Niños se adueñan de las calles para combatir accidentes viales frente a su escuela
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter ITDP

Niños se adueñan de las calles para combatir accidentes viales frente a su escuela

Alumnos de secundaria en CDMX realizaron talleres para aprender de educación vial y reducir lo más posible los siniestros de tránsito, que son la segunda causa de muerte en niños y jóvenes de entre 5 y 24 años.
Twitter ITDP
12 de octubre, 2018
Comparte

¿Cómo lograr que las zonas escolares en la Ciudad de México se conviertan en espacios seguros para el tránsito de los estudiantes? Haciendo que los niños se apropien de las calles y conozcan de seguridad vial.

Con motivo del Día Mundial de Caminar y Pedalear a la Escuela, un grupo de 15 estudiantes de la secundaria pública número 4 “Moisés Sáenz”, en la colonia Santa María la Ribera, salió este miércoles a hacer un recorrido en bicicleta en el perímetro que rodea su plantel escolar.

Esta actividad forma parte de un programa que implementan en coordinación con autoridades escolares y de Ciudad de México, para sensibilizar y visibilizar la necesidad de generar entornos seguros para los niños y jóvenes, quienes son las principales víctimas en accidentes viales en el país, explicó Gonzalo Peón Carballo, director del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

De acuerdo con cifras del Inegi, en 2016 en todo el país se registró un total de 360 mil 51 accidentes viales, 11 mil 449 de los cuales sucedieron en Ciudad de México.

Este programa, con enfoque de “visión cero”, dijo, tiene como objetivo reducir lo más posible los siniestros de tránsito, que son la segunda causa de muerte en niños y jóvenes de entre 5 y 24 años.

El desarrollo de actividades escolares vinculadas a la seguridad vial con los estudiantes de la secundaria Moisés Sáenz se dio gracias a la inclusión de contenidos en la materia dentro de sus talleres y clases escolares.

“Los estudiantes diseñaron calles, hicieron posters de seguridad vial y con ello también logramos involucrar en las actividades a los padres de familia”, comentó.

La seguridad de los niños es primero

Acerca de este proyecto, la directora de la secundaria, Eugenia Lucas Valerio, dijo que gracias a los talleres que han tenido con los estudiantes “aprendimos a conocer nuestra escuela desde otro escenario, y hemos mejorado la afluencia vial, sobre todo con la apropiación de la calle por parte de los alumnos, quienes se sienten más seguros cuando transitan por la zona”.

Desde el año pasado, la secundaria imparte talleres y pláticas de seguridad vial a los alumnos, y ahora consideran la opción de contar con una biciescuela para la comunidad escolar.

“Primero, los alumnos identificaron los riesgos mayores próximos a nuestra escuela, rediseñaron calles, elaboraron bolardos para visibilizar las zonas peatonales y realizaron carteles para fomentar una cultura vial responsable y segura, que dejara claro que la seguridad de los niños es primero”, explicó.

“Queremos instituir la idea de andar en bicicleta, porque hay muchos estudiantes que pueden trasladarse a la escuela en este medio, pero entre la afluencia peatonal, de automóviles y transporte público se complica”, señaló Lucas Valerio.

Por ello, anunció, “haremos una petición a la alcaldía y las dependencias correspondientes, porque queremos una ciclovía y un estacionamiento de bicicletas, para que los estudiantes se sientan seguros de venir así hasta la escuela”.

Por su parte, Daniela Zepeda, integrante de la organización Reacciona por la vida, explicó que el programa fue diseñado para impartirse a niños y jóvenes porque “son el mejor agente para cambiar mentes. Hemos visto cambios importantes en cualquier sociedad cuando las acciones se impulsan desde la juventud y obligan a los adultos a cambiar”.

“La otra cuestión muy importante es que ellos son los más vulnerables, los niños y jóvenes son quienes más pierden la vida en las calles, y es una aberración que como sociedad lo estemos permitiendo, cuando sabemos lo que tenemos que hacer, y que es una prioridad protegerlos y salvarles la vida”, aseveró.

Para Gonzalo Peón, este tipo de iniciativas son importantes, dado que la Ciudad de México es la primera en un país en desarrollo de América Latina que ha adoptado un marco de política “visión cero”, del que ahora la propia sociedad se ha apropiado, “porque son los propios niños los que al transitar por las calles exigen que estas sean seguras”.

“Hay que movernos a esquemas de ciudades que priorizan mover personas y no vehículos, porque eso permite tener ciudades más amables, con menos estrés, menos contaminación, mejor salud y mejora en los tiempos de traslado, lo que da como resultado un ganar ganar para toda la ciudadanía”.

Para realizar el recorrido en bicicleta por la colonia Santa María la Ribera, la secundaria contó con el apoyo de policías de tránsito de la Ciudad de México y personal de la Secretaría de Medio Ambiente.

“Cuidados por la Secretaría de Medio Ambiente y los policías se facilitó el traslado. Ahora lo que necesitamos es sentirnos así de seguros como hoy, pero todos los días, al recorrer cualquier calle de la ciudad”, finalizó la directora.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo una reunión familiar terminó con 41 contagiados de COVID-19 en apenas 16 días

Un caso en Estados Unidos muestra cómo una reunión familiar puede provocar una cadena de contagios extensa y, para algunos, peligrosa.
7 de agosto, 2020
Comparte

¿Cuán lejos puede llegar el contagio provocado por el nuevo coronavirus?

Tras varios meses de pandemia de covid-19 ya todos sabemos que uno de los eventos en los que más se propaga el virus son las concentraciones de personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluso actualizó sus recomendaciones a fines de mayo en relación a eventos masivos, sugiriendo que, por ejemplo, se realicen al aire libre en vez de en sitios cerrados, que se mantenga el distanciamiento social y que se escalonen los horarios de llegada y salida de los asistentes.

Varios países que siguen estas sugerencias todavía mantienen restricciones sobre la realización de reuniones de varias decenas de personas.

Pero si crees que el peligro de los contagios solo está en los eventos masivos, puede que la siguiente visualización te haga pensar diferente.

Visualización de la cadena de transmisión del virus en un caso testigo.

BBC

Un caso testigo

El esquema que acabas de ver pertenece a un caso testigo que informó el Departamento de Salud del condado de Catawba, en el centro oeste de Carolina del Norte (EE.UU.), a principios de julio.

En la imagen se muestra que recientemente dos decenas de personas mantuvieron una reunión familiar.

Fuentes de la autoridad de salud local no especificaron ni fecha ni el total exacto de los asistentes del encuentro “para preservar la privacidad de los individuos”, dijeron a BBC Mundo. Lo mismo sucede con otros datos en la cadena de contagios.

Quienes participaron de la reunión original no usaron mascarilla y no respetaron el distanciamiento físico.

El resultado de este encuentro familiar fue que 14 personas dieron positivo de COVID-19.

Sin embargo, antes de saber que estaban contagiados ni mostrar síntomas de la enfermedad, las personas continuaron con su vida diaria normal, por ejemplo, ir a trabajar o de paseo a la playa con otras familias.

Esto se tradujo en una cadena de contactos de persona a persona que terminó con el contagio de COVID-19 en 41 individuos de nueve familias diferentes y ocho lugares de trabajo distintos, detallan las autoridades del condado de Catawba.

Gráfico circular de los contagiados en distintas fases.

BBC

Entre los contagiados hay 31 adultos, seis niños y cuatro adultos mayores.

El Departamento de Salud de Catawba informó que 14 personas se contagiaron en la primera fase, es decir en la reunión familiar, 18 lo hicieron en una segunda, que incluyen compañeros de trabajo y pacientes de un centro hospitalario, ocho en una tercera y uno en una cuarta etapa.

Uno de los menores, de 9 años, transmitió la enfermedad a dos de sus abuelos, convirtiéndolos en pacientes de riesgo porque son mayores de 65 años.

Todos estos contagios sucedieron en un período de 16 días.

“Situaciones como esta se han vuelto dolorosamente comunes”, escribió Jennifer McCracken, directora de Salud Pública del condado en la página web oficial.

“Comparto este ejemplo porque espero que pueda ayudar a nuestra comunidad a ver con qué facilidad la COVID-19 se está propagando activamente”, añadió.

Rastreo de contactos

Este caso testigo incluye contagios confirmados que están directamente correlacionado entre sí.

Pero “a medida que uno se aleja de los casos originales, hay más oportunidades para que las personas entren en contacto con el virus, por lo que no podemos decir con certeza dónde pueden haberse originado otros casos”, le dijo a BBC Mundo Emily Killian, especialista del Departamento de Salud Pública de Catawba.

Visualización que muestra quién contagió a quién de covid-19.

BBC

Las autoridades de salud locales lograron reconstruir este detallado caso testigo gracias a un sistema de rastreo de contactos que implementaron para esta pandemia y a la cooperación de los pacientes involucrados, ofreciendo información precisa de cada uno de los pasos que dieron en los últimos 16 días.

Estos datos fueron muy útiles para poder advertir a otros familiares y amigos sobre posibles contagios.

“Al recibir información sobre contactos cercanos, podemos brindar una orientación valiosa y apoyo a la familia, amigos y seres queridos”, añadió Killian.

No es la primera vez que se reportan casos de contagios de covid-19 tras reuniones familiares.

Tal es el caso de una fiesta de cumpleaños en Brasil en marzo que propagó el virus dentro de una familia y provocó la muerte de tres hermanos; o el de un pueblo patagónico en Argentina que debió ser aislado tras un asado que realizaron unos vecinos y que terminó con el fallecimiento de dos personas.

Hasta el miércoles 5 de agosto, el condado de Catawba, que tiene una población de unos 160.000 habitantes, según las proyecciones del censo de Estados Unidos en 2019, cuenta con cerca de 2.000 casos de COVID-19 y 29 fallecidos.


Click here to see the BBC interactive

Click here to see the BBC interactive

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.