close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images
Racista, homófobo y defiende la pena de muerte: Jair Bolsonaro, el ganador de las elecciones en Brasil
El aspirante ultraderechista sumó más del 46% de los votos en los comicios de este domingo, lo que le coloca como favorito en la segunda vuelta el 28 de octubre. Esto es lo que opinan sus simpatizantes.
Getty Images
8 de octubre, 2018
Comparte

Ha levantado olas de indignación por sus comentarios racistas y homofóbicos. Pese a ello, muchos en Brasil ven a Jair Bolsonaro como el hombre que puede acabar con la inseguridad que golpea al país.

Cuando oficializó su postulación presidencial, el pasado mes de julio, Bolsonaro, de 63 años, prometió “rescatar Brasil”, pero el candidato de la derecha brasileña genera inquietud entre sus detractores, que protagonizaron masivas movilizaciones en su contra.

A principios de septiembre fue apuñalado durante un acto de campaña en el estado de Minas Gerais (sureste del país). El detenido, Adelio Bispo de Oliveira, quien se declaró culpable del ataque, dijo que actuó “por orden de Dios”. Oliveira estaba afiliado a un partido de izquierda, PSOL, sin embargo, la policía informó que sus motivos eran personales.

Pese a que el incidente le impidió hacer campaña, Bolsonaro subió en las encuestas y este domingo se impuso con amplia ventaja en la primera ronda de las elecciones de este 7 de octubre, por delante de Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

El ultraderechista obtuvo más de 18 millones de votos de ventaja sobre el izquierdista.

Jair Bolsonaro.

Reuters
Bolsonaro afirma no tener ambiciones de poder sino la “misión de rescatar Brasil”.

Figura divisiva

Bolsonaro, parlamentario y excapitán del ejército, es una figura muy polémica y ha provocado indignación con comentarios homofóbicos y misóginos.

Sus controversiales posturas sobre temas sociales y políticos le han ganado el apoyo de millones de brasileños, pero también le han generado una imagen muy negativa entre otros sectores de la población.

Sus detractores señalan que, más allá de sus posturas extremas, tiene un pobre historial en una larga carrera en el Congreso de Brasil, donde -afirman- no ocupó cargos de gran responsabilidad ni logró el impulso y la aprobación de ninguna ley relevante.

Según los analistas, sus altos niveles de rechazo pueden resultar decisivos en una segunda vuelta electoral aunque, en medio de la dura polarización que vive Brasil, la misma circunstancia se produce con su rival Haddad.

El movimiento #EleNao

El 29 de septiembre tuvo lugar en Brasil la mayor movilización de mujeres de la historia del país. La razón: manifestarse contra Jair Bolsonaro bajo el eslógan de “Ele Não” (“Él no”).

Sus comentarios misóginos provocaron el rechazo de muchos en Brasil. Una vez le dijo a una congresista que era tan fea que no valía la pena violarla.

Manifestación de mujeres en Brasil.

Getty Images
Muchas mujeres salieron a las calles de Brasil para expresar su rechazo al candidato de la derecha.

Estas son las elecciones presidenciales en que hombres y mujeres votarán de forma más diferente. Según datos recogidos por BBC News Brasil, desde el fin de la dictadura militar nunca hubo una diferencia tan grande en el voto de ambos sexos.

Según encuestas de Datafolha realizadas antes de las votaciones de este domingo, el 52% de las mujeres había dicho que no votaría por el excapitán del ejército de ninguna manera. Si dependiera de los hombres, Bolsonaro habría salido elegido en primera vuelta.

Eso estudios de opinión pública revelaban que si dependiera de las mujeres, Bolsonaro habría terminado empatado con Haddad.

Más a la derecha de Trump

Aunque la prensa internacional ha comenzado a llamarle como “el Trump brasileño”, estableciendo algunas comparaciones con el mandatario estadounidense, en realidad, Bolsonaro se ubica ideológicamente más a la derecha.

Un seguidor de Jair Bolsonaro usa una máscara de Donald Trump.

Reuters
Un hombre con una máscara de Donald Trump durante el lanzamiento de la candidatura de Jair Bolsonaro.

Bolsonaro aboga por hacer frente a la inseguridad adoptando leyes menos estrictas para el control de armas y cuenta con el respaldo de millones de cristianos evangélicos, que le apoyan por su postura radical en contra del aborto.

Además ha defendido la tortura y la aplicación de la pena de muerte.

Sus posturas ha podido dejarlas claras a lo largo de más de 30 años de años de carrera parlamentaria.

“Estoy a favor de la dictadura”, proclamó en 1993 desde el podio de la Cámara de Diputados de Brasil, en defensa del régimen militar que gobernó al país desde la década de 1960 hasta 1985.

“Jamás resolveremos los graves problemas nacionales con esta democracia irresponsable”, agregó.

En aquel momento, Bolsonaro -quien se encontraba en el primero de sus 7 periodos como diputado- se mostraba como simpatizante del gobierno de Alberto Fujimori en Perú y era partidario del cierre del Congreso en Brasil para hacer frente a la corrupción y a la hiperinflación en el país.

Pero, esta no es ni remotamente su única polémica de este tipo.

En 2017, generó una gran controversia al anunciar que si llega a la presidencia acabará con las reservas indígenas y las “quilombolas” (palenques, asentamientos en los que se refugiaban los esclavos rebeldes en Brasil y en las que ahora viven sus descendientes) porque obstaculizan la economía.

Camiseta de la campaña de Bolsonaro.

Reuters
Los seguidores de Bolsonaro le llaman “mito”.

En referencia a los residentes de los quilombolas (principalmente afrodescendientes), Bolsonaro aseguró que “no sirven ni para procrear”.

Esto derivó en una denuncia en su contra ante el Ministerio Público y en una posterior condena judicial por daños morales colectivos a esas comunidades y a la población negra en general.

Dos años antes, en 2015, Bolsonaro había sido multado por haber dicho a un periódico que la congresista Maria do Rosario “no merece ser violada: ella es muy fea”.

Mientras que en 2011, en una entrevista publicada por la revista Playboy en 2011, afirmó que sería “incapaz de amar a un hijo homosexual” y que preferiría que un hijo semejante “muriera en un accidente”.

Bolsonaro está casado en terceras nupcias y tiene dos hijas hembras y cuatro varones. De estos, dos han seguido la carrera política.

Pero todas las polémicas en las que ha estado envuelto no impidieron (e incluso es posible que hayan ayudado) que este 7 de octubre se convirtiera en el candidato más votado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil. Queda por ver qué efecto tendrán el próximo 28 de octubre cuando se defina quién ocupará el Palacio de Planalto durante los próximos cuatro años.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Especial
Obmudsperson del país piden al fiscal de Veracruz cesar intimidaciones contra titular de CEDH
Las 32 comisiones de derechos humanos del país exhortaron a la Fiscalía de Veracruz “a ajustar su comportamiento, acciones y declaraciones, al respeto institucional hacia la CEDH, a su titular y hacia el personal de la misma".
Especial
16 de mayo, 2019
Comparte

La Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos del país hicieron un llamado “respetuoso pero enérgico” a las autoridades de justicia de Veracruz para que respeten la autonomía de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y su presidenta, luego de que el fiscal general del estado criticara a la dependencia por la emisión de la Recomendación 25/2019, donde se le reconoce como una de las autoridades responsables por casos de tortura.

En un comunicado, los ombudsperson del país expresaron que “inquietan las recientes actitudes asumidas por la Fiscalía General del Estado de Veracruz con las que se pretende minimizar los señalamientos por la comisión de actos de tortura y centrar la atención pública en supuestas irregularidades cometidas por la titular de la CEDH, y no en los recientes pronunciamientos sobre la actuación de algunos servidores públicos de aquél órgano de justicia, consignados en una recomendación del organismo”.

Lee: Fiscal de Veracruz responde a acusaciones; dice que quieren removerlo para ayudar a Duarte

La Federación llamó la atención “por los intentos de ingreso a cuentas de correo electrónico y otros medios digitales de comunicación personal que la presidenta de la Comisión Estatal, Namiko Matzumoto, ha señalado públicamente, hechos que preocupan por vulnerar la intimidad y privacidad de la persona afectada y su familia”.

Los 32 organismos públicos protectores de derechos humanos del país exhortaron a la Fiscalía General del Estado de Veracruz “a ajustar su comportamiento, acciones y declaraciones, al respeto institucional hacia la Comisión Estatal, a su titular y hacia el personal de la misma, coadyuvando a generar un ánimo de armonía en el que las amenazas o cualquier acto intimidatorio no se encuentren presentes”.

El pasado 14 de mayo, el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, emitió un posicionamiento en el que reclamó que durante la administración de Javier Duarte, periodo en el que fue presidenta de la CEDH la actual titular, “se presentaron cientos de denuncias por violaciones graves de Derechos Humanos y jamás emitió una recomendación como la reciente”.

“La recomendación emitida señalando que la Fiscalía torturó dentro de instalaciones a cargo de la SSP a una persona para obtener su declaración es parte también de la estrategia para proteger a los cómplices de Duarte, en ese caso a uno de los más perversos, acusado de desaparecer los restos de personas señaladas como desaparecidas”, aseveró.

De acuerdo con Winckler, la presidenta de la Comisión Estatal lo acusa de que “se le torturó (a un detenido) con música de un género reguetonero. Pasará a los anales de los derechos humanos: ¡Maluma torturó en la cárcel de Pacho Viejo a quien es presuntamente responsable de participar en la desaparición de restos de seres humanos!”.

La Recomendación 25/2019, emitida por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz, señala a la Fiscalía General y a la Secretaría de Seguridad Pública del estado como responsables de cometer actos de tortura física y psicológica contra una persona privada de la libertad.

Te puede interesar: Gobierno de Veracruz denuncia al fiscal estatal; lo acusa de ocultar 150 órdenes de aprehensión

La CEDH determinó que los actos de tortura cometidos contra la víctima fueron ejecutados con la finalidad de obtener una declaración incriminatoria, lo que vulneró el debido proceso.

De acuerdo con su investigación, la persona privada de la libertad, que se encontraba en el Centro de Reinserción de Pacho Viejo, fue sometida a escuchar música “a un volumen muy elevado las 24 horas del día, lo que le impedía conciliar el sueño”.

“La víctima señala que en diversas ocasiones se quejó con el entonces director del Centro sobre la situación, pero que este no hizo nada al respecto”, explicó la Comisión.

La CEDH obtuvo testimonios de otras personas privadas de la libertad, quienes confirmaron que escucharon música a alto volumen después del horario permitido dentro del centro penitenciario, y que también sufrieron las molestias.

Lee también: FGR tiene 26 casos pendientes por desvíos de Javier Duarte y están perdidos más de 60 mil mdp

El organismo señaló que, a pesar de la prohibición al respecto, se presentó el ingreso de una radio y una bocina a la zona de celdas del Centro, lo que tuvo que haber sido tolerado por el personal, y que este omitió actuar ante el hecho de que se dio la reproducción constante de música, aunque “de acuerdo con el Reglamento que los rige, las estancias debían permanecer en silencio después de las 21:00 horas”.

La Comisión Estatal concluyó que el quejoso “fue víctima de actos que le ocasionaron severos daños y sufrimientos mentales”, por lo que recomendó a la Fiscalía estatal “investigar con la debida diligencia los actos de tortura cometidos”.

También recomendó a la Secretaría de Seguridad Pública estatal establecer mecanismos efectivos de fiscalización y control de ingresos a los centros de reinserción.

De acuerdo con el organismo, ambas instituciones deberán pagar una compensación a la víctima por los daños y sufrimientos derivados de los actos de tortura.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.