No apostaremos por la guerra ni por el uso de la fuerza, promete AMLO a víctimas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

No apostaremos por la guerra ni por el uso de la fuerza, promete AMLO a víctimas

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, recibió los resultados de los 16 foros regionales de pacificación y más de 10 con expertos para escuchar propuestas para acabar con la violencia en México.
Cuartoscuro
Por Itxaro Arteta @iartetam
24 de octubre, 2018
Comparte

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, dijo que su gobierno no apostará por la guerra para lograr la paz en el país, ni ordenará nunca la represión a los ciudadanos.

Al clausurar los Foros Escucha para la Pacificación y la Reconciliación Nacional, dijo que se puede garantizar la paz y tranquilidad en el país sin el uso extremo de la fuerza.

“Para simplificar, primero, el no apostar a la guerra. Mi gobierno se compromete a eso, a no apostar a la guerra. Esto, entre otras cosas, implica no optar por el exterminio de los seres humanos, el que no haya masacres en nuestro país, el que podamos garantizar la paz y la tranquilidad sin el uso extremo de la fuerza”, aseguró.

López Obrador recibió las relatorías, resultados de la consulta por internet o con cuestionarios en los estados y otros documentos en un evento con 280 invitados, entre miembros de los equipos de sus propios funcionarios e integrantes de organizaciones sociales. Estos últimos no participaron como oradores en las dos horas que duró el acto.

El presidente electo hizo ocho compromisos de seguridad con las víctimas.

Expuso que el problema de inseguridad se debe combatir desde diferentes ámbitos, como el social y económico, por lo que una de sus primeras acciones será generar oportunidades y empleos para los jóvenes, a fin de que no se sumen a las filas de la delincuencia.

Aseguró que la inseguridad y la violencia se han originado por el modelo económico que se ha venido imponiendo, se abandonaron las actividades productivas.

López Obrador dijo que debe dejarse de lado la simulación, “de echarle la culpa a los de abajo, a quienes reciben instrucciones, el jefe del Estado es el principal responsable de la inseguridad y la violencia”.

Al mencionar el perdón, uno de los temas que generó inconformidades durante los foros de escucha por parte de familiares de víctimas, el presidente electo dijo que su postura personal es de “olvido no, perdón sí”, pero como jefe de Estado se someterá a la opinión de todos.

“Es buscar el equilibrio entre justicia y perdón, que es también amnistía, no descartarla, que no es sinónimo de impunidad, y sobre todo, reconciliación”, aseguró.

Dijo que se aceptará la ayuda internacional de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que unos minutos antes había ofrecido su experiencia y conocimientos para apoyar el proceso de pacificación. También prometió respeto total a la autonomía de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), de la que estaba presente el titular, Luis Raúl González Pérez.

Como compromisos con el respeto a los derechos humanos, López Obrador dijo que será una materia fundamental en la formación de policías y militares, y contó que antes de decidir el nombramiento de los futuros secretarios de la Defensa y la Marina, le pidió una investigación a la CNDH sobre todos los generales en activo para asegurarse de elegir a quienes no tuvieran recomendaciones por su comportamiento.

Antes de que López Obrador cerrara el evento, la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que la dependencia a su cargo asumirá el mandato de buscar a los miles de desaparecidos que hay en el país, lo que consideró la mayor deuda moral del Estado, y prometió echar a andar el mecanismo de búsqueda y la ley de desaparición forzada.

“Recibimos un país violento y dolido. El reto es monumental”, sentenció.

Del equipo de transición expusieron también el futuro secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, y la coordinadora de los foros de pacificación, Loretta Ortiz, que fueron claros en decir que el documento elaborado es apenas un primer paso para construir un diálogo entre sociedad y gobierno para conseguir el fin de la violencia, y que continuará enriqueciéndose en los próximos meses.

Alfonso Durazo dijo que los jóvenes entre 13 y 30 años y los pueblos originarios son los más afectados por la inseguridad. Aseguró que también falta una atención prioritaria a los campesinos siembran cultivos ilegales.

Dijo que el proceso de justicia del próximo gobierno incluirá reparación del daño, el castigo, la disculpa y el perdón.

Esta apertura fue reconocida como lo más positivo del acto por uno de los activistas presentes. Alberto Solís, director de Serapaz, comentó a Animal Político que lo más importantes es que no se haya presentado una propuesta ya cerrada sino el ofrecimiento de seguir trabajando.

“Lo importante es que se quede como un insumo de un ejercicio en el cual muchos colectivos de víctimas se quedaron con dudas, por la manera de elaborarse, por el acelere de hacer foros por todos lados con una metodología confusa, que no se logró coordinar con las organizaciones de la sociedad civil que llevaban más tiempo trabajando el tema. La parte positiva es que han tenido ellos la apertura de abrir este espacio de interlocución, diálogo y construcción en otras dinámicas. Esperamos que éste sea uno de varios insumos”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
World Press Photo 2021

'El primer abrazo', historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021

La fotografía de una anciana en Brasil abrazando a una enfermera en medio de la pandemia de coronavirus ganó el prestigioso certamen.
World Press Photo 2021
16 de abril, 2021
Comparte

“Una historia de esperanza y amor en los tiempos más difíciles”.

Así describió el fotógrafo danés Mads Nissen la historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021.

La instantánea capta el momento en el que la enfermera Adriana Silva da Costa Souza rodea con sus brazos a Rosa Luzia Lunardi, de 85 años, quien llevaba cinco meses sin abrazar a nadie.

En Brasil, como en otros muchos países, las residencias de ancianos cerraron en marzo de 2020 para protegerse de la pandemia de coronavirus, especialmente mortal para los mayores de 80.

Tras cinco meses en que se instruyó a los cuidadores reducir a mínimos el contacto físico con los vulnerables, un simple invento en la residencia de ancianos Viva Bem en Sao Paulo permitió restablecer las muestras de afecto.

Empezaron a usar “la cortina del abrazo”, hecha de un plástico flexible que permitía a cuidadores y ancianos volver a abrazarse.

La foto fue tomada el 5 de agosto de 2020.

El jurado independiente la seleccionó como ganadora del certamen con el nombre The First Embrace (“El primer abrazo”).

“El momento más extraordinario de nuestras vidas”

“Cuando supe de la crisis que se desataba en Brasil y el pobre liderazgo del presidente Bolsonaro, negando el virus desde el principio y llamándolo una “pequeña gripe”, realmente sentí la urgencia de hacer algo sobre ello”, comentó Nissen sobre su fotografía.

Cementerio en Manaos, en Brasil.

Getty Images
Brasil es uno de los países con más muertos e infectados por la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzara la pandemia, la COVID-19 ha dejado en Brasil 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de Estados Unidos (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la crisis, la gestión del presidente Jair Bolsonaro ha sido ampliamente criticada, por oponerse a aplicar medidas de contención más restrictivas contra el virus.

Kevin WY Lee, fotógrafo y director creativo del jurado en la edición de 2021, describió la foto premiada como “una icónica imagen de la COVID-19 que inmortaliza el momento más extraordinario de nuestras vidas. (En ella) Leo sobre vulnerabilidad, seres queridos, pérdidas y separaciones, muertes, pero, más importante, también supervivencia. Todo está en una sola imagen”.

El jurado valoró 74,470 fotografías de 4,315 fotógrafos antes de seleccionar a los ganadores en ocho categorías: noticias generales, deporte, medio ambiente y retratos.

“Ayer hablé con las dos protagonistas de la foto. Ambas están bien y muy contentas también por el premio”, le dijo Nissen a la BBC.

El fotógrafo cuenta que tomar la foto fue un “alivio” en un momento de “tristeza”.

“Uno podría pensar qué importa un abrazo, pero realmente emocionó a todos, a mí incluido”, confesó Nissen.

Mads Nissen.

Getty Images
Mads Nissen fue el fotógrafo premiado. Trabaja desde 2014 para el diario danés Politiken.

“Este año ha sido muy significativo. Y han elegido esta imagen para representar este año y esta crisis. Es un gran honor”, añadió el fotoperiodista.

Tras graduarse en 2007 de la Escuela Danesa de Periodismo, Nissen se mudó a Shanghái para documentar las consecuencias sociales y humanas del histórico ascenso económico de China.

Ahora reside en Copenhagen, y desde 2014 trabaja como fotógrafo para el diario danés Politiken.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.