Los Sandovales, el pueblo que desapareció tras el paso del huracán Willa en Nayarit
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter: @JoseNarroR

Los Sandovales, el pueblo que desapareció tras el paso del huracán Willa en Nayarit

Los Sandovales es un asentamiento irregular formado hace más de 36 años y nombrado así por el líder de los paracaidistas que construyó una plazuela, un kínder y una escuela. Hoy parece un pueblo fantasma después del paso del huracán.
Twitter: @JoseNarroR
Por Conrado García / Notimex
27 de octubre, 2018
Comparte

Los Sandovales, una comunidad nayarita que prácticamente desapareció del mapa al quedar sus casas enterradas por toneladas de lodo que arrastró a su paso el desbordamiento del Río Acaponeta, hoy parece un pueblo fantasma donde deambulan algunos de sus habitantes sin rumbo y sin esperanza.

La mayoría se quedó en la orilla de la carretera federal Acaponeta-Tecoala, en el kilómetro 8, fente a lo que fue la calle principal, miran hacia lo que quedó de sus casas, su iglesia, y sin poder descifrar el problema de ver destruido el patrimonio que construyeron por años.

“Todos salimos corriendo de nuestras casas, nos llegaba el agua hasta las rodillas, eran las cuatro de la madrugada”, recuerda el viejo Nicolás Mancina, sobre la noche en que tocó tierra el huracán Willa, cerca de esta zona ubicada al norte de Nayarit.

“El lodo nos llegaba a los tobillos y el agua hasta las rodillas, no habíamos caminado ni 50 metros cuando el agua ya nos llegaba al pecho, y se nos hizo más difícil caminar entre el lodo, mis 12 hijos trataban de llegar a la carretera y de ahí al puente. No dejábamos de ´mentar madres´ junto con oraciones”, expresa.

Los aproximadamente 100 pobladores de este lugar salieron esa madrugada y se detuvieron en el puente de la intersección de la carretera federal y la autopista que va a Tepic.

Aseguran que se escuchaban fuertes ruidos, y al llegar la luz del día, comprobaron la destrucción de esa vialidad, “gracias a Dios que nos permitió alcanzar este puente”, dice Rocío Martínez.

Le refuta don Nicolás, quien agrega: “Dile que ahí nos dejaron, que no nos ayudaban, apenas empezó a llegar la ayuda, será que saben que votamos por Morena, porque a Sinaloa sí le brindaron auxilio inmediatamente, aquí no fue”.

Durante un recorrido por la autopista se observan los estragos del desbordamiento del Río Acaponeta, que dejó un gran boquete de más de tres metros de altura por cinco de ancho.

A lo lejos se ve un tráiler acostado sobre los arbustos, y otro más quedó a mitad de la autopista. Los trabajos comenzaron en este tramo carretero, donde también cuadrillas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) trabajan para reestablecer el fluido eléctrico.

Sobre el puente, Angélica Castañeda Lizárraga camina tratando de evitar el lodo, lo cual resulta imposible, va unos pasos adelante y de pronto suelta un llanto incontrolable y sus lágrimas escurren por su rostro blanco, no las limpia, mientras levanta su mano y con su dedo índice señala: esa era mi casa.

“Se cayó una barda, salí con mis hijos de 15, 10 y cuatro años y ahora no puedo entrar, en su interior hay más de un metro de lodo, mis cosas están revueltas, huele mal, todo se perdió. Y de mi trabajo me dijeron que me presentara hoy o de lo contrario lo perdería, todo acabó para mi”, exclama.

Madre soltera de tres hijos, Angélica se muestra desconsolada y pregunta: “¿Qué voy a hacer mañana? Pero no me pregunte más, por favor, se lo ruego”.

Los Sandovales es un asentamiento irregular formado hace más de 36 años y nombrado así por el líder de los paracaidistas de apellido Sandoval, ahí les construyó una plazuela, un kínder y una escuela.

Don Pedro, mesero de un lugar de comida casera, señala: “Se me hace que ya falleció ese wey, porque sino, andaría en estos momentos de argüendero”.

Nayarit bajo el lodo: Willa deja 150 mil damnificados; autoridades piden declarar emergencia

El día que todo lo perdieron

El caudal del Río Acaponeta, de 233 kilómetros, que nace en Durango y desemboca en Nayarit, alcanzó niveles históricos y se desbordó a consecuencia del huracán Willa, que tocó tierra como categoría 3 a las 19:38 horas del 23 de octubre, en Escuinapa, Sinaloa.

Esa tarde-noche, la muralla delantera del meteoro cubrió el sur de Sinaloa, entre Escuinapa y Rosario, así como el norte de Nayarit, entre Tecuala y Acaponeta.

La señora Angélia camina alrededor de lo que fue su casa, se toca la cabeza con desesperación y no deja de llorar, nos ve y se aleja, camina hacia otro lado y se mete a la parte inundada, la cual ya puede presentar cuadros infecciosos porque hay animales muertos entre el lodo.

Desde la tarde de ayer, camionetas de voluntarios del minicipio de Acaponeta distribuyen despensas que llegaron en trailers, las cuadrillas de la Secretaría de Salud empezaron a laborar intensamente a fin de evitar un brote infeccioso, militares patrullan la zona y despejan los caminos.

En tanto, siete hombres limpian la casa de lo que al parecer era de la familia Zapata, porque así lo dice una placa a la entrada de la misma y sacan muebles llenos de lodo, se voltean y gritan “tomen fotos chingonas”.

María Guadalupe Fonseca Medina, voluntaria, señala que una empresa de autotransportes ha enviado ayuda humanitaria desde Los Ángeles, Tijuana y Tecate, “lo que a veces me falta son manos para ayudar a las personas, si supieran que estoy operada del apéndice, pero no me rajo”.

Los habitantes de Los Sondovales son en su mayoría albañiles, trabajadores domesticas y jornaleros.

Uno de ellos señala bajo el intenso sol que se vive este día: “Ahora de qué vamos a trabajar, si la tierra que arrastró el río hasta nuestra casas era con la que sembrábamos, en esas parcelas solo quedaron ahora las piedras”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Condenan a 4 años de prisión a una periodista que cubrió el inicio del brote de COVID en Wuhan, China

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus en Wuhan y que se encuentra en huelga de hambre, se enfrenta a cuatro años de prisión.
28 de diciembre, 2020
Comparte
Zhang Zhan

YOUTUBE
La exabogada Zhang Zhan había sido detenida en mayo.

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus de Wuhan, ha sido condenada a cuatro años de prisión.

Zhan fue declarada culpable de “buscar altercados y provocar problemas”, un cargo que se usa frecuentemente en ese país contra activistas.

La exabogada de 37 años fue detenida en mayo y lleva varios meses en huelga de hambre. Sus abogados dicen que se encuentra en mal estado de salud.

Zhang es una entre varios periodistas ciudadanos que han enfrentado problemas por informar sobre lo que estaba ocurriendo en Wuhan, la localidad china donde comenzó el brote de SARS-CoV-2.

En China no hay medios de comunicación que no sean oficiales y se sabe que las autoridades toman medidas drásticas contra activistas o informantes cuyas denuncias consideran socavan la respuesta del gobierno al brote.

El presidente de China, Xi Jinping, ha insistido en varias oportunidades en que su gobierno manejó correctamente el brote.

“Zhang Zhan parecía devastada cuando se anunció la sentencia”, dijo Ren Quanniu, uno de sus abogados defensores, a la agencia de noticias AFP.

Ren agregó que la madre de Zhang, que estaba en el tribunal, sollozó en voz alta cuando se leyó el veredicto.

Otras detenciones

Zhang había viajado a Wuhan en febrero para informar de forma independiente sobre el brote.

Un ciudadano de Wuhan

Getty Images
La ciudad china de Wuhan es considerada el primer epicentro de la pandemia.

Sus informes transmitidos en vivo y sus escritos se compartieron ampliamente en las redes sociales, lo cual llamó la atención de las autoridades chinas.

La organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD, por sus siglas en inglés Chinese Human Rights Defenders) señaló que sus reportes también incluyeron las detenciones de otros periodistas independientes y el acoso que estaban sufriendo las familias de algunas víctimas que pedían una rendición de cuentas.

En una entrevista en video con un cineasta independiente antes de su arresto, Zhang dijo que decidió visitar Wuhan después de leer una publicación en línea de un residente sobre la vida en la ciudad durante el brote.

Una vez allí, comenzó a documentar lo que vio en las calles y hospitales en transmisiones en vivo, a pesar de las amenazas de las autoridades.

“Quizás tengo un alma rebelde. Solo estoy documentando la verdad. ¿Por qué no puedo mostrar la verdad?”, dijo en un clip de la entrevista obtenido por la BBC.

“No dejaré de hacer lo que hago porque este país no puede retroceder”.

“Información falsa”

Zhang desapareció el 14 de mayo, según el CHRD. Un día después, se reveló que había sido detenida por la policía en Shanghái, a más de 640 km de distancia.

El presidente de China, Xi Jinping, con otros funcionarios

Reuters
En marzo, el presidente de China, Xi Jinping, dijo que el virus había sido controlado con éxito en la provincia de Wuhan y Hubei.

A principios de noviembre se le presentaron cargos formales.

El documento de la acusación señala que Zhang envió “información falsa a través de texto, video y otros medios vía (plataformas como) WeChat, Twitter y YouTube”.

También está acusada de aceptar entrevistas con medios de comunicación extranjeros y de “difundir maliciosamente” información sobre el virus en Wuhan. Se recomendó una sentencia de cuatro a cinco años.

En protesta por su arresto, Zhang hizo una huelga de hambre, lo cual ha deteriorado su salud.

Uno de sus abogados dijo en un comunicado que cuando la visitó a principios de diciembre, ella le había dicho que la estaban alimentando a la fuerza mediante una sonda.

También dijo que sufría dolores de cabeza, mareos y dolor de estómago.

“Restringida las 24 horas del día, necesita ayuda para ir al baño”, dijo el abogado Zhang Keke, quien también indicó que tiene problemas para dormir.

“Se siente psicológicamente agotada, como si cada día fuera un tormento”, dijo el abogado que había solicitado el aplazamiento del juicio dado su estado de salud.

Zhang había sido detenida en 2019 por expresar su apoyo a los activistas en Hong Kong.

“Sentencia alarmante”

Leo Lan, consultor de investigación y defensa del grupo de derechos humanos Network of Chinese Human Rights Defenders, dijo que la sentencia de Zhang es “alarmante”.

“(Su) sentencia es muy dura. El gobierno chino está muy decidido a silenciarla e intimidar a otros ciudadanos que intentaron exponer lo que sucedió en Wuhan”, le dijo a la BBC.

“Me preocupa el destino de otros ciudadanos detenidos que también informaron sobre la pandemia”.

Varios reporteros ciudadanos que informaron desde Wuhan, entre ellos: Li Zehua, Chen Qiushi y Fang Bin, desaparecieron a principios de este año.

Li finalmente apareció y explicó que había sido puesto en cuarentena a la fuerza, mientras que se informó que Chen está con su familia, pero bajo supervisión del gobierno.

Aún se desconoce el paradero de Fang Bin.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lu1IxGRfsyM&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.