Niños se adueñan de las calles para combatir accidentes viales frente a su escuela

Alumnos de secundaria en CDMX realizaron talleres para aprender de educación vial y reducir lo más posible los siniestros de tránsito, que son la segunda causa de muerte en niños y jóvenes de entre 5 y 24 años.

accidentes
Twitter ITDP

¿Cómo lograr que las zonas escolares en la Ciudad de México se conviertan en espacios seguros para el tránsito de los estudiantes? Haciendo que los niños se apropien de las calles y conozcan de seguridad vial.

Con motivo del Día Mundial de Caminar y Pedalear a la Escuela, un grupo de 15 estudiantes de la secundaria pública número 4 “Moisés Sáenz”, en la colonia Santa María la Ribera, salió este miércoles a hacer un recorrido en bicicleta en el perímetro que rodea su plantel escolar.

Esta actividad forma parte de un programa que implementan en coordinación con autoridades escolares y de Ciudad de México, para sensibilizar y visibilizar la necesidad de generar entornos seguros para los niños y jóvenes, quienes son las principales víctimas en accidentes viales en el país, explicó Gonzalo Peón Carballo, director del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

De acuerdo con cifras del Inegi, en 2016 en todo el país se registró un total de 360 mil 51 accidentes viales, 11 mil 449 de los cuales sucedieron en Ciudad de México.

Este programa, con enfoque de “visión cero”, dijo, tiene como objetivo reducir lo más posible los siniestros de tránsito, que son la segunda causa de muerte en niños y jóvenes de entre 5 y 24 años.

El desarrollo de actividades escolares vinculadas a la seguridad vial con los estudiantes de la secundaria Moisés Sáenz se dio gracias a la inclusión de contenidos en la materia dentro de sus talleres y clases escolares.

“Los estudiantes diseñaron calles, hicieron posters de seguridad vial y con ello también logramos involucrar en las actividades a los padres de familia”, comentó.

La seguridad de los niños es primero

Acerca de este proyecto, la directora de la secundaria, Eugenia Lucas Valerio, dijo que gracias a los talleres que han tenido con los estudiantes “aprendimos a conocer nuestra escuela desde otro escenario, y hemos mejorado la afluencia vial, sobre todo con la apropiación de la calle por parte de los alumnos, quienes se sienten más seguros cuando transitan por la zona”.

Desde el año pasado, la secundaria imparte talleres y pláticas de seguridad vial a los alumnos, y ahora consideran la opción de contar con una biciescuela para la comunidad escolar.

“Primero, los alumnos identificaron los riesgos mayores próximos a nuestra escuela, rediseñaron calles, elaboraron bolardos para visibilizar las zonas peatonales y realizaron carteles para fomentar una cultura vial responsable y segura, que dejara claro que la seguridad de los niños es primero”, explicó.

“Queremos instituir la idea de andar en bicicleta, porque hay muchos estudiantes que pueden trasladarse a la escuela en este medio, pero entre la afluencia peatonal, de automóviles y transporte público se complica”, señaló Lucas Valerio.

Por ello, anunció, “haremos una petición a la alcaldía y las dependencias correspondientes, porque queremos una ciclovía y un estacionamiento de bicicletas, para que los estudiantes se sientan seguros de venir así hasta la escuela”.

Por su parte, Daniela Zepeda, integrante de la organización Reacciona por la vida, explicó que el programa fue diseñado para impartirse a niños y jóvenes porque “son el mejor agente para cambiar mentes. Hemos visto cambios importantes en cualquier sociedad cuando las acciones se impulsan desde la juventud y obligan a los adultos a cambiar”.

“La otra cuestión muy importante es que ellos son los más vulnerables, los niños y jóvenes son quienes más pierden la vida en las calles, y es una aberración que como sociedad lo estemos permitiendo, cuando sabemos lo que tenemos que hacer, y que es una prioridad protegerlos y salvarles la vida”, aseveró.

Para Gonzalo Peón, este tipo de iniciativas son importantes, dado que la Ciudad de México es la primera en un país en desarrollo de América Latina que ha adoptado un marco de política “visión cero”, del que ahora la propia sociedad se ha apropiado, “porque son los propios niños los que al transitar por las calles exigen que estas sean seguras”.

“Hay que movernos a esquemas de ciudades que priorizan mover personas y no vehículos, porque eso permite tener ciudades más amables, con menos estrés, menos contaminación, mejor salud y mejora en los tiempos de traslado, lo que da como resultado un ganar ganar para toda la ciudadanía”.

Para realizar el recorrido en bicicleta por la colonia Santa María la Ribera, la secundaria contó con el apoyo de policías de tránsito de la Ciudad de México y personal de la Secretaría de Medio Ambiente.

“Cuidados por la Secretaría de Medio Ambiente y los policías se facilitó el traslado. Ahora lo que necesitamos es sentirnos así de seguros como hoy, pero todos los días, al recorrer cualquier calle de la ciudad”, finalizó la directora.

Close
Comentarios