close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Personas en situación de calle son desplazadas a golpes y discriminadas por gobierno de CDMX
En la recomendaciones 14/2018 y 15/2018, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) documentó diversos casos en los que autoridades capitalinas desmantelaron campamentos de personas en situación de calle y les negaron atención médica.
Cuartoscuro
10 de octubre, 2018
Comparte

Casos documentados por la CDHDF en las recomendaciones 14/2018 y 15/2018, revelaron que las personas que viven y sobreviven en las calles de la Ciudad de México son víctimas de criminalización y retiros forzados, y de una atención médica inadecuada en dependencias públicas de salud.

De acuerdo con el censo elaborado en 2017 por el Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS), hay 6 mil 754 personas que viven en situación de calle en la Ciudad de México, de las que el 87.27% son hombres y 12.73% son mujeres.

En la Recomendación 15/2018, la Comisión documentó nueve casos, ocurridos de 2012 a 2017, que afectaron a 76 víctimas directas y una indirecta, por casos de criminalización contra personas que viven en la calle.

El 8 de febrero de 2017, personal de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México implementó un operativo para desalojar a las personas en situación de calle que habitaban en un campamento en la calle Artículo 123.

En dicho operativo, al menos 23 personas que pernoctaban en el lugar fueron retiradas para ser canalizadas a espacios para el tratamiento de adicciones, aún cuando no brindaron su consentimiento. Después del retiro, el grupo no pudo restablecerse en la zona.

Otro operativo similar ocurrió el 20 de octubre de 2016, cuando la delegación Cuauhtémoc implementó un operativo para retirar a ocho personas que se encontraban pernoctando en la Plaza de la Ciudadela.

De acuerdo con la CDHDF, dicho operativo se realizó por órdenes del entonces jefe de gobierno, bajo el argumento de “atender demandas ciudadanas sobre trata de personas y robo con violencia”.

Lee: No solo los discriminan en vida, también en la muerte. Así se muere en las calles

A pesar de las solicitudes de las víctimas de que no rompieran sus pertenencias, los elementos de la policía capitalina y el personal de la delegación Cuauhtémoc tiraron lonas, plásticos y material que usaban las personas para resguardarse, al igual que el resto de sus pertenencias, entre ellas muebles, ropa, documentos de identidad y alimentos.

Además, en el operativo una mujer embarazada recibió un puñetazo en la cara, así como empujones y golpes en diversas partes del cuerpo por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, cuando solicitaba frenar el operativo para tratar de rescatar sus pertenencias. Dos mujeres que trataron de defenderla también fueron agredidas a golpes y patadas.

Un menor resultó herido, cuando elementos de la policía jalaron la tabla que sostenía una lona. Luego del operativo, los afectados no pudieron volver a ocupar la zona.

El tercer caso documentado por la CDHDF es el del retiro de personas que se dio en diversos puntos de las calles de las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza entre julio y agosto de 2016.

De acuerdo con la CDHDF, el entonces jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, señaló que el personal a su cargo desmanteló nueve campamentos, mismos en los que supuestamente se realizaban hechos delictivos.

La investigación de la Comisión determinó que las autoridades no realizaron acciones de apoyo social y, en algunos casos, solo les facilitaron bolsas de plástico para que metieran sus pertenencias. El personal de la delegación se refirió al operativo como una “manita de gato”.

En Venustiano Carranza, el 19 de agosto de 2016, la delegación escribió a través de la cuenta institucional en Twitter que realizaban recorridos para retirar a personas en situación de calle, aunque posteriormente el personal delegacional dijo que había sido un error de redacción, porque solo estaban retirando “triques y basura”.

Te puede interesar: Maternidad en las calles: mujeres luchan para evitar que las autoridades les quiten a sus hijos

Con la documentación de estos y otros seis casos de retiro forzado y destrucción de las pertenencias de personas que habitaban en espacios públicos de las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, la CDHDF determinó que las autoridades violaron los derechos a la integridad y a la libertad de las víctimas.

También documentaron la violación al derecho al debido proceso en relación con el derecho de acceso a la justicia.

Servicios médicos niegan atención a poblaciones callejeras

En la Recomendación 14/2018, la Comisión de Derechos Humanos documentó como, en dos casos, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Secretaría de Salud (Sedesa) capitalinas incurrieron en omisiones para atender a personas pertenecientes a poblaciones callejeras.

El primer caso ocurrió el 9 de julio de 2016, cuando un automóvil atropelló a un hombre de 57 años. Tras la llamada a emergencias de un testigo, personal del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), de la SSP, acudió al lugar y, tras una revisión superficial de la víctima, determinó que tenía aliento alcohólico y que no presentaba lesiones graves.

El personal del ERUM solicitó que el IASIS acudiera a recoger a la víctima para ubicarla en un albergue. Al llegar al lugar el personal del Instituto de Asistencia Social, pidió que hicieran una nueva revisión, que fue realizada por el Escuadrón de Rescate luego de que testigos de los hechos insistieran.

Nuevamente determinaron que las lesiones no eran graves, pero, ante la insistencia de los testigos y del personal del IASIS, los elementos del ERUM trasladaron a la víctima hasta el hospital de Xoco, donde la diagnosticaron como politraumatizada, con choque hipovolémico traumático grado IV, traumatismo craneoencefálico leve, trauma en el tórax y fractura de cinco arcos costales derechos.

También presentaba una fractura de pelvis, una contusión pulmonar bilateral de predominio derecho, dolor y poca movilidad en la cadera. La víctima tuvo que permanecer hospitalizada por mes y medio.

Lee también: Cuando llueve más fuerte y no tienes un techo: así es vivir en la calle esta temporada en CDMX

El personal de la CDHDF determinó que la valoración prehospitalaria de la víctima fue inadecuada.

En el segundo caso documentado, la CDHDF determinó que la atención médica brindada a un hombre que manifestó vivir en la calle, y que acudió al Hospital General Balbuena a atenderse por una fractura de brazo, fue inadecuada.

El 22 de abril de 2016, personal médico del Hospital Balbuena valoró a la víctima y determinó su tratamiento con vendaje de Jones y férula de yeso, señalando que no ameritaba tratamiento hospitalario, un tratamiento que, de acuerdo con la CDHDF fue inadecuado por el tipo de fractura.

El tratamiento adecuado, señaló la comisión, era con el material de osteosíntesis, mismo que no fue aplicado a la víctima porque no contaba con Seguro Popular ni con hoja de gratuidad, de acuerdo con declaraciones que dio a la CDHDF el director del Hospital Balbuena.

En una consulta efectuada el 25 de mayo de 2016, personal del área de Ortopedia del Hospital Balbuena señaló que la fractura tenía una consolidación viciosa y que aplicar un nuevo tratamiento era riesgoso por complicaciones de infección, lo que podría resultar en una pérdida mayor de la movilidad. Finalmente, el 29 de junio se programó que acudiría a rehabilitación.

De acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos, el personal de la SSP y de Sedesa incurrió en probables violaciones al derecho a la salud, así como a la igualdad y no discriminación de personas en situación de calle.

Por estos casos, la CDHDF recomendó, en su tramo de responsabilidad de cada autoridad, reparar el daño, medidas de rehabilitación, atención médica y psicológica para las víctimas y que realicen actos de reconocimiento de responsabilidad.

También pidió que se capacite al personal del ERUM y de la Secretaría de Salud, así como restituir los bienes sustraídos por el personal de la SSP y de las delegaciones durante los desalojos, incluidos los documentos oficiales de las víctimas.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Las dietas y alimentos que matan más gente que el tabaco a nivel mundial
Según expertos, Israel es uno de los países donde se come más saludable. Mientras tanto, Uzbequistán es uno de los peores en esta categoría. ¿Y América Latina?
Getty Images
4 de abril, 2019
Comparte

Los alimentos que ingerimos están contribuyendo a la muerte temprana de unos 11 millones de personas al año, según un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet.

La última edición del Estudio de la Carga Global de las Enfermedades encontró que nuestra dieta diaria ya mata más que el tabaco y actualmente está vinculada a una de cada cinco muertes en todo el mundo.

Y la sal -ya sea que esté contenida en el pan, la salsa de soja o las comidas procesadas- es la que recorta el mayor número de vidas en todo el mundo.

Como explica el corresponsal de Salud y Ciencia de BBC News, James Gallagher, el Estudio dela Carga Global de las Enfermedades es la evaluación más autorizada sobre las causas de muerte de las personas, en todos los países del mundo.

Y el análisis más reciente utilizó estimaciones de los hábitos alimenticios de 195 países para determinar con qué frecuencia la dieta acortaba vidas.

La investigación, explican los investigadores, no trató sobre la obesidad, sino sobre las dietas de “mala calidad” que dañan el corazón y causan cáncer.

¿Qué dietas causan más daño?

Según la investigación, las dietas peligrosas son las que contienen:

  1. Demasiada sal (causando tres millones de muertes)
  2. Muy pocos granos integrales (tres millones de muertes)
  3. Muy poca fruta (dos millones)

El resto de las causas principales se asoció a bajos niveles en el consumo de nueces, semillas, verduras, fibra y omega-3 proveniente de mariscos.

“Encontramos que la dieta es uno de los impulsores dominantes de la salud en todo el mundo. Es algo que tiene bastante peso”, le dijo a la BBC el profesor Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington.

Hombre comiéndose un taco en México

AFP
En casi todos los países del mundo hay un consumo excesivo de sal y bebidas azucaradas.

Entre los grupos de alimentos poco saludables, el consumo de sodio y bebidas endulzadas con azúcar superó el nivel recomendado en casi todas las regiones, incluyendo América Latina.

La región también se distinguió negativamente por su consumo excesivo de carne roja en Sudamérica (Argentina, Chile, Uruguay, Brasil y Paraguay) y grasas trans (México, Centroamérica, Colombia y Venezuela).

En el lado positivo, sin embargo, también se destacaron los buenos niveles de consumo de legumbres en el Caribe, Brasil y Paraguay.

Es Perú, sin embargo, el país latinoamericano con la menor tasa de muertes por mala alimentación, con 106,9 por cada 100,000 habitantes, lo que lo ubica en la novena posición a nivel mundial.

Y los peores ubicados son Haití (425.3 por cada 100,000), Honduras (271.1), República Dominicana (256.4), Bolivia (249.3) y Venezuela (239).

Personas obesas en México

AFP
México registró el mayor porcentaje de muertes por diabetes 2 ente los 20 países más poblados del mundo.

México, por su parte, se ubica en el puesto 57 a nivel mundial y en la mitad de la tabla latinoamericana con una tasa de 192.6 muertes por cada 100,000 habitantes.

Pero el país norteamericano también registró el mayor número de muertes por diabetes 2 (asociado al alto consumo de azúcar) de los 20 países más poblados del mundo y también fue el número uno por muertes vinculadas al bajo consumo de nueces y semillas.

La dietas menos saludables de América Latina. (Muertes vinculadas a la dieta por cada 100.000 habitantes). .

¿Por qué lo que comemos está matando a la gente?

Alrededor de 10 de los 11 millones de muertes relacionadas con la dieta se debieron a enfermedades cardiovasculares, lo que explica por qué la sal es un problema tan grave.

Demasiada sal eleva la presión arterial, lo cual a su vez aumenta el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

pescado y papas.

Getty Images
La sal es empleada en muchos alimentos como el pescado y las papas fritas.

La sal también puede tener un efecto directo en el corazón y los vasos sanguíneos, lo que puede provocar insuficiencia cardíaca.

Los granos enteros, las frutas y las verduras tienen el efecto contrario: son “cardioprotectores” y reducen el riesgo de problemas cardíacos.

Los cánceres y la diabetes tipo 2 conformaron el resto de las muertes relacionadas con la dieta.

¿Qué tan lejos está el mundo de una dieta perfecta?

Ningún país es perfecto y cada uno favorece una parte de una dieta saludable más que otros.

Este gráfico muestra cuál alejado está el mundo de una dieta óptima.

Consejos dietas

BBC

¿Más nueces y semillas?

Según el estudio, los alimentos saludables que faltaban en la mayoría de las dietas en todo el mundo son las nueces y las semillas.

Esa carencia es, de hecho, la principal causa de muertes vinculadas a la dieta en toda América Latina.

Y los lectores asiduos de BBC Mundo se habrán dado cuenta de que estos mismos alimentos figuraron en gran medida en la “dieta planetaria” que se dio a conocer en enero, con el fin de ayudar a salvar vidas, al planeta y alimentar a 10 mil millones de personas.

Entonces, ¿por qué no los comemos?

La profesora Nita Forouhi, de la Universidad de Cambridge, dice: “La percepción es que son pequeños paquetes de energía que te harán engordar. Pero lo cierto es que están llenos de grasas buenas”.

“Y la mayoría de la gente no los ve como un alimento común. El otro problema es su costo”.

Nueces.

Getty Images
Las nueces no son solo para las ardillas.

Pensaba que la carne y el azúcar eran los alimentos malos…

El enorme debate sobre la grasa y el azúcar y el vínculo entre la carne roja y la procesada con el cáncer, han atraído grandes titulares en los últimos años.

“Estos alimentos pueden ser dañinos, como hemos explicado. Pero son un problema mucho más pequeño que el bajo consumo de granos enteros, frutas, nueces, semillas y vegetales”, dice el profesor Murray.

El estudio también mostró que en todas partes del mundo hay un gran consumo de bebidas gaseosas.

Los investigadores advierten que es hora de que las campañas de salud dejen de hablar de nutrientes como la grasa y el azúcar y en su lugar promuevan alimentos saludables.

¿Vale la pena una dieta sabrosa pero poco saludable?

Según los investigadores, los malos hábitos alimenticios están reduciendo varios años a la expectativa de vida de las personas, alrededor del mundo.

Pero el profesor Murray advierte que las preguntas importantes que deberíamos hacernos son: “¿Voy a morir a los 50 años por un ataque al corazón? ¿Voy a tener algunos de los cánceres relacionados con la dieta a mis 40 años?”

¿Qué países tienen una mejor dieta?

Los países mediterráneos tienen uno de los números más bajos de muertes relacionadas con la dieta, a nivel mundial.

De hecho, Israel tiene la tasa de muertes relacionadas con la dieta más baja de todo el planeta: 89 por cada 100.000 personas, por año, seguido de Francia y España.

Los países del sudeste, sur y centro de Asia, por su parte, se encuentran en el extremo opuesto del espectro.

Y el país con la peor tasa de muertes más relacionadas con la dieta es Uzbekistán: 892 por cada 100.000 personas, por año.

Muertes por dietas altas en sal

BBC

Los casos de Japón y China, por su parte, reflejan su relación cambiante respecto a la sal.

China consume enormes cantidades de sal con las salsas saladas como la de soja, una parte clave en la cocina de ese país.

Pero la creciente popularidad de los alimentos procesados ​​está introduciendo todavía más sal en la dieta de los chinos, que tienen la tasa de mortalidad más alta del mundo, en lo que respecta al consumo de sal.

El profesor Murray dice: “Japón es muy interesante, porque si nos remontamos a 30 o 40 años, consumían tanta sal como China.

“Y este sigue siendo su problema número uno, aunque se ha reducido drásticamente,

salsa de soja.

Getty Images
La salsa de soja, muy presente en la cocina china, tiene un alto contenido de sal.

“Los japoneses también tienen una dieta que es más alta en muchas de las cosas que creemos que protegen de las enfermedades cardíacas, como las verduras y las frutas”, destaca sin embargo Murray.

¿Y América Latina?

En América Latina, como ya se dijo, Perú es el país con la dieta más saludable, seguido de Puerto Rico (125,7 por cada 100.000 habitantes), Panamá (142,8), Colombia (143,1), Costa Rica (153,2) y Chile (158,3).

Y, en términos generales, la región tiene un porcentaje de muertes asociadas a la dieta menor que el promedio global (22%), destacándose en especial los países andinos (Bolivia, Ecuador y Perú) con solamente un 15% de muertes vinculadas a la dieta.

Cevichería en Perú

AFP
Perú es el país latinoamericano con una dieta más saludable.

Curiosamente, sin embargo, la región andina es la única de América Latina que consume menos legumbres que el promedio global, aunque la denominada “Latinoamérica central” (México, Centroamérica, Colombia y Venezuela) tampoco llega al nivel óptimo recomendado.

Y si bien los países latinoamericanos también son los que más frutas consumen en todo el mundo, siguen estando lejos de lo que recomiendan los expertos.

En promedio, la región también está muy lejos del nivel óptimo -y del promedio global- en lo que tiene que ver con el consumo de vegetales y Omega 3, excediéndose por el contrario en la ingesta de carnes rojas, carnes procesadas, sodio, gasas trans y bebidas azucaradas.

¿Algún consejo?

El profesor Murray comenta: “La calidad de la dieta importa, independientemente de tu peso corporal.

“El gran reto de la gente es aumentar el consumo de granos integrales, frutas, nueces, semillas y vegetales, y reducir la sal en la medida de lo posible”.

Sin embargo, el factor económico se convierte con frecuencia en una limitante.

Se estima que en los países más pobres, consumir cinco frutas y verduras al día ocuparía el 52% del ingreso familiar.

La profesora Forouhi comenta: “el público puede tomar decisiones más sanas si está informado y tiene los recursos, pero para algunos las ofertas de “compra uno y lleva uno” de sus mercados no son ofertas saludables”.

“Es muy necesario tener opciones más baratas de productos saludables”, dice.

Tanto ella como Murray concuerdan en que debe gestarse un cambio en los hábitos alimenticios, que se enfoque en los nutrientes y cuáles alimentos deberían estar comiendo las personas en realidad.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=p0feN-ZbWgk

https://www.youtube.com/watch?v=zvlHBfSBcKk

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.