close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
México, reprobado en Estado de Derecho; estas son las entidades con lo peores niveles
La corrupción y la falta de investigaciones sólidas ante los delitos son focos rojos que debilitan el Estado de derecho en el país, señala un índice de la organización internacional World Justice Project (WJP), que evalúa a las 32 entidades.
Cuartoscuro Archivo
9 de octubre, 2018
Comparte

México es un paciente enfermo. El Estado de derecho, que puede entenderse como un sistema inmunológico que le permite al país defenderse de grandes enfermedades como la violencia o la corrupción, es débil en las 32 entidades federativas. La propia Ciudad de México, el Estado de México (la entidad más poblada) y Guerrero, se encuentran entre los peores en ese aspecto.

Así lo revela el estudio titulado Índice de Estado de Derecho México 2018, desarrollado por la organización internacional World Justice Project (WJP), el cual evalúa, por primera vez, la prevalencia del Estado de derecho en cada entidad federativa, y las clasifica a través de un índice.

El estudio, que se presentará públicamente hoy, muestra que el país en términos generales está reprobado. El promedio nacional es de apenas 0.39, ni cerca de la mitad, en una escala que va del 0.0 al 1.0. La corrupción, la falta de medidas regulatorias claras y la violencia, son los principales factores que debilitan la existencia de condiciones plenas de legalidad en el país.

Ni uno de los 32 estados obtiene un puntaje que rebase la mitad de la escala. Los menos malos son Yucatán, con una calificación de 0.45, seguido de Aguascalientes y Zacatecas con 0.44. Esas serían las entidades en donde los ciudadanos gozan de condiciones más cercanas a las de un Estado de derecho.

Los 10 estados con el índice general más bajo son Guerrero con 0.29; Baja California Sur con 0.35; Estado de México, Sonora, Puebla y Quintana Roo, todos con 0.36; y Morelos, Ciudad de México, Veracruz y Jalisco con 0.37.

“Esto es como tener un sistema inmunológico que no funciona. Si no tomas tus vitaminas, si no te cuidas el Estado de Derecho, que es ese sistema inmune, está débil. Y entonces si llegan las infecciones como una gripe que puede ser una crisis de seguridad, o algún evento repentino de violencia, no estás preparado y la gripe se puede volver neumonía”, explicó Jorge Morales, uno de los investigadores del WJP que elaboró el estudio.

Hay focos rojos que debilitan con mayor fuerza el Estado de derecho. La corrupción es uno de ellos, y el otro es la impunidad. Leslie Solís, otra de las investigadoras, dijo que la falta de policías y fiscalías preparadas que garanticen investigaciones sólidas, y que resuelvan delitos, es uno de los problemas más graves, que debilita hoy al “sistema inmunológico” del país.

A continuación Animal Político presenta una síntesis de las entidades mejor y peor calificadas, en cada uno de los 8 grandes temas en los que el estudio basa su análisis de Estado de derecho.

Los datos recabados provienen de tres fuentes principales: encuestas sistematizadas a más de 25 mil personas de una muestra representativa de todo el país, encuestas sistematizadas a mil 500 especialistas, así como estadísticas de fiscalías.

Los autores esperan que este documento, que se estará actualizando cada año, ayude a los gobiernos estatales a definir políticas públicas que les permitan fortalecer las condiciones de legalidad. El estudio completo podrá consultarse en internet.

Tema 1: Límite al poder gubernamental

Aquí se analizan los pesos y contrapesos que tiene un gobierno estatal. Se trata de un factor clave para limitar el poder gubernamental, y responsabilizar a los funcionarios de sus actos. Entre los contrapesos está el poder legislativo, pero también la sociedad civil.

Algunas de los aspectos que se tomaron en cuenta para evaluar este componente son si hay un poder legislativo fuerte y plural, si hay sanciones para funcionarios por irregularidades, si hay actores independientes fuertes como organizaciones sociales y medios de comunicación locales, y si las elecciones son libres y transparentes.

Los cinco estados peor calificados en este rubro son: Guerrero, Baja California Sur, Veracruz, Coahuila y el Estado de México. Los cinco estados mejor calificados en el tema son: Nuevo León, Campeche, Aguascalientes, Baja California y Oaxaca.

Tema 2: Ausencia de corrupción

Este tema es el peor evaluado en el promedio nacional con un indicador de apenas 0.35. Es decir, se trata de una de las principales causas por la que el país carece de un Estado de derecho pleno. El estudio aborda tres principales tipos de corrupción: sobornos, influencias indebidas y apropiación ilegal de recursos públicos.

De todo el país, la Ciudad de México es la entidad peor evaluada en este rubro. Leslie Solís y Jorge Morales explican que esto puede deberse a la cantidad de trámites que se realizan en la capital, los cuales en muchos casos acarrean pagos ilegales.

Luego de la capital los estados peor evaluados son Guerrero, Estado de México, Quintana Roo y Jalisco. En contraste los estados mejor evaluados (aunque con un indicador que no sobrepasa los 0.42) son Querétaro, Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes y Baja California.

Tema 3: Gobierno abierto

Aquí se evalúa la apertura que tiene un gobierno estatal para compartir su información, situación importante pues empodera a los ciudadanos, contribuye a la rendición de cuentas y permite una mejor toma de decisiones. Entre los indicadores que se evaluaron está, por ejemplo, el nivel de respuesta que tiene el gobierno local a las solicitudes de información vía transparencia.

Los estados con la mejor calificación en este tema son Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Zacatecas, todas con un índice de 0.43 a 0.51. En contraparte, los estados con las calificaciones más bajas en gobierno abierto son Querétaro, Tlaxcala, Nayarit, Oaxaca y Tamaulipas.

Tema 4: Derechos fundamentales

En este tema se analizó la protección efectiva a los derechos humanos de los habitantes de la entidad. Se contempla tanto el respeto a las garantías civiles así como individuales de cada persona, por ejemplo, el derecho a no ser discriminado, a la vida y la seguridad, el respeto al debido proceso, a la libertad de expresión y religiosa, los derechos laborales, entre otros.

Las cinco entidades mejor calificadas, y que en este caso sí obtuvieron un índice por arriba de la mitad de la escala (de 0.5 a 0.56) son Aguascalientes, Nuevo León, Querétaro, Colima, y Chihuahua. En tanto los estados con los peores registros (por debajo de 0.45) son Guerrero, Veracruz, Puebla, Tamaulipas y estado de México.

Tema 5: Orden y seguridad

Una de las condiciones básicas de un Estado de derecho es la capacidad que tiene de garantizar la seguridad de las personas y de sus propiedades. Lamentablemente este es uno de los puntos de mayor rezago en el país, con un promedio nacional de 0.40.

Para calificar este tema se analizaron principalmente las tasas delictivas de homicidio (en las que México se encuentra actualmente en niveles record), los índices de incidencia delictiva de ilícitos que afectan a la seguridad y patrimonio de las personas, y la percepción de inseguridad que reportan los ciudadanos.

Los estados mejor calificados en este rubro son Yucatán, con un indicador notablemente alto de 0.77, seguido de Coahuila con 0.61, Durango y Chiapas con 0.59, e Hidalgo con 0.57. En cambio, Las cinco estados peor calificados, por debajo del 0.27, son Guerrero, estado de México, Morelos, Baja California y Chihuahua.

Tema 6: Cumplimiento regulatorio

Este tema trata sobre si las distintas normas y regulaciones en una entidad se aplican de forma real, expedita, siguiendo los procesos estipulados y sin influencias indebidas.

“Simplemente, examina cómo se implementan y se hacen cumplir las regulaciones en temas como salud pública, seguridad en el lugar de trabajo, protección del medio ambiente y actividad comercial”, indica el informe elaborado por el WJP.

Este es otro tema donde no hay una sola entidad federativa que llegue a la mitad de la escala. Los estados con las calificaciones menos malas son Bala California, Querétaro, Zacatecas, Campeche y Nuevo León, con indicadores entre 0.41 y 0.49. Los peores, por debajo del 0.29, son Sonora, Morelos, Nayarit, Tlaxcala y Guerrero.

Tema 7: Justicia Civil

En un Estado de derecho pleno los ciudadanos tienen acceso a mecanismos pacíficos y efectivos de resolución de controversias a través del sistema de justicia civil. Aquí se evalúa si en la entidad federativa las personas conocen y confían en sus instituciones de justicia, si los procedimientos son equitativos y expeditos, si las instituciones son independientes y alejadas de la corrupción, si las resoluciones se cumplen, entre otros.

Los estados mejor calificados son Baja California, Zacatecas, Coahuila, Durango y Campeche, con indicadores superiores a 0.41 pero sin legar a 0.50. Y en los cinco sitios más bajos, con un puntaje menor a 0.33 están Guerrero, Nayarit, Veracruz, Puebla y San Luis Potosí.

Tema 8: Justicia penal

Este es otro de los focos rojos en México. El estudio otorga al país una calificación promedio de apenas 0.38. La falla principal radica en las investigaciones que se realizan sobre los delitos y que en la mayoría de los casos terminan siendo ineficaces. Prueba de ello son los niveles de impunidad superiores al 90 por ciento en delitos de alto impacto, como robos u homicidio.

Leslie Solís y Jorge Morales, investigadores del WSJ, fueron enfáticos en subrayar que el problema de fondo en este apartado no se encuentra en las reformas legales que dieron parte al nuevo sistema procesal penal, sino que radica en los operadores, es decir la policía y los fiscales que no fueron debidamente capacitados ni preparados para enfrentar los retos que plantea.

“Por ello los estados que llevan más tiempo con el nuevo sistema se van consolidando, y los que llevan menos tiempo como Ciudad de México, que se esperó hasta el último, salen peor calificados. Esto es porque se requiere un proceso de consolidación, de contar con mejores investigaciones que deriven e mejores juicios”, dijo Jorge Morales.

En este contexto los expertos indicaron que la profesionalización de los policías y fiscales para tener mejores investigaciones penales es una de las políticas públicas prioritarias para consolidar un Estado de derecho sano en el país.

Los cinco estados mejor puntuados en este indicador son Querétaro, Aguascalientes, Zacatecas, Yucatán y Morelos. En cambio, los cinco peores en justicia penal son Guerrero, Veracruz, Puebla, Ciudad de México y Quintana Roo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Estudio desmiente la teoría que beber de forma moderada es saludable
Una investigación publicada en la revista especializada The Lancet concluye que beber, aunque sea de forma moderada, aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral.
6 de abril, 2019
Comparte

¿Creías que beber una copa al vino al día era saludable?

Un nuevo estudio genético a gran escala, publicado en la revista especializada The Lancet, desmiente ahora la teoría de que beber de forma moderada puede proteger de determinadas enfermedades.

Incluso la ingesta moderada de alcohol aumenta la presión arterial y las probabilidades de que podamos sufrir un derrame cerebral, según la investigación realizada por expertos de Reino Unido y China.

El equipo le dio seguimiento a 500.000 adultos en el país asiático durante 10 años.

Sus conclusiones, aseguran los especialistas, son relevantes para cualquier sociedad del mundo y la mejor prueba hasta el momento de los efectos directos del alcohol.

Este estudio se suma a otra investigación global publicada el año pasado que confirmó que ningún nivel de consumo de alcohol puede ser considerado saludable.

Hasta ahora, estaba comprobado que una gran ingesta de alcohol es dañina para la salud y aumenta el riesgo de sufrir un ictus, pero algunos estudios habían sugerido que beber pequeñas cantidades podía ser bueno para la salud mientras otros determinaron que no había ningún nivel de consumo “seguro”.

El riesgo

Los investigadores, de la Universidad de Oxford, de la prestigiosa Universidad de Peking y la Academia de Ciencias Médicas de China, comprobaron que:

  • Una bebida alcohólica o dos al día aumenta el riesgo de padecer un derrame cerebral en alrededor de un 10-15%
  • Beber cuatro bebidas alcohólicas al día aumenta el riesgo en alrededor de un 35%

En el estudio, una “bebida” fue definida como:

  • Un vaso pequeño de vino
  • Una botella de cerveza
  • Una medida estándar de licor fuerte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor de 2.300 millones de personas en el mundo beben alcohol, con una media por persona de 33 gramos de alcohol puro al día, que se estima que es equivalente a unos dos vasos de vino (de 150 ml), una botella de cerveza de 750 ml o dos tragos de licor de 40 ml.

Países de América Latina con mayor consumo de alcohol per cápita. . .

El estudio no halló ninguna prueba de que beber de forma reducida o moderada tuviese un efecto “protector”.

“Las afirmaciones de que el vino y la cerveza tienen efectos protectores mágicos no se sostienen”, manifestó Richard Peto, co-autor del estudio y profesor de estadísticas médicas y epidemiología de la Universidad de Oxford.

Sobre la posibilidad de un ataque el corazón y su relación con el consumo de alcohol, no obstante, los investigadores indicaron que los efectos no estaban claros y que se necesitaban más datos.

¿Por qué China?

La investigación se centró en personas de Asia Oriental, ya que un porcentaje de estas tienen variantes genéticas que limitan su tolerancia al alcohol.

Dado que su composición genética tiene grandes efectos en relación al consumo de alcohol, pero no afectan otras variables como la dieta, el consumo de tabaco, el estatus económico o la educación, pueden ser utilizados por los científicos para determinar las consecuencias de la ingesta de alcohol.

Los científicos del informe aseguran que, al comparar los resultados de los bebedores y los no bebedores según su perfil genético pudieron establecer de una forma más certera los efectos directos del alcohol sobre el riesgo de padecer un derrame cerebral.

Ilustración de secuencia del ADN

Getty Images
El análisis genético fue clave en este estudio.

“Utilizar la genética es una vía novedosa… para esclarecer si beber de forma moderada nos protege realmente o si es ligeramente dañino”, manifestó la doctora Iona Millwood, co-autora del estudio y epidemióloga de la Universidad de Oxford.

“El análisis genético nos ayudó a entender las relaciones causa-efecto”.

Los investigadores consideran que todos deberíamos reducir nuestro consumo de alcohol: el mensaje clave de su estudio, destacan, es que ahora hay una prueba clara de que beber de forma moderada no protege de un ictus.

Eso significa que incluso beber una pequeña cantidad de alcohol al día puede aumentar las probabilidades de sufrir un derrame cerebral.

¿Qué dicen otros expertos?

No obstante, el estudio también planteó algunas dudas entre la comunidad científica.

El doctor Stephen Burgess, de la Universidad de Cambridge, consideró que tiene ciertas limitaciones: que sólo estudió la población china y se centró principalmente en el consumo de licores y cerveza, no vino.

No obstante, Burgess cree que la investigación refleja la culminación de muchos años de investigación sobre el impacto del consumo de alcohol.

“Sugiere de manera contundente que no hay beneficio cardiovascular de beber de forma moderada y que el riesgo de un derrame cerebral aumenta incluso con un consumo reducido de alcohol”.

“El riesgo de derrame cerebral aumenta de forma proporcional a la cantidad de alcohol consumida, así que si una persona decide beber, entonces debería limitar su consumo de alcohol”.

Men drinking alcohol

Getty Images
Otros expertos que no participaron en el estudio manifestaron algunas dudas sobre la investigación.

Para Kevin McConway, profesor emérito de estadística aplicada de la Universidad Abierta en Reino Unido, la investigación no responde a todas las preguntas.

“Aumenta lo que sabemos sobre el rol del alcohol sobre ciertas enfermedades, pero no puede ser la última palabra“, manifestó.

“El nuevo estudio no aclara exactamente cómo el alcohol hace que aumente el riesgo de ictus pero no aumenta el riesgo de un ataque al corazón”.

En cualquier caso, la investigación llevó a algunos a poner en cuestión anteriores teorías ampliamente aceptadas, como señala David Spiegelhalter, profesor de percepción pública del riesgo en la Universidad de Cambridge.

“Siempre había estado razonablemente convencido de que el consumo moderado de alcohol protegía de enfermedades cardiovasculares, pero ahora tengo mis dudas”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=K1yGOewtx5M

https://www.youtube.com/watch?v=AYRg2DPj-FM

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.