Partidos políticos, los mayores agresores de periodistas durante las elecciones de 2018

Las agresiones más recurrentes fueron intimidación y hostigamiento, bloqueo, alteración o eliminación de información y ataques físicos, señala el informe #RompeElMiedo.

periodistas
Cuartoscuro

El 46.7% de las agresiones contra periodistas durante el primer semestre de 2018 se registraron en contexto electoral, y el principal agresor no fue el crimen organizado, sino los partidos políticos, detalla el informe #RompeElMiedo.

Durante ese periodo, Articulo 19 documentó 388 agresiones en contra de la prensa, de las cuales, 243 fueron en contra de hombres; 127 en contra de mujeres y 18 perpetradas en contra de medios. 185 de las agresiones ocurrieron en contexto electoral (46.7%); 63 se registraron el 1 de julio durante la jornada electoral.

La Red #RompeElMiedo –conformada por Artículo19 México y Centroamérica, Data Cívica y la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), el Colectivo por la Libertad de Expresión en Guanajuato, Iniciativa Sinaloa, y la Red Nacional de Periodistas–, documentó que del total de agresiones perpetradas, 38.9% (equivalente a 72), las cometieron integrantes, militantes o simpatizantes de partidos políticos.

Seguido por funcionarios públicos con más de 37%, (equivalente a 69 agresiones). Mientras que el crimen organizado perpetró 3.2% (6 agresiones).

“Estas cifras son alarmantes por la estrecha relación entre funcionarios públicos y partidos políticos, por ser los primeros quienes deben garantizar y proteger el ejercicio del derecho a la libertad de expresión; mientras los segundos son quienes aspiran a un cargo público, teniendo ante sí la responsabilidad de fungir como garantes del ejercicio de la libertad de expresión”, destaca el informe.

Las elecciones 2018, además de ser las que han tenido una mayor participación ciudadana en la historia de México, han sido las más violentas del presente siglo, tanto para los actores políticos como para la propia prensa, apunta.

Las agresiones más recurrentes fueron intimidación y hostigamiento, (40%), de ellas, las campañas de desprestigio fueron las más frecuentes; bloqueo, alteración o eliminación de información (17%) y ataques físicos (16.2%); aunque también se registraron diversos casos de amenazas (14.59%), allanamientos y privación ilegal de la libertad (3.78%).

Los estados que más agresiones registraron fueron Coahuila, Puebla, Campeche y Veracruz.

Lee:  9 de cada 10 periodistas se han sentido alguna vez amenazados o en riesgo: estudio

La Red #RompeElMiedo se activó oficialmente el 4 de abril de 2018, cuatro días después de que comenzaran las campañas electorales. Sin embargo, desde enero de 2018 empezó con la documentación, verificación y divulgación de agresiones relacionadas con el contexto electoral.

La Red dividió la documentación de agresiones antes de la jornada electoral, lo que incluyó parte del periodo de precampañas, la campas y la veda electoral.

Durante el periodo anterior a la jornada electoral, el total de agresiones en contra de la prensa fueron 105, 68 durante la jornada electoral, y el resto posterior a la jornada electoral.

La mayoría de agresiones, contra mujeres

Durante el proceso electoral 2018, las siguientes agresiones tuvieron mayor incidencia en víctimas mujeres: intervención o vigilancia, agresiones o ataques materiales, e intimidación y hostigamiento.

Para el primer caso, el 75% de víctimas de intervención o vigilancia fueron mujeres; mientras que en los casos de los ataques a bienes materiales la proporción fue de 60%. Mientras que cuando hubo intimidación y hostigamiento, el 49.2% de las víctimas fueron mujeres.

“Los casos de intimidación y hostigamiento son de gran importancia debido a las particularidades que caracterizaron a estas agresiones. Cuando fueron a través de campañas de desprestigio, la Red #RompeElMiedo identificó un patrón de connotaciones sexuales en las agresiones dirigidas a mujeres, lo cual no se presentó en las campañas que pretendieron desprestigiar a hombres comunicadores”, destaca en su informe.

La Red y las organizaciones que la conforman exigen la investigación diligente, independiente, exhaustiva, imparcial y garante de derechos humanos contra los responsables de las conductas que vulneran los derechos humanos de los periodistas, específicamente aquellas que vulneran derechos como la integridad, privacidad y la preservación de los datos personales y el respeto integral a la libertad de expresión.

A la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), piden iniciar investigaciones sobre todos los casos que atentaron contra la libertad de expresión y que sean constitutivos de cualquier delito, privilegiando la reparación integral del daño ocasionado a las víctimas.

Close
Comentarios