Identifican a defensor público que extorsiona a defendidos; lleva 28 años en el gobierno sin título ni cédula
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Identifican a defensor público que extorsiona a defendidos; lleva 28 años en el gobierno sin título ni cédula

La CDHDF detectó que, desde 1990, Pedro Paredes Cruz se desempeñaba como defensor de oficio sin ser abogado; situación que no le impidió exigir dinero a sus defendidos y formular falsas promesas de liberación.
Cuartoscuro
13 de octubre, 2018
Comparte

Pedro Paredes Cruz es un funcionario público, adscrito a la Consejería Jurídica del Gobierno de la Ciudad de México, que por 28 años ha ocupado el cargo de “defensor de oficio”, es decir, representante legal de personas que enfrentan procesos penales, y a las que el Estado les asigna un abogado de forma gratuita, para garantizar su derecho a una defensa legal adecuada… el problema es que Pedro Paredes Cruz, en realidad, nunca ha sido abogado.

Luego de analizar cinco expedientes de personas encarceladas, quienes fueron “defendidas” por este funcionario, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México llegó a una conclusión simple: la Consejería Jurídica del gobierno capitalino, encabezada actualmente por Vicente Lopantzi García, violó los derechos de todas esas personas detenidas, al haberles asignado como abogado defensor a alguien que usurpaba esas funciones y quien, además, aprovechó dicho nombramiento oficial para extorsionarlas.

Tal como dio a conocer la CDHDF, en al menos cuatro de esos casos, el falso abogado Pedro Paredes Cruz hizo creer a los detenidos y sus familias que existían medios para su liberación, o para obtener certificados de inocencia, a cambio de que le entregaran diversas cantidades de dinero.

Además, la Segunda Visitaduría de la CDHDF pudo constatar que durante su práctica cotidiana, este falso abogado del gobierno capitalino incurría en omisiones graves que atentaban contra los derechos de sus representados a una defensa adecuada, tales como la simulación de trámites judiciales y, peor aún, la simulación de su presencia en diligencias contra sus defendidos a las que en realidad no acudía, y sólo estampaba una rúbrica con posterioridad en los documentos resultantes, para oficializarlos.

La CDHDF incluso comprobó que, en el intento de no dejar huellas de sus acciones, este funcionario rubricaba dichos documentos no con su nombre, sino con la leyenda “defensor de oficio”.

Según la información oficial proporcionada por la Consejería Jurídica del Gobierno de la Ciudad de México a la CDHDF, el falso abogado Pedro Paredes Cruz ocupa el cargo de “defensor de oficio” desde 1990, y en todo ese tiempo, los distintos titulares de la dependencia le permitieron laborar sin contar con el título de abogado, aún cuando ese es un requisito de contratación desde 1987.

La falta de conocimiento en materia de derecho penal por parte de este funcionario público tuvo diversas consecuencias en contra de sus defendidos: por ejemplo, el falso abogado pidió pruebas que, luego, olvidó presentar durante los juicios de sus representados; omitió acudir a otras diligiencias en las que sus representantes no contaron con asistencia legal; omitió informar a sus defendidos sobre el desarrollo de sus casos o les proporcionó información falsa sobre los mismos; e, incluso, omitió solicitar el “reconocimiento de inocencia” para personas que habían sido encarceladas injustamente y liberadas con posterioridad.

Todas estas prácticas irregulares, cabe destacar, el falso abogado las realizaba de forma complementaria: así, por ejemplo, a la persona por la que omitió solicitar el reconocimiento de inocencia, no omitió sacarle dinero en diversas ocasiones con el pretexto de que era para empujar el trámite.

Según los registros de la CDHDF, de los cinco expedientes analizados, en todos se detectó que el falso abogado omitió proporcionar información a sus defendidos; en tres casos nunca sostuvo contacto con sus defendidos; en dos casos omitió asistir a las audiencias seguidas en el juicio contra sus representados; en tres casos olvidó presentar pruebas en favor de los detenidos; en tres casos omitió inscribir su nombre en las actas oficiales; en un caso formuló mal un recurso en favor de una persona privada de la libertad; en cuatro casos formuló falsas promesas de liberación, a cuatro de las familias de los detenidos les quitó dinero con el pretexto de que era para agilizar trámites, y a una familia le quitó dinero, asegurando que era para reparar el daño causado por su defendido.

Pero la responsabilidad de las irregularidades en las que incurrió este falso abogado no sólo recaen en él: según la Comisión de Derchos Humanos de la Ciudad de México, la dependencia de gobierno para la cual trabaja esta persona, es decir, la Consejería Jurídica del gobierno capitalino, también es responsable de los abusos cometidos contra sus víctimas, ya que este organismo “tiene como deber estatal el garantizar una adecuada defensa pública, y para ello es necesario implementar adecuados procesos de selección de los defensores públicos, desarrollar controles sobre su labor y brindarles capacitaciones periódicas”.

No obstante, las autoridades locales (primero como Departamento del Distrito Federal, luego como Gobierno del Distrito Federal y ahora como Gobierno de la Ciudad de México) siempre permitieron operar a este falso abogado y, de hecho, le acercaron a sus víctimas, ya que en todos los casos se trató de personas que no eligieron a Pedro Paredes Cruz como su defensor, sino que aceptaron su designación por parte del gobierno local para lograr acceder a asesoría legal.

Tal como informó la CDHDF, hasta la fecha la Consejería Jurídica no ha logrado acreditar que este funcionario cuente con formación profesional como abogado, y la Secretaría de Educación Pública oficialmente notificó que en sus registros de personas tituladas y con cédula profesional no se encuentra Pedro Paredes Cruz.

Aún cuando este falso abogado ocupa el cargo desde 1990, no fue sino hasta este año que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México inició una averiguación previa en contra de Pedro Paredes Cruz, por el probable delito de usurpación de funciones.

La Procuraduría de Justicia, no obstante, informó que la Consejería Jurídica del gobierno de la Ciudad de México se ha negado a proporcionar información sobre este funcionario.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué son los interferones: los "soldados" con los que nuestro cuerpo combate el COVID (y qué peligros tienen)

Los humanos producimos interferones de manera natural para combatir los efectos de algún virus y científicos ahora buscan formas de potenciarlos ante la pandemia.
2 de septiembre, 2020
Comparte

Fueron nombrados como “nuestros mejores combatientes”. Así, el epidemiólogo más reconocido y líder en la lucha de Estados Unidos contra el coronavirus, Anthony Fauci, describió a los interferones.

Y de acuerdo a los expertos consultados por BBC Mundo, no exagera.

Los interferones son glucoproteínas de alta actividad antiviral producidas en nuestro cuerpo y se consideran parte esencial de la defensa del organismo contra múltiples virus, entre ellos el nuevo SARS-CoV-2.

De hecho, diferentes estudios plantean que fortalecer la presencia de estas moléculas en el cuerpo humano a tiempo puede inhibir con fuerza los efectos de la covid-19.

La esperanza es que, junto a otros tratamientos, se pueda acelerar la recuperación y prevenir daños a largo plazo en la salud.

Pero se señala que también existen peligros cuando la enfermedad ya está avanzada por los intensos efectos secundarios que se pueden provocar.

Pese a ello, tratamientos con interferones ya son usados con males como la hepatitis C y la esclerosis múltiple.

Descripción

“Son nuestros soldados de primera línea. Cuando te infectas con un virus, las células realizan un trabajo fundamental. Podemos decir que lo primero que hacen es un llamado para aumentar las defensas del cuerpo. Esa acción es mediada por estas proteínas llamadas interferones“, explica a BBC Mundo Benjamin tenOever, director del Centro de Ingeniería de Virus para Terapia e Investigación, con sede en Nueva York.

Dosis de tratamiento con interferones inyectables

BBC
Los interferones son producidos de manera natural por el cuerpo humano, pero se desarrollaron tratamientos para fortalecer el sistema inmune de las personas.

El médico describe, por ejemplo, que los interferones actúan cuando tienes síntomas de un resfrío o gripe como la fiebre y dolor corporal.

“Combaten los efectos que producen los virus. Intentan reducir lo que generan”, señala.

Por su parte, un ensayo publicado por científicos alemanes, publicado en julio por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, indica que los interferones “reaccionan rápidamente durante el proceso de una infección viral.

“Forman una parte esencial de un mecanismo de defensa muy temprano”.

Frente al coronavirus

De acuerdo al equipo de médicos alemanes, un indicador de la importancia de los interferones es el hallazgo de que en cultivos celulares y experimentos con animales se detectó que pueden inhibir fuertemente los efectos del coronavirus.

Es por ello que diferentes estudios en el mundo apuntan a potenciar su capacidad en el cuerpo humano, lo que significaría que el sistema inmune de las personas tenga mayores opciones de que la covid-19 no produzca efectos graves o fatales.

Hasta este 1 de septiembre, 850.545 personas fallecieron por el contagio del nuevo virus y se registraron más de 25 millones de infecciones en el mundo.

Estados Unidos, Brasil, India y México son los países con mayor cantidad de fallecimientos por la pandemia.

Personas con mascarilla en Guatemala

Getty Images
Hasta finales de agosto, la pandemia llegó a provocar más de 850.000 muertes.

Benjamin tenOever explica que no es una sorpresa que dotar de interferones es una forma efectiva de combatir infecciones como el coronavirus, pero también añade que existen problemas.

Los peligros

“Pueden existir casos en los que si se proporciona esta proteína como un medicamento puedes experimentar la peor gripe de tu vida. Una dosis puede ser mucho más grande de lo que tu organismo puede producir de forma natural y te sentirás terrible incluso en el caso de que te pueda ayudar con una infección de algún virus”, explica.

El experto sostiene que esa es una de las razones por las que todavía se debate si esta posibilidad se debe usar de manera más generalizada con aquellos contagiados con el nuevo coronavirus.

Y es una posibilidad de que el momento en el que se aplica este procedimiento el que defina los posibles efectos.

Una dosis en una etapa temprana del coronavirus puede ser más efectiva que cuando el paciente ya se encuentra hospitalizado, “pero es algo que todavía se analiza”, dice tenOever.

“Todavía no está claro. Es algo que aún no sabemos y, además, actúa de manera diferente en cada caso”, señala.

Y por ello científicos alrededor del mundo estudian cómo se puede lograr que los interferones logren ser incluso mejores soldados de lo que son ahora en la lucha contra el coronavirus.

A la par que diferentes laboratorios del mundo intentan desarrollar una vacuna para la covid-19 que sea segura y efectiva.

Prueba de coronavirus en Cuba

Getty Images
Cuba desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El tiempo para actuar parece ser vital, de acuerdo a las investigaciones de un grupo de científicos franceses liderados por Jérôme Hadjadj.

En su artículo, publicado en la revista Science, explican que la producción de células inmunes desciende en los casos ya avanzados de la enfermedad en un artículo publicado en la revista estadounidense Science.

“Descubrimos que cuanto más graves estaban los pacientes, menos interferón tipo 1 producían”, señalan el artículo “Deterioro de la actividad del interferón tipo I y respuestas inflamatorias en pacientes con COVID-19 grave”.

TenOever, por su parte, añade que en casos avanzados el virus “reprime de forma muy activa tanto la producción como la acción de los interferones”.

A pesar de que estos tratamientos para la el virus no los avala la Organización Mundial de Salud, ya son usados en países como Cuba, que desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El Ministerio de Salud Pública de la isla resalta que la inclusión de este medicamento en sus protocolos de tratamiento trajo resultados positivos.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.