Negligencia en hospital del IMSS dejó daños neurológicos a recién nacido en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
CNDH

Negligencia en hospital del IMSS dejó daños neurológicos a recién nacido en la CDMX

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió la recomendación contra el IMSS, tras identificar que además de los daños neurológicos, el bebé padece alteración del movimiento de las cuatro extremidades. El Instituto respondió que cumplirá con las medidas solicitadas.
CNDH
26 de octubre, 2018
Comparte

Una mala atención del personal del Hospital de Gineco-Obstetricia Luis Castelazo Ayala, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la Ciudad de México, provocó serios daños neurológicos y lesiones a un recién nacido, en agosto de 2017.

Así lo determinó una investigación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por lo que emitió la recomendación 36/2018, tras identificar que además de los daños neurológicos, el bebé padece alteración del movimiento de las cuatro extremidades, por lo que “puede verse afectado en la función del lenguaje y a nivel cognitivo”.

La madre del menor, quien también fue víctima de violencia obstétrica, narró que tras ingresar al hospital para labores de parto, le dieron medicamentos para facilitar la dilatación, lo que no resultó.

Debido que sentía dolores cada vez más fuertes, pidió al personal del instituto practicar una cesárea, pero se la negaron con el argumento de que el parto natural sería mejor.

“Un médico del Hospital tomó una pinza y un cómodo para realizar el rompimiento de la fuente e introdujo su mano y con la otra presionó su abdomen hacia abajo, dándole la indicación de que pujara, repitiendo dicha acción varias veces”, detalla la recomendación.

Posteriormente, el mismo personal médico le indicó que el menor había cambiado de posición, por lo que sería imposible que naciera por parto natural, así que la llevaron al quirófano para practicar la cesárea.

En la operación, los médicos realizaron varias maniobras para sacar al bebé, pero cuando salió no lloró, por lo que lo trasladaron a terapia intensiva.

Ahí le informaron a un familiar de la madre que el recién nacido tuvo una “crisis convulsiva debido a una inflamación en su cerebro, presentaba fractura craneal, hematomas y un cúmulo de sangre entre el cráneo y la piel, los cuales causaron que entrara en un estado de alta gravedad”, por lo que tuvo que ser internado en la Unidad Médica de Alta Especialidad, del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Entre las medidas que la CNDH pidió a las autoridades responsables, está el reparar integralmente el daño tanto a la madre como al hijo, e inscribirlos en el Registro Nacional de Víctimas, así como proporcionar a la víctima atención psicológica profesional y atención médica especializada de por vida al bebé, incluyendo la provisión de medicamentos que necesite.

El IMSS respondió que cumplirá con la recomendación y que ha tomado diversas medidas preventivas, a fin de evitar que se repitan este tipo de descuidos.

“La Dirección General del IMSS instruyó a las oficinas centrales y a la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital de Gineco Obstetricia No. 4 “Luis Castelazo Ayala”, el cumplimiento de todos los puntos de su competencia contenidos en la Recomendación, así como reforzar la capacitación al personal institucional en materia de derechos humanos, con apego a las normas nacionales e internacionales”, expuso en un comunicado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la viruela de los monos, la extraña enfermedad que preocupa a las autoridades de EU

Un pasajero que llegó de Nigeria a Atlanta fue internado en Dallas por haber contraído la viruela de los monos, una enfermedad infecciosa de la familia de la viruela, pero menos severa.
24 de julio, 2021
Comparte

Mientras Estados Unidos acelera su proceso de vacunación en contra de la covid-19, funcionarios de Salud informaron que más de 200 personas son buscadas en 27 estados por otra amenaza: la posible infección de una rara enfermedad conocida como la viruela de los monos.

Se teme que estas personas hayan entrado en contacto con un hombre originario del estado de Texas que viajó con la enfermedad desde Nigeria a comienzos de julio.

El hombre que regresó de África, quien sería el primer portador de esta enfermedad en EE.UU. desde 2003, se encuentra internado en el hospital y su condición es estable.

Hasta el momento no se han registrado más casos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que las personas a bordo de dos vuelos que el hombre tomó para regresar al país pueden haber estado expuestas a la enfermedad.

Este pasajero voló primero desde Lagos, Nigeria, a Atlanta (Georgia) el 9 de julio, y luego abordó un vuelo a Dallas, donde fue hospitalizado.

Los CDC señalaron que están trabajando con ambas líneas aéreas para analizar “los riesgos potenciales de aquellos que tuvieron un contacto cercano” con el portador de la enfermedad.

Pero las autoridades añadieron que la obligación de llevar mascarillas, debido al coronavirus, reduce las chances de contagio.

“El riesgo para el público en general, se cree, es bajo”, indicó un portavoz de los CDC, quien añadió que no se teme que ninguno de los otros 200 pasajeros corran serios riesgos.

¿Qué es la viruela de los monos?

La viruela de los monos es una rara enfermedad viral de la misma familia de la viruela, pero menos severa.

Su área de influencia suelen ser las zonas remotas del centro y el este de África, donde hay áreas de tupidos bosques tropicales.

Los síntomas incluyen una fiebre temprana, dolores de cabeza y de espalda, hinchazones, músculos adoloridos y una sensación general de pesadez.

Una vez que empieza la fiebre puede comenzar un sarpullido, generalmente en la cara, que luego se extiende a otras partes del cuerpo, como las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La irritación de la piel puede generar una comezón extrema hasta que finalmente se forma una costra que más tarde se cae.

Si el paciente se rasca mucho es posible que queden cicatrices.

Partícula del virus de la viruela de los monos

Science Photo Library
Así se ve una partícula del virus de la viruela de los monos en el microscopio.

Aunque la mayoría de los casos son suaves, como puede ser la varicela, y sus síntomas no suelen durar más de unas pocas semanas, la viruela de los monos también tiene la capacidad de desarrollarse de forma más severa.

Uno de cada 100 casos, según la información de los CDC, puede llegar a ser mortal.

El virus ingresa al cuerpo a través de heridas de la piel, las vías respiratorias, los ojos, la nariz y la boca; pero también puede ser adquirido al entrar en contacto con animales infectados como monos, ratas y ardillas, y también a través de objetos contaminados como indumentaria o ropa de cama.

Casos fuera de África

El mes pasado, tres casos de esta rara enfermedad fueron identificados por primera vez en Reino Unido.

El origen fueron dos personas que también habían volado desde Nigeria; el tercer caso fue un trabajador de la Salud que entró en contacto con uno de los pacientes.

El virus fue identificado por primera vez en un mono cautivo y desde 1970 se han producido brotes esporádicos en diez países africanos.

En 2003, un brote de esta enfermedad en EE.UU. causó decenas de casos, entre confirmados y probables, en lo que fue la primera vez que se registró el accionar del virus fuera de territorio africano.

En su momento, el origen del brote fue vinculado a pequeños mamíferos que habían llegado importados al país y no se registraron víctimas fatales.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.