Negligencia en hospital del IMSS dejó daños neurológicos a recién nacido en la CDMX

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió la recomendación contra el IMSS, tras identificar que además de los daños neurológicos, el bebé padece alteración del movimiento de las cuatro extremidades. El Instituto respondió que cumplirá con las medidas solicitadas.

recién nacido
La CNDH emitió una nueva recomendación al IMSS por inadecuada atención médica en un parto. CNDH

Una mala atención del personal del Hospital de Gineco-Obstetricia Luis Castelazo Ayala, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la Ciudad de México, provocó serios daños neurológicos y lesiones a un recién nacido, en agosto de 2017.

Así lo determinó una investigación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por lo que emitió la recomendación 36/2018, tras identificar que además de los daños neurológicos, el bebé padece alteración del movimiento de las cuatro extremidades, por lo que “puede verse afectado en la función del lenguaje y a nivel cognitivo”.

La madre del menor, quien también fue víctima de violencia obstétrica, narró que tras ingresar al hospital para labores de parto, le dieron medicamentos para facilitar la dilatación, lo que no resultó.

Debido que sentía dolores cada vez más fuertes, pidió al personal del instituto practicar una cesárea, pero se la negaron con el argumento de que el parto natural sería mejor.

“Un médico del Hospital tomó una pinza y un cómodo para realizar el rompimiento de la fuente e introdujo su mano y con la otra presionó su abdomen hacia abajo, dándole la indicación de que pujara, repitiendo dicha acción varias veces”, detalla la recomendación.

Posteriormente, el mismo personal médico le indicó que el menor había cambiado de posición, por lo que sería imposible que naciera por parto natural, así que la llevaron al quirófano para practicar la cesárea.

En la operación, los médicos realizaron varias maniobras para sacar al bebé, pero cuando salió no lloró, por lo que lo trasladaron a terapia intensiva.

Ahí le informaron a un familiar de la madre que el recién nacido tuvo una “crisis convulsiva debido a una inflamación en su cerebro, presentaba fractura craneal, hematomas y un cúmulo de sangre entre el cráneo y la piel, los cuales causaron que entrara en un estado de alta gravedad”, por lo que tuvo que ser internado en la Unidad Médica de Alta Especialidad, del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Entre las medidas que la CNDH pidió a las autoridades responsables, está el reparar integralmente el daño tanto a la madre como al hijo, e inscribirlos en el Registro Nacional de Víctimas, así como proporcionar a la víctima atención psicológica profesional y atención médica especializada de por vida al bebé, incluyendo la provisión de medicamentos que necesite.

El IMSS respondió que cumplirá con la recomendación y que ha tomado diversas medidas preventivas, a fin de evitar que se repitan este tipo de descuidos.

“La Dirección General del IMSS instruyó a las oficinas centrales y a la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital de Gineco Obstetricia No. 4 “Luis Castelazo Ayala”, el cumplimiento de todos los puntos de su competencia contenidos en la Recomendación, así como reforzar la capacitación al personal institucional en materia de derechos humanos, con apego a las normas nacionales e internacionales”, expuso en un comunicado.

Close
Comentarios