Personas en situación de calle son desplazadas a golpes y discriminadas por gobierno de CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Personas en situación de calle son desplazadas a golpes y discriminadas por gobierno de CDMX

En la recomendaciones 14/2018 y 15/2018, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) documentó diversos casos en los que autoridades capitalinas desmantelaron campamentos de personas en situación de calle y les negaron atención médica.
Cuartoscuro
10 de octubre, 2018
Comparte

Casos documentados por la CDHDF en las recomendaciones 14/2018 y 15/2018, revelaron que las personas que viven y sobreviven en las calles de la Ciudad de México son víctimas de criminalización y retiros forzados, y de una atención médica inadecuada en dependencias públicas de salud.

De acuerdo con el censo elaborado en 2017 por el Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS), hay 6 mil 754 personas que viven en situación de calle en la Ciudad de México, de las que el 87.27% son hombres y 12.73% son mujeres.

En la Recomendación 15/2018, la Comisión documentó nueve casos, ocurridos de 2012 a 2017, que afectaron a 76 víctimas directas y una indirecta, por casos de criminalización contra personas que viven en la calle.

El 8 de febrero de 2017, personal de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México implementó un operativo para desalojar a las personas en situación de calle que habitaban en un campamento en la calle Artículo 123.

En dicho operativo, al menos 23 personas que pernoctaban en el lugar fueron retiradas para ser canalizadas a espacios para el tratamiento de adicciones, aún cuando no brindaron su consentimiento. Después del retiro, el grupo no pudo restablecerse en la zona.

Otro operativo similar ocurrió el 20 de octubre de 2016, cuando la delegación Cuauhtémoc implementó un operativo para retirar a ocho personas que se encontraban pernoctando en la Plaza de la Ciudadela.

De acuerdo con la CDHDF, dicho operativo se realizó por órdenes del entonces jefe de gobierno, bajo el argumento de “atender demandas ciudadanas sobre trata de personas y robo con violencia”.

Lee: No solo los discriminan en vida, también en la muerte. Así se muere en las calles

A pesar de las solicitudes de las víctimas de que no rompieran sus pertenencias, los elementos de la policía capitalina y el personal de la delegación Cuauhtémoc tiraron lonas, plásticos y material que usaban las personas para resguardarse, al igual que el resto de sus pertenencias, entre ellas muebles, ropa, documentos de identidad y alimentos.

Además, en el operativo una mujer embarazada recibió un puñetazo en la cara, así como empujones y golpes en diversas partes del cuerpo por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, cuando solicitaba frenar el operativo para tratar de rescatar sus pertenencias. Dos mujeres que trataron de defenderla también fueron agredidas a golpes y patadas.

Un menor resultó herido, cuando elementos de la policía jalaron la tabla que sostenía una lona. Luego del operativo, los afectados no pudieron volver a ocupar la zona.

El tercer caso documentado por la CDHDF es el del retiro de personas que se dio en diversos puntos de las calles de las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza entre julio y agosto de 2016.

De acuerdo con la CDHDF, el entonces jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, señaló que el personal a su cargo desmanteló nueve campamentos, mismos en los que supuestamente se realizaban hechos delictivos.

La investigación de la Comisión determinó que las autoridades no realizaron acciones de apoyo social y, en algunos casos, solo les facilitaron bolsas de plástico para que metieran sus pertenencias. El personal de la delegación se refirió al operativo como una “manita de gato”.

En Venustiano Carranza, el 19 de agosto de 2016, la delegación escribió a través de la cuenta institucional en Twitter que realizaban recorridos para retirar a personas en situación de calle, aunque posteriormente el personal delegacional dijo que había sido un error de redacción, porque solo estaban retirando “triques y basura”.

Te puede interesar: Maternidad en las calles: mujeres luchan para evitar que las autoridades les quiten a sus hijos

Con la documentación de estos y otros seis casos de retiro forzado y destrucción de las pertenencias de personas que habitaban en espacios públicos de las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, la CDHDF determinó que las autoridades violaron los derechos a la integridad y a la libertad de las víctimas.

También documentaron la violación al derecho al debido proceso en relación con el derecho de acceso a la justicia.

Servicios médicos niegan atención a poblaciones callejeras

En la Recomendación 14/2018, la Comisión de Derechos Humanos documentó como, en dos casos, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Secretaría de Salud (Sedesa) capitalinas incurrieron en omisiones para atender a personas pertenecientes a poblaciones callejeras.

El primer caso ocurrió el 9 de julio de 2016, cuando un automóvil atropelló a un hombre de 57 años. Tras la llamada a emergencias de un testigo, personal del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), de la SSP, acudió al lugar y, tras una revisión superficial de la víctima, determinó que tenía aliento alcohólico y que no presentaba lesiones graves.

El personal del ERUM solicitó que el IASIS acudiera a recoger a la víctima para ubicarla en un albergue. Al llegar al lugar el personal del Instituto de Asistencia Social, pidió que hicieran una nueva revisión, que fue realizada por el Escuadrón de Rescate luego de que testigos de los hechos insistieran.

Nuevamente determinaron que las lesiones no eran graves, pero, ante la insistencia de los testigos y del personal del IASIS, los elementos del ERUM trasladaron a la víctima hasta el hospital de Xoco, donde la diagnosticaron como politraumatizada, con choque hipovolémico traumático grado IV, traumatismo craneoencefálico leve, trauma en el tórax y fractura de cinco arcos costales derechos.

También presentaba una fractura de pelvis, una contusión pulmonar bilateral de predominio derecho, dolor y poca movilidad en la cadera. La víctima tuvo que permanecer hospitalizada por mes y medio.

Lee también: Cuando llueve más fuerte y no tienes un techo: así es vivir en la calle esta temporada en CDMX

El personal de la CDHDF determinó que la valoración prehospitalaria de la víctima fue inadecuada.

En el segundo caso documentado, la CDHDF determinó que la atención médica brindada a un hombre que manifestó vivir en la calle, y que acudió al Hospital General Balbuena a atenderse por una fractura de brazo, fue inadecuada.

El 22 de abril de 2016, personal médico del Hospital Balbuena valoró a la víctima y determinó su tratamiento con vendaje de Jones y férula de yeso, señalando que no ameritaba tratamiento hospitalario, un tratamiento que, de acuerdo con la CDHDF fue inadecuado por el tipo de fractura.

El tratamiento adecuado, señaló la comisión, era con el material de osteosíntesis, mismo que no fue aplicado a la víctima porque no contaba con Seguro Popular ni con hoja de gratuidad, de acuerdo con declaraciones que dio a la CDHDF el director del Hospital Balbuena.

En una consulta efectuada el 25 de mayo de 2016, personal del área de Ortopedia del Hospital Balbuena señaló que la fractura tenía una consolidación viciosa y que aplicar un nuevo tratamiento era riesgoso por complicaciones de infección, lo que podría resultar en una pérdida mayor de la movilidad. Finalmente, el 29 de junio se programó que acudiría a rehabilitación.

De acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos, el personal de la SSP y de Sedesa incurrió en probables violaciones al derecho a la salud, así como a la igualdad y no discriminación de personas en situación de calle.

Por estos casos, la CDHDF recomendó, en su tramo de responsabilidad de cada autoridad, reparar el daño, medidas de rehabilitación, atención médica y psicológica para las víctimas y que realicen actos de reconocimiento de responsabilidad.

También pidió que se capacite al personal del ERUM y de la Secretaría de Salud, así como restituir los bienes sustraídos por el personal de la SSP y de las delegaciones durante los desalojos, incluidos los documentos oficiales de las víctimas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: qué se sabe de la variante mu, detectada en varios países de Sudamérica y que la OMS vigila

La OMS añadió la variante mu a su lista de vigilancia. Presenta varios cambios genéticos con respecto a la variante de coronavirus original.
13 de septiembre, 2021
Comparte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha añadido otra variante del coronavirus a su lista para vigilar. Se llama mu y ha sido designada como variante de interés (VOI).

Esto significa que tiene diferencias genéticas con las otras variantes conocidas y está causando infecciones en múltiples países, por lo que podría representar una amenaza particular para la salud pública.

Es posible que los cambios genéticos de mu la hagan más transmisible, le permitan causar una enfermedad más grave y la hagan más capaz de escapar a la respuesta inmunitaria provocada por las vacunas o la infección con variantes anteriores.

Esto, a su vez, podría hacerla menos susceptible a los tratamientos. Nótese la palabra podría.

Una VOI no es una variante preocupante (VOC), que es una variante que se ha demostrado que adquiere una de esas características, lo que la hace más peligrosa y, por tanto, más importante.

Mu está siendo vigilada de cerca para ver si debe ser designada como VOC. Esperemos que no lo sea.

Hay otras cuatro VOI que están siendo vigiladas por la OMS —eta, iota, kappa y lambda— pero ninguna de ellas ha sido reclasificada como VOC.

Ese podría ser el caso de mu también, pero tenemos que esperar a tener más datos.

Lo que hace que mu sea particularmente interesante (y preocupante) es que tiene lo que la OMS llama una “constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”.

En otras palabras, tiene los rasgos distintivos de poder eludir la protección vacunal existente.

¿Dónde se está propagando?

Mu fue vista por primera vez en Colombia en enero de 2021, cuando se le dio la designación B.1621. Desde entonces se ha detectado en 40 países, pero se cree que actualmente es responsable de solo el 0,1 % de las infecciones a nivel mundial.

Vacunación en Medellín, Colombia.

Getty Images
Mu fue descubierta en Colombia en enero de 2021 y ha sido más prevalente en este país que en cualquier otro lugar.

Mu ha sido mucho más prevalente en Colombia que en cualquier otro lugar.

Si se observan las muestras de coronavirus que han sido secuenciadas genéticamente, el 39 % de las analizadas en Colombia han sido de mu —aunque no se han registrado muestras allí en las últimas cuatro semanas—.

Por el contrario, el 13 % de las muestras analizadas en Ecuador han sido mu, y esta variante representa el 9 % de las muestras secuenciadas en las últimas cuatro semanas, mientras que en Chile algo menos del 40 % de las muestras secuenciadas han resultado serlo en el último mes.

Esto sugiere que el virus ya no circula en Colombia, sino que se transmite en otros países sudamericanos cercanos.

Hasta ahora, se han identificado 45 casos en el Reino Unido mediante análisis genéticos, y parece que proceden del extranjero.

Sin embargo, como no todos los casos de covid-19 acaban siendo secuenciados para ver qué variante son, es posible que la prevalencia de mu en el Reino Unido sea mayor.

Hombre recogiendo muestras de tests de coronavirus.

Getty Images
La variante Mu no circula solo en Colombia. También se han detectado casos en países como Reino Unido.

¿Cuán peligrosa es?

Las preguntas clave son si mu es más transmisible que la variante actualmente dominante, delta, y si puede causar una enfermedad más grave.

Mu tiene una mutación llamada P681H, reportada por primera vez en la variante alfa, que es potencialmente responsable de una transmisión más rápida.

Sin embargo, este estudio todavía está en formato de prepublicación, lo que significa que sus conclusiones aún no han sido revisadas formalmente por otros científicos.

Todavía no podemos estar seguros de los efectos de la P681H en el comportamiento del virus.

Mu también tiene las mutaciones E484K y K417N, que están asociadas con la capacidad de evadir los anticuerpos contra el coronavirus. Las pruebas sobre esto son más concretas.

Click here to see the BBC interactive

Estas mutaciones también se dan en la variante beta, por lo que es posible que mu se comporte como beta, contra la que algunas vacunas son menos eficaces.

Mu también tiene otras mutaciones, como R346K e Y144T, cuyas consecuencias se desconocen, de ahí la necesidad de realizar más análisis.

Pero ¿puede la mu evadir realmente la inmunidad preexistente?

Hasta el momento solo hay información limitada sobre esto, con un estudio de un laboratorio en Roma que muestra que la vacuna de Pfizer/BioNTech fue menos eficaz contra mu en comparación con otras variantes cuando se probó en un experimento de laboratorio.

A pesar de ello, el estudio seguía considerando que la protección ofrecida contra la mu por la vacuna era sólida. Realmente, aún no sabemos si las mutaciones de mu se traducirán en un aumento de la infección y la enfermedad.

Sin embargo, han aparecido informes sorprendentes sobre mu.

A finales de julio, un canal de noticias de Florida informó de que el 10 % de las muestras secuenciadas en la Universidad de Miami eran mu.

A principios de agosto, Reuters informó de que siete residentes totalmente vacunados de una residencia de ancianos en Bélgica habían muerto por un brote de mu.

Sin embargo, estas son instantáneas limitadas del comportamiento de la variante.

¿Qué pasará después?

Mu es la primera variante nueva que se añade a la lista de la OMS desde junio.

Cuando se designa una variante de interés, la OMS lleva a cabo un análisis comparativo de las características de la nueva variante, evaluando cómo se compara con otras que también están siendo vigiladas, pidiendo a sus estados miembros que recopilen información sobre la incidencia y los efectos de la variante.

Revisión de temperatura de mujer en India.

Getty Images
La variante delta, descubierta por primera vez en India, ha sido responsable de graves rebrotes de coronavirus por todo el mundo.

Esto se está llevando a cabo en la actualidad.

La designación de mu como VOI refleja la preocupación generalizada por la posibilidad de que surjan nuevas variantes que puedan resultar problemáticas.

La variante delta, más transmisible, que se está afianzando en muchos países, especialmente entre los no vacunados, muestra la rapidez y la importancia con que las variantes víricas pueden cambiar el curso de la pandemia.

Cada vez que el virus se reproduce en el interior de una persona existe la posibilidad de que mute y surja una nueva variante.

Es un juego de números. Es un proceso aleatorio, un poco como tirar los dados.

Cuantas más tiradas haya, mayor será la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes. La principal forma de detener las variantes es la vacunación global.

La aparición de la mu nos recuerda lo importante que sigue siendo ese objetivo.

Muchas personas, especialmente en los países en desarrollo, siguen sin vacunarse.

Debemos hacer llegar las vacunas a estos países lo antes posible, tanto para ayudar a las personas allí vulnerables como para impedir que surjan nuevas variantes.

De lo contrario, nuestra salida de la pandemia se retrasará, posiblemente durante meses.

Luke O’Neill es profesor de bioquímica en el Trinity College de Dublín, Irlanda.

Este artículo fue publicado en The Conversation. Haga clic aquí para acceder al original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.