Rector de la UACM solicita reunión con procurador, por caso de alumno torturado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Twitter @justicia_ramon

Rector de la UACM solicita reunión con procurador, por caso de alumno torturado

El rector de la UACM, doctor Galdino Morán López, acudió este lunes 29 de octubre al Reclusorio Oriente, para manifestar su apoyo al estudiante y para demandar a las autoridades judiciales un proceso justo.
Twitter @justicia_ramon
29 de octubre, 2018
Comparte

Luego de que se diera a conocer el caso de Juan Ramón, un alumno de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México al que la policía capitalina presuntamente secuestró, torturó sexualmente y luego le inventó un delito, y que permanece encarcelado desde abril pasado, el rector de esta casa de estudios, doctor Galdino Morán López, acudió este lunes 29 de octubre al Reclusorio Oriente, para manifestar su apoyo al estudiante y para demandar a las autoridades judiciales un proceso justo.

A las puertas del centro de reclusión, el rector de la UACM informó que la institución educativa cuenta con un protocolo de apoyo jurídico para sus estudiantes, que en el caso de Juan Ramón fue puesto en marcha desde septiembre, cuando su familia se acercó para solicitar asesoría, y adelantó que buscará un encuentro directo con el procurador general de Justicia de la Ciudad de México, Edmundo Garrido, para externarle de forma personal su preocupación por este caso.

“Desde que Juan Ramón fue detenido (en abril) la familia avisó a la Universidad, tuvieron ellos un defensor, y cuando el proceso no avanzó como consideraban debía ser, nos buscaron nuevamente (en septiembre) y nosotros estamos en la disposición de acompañar a la familia y apoyar a nuestro estudiante.”

Juan Ramón, de 30 años, fue detenido el 23 de abril de 2018, a las 19:03 horas. Según la versión de las autoridades, fue capturado por cinco motopatrulleros, luego de ser sorprendido al consumar el cobro de una extorsión en calles del Centro Histórico de la Ciudad de México, y tras un fallido intento de fuga en moto.

Según la declaración de los policías, Juan Ramón, y otros cuatro coacusados, opusieron resistencia al ser detenidos, y por ello aplicaron uso de la fuerza.

No obstante, el video de vigilancia de un inmueble aledaño a la vivienda de este estudiante revela que Juan Ramón no fue capturado in fragantti en calles del Centro, sino que fue extraído de su vivienda por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, que también se llevaron una motoneta de su propiedad estacionada frente a su domicilio.

El video, además, deja ver que, antes de cargar con la motoneta, un agente de la SSP coloca un objeto no identificable en el escape del vehículo.

Este video no sólo demuestra que Juan Ramón pasó todo el día 23 de abril dentro de su casa, sino que fue detenido por la policía a las 17:26 minutos, es decir, una hora y media antes de que se cometiera el delito que le imputaron (que según los policías se cometió a las 19:03 horas).

El video, además, muestra que los policías nunca exhibieron algún tipo de documento oficial que avalara su proceder, como una orden de localización, o de aprehensión.

Aunque Juan Ramón fue extraído de su domicilio y privado de la libertad por elementos de la SSP a las 17:26 horas, no fue presentado ante el Ministerio Público sino hasta tres horas después, a las 20:20 horas (tal como se registra en el acta de presentación), tiempo en el que, según denuncia del estudiante, fue retenido en instalaciones no identificadas, amordazado, torturado y atacado sexualmente por los policías de la Ciudad de México.

En una revisión médica posterior, se constató que el estudiante presentaba diversos moretones y desprendimientos de piel en las piernas.

Los policías, además, le robaron sus pertenencias de valor, dos anillos de oro que portaba en las manos.

Desde entonces, Juan Ramón permanece preso en el Reclusorio Oriente, sometido a juicio por los delitos de extorsión, portación de arma prohibida y droga.

Tal como informó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, el video “no fue valorado por el juez, de ahí que (el estudiante) fue vinculado a proceso”.

No obstante, el licenciado Margarito Tolentino, abogado designado por la UACM para brindar acompañamiento legal a Juan Ramón y su familia, aclaró que el video no fue valorado por el juez, porque la Procuraduría nunca acudió al negocio al que pertenece la cámara de seguridad que tomó las imágenes para obtener dicho video, a pesar de que su existencia le fue notificada a la familia desde abril.

Pese a esta omisión, la Procuraduría aseguró que en este caso “en todo momento se ha cumplido cabalmente el debido proceso”.

El abogado designado por la UACM también denunció que aún cuando se ha solicitado al juez valorar esta prueba, para determinar si existen elementos reales para mantener preso al universitario, la solicitud ha sido rechazada.

Este lunes, luego de visitar a Juan Ramón en el Reclusorio Oriente, el rector de la UACM informó que el estudiante “físicamente está bien, pero está consternado por todo lo que ha sucedido en el proceso, y preocupado por su hijo y por sus estudios”.

El rector de la UACM, además, informó que buscará una reunión personal con el procurador capitalino, “para expresarle, con estricto apego a la ley, mi preocupación por la salud mental de mi estudiante, que está bastante afectado (…) Lo que solicitamos es un debido proceso, apegado a la ley. Pedimos que se agilicen los trámites de acuerdo con los términos de la ley, y que sepan que la UACM está muy interesada y preocupada por sus estudiantes y cualquier situación en la que se encuentren”, razón por la cual, mantendrán el apoyo legal a Juan Ramón y su familia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Es horrible lo que sucede": la devastadora crisis de salud mental del personal sanitario por la pandemia

Diez meses de COVID-19 han dejado la salud mental de profesionales de la salud en un punto de quiebre, muchos se han 'traumatizado' tras la primera ola de enfermedad.
19 de enero, 2021
Comparte

El coronavirus ha empeorado la vida laboral de muchas personas. Muchos hemos tenido que aislarnos de nuestros colegas; otros han sido despedidos por empleadores que citan los costos de la pandemia.

Pero quizás el impacto más grande ha sido en los servicios de salud y los asilos de ancianos.

Diez meses de covid-19 han dejado la salud mental de muchos profesionales de la salud en un punto de quiebre, según Claire Goodwin-Fee, quien dirige en Reino Unido la organización Frontline19 con su colega terapeuta Ellen Waldren.

La organización ofrece terapia gratuita a los trabajadores de salud y se financia con donaciones.

Actualmente, dice Clarie Goodwin-Fee, ayuda a unos 1.800 trabajadores de la salud a la semana.

Claire le contó a Sonja Jessup de la BBC la magnitud del problema de salud mental que está presenciando. Y a continuación lo explica en sus propias palabras.

“La gente se siente enferma de tener que ir al trabajo”

paramédicos

Getty Images
“El personal del Servicio Nacional de Salud (NHS) (de Reino Unido) quedó ‘traumatizado’ por la primera ola de covid”.

Estoy esperando el titular que diga: “El doctor se suicidó a causa de la pandemia”. Va a suceder. Si no es hoy, será pronto porque están devastados y quieren que la gente lo sepa.

Hay una gran cantidad de ansiedad. La gente se siente enferma por ir al trabajo y lo que van a ver allí.

Están viendo múltiples muertes en un turno: alguien el otro día vio morir a ocho o nueve personas.

Alguien más se puso en contacto con nosotros y dijo: “Sé que para cuando vuelva mañana a mi turno, seis de mis pacientes no estarán allí”.

¿Cómo me las arreglo? El personal del Servicio Nacional de Salud (NHS) (de Reino Unido) quedó ‘traumatizado’ por la primera ola de covid.

El personal de primera línea no tiene tiempo para procesarlo, por lo que se repite un trauma tras trauma tras trauma.

Y, sin embargo, estas personas se van a casa, cenan, intentan relajarse lo mejor que pueden, se levantan, se lavan, todo el tiempo preocupándose por si van a infectar a las personas con las que viven.

Algunas personas funcionarán en piloto automático, hasta el momento en que físicamente no puedan más, pero están siendo empujadas al límite.

“Apoyó la cabeza sobre el escritorio y lloró”

Vimos un médico, que tiene una familia joven pero que se mantiene separado de ellos, que estaba traumatizado por el hecho de que había perdido a dos de sus colegas por covid.

En un turno perdió a cinco pacientes bastante rápido y tan pronto como se liberaron esas camas, se llenaron y entraron más pacientes.

Luego tuvo que telefonear a los familiares de las personas que lamentablemente habían fallecido. Dijo que no estaba equipado para hacer eso, que no sabía qué decir.

Colgó el teléfono y apoyó la cabeza en el escritorio y lloró. Dijo: “Ya no puedo manejarlo”.

Se está llamando a los paramédicos a hacer turnos en los que van a las casas. Y nos dicen que miran a la gente y saben que van a morir porque están muy enfermos.

Uno de esos eventos puede suceder y probablemente se podría manejarlo con el soporte adecuado. Pero esto está sucediendo muchas veces. ¿Cómo se supone que alguien pueda enfrentar eso?

“Es horrible lo que sucede”

ambulancia

Getty Images
“En un turno un médico perdió a cinco pacientes bastante rápido y tan pronto como se liberaron esas camas, se llenaron y entraron más pacientes”.

El personal de los asilos de ancianos ha luchado mucho durante la pandemia.

La dedicación y la compasión hacia las personas que cuidan es asombrosa, es inspirador.

Muchos de ellos se mudaron a las residencias porque no querían arriesgarse a la contaminación trayendo algo de sus casas.

Algunos dijeron que han perdido al 70% de las personas en estos hogares.

Han lavado y vestido sus cuerpos y estas son personas con las que han tenido relaciones; los han alimentado, cuidado, hablado con ellos, y han compartido recuerdos.

Luego tienen que vestirlos para sus últimos momentos y volver a casa o subir y tratar de relajarse…¿cómo puede alguien enfrentar eso?

Es horrible lo que sucede. Es absolutamente horrible y los hogares de ancianos fueron ignorados durante mucho, mucho tiempo y necesitan apoyo desesperadamente.

Algo que recuerdo -me rompió el corazón-, recibimos un correo electrónico en la organización al comienzo de la pandemia en el que alguien preguntaba de manera muy tentativa: “¿Supongo que este servicio no se aplica a las personas en hogares de ancianos?”

Y dije “sí, por supuesto que sí, ¿por qué no?” Y dijeron “porque no somos un servicio profesional”.

Es desgarrador que estas personas que están capacitadas profesionalmente, que están salvando la vida de numerosas personas, sean tratadas tan mal.

médicos

PA Media
“Vimos un médico que estaba traumatizado porque había perdido a dos de sus colegas por covid”.

Tenemos médicos que viven en garajes u hoteles y se mantienen separados de sus seres queridos porque saben que esta nueva cepa es mucho más contagiosa, por lo que necesitan protegerlos ya que son mamás y papás, abuelos y todas estas cosas.

Sus colegas mueren a su alrededor y luego tienes a estas personas diciendo que el “Covid no es real”.

Me encantaría que la gente viera realmente lo que está pasando en las salas de hospital. Es espantoso.

Hemos tenido personas que han estado en situaciones de terrorismo y nunca han tenido apoyo.

Ahora están trabajando en esta pandemia y tienen algo llamado trastorno de estrés post traumático complejo, que es cuando alguien ha visto numerosas situaciones traumáticas.

Estamos viendo a mucha más gente con esto. Estamos recibiendo personas que tienen trastorno de estrés postraumático y, sin embargo, muchos de ellos todavía están trabajando.

Hay gente con licencia de enfermedad debido a crisis nerviosas completas.

Hemos hablado con personas que han sido internadas en clínicas de salud mental porque están muy traumatizadas por lo que están viendo.

El sistema ya está empezando a fallar, pero va a empeorar. Este será un problema mayor a largo plazo. Necesitamos detenerlo ahora.

¿Qué va a pasar con estas personas?

trabajadores de salud

Getty Images
“Hay gente con licencia de enfermedad debido a crisis nerviosas completas”.

Es sorprendente que la gente esté buscando ayuda y, por supuesto, queremos seguir ayudando, pero a veces es muy abrumador.

La necesidad es demasiado grande. Creo que esta situación ya lleva tiempo, pero obviamente cuanto más hablamos de lo que está sucediendo y compartimos lo difíciles que son las cosas, y algunas personas realmente están pasando por situaciones horribles que tienen que superar, eso aumenta la cantidad de personas que buscan apoyo.

El lado positivo es que con la financiación adecuada podríamos aumentar la ayuda.

Los psicoterapeutas están todos calificados y asegurados así que saben lo que están haciendo.

Mi preocupación es que si no nos volvemos sostenibles y no recibimos financiación, a largo plazo, ¿qué va a pasar con estas personas que son la verdadera columna vertebral del Reino Unido?


“Sentí un miedo avasallador”: el testimonio de la enfermera de emergencias Sarah Fogarasy

Sarah Fogarasy

BBC
Sarah Fogarasy es enfermera en la unidad de emergencias del Hospital Royal Glamorgan en Gales.

Sarah Fogarasy era la enfermera jefe en turno en la unidad de emergencias del Hospital Royal Glamorgan en Gales donde hace unos días 13 ambulancias tuvieron que esperar afuera del hospital porque la unidad estaba a toda su capacidad.

“Teníamos a 13 pacientes afuera. Yo no tenía cabida en esta unidad, no tenía capacidad de reanimación, no tenía capacidad para poner a un paciente en CPAP si lo necesitaba y no tenía áreas físicas para colocar al paciente”, cuenta Sarah.

“Esto me pone muy emotiva … por primera vez me senté para tratar de coordinar esta unidad y sentí un miedo tan avasallador que lo único que quería era irme”.

“Pensé: ‘se acabó, terminé con esto’ … Y da miedo, te llena de miedo cuando tienes 13 ambulancias afuera, esperando en fila en el estacionamiento. ¿Qué haces en esta situación?”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.