (de ADX). La mayoría de los funcionarios correccionales ganan alrededor de US$45.000 por año, lo cual es terrible considerando su ambiente de trabajo”, indicó.

“Su mejor intento de escape será durante los traslados a la comunidad o a otra prisión federal para recibir atención de salud”, agregó. “Escapar mientras se es transportado es más probable que escapar desde el interior del Alcatraz de las Rocosas”.

Al hablar durante su sentencia, Guzmán se quejó de las condiciones de reclusión solitaria que tuvo en su cárcel de Manhattan por 30 meses, que calificó de “tortura mental, emocional y psicológica” constante.

túnel

Getty Images
“El Chapo” huyó en 2015 del penal mexicano de El Altiplano por un túnel de más de 1,5 kilómetros de largo.

Tras la condena, uno de sus abogados, Jeffrey Lichtman, pidió al juez que siguiera en la misma cárcel por 60 días para preparar la apelación, pero dijo a la prensa que ADX “puede ser un paseo por el parque” para Guzmán si la compara a su prisión de Manhattan.

Sin embargo, el exdirector de la cárcel “supremax” discrepa con eso.

“Si ‘El Chapo’ pensaba que el centro de detención en Nueva York tenía restricciones excesivas”, sostuvo, “ADX será mucho peor”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

https://www.youtube.com/watch?v=8CSZJ19jYrc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.