La ONU llama a garantizar la libre decisión sobre el embarazo, incluida su interrupción
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La ONU llama a garantizar la libre decisión sobre el embarazo, incluida su interrupción

El Fondo de Población de Naciones Unidas publicó un informe en el que revela que ningún país del mundo garantiza el acceso universal a anticonceptivos, a educación sexual y libertad reproductiva, por lo cual la fecundidad no es totalmente decisión de las personas.
Cuartoscuro
Comparte

Actualmente, en ningún país del mundo las personas en edad reproductiva deciden libremente cuántos hijos tener, según el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA). La decisión de miles de personas todavía está condicionada a factores económicos y laborales, a desabasto de anticonceptivos e incluso se sigue negando los métodos a los jóvenes por prejuicios del personal de Salud, denuncia la organización en un informe.

Una de las principales limitantes a la libertad de decidir, según el UNFPA, es la insuficiencia de servicios de salud de calidad, pues en varios países siguen existiendo barreras jurídicas para acceder a los métodos anticonceptivos, como a los solteros o menores de edad. “Incluso cuando las leyes permiten que las mujeres o adolescentes solteras accedan a los servicios de anticoncepción, algunos proveedores con prejuicios se niegan a proporcionarlos”, refiere el informe sobre el estado de la Población Mundial del Fondo, publicado este miércoles.

En México, por ejemplo, las mujeres se enfrentan a múltiples barreras de acceso a la información, anticonceptivos y servicios de salud sexual y reproductiva, de acuerdo con el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir. Estas barreras incluyen la falta de educación formal, la subordinación de las mujeres adolescentes y jóvenes ante sus familias o comunidades, la falta de servicios cercanos o transporte, la violencia, la estigmatización y discriminación por procedencia étnica, identidad de género, la condición de salud y edad, ha advertido la organización.

Incluso, muchas mujeres mexicanas aún son rechazadas en los servicios públicos de salud por ser solteras.

Pese a que 179 gobiernos ratificaron el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo en 1994 -entre ellos México- mediante el cual se comprometieron a permitir que la población tomara decisiones informadas sobre su salud sexual y reproductiva como parte de los derechos humanos fundamentales, en ningún lugar del mundo todas las personas están plenamente empoderadas para ejercer sus derechos reproductivos, señala el informe del UNFPA.

Entre las barreras que los estados siguen imponiendo a la libre decisión sobre un embarazo está la prohibición legal de interrumpirlo, confirmó la oficina en México del UNFPA. También incluye la escasa educación sexual como factor limitante de los derechos reproductivos, y cuando existe, es de mala calidad, lo cual priva a los jóvenes de las habilidades y conocimientos necesarios para tomar decisiones bien informadas, advierte el documento.

Este nuevo informe mundial, titulado ‘El poder de decidir’, enlista los factores que obstruyen el ejercicio de los derechos reproductivos e impiden que la decisión sobre la paternidad y maternidad se base estrictamente en los planes y deseos de los padres. Los más frecuentes son sistemas de salud que niegan servicios esenciales como el acceso a anticonceptivos; las barreras económicas y laborales (empleos de mala calidad y mal remunerados) y la ausencia de servicios de cuidado del niño.

Estos factores no sólo frenan la libertad y desarrollo de las personas en lo individual, sino también afectan a la sociedad en su conjunto porque puede frenar o acelerar el progreso económico y el bienestar, refiere el texto. En cambio, una fecundidad libre frenaría los embarazos no planeados y detonaría el crecimiento.

En todos los países hay grupos cuyos derechos reproductivos se encuentran especialmente en peligro, de acuerdo con el informe del Fondo: personas pobres, que viven en zonas rurales, jóvenes o hablantes de una lengua distinta a la empleada en los servicios de salud; quienes suelen presentar las tasas más elevadas de necesidades no satisfechas de métodos anticonceptivos, así como de embarazos no deseados.

Uno de los retos más graves que enfrentan los derechos reproductivos en el mundo es el embarazo adolescente, en el que México ocupa el primer lugar en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Población, los jóvenes suelen encontrar obstáculos en el acceso a los métodos anticonceptivos con mayor frecuencia, así como en el acceso a educación integral de la sexualidad.

“La iniciación sexual temprana, las relaciones sexuales sin protección, las tasas elevadas de error en el uso de los anticonceptivos y las uniones tempranas también contribuyen a incrementar la fecundidad adolescente en la región. En algunos países, los menores, ya sean pobres o ricos, tienen un acceso limitado a los anticonceptivos de emergencia y pueden necesitar el permiso de los progenitores para acceder a métodos anticonceptivos modernos, como la píldora”, señala al respecto el Informe.

Hasta 95% de los partos en la adolescencia,  según el reporte, tienen lugar en países en desarrollo, y 9 de cada 10 se producen en el seno del matrimonio o de una unión libre. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las complicaciones asociadas al embarazo y a los abortos en condiciones de riesgo son las causas principales de muerte entre adolescentes de 15 a 19 años.

Desigualdad de género institucionalizada

La discriminación de género ha generado muchos de los obstáculos “insuperables” para ejercer los derechos reproductivos, indica el informe del UNFPA. Muchas mujeres aún padecen una situación de subordinación, lo que implica que no conocen o no comprenden plenamente sus derechos o cómo reclamarlos, advierte. También puede significar que no gozan del poder ni la independencia para decidir si desean embarazarse.

“La desigualdad de género institucionalizada, que puede manifestarse a través de servicios de atención de salud no adecuados, puede dar pie a que las mujeres tengan más o menos hijos de los que realmente quisieran tener”, puntualiza el texto.

El fuerte desequilibrio en la repartición de las labores de cuidados no remunerados relacionadas con la crianza de los niños también condiciona las decisiones sobre su fecundidad y su vida laboral, advierte, pues la obligación de cumplir con estas tareas las lleva a depender del hombre como sostén de la familia, a perder oportunidades de trabajo remunerado y a pagar un alto precio físico y mental derivado de su estado de agotamiento.

Cuidados: el ancla de las mujeres

Las mujeres de la región suelen tener una responsabilidad desproporcionada en la crianza de los hijos, coincide este informe con el de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las labores de Cuidado. Esta norma basada en la desigualdad entre los géneros, junto con la carencia de alternativas para el cuidado del niño, da pie a que mujeres que desean trabajar y tener hijos acaben recurriendo a empleos mal remunerados y a tiempo parcial en lugar de acceder a puestos a tiempo completo en ámbitos mejor remunerados, lo que amplía la brecha de género, advierte el UNFPA. “Para algunas, los costos de oportunidad son demasiado elevados y, por ende, deben renunciar a tener hijos por completo”, puntualiza.

La desigualdad de género se manifiesta en el uso que cada uno da a sus derechos laborales, según el Fondo. La mayoría de las mujeres que tienen hijos hacen uso de la totalidad de su licencia de maternidad, sin embargo, cuando vuelven al trabajo, generalmente han perdido salario y oportunidades de desarrollo profesional en comparación con los varones. Aunque ellos también tienen derecho a solicitar el permiso parental, casi nunca lo hacen: solo uno de cada 100 hombres en el mundo permanece en el hogar para cuidar de los hijos, según datos del informe.

“Aun cuando las mujeres han ganado igualdad en el acceso a la educación y el trabajo, sus decisiones familiares y laborales continúan estando limitadas por su ‘segundo turno’, pues han de ocuparse del cuidado de los niños y del hogar. Las mujeres aún están coartadas por la desigualdad de género en el hogar, lo cual puede contribuir a la baja fecundidad”, refiere.

El matrimonio infantil y, en consecuencia, la maternidad a edad temprana también tienen efectos socioeconómicos negativos, ya que interrumpen la educación de las niñas y, por tanto, las privan de la oportunidad futura de incorporarse en la fuerza de trabajo remunerada fuera del hogar.

La OCDE calcula una tasa de 22.1% de jóvenes mexicanos que no estudian ni trabajan hasta 2015, muy por encima del promedio de los países miembro, que es de 15%, y las mujeres de entre 15 y 29 años tienen cuatro veces más probabilidades de estar desocupadas que los varones, subraya un reporte de 2016 de la organización.

Para combatir esta desigualdad de género y la violación a los derechos reproductivos alrededor del mundo, el UNFPA llama a los gobiernos a adoptar políticas públicas para incrementar el trabajo decente, las licencias parentales, la disponibilidad de viviendas asequibles y servicios de guardería de calidad. “Entre otros ejemplos, cabe mencionar los sistemas y estructuras que permiten a las mujeres incorporarse y permanecer en la fuerza laboral remunerada si deciden tener hijos, así como la aplicación de leyes que prohíben el matrimonio infantil”, indica su informe sobre Población 2018.

Esta imperante imposibilidad de decidir libremente cuántos hijos tener, en qué momento y bajo qué condiciones, impedirán que en el mundo se cumpla el Objetivo de Desarrollo Sostenible del Milenio número 17, referente a la igualdad de Género, concluye el informe del UNFPA. En su inciso 5.6, el ODS 17 exige “garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos”.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna rusa Sputnik V contra el COVID: cuál será el rol de América Latina en su desarrollo y fabricación

¿Qué se sabe hasta el momento? ¿Y cuándo estaría la Sputnik V disponible en América Latina?
8 de septiembre, 2020
Comparte

Los científicos detrás de la vacuna rusa contra el coronavirus ya publicaron los resultados de sus primeras pruebas clínicas, en un paso clave para el involucramiento de otros países en el desarrollo y fabricación de la misma.

Y durante la conferencia de prensa que siguió a la publicación de esos resultados el viernes en la revista científica The Lancet, el presidente del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kirill Dmitriev, destacó la posible participación de al menos un país latinoamericano en el proceso.

Rusia registró la Sputnik V antes de que se hicieran públicos los resultados de las primeras dos fases de ensayos clínicos -que no revelaron efectos secundarios graves y sí una importante respuesta inmunológica en todos los 76 participantes- y ya la está aplicando localmente entre voluntarios pertenecientes a grupos en riesgo.

Pero su adquisición y uso por parte de terceros dependerá en buena medida de los resultados de más pruebas, así como de un aumento de la capacidad de producción que requerirá de la participación de otros países.

“Nuestra principal limitación ahora mismo es la disponibilidad de capacidad de producción suficiente para satisfacer la demanda, por lo que estamos trabajando activamente con muchos países para producirla fuera de Rusia”, explicó Dmitriev.

“(Pero) tenemos acuerdos con India, Brasil y otros países“, aseguró el ejecutivo del fondo estatal que financia el desarrollo y producción de la vacuna.

Y aunque el RDIF no ha querido confirmarlo ni negarlo, hay elementos que sugieren que entre esos “otros países” podrían figurar otras naciones latinoamericanas.

Kirill Dmitriev

Getty Images
Kirill Dmitriev es el presidente ejecutivo del fondo de inversión que financia el desarollo y producción de la vacuna rusa.

“No vamos a hacer comentarios sobre América Latina hasta el 10 de septiembre, cuando vamos a presentar nuestra estrategia latinoamericana“, le dijo a BBC Mundo el secretario de prensa del RDIF, Arseniy Palagin, al ser preguntado por las declaraciones de las autoridades de México y Venezuela sobre de una posible participación de esos países en nuevas pruebas clínicas.

Sobre el rol de estos países no hay mención en el portal oficial de la vacuna Sputnik V, pero ahí, además de la ya citada participación de Brasil, se dice que también “se está estudiando la posibilidad de producir la vacuna en (…) Cuba“.

La prensa, por su parte, también ha mencionado a Argentina como un posible fabricante de la vacuna, luego de que el gobernador de la provincia de Tierra de Fuego hiciera público su “especial interés y predisposición para trabajar de manera cooperativa”.

Y hasta Nicaragua ha sonado como candidata, pues en el país centroamericano opera un laboratorio de producción de vacunas de capital y tecnología rusa que, según las autoridades pinoleras, estaría en capacidad de reproducir la Sputnik V.

¿Qué se sabe hasta el momento de todas estas posibilidades? ¿Y cuándo estaría la Sputnik V disponible en América Latina?

Brasil, ¿centro regional?

Brasil es sin duda la principal apuesta del RDIF para la producción en América Latina de la vacuna desarrollada en Moscú por el Instituto Gamaleya, aunque la participación del gigante sudamericano todavía no está garantizada.

El RDIF firmó un acuerdo con el gobierno del estado de Paraná para la posible fabricación de la Sputnik V por el Instituto de Tecnología de Paraná, TecPar, y según Palagin también están considerando otros socios potenciales para convertir a Brasil en el centro regional de producción de la vacuna.

Mujer pasa frente al Instituto Gamaleya

Getty Images
La Sputnik V fue desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú.

“Hay sin embargo que entender que en estos momentos los reguladores en Brasil están analizando nuestros datos y los fabricantes en Brasil están estudiando nuestro proceso de manufacturación, por lo que es importante no sobredimensionar esto”, le recalcó el vocero del RDIF a BBC Mundo.

Y, efectivamente, a finales de la semana pasada la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil, Anvisa, todavía no le había dado el visto bueno a la Sputnik V.

“No hemos recibido una solicitud formal de autorización de estudios clínicos de la vacuna rusa, ni siquiera una solicitud de registro”, le dijo a BBC Mundo Anvisa.

La agencia, sin embargo, mencionó la realización de “varias reuniones preparatorias previas con los interesados en el desarrollo de la vacuna, específicamente el gobierno de Paraná”.

Y, el mismo viernes, TecPar anunció que esperaban someter el protocolo de validación de sus ensayos clínicos de fase 3 a finales de septiembre, lo que en caso de respuesta positiva de Anvisa le permitiría iniciar los mismos a finales de octubre.

Vacunas Sputnik V

Getty Images
Si todo marcha como previsto, el TecPar comenzaría a fabricar la vacuna en la segunda mitad de 2021.

“Recibimos los resultados de las fases 1 y 2 hace 18 días, los traducimos y ya comenzaron a ser interpretados por nuestros equipos técnicos”, explicó el director-presidente del TecPar, Jorge Calado, para quien “hay una buena tasa de confiabilidad para esta vacuna” que sin embargo tiene que ser confirmada por las nuevas pruebas.

Para estas TecPar tiene prevista la participación de unos 10.000 voluntarios -adicionales a los 40.000 que ya participan en los ensayos de fase 3 en Rusia- a los que se le aplicarían vacunas facilitadas por el Instituto Gamaleya.

“Una vez comprobada la efectividad de las pruebas, lo que debería ocurrir 60 días después del inicio de la inmunización en los voluntarios, se presentará una nueva solicitud de registro ante la Anvisa para la vacunación efectiva en el territorio nacional. Las primeras dosis serán importadas”, se explica en una nota de prensa de TecPar facilitada a BBC Mundo.

“Como el protocolo implica transferencia de tecnología, en un segundo momento habrá producción en territorio nacional por parte de Tecpar. Se estima que esto solo ocurrirá en la segunda mitad de 2021“, se lee en la misma.

Compitiendo con otras vacunas

Las fechas no coinciden exactamente con las adelantadas por el RDIF para el inicio de la producción de la Sputnik V en el extranjero, pues según Dmitriev el objetivo es que las primeras dosis fabricadas fuera de Rusia puedan ser distribuidas en el extranjero a partir de noviembre.

Brasil, sin embargo, no es el único país que podría producir esas vacunas, con India insinuándose como un aliado especialmente importante para el RDIF y el Instituto Gamaleya, que también han mencionado a Corea del Sur, Arabia Saudita y Turquía como posibles fabricantes.

Investigador del Instituto Gamaleya.

Getty Images
Varios países latinoamericanos participan de varias maneras en el desarrollo de varias vacunas.

Parece poco probable, en cualquier caso, que otros países latinoamericanos puedan moverse más rápidamente que Brasil, al que el agregado de prensa de la embajada de Rusia en ese país, Iván Knovalov, también identifica como un “aliado estratégico” y “un potencial centro de producción y distribución de inmunizantes para toda América Latina”.

“La base tecnológica y productiva brasileña permite realzar pruebas y organizar rápidamente la producción de vacunas”, le explicó Konovalov a BBC Mundo.

Y aunque Brasil no es el único país de la región con capacidades probadas en la fabricación de vacunas, el interés de Cuba en desarrollar su propia vacuna, Soberana 01, y el ya anunciado compromiso de México y Argentina para participar en la manufacturación de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, podrían plantear algunos obstáculos a su involucramiento con la Sputnik V.

Planta de mAbxience en Garín, provincia de Buenos Aires

Grupo Insud
El laboratorio argentino mAbxience tiene previsto producir hasta 250 millones de dosis de la vacuna de Oxford en esta planta de Buenos Aires.

De la posible participación de Argentina en la manufacturación y distribución de la vacuna rusa, hasta la fecha solo se conoce la propuesta del gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, de “ser parte del programa de producción y promoción” de la vacuna Sputnik V.

México, sin embargo, confirmó la semana pasada que había sido invitado a participar en la fase 3 de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V, aunque también dijo que todavía no había recibido los resultados de las fases 1 y 2.

“Significa que en los primeros días de octubre, si la autoridad regulatoria de salud así lo considera, que esperemos que así sea, se pueda traer a México esta vacuna”, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard de las dosis que se aplicarían a entre 500 y 1.000 voluntarios.

Pero, por el momento, el interés mexicano no parece estar orientado tanto a una posible fabricación local de la vacuna rusa, sino a “garantizar el acceso oportuno” a la misma en caso de que se compruebe que esta es “segura y efectiva”.

“De resultar positivos los resultados, y que la autoridad regulatoria, Cofepris, así lo disponga, (la vacuna rusa) ya estaría disponible en los próximos meses en México”, declaró Ebrard, sugiriendo así el uso de dosis importadas desde otros países.

“Evaluando capacidades”

Por lo demás, todavía no hay fecha para la participación de Venezuela en los ensayos clínicos de la vacuna rusa, ni seguridad de que podría ser uno de sus fabricantes.

“En los próximos días pediremos los voluntarios que hacen falta para ponerse la vacuna y participar por Venezuela en la fase 3 del Sputnik V“, anunció el presidente venezolano Nicolás Maduro el 30 de agosto pasado, sin dar mayores detalles.

Investigadora del Instituto Gamaleya.

Getty Images
La vacuna Sputnik V se está probando actualmente en 40.000 voluntarios en Rusia, a los que se sumarán voluntarios de otros países.

“Ya se han firmado los documentos de confidencialidad y en cualquier momento vamos a anunciar el inicio de la prueba de la vacuna en pacientes venezolanos”, insistió una vez más el mandatario el pasado domingo, cuando también aseguró que “Venezuela tiene los laboratorios y la capacidad industrial para producir todas las vacunas”.

Según Andrey Ryaposov, agregado de prensa de la embajada de Rusia en Caracas, actualmente se están evaluando las capacidades productivas venezolanas para participar en el proceso de envasado de la vacuna, en una primera etapa, y en la posible fabricación de la misma más adelante.

“Ahora trabajan los especialistas técnicos de ambos lados, pero todavía no hay fechas“, le dijo a BBC Mundo.

Y algo parecido podría estar ocurriendo en Nicaragua, donde el gobierno ha dado por sentada la participación del Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov -un laboratorio local adscrito al Instituto de Investigación Científica de Vacunas y Sueros de San Petersburgo- en la fabricación de la Sputnik V para Latinoamérica.

Investigadora del Instituto Gamaleya.

Getty Images
Tanto Nicaragua como Venezuela afirman tener las capacidades para producir la vacuna.

BBC Mundo se puso en contacto con el director del centro, Stanislav Uiba, para tratar de obtener mayores detalles, pero no obtuvo respuesta.

La capacidad del laboratorio, inaugurado en octubre de 2017, ha sido puesta en duda por expertos nicaragüenses, que sostienen que en el mejor de los casos el mismo podría funcionar como centro de envasado de la Sputnik V.

Uiba, sin embargo, le declaró a medios locales que su laboratorio podría empezar a fabricar la vacuna rusa en Nicaragua a finales de año.

Pero si realmente es parte o no de los planes del Instituto Gamaleya y del Fondo Ruso de Inversión Directa probablemente se sabrá hasta este 10 de septiembre, cuando se hagan públicos los planes de Rusia para su vacuna en Latinoamérica.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=VjcsoKguDmk

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.