Más de un año después, encuentran en Argentina el submarino que desapareció con 44 personas a bordo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Más de un año después, encuentran en Argentina el submarino que desapareció con 44 personas a bordo

La empresa Ocean Infinity divulgó las tres primeras imágenes del submarino ARA San Juan. Los restos fueron localizados a 907 metros de profundidad, a unos 500 kilométros de la ciudad costera de Comodoro Rivadavia.
19 de noviembre, 2018
Comparte

La Armada de Argentina divulgó las tres primeras imágenes del submarino ARA San Juan, hallado poco más de un año después de su desaparición con 44 tripulantes a bordo.

Sus restos fueron localizados a 907 metros de profundidad, a unos 500 kilométros de la ciudad costera de Comodoro Rivadavia, donde se situaba el centro de operaciones de búsqueda.

El gobierno argentino también informó que no tiene los recursos técnicos para recuperar el submarino del fondo del océano.

“No tenemos ni siquiera medios para bajar a las profundidades del mar. No contamos con AUV (vehículos submarinos autónomos), ni con los ROV (drones operados remotamente) para bajar a esas profundidades. Tampoco tenemos el equipo para retirar una embarcación de esas características”, afirmó el sábado el ministro de Defensa argentino, Óscar Aguad.

La declaración se refiere al equipo de alta tecnología usado por la empresa estadounidense Ocean Infinity, que fue contratada por el gobierno argentino para buscar el submarino.

Aún no hay información sobre los cuerpos de los tripulantes que estaban a bordo cuando desapareció el submarino. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, decretó tres días de luto y afirmó que “se abre una etapa de serias investigaciones para buscar toda la verdad”.

¿Qué muestran las primeras imágenes del submarino?

Según la Armada de Argentina, el submarino pudo haber “implosionado” en el mar horas después de hacer el último contacto. El vocero de la Armada, Enrique Balbi, explicó que cuando se habla de implosión es porque la presión del agua supera la resistencia del material del submarino.


El submarino no está intacto. Sus partes desprendidas ocupan un área de 80 por 100 metros, lo que sugiere que “pudo haber implosionado muy cerca del fondo”, ya que, en caso contrario, los escombros estarían más dispersos.

La visibilidad en la zona es muy reducida, debido a las turbulencias y salinidad del agua a esa profundidad.

La imagen de arriba es la principal fotografía divulgada por la Armada argentina. En ella se ve la proa del submarino, hallada en un sola pieza, que mide 25 metros de largo y 7 de ancho, pero deformada y aplastada hacia dentro, debido a la presión del agua.

Esa era un área habitable, con un casco resistente, de acero especial, con 33 milímetros de espesor. Allí estaban todas las baterías, sistemas y equipos del submarino.

Además de la proa, fueron identificadas otras dos partes del submarino, de dimensiones más pequeñas, que coinciden con la popa y la vela, y con la hélice y el eje.

El capitán Enrique Balbi muestra los tres puntos donde fueron realizadas las fotografías: (a) proa, (b) hélice, (c) popa.

Getty Images
El capitán Enrique Balbi muestra los tres puntos donde fueron realizadas las fotografías: (a) proa, (b) hélice, (c) popa.

¿Dónde estaba el submarino?

El lugar donde fue hallado el submarino está muy próximo al área donde la organización de control de pruebas nucleares de la ONU había detectado una anomalía acústica, indicativa de una explosión, poco después de que la embarcación perdió la comunicación, el 15 de noviembre del año pasado.

La Armada argentina informó que ya habían realizado búsquedas internacionales en ese lugar, pero no fue posible identificar nada debido a la “ausencia de la tecnología que tiene esa empresa”, en referencia a Ocean Infinity.

Fotografía divulgada por la Armada de Argentina, que muestra los restos del ARA San Juan.

AFP PHOTO / ARGENTINA’S NAVY PRESS OFFICE
Según la Armada de Argentina, esa imagen muestra la vela del submarino.

Cómo fue el hallazgo del ARA San Juan

Después de meses de búsqueda, Ocean Infinity había anunciado que abandonaría la expedición, al menos temporalmente.

Sin embargo, la noche del jueves, el día que se cumplía un año desde las últimas comunicaciones con el ARA San Juan, la empresa informó sobre el hallazgo de un nuevo punto de interés. El “punto de interés” es un lugar donde se sospecha que pueda estar el submarino y que, por eso, debe ser investigado. Ese fue el punto de interés reportado número 24, y el definitivo.

Ante esta señal, el buque Seabed Constructor se dirigió a la zona donde estaba el robot submarino que realizó el hallazgo. El robot, después, proporcionó la “identificación positiva”.

Ocean Infinity informó que cobrará US$7,5 millones por haber hallado el ARA San Juan.

Fotografía divulgada por la Armada de Argentina, que muestra los restos del ARA San Juan.

AFP PHOTO / ARMADA ARGENTINA
En esta imagen, un fragmento de una hélice y eje del submarino

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

'Me duele la desesperación, no saber qué pasa:' familiares de mineros atrapados conservan la fe en verlos vivos

Los familiares han acompañado sin pausa las arduas y apuradas labores para liberar a los obreros atrapados tras el colapso de una mina en Sabinas, Coahuila.
AFP
Por AFP
5 de agosto, 2022
Comparte

Familiares de 10 mineros que están atrapados desde el miércoles pasado tras el colapso de un precario yacimiento de carbón en Coahuila se aferran este viernes a la esperanza de que siguen vivos, pero también reclaman por sus riesgosas condiciones laborales.

Jesús Mireles Romo, de 24 años, fue de los primeros en llegar al lugar del accidente, incluso antes que las autoridades. Su padre, José Luis, es uno de los mineros cautivos en Sabinas, un municipio de Coahuila, en el noreste de México.

“Me duele la desesperación, no saber qué pasa, ¿hasta cuándo voy a volver a verlo?”, dice a la AFP mientras su voz se resquebraja entre llanto y angustia.

Mireles y otros familiares han acompañado sin pausa las arduas y apuradas labores para liberar a los obreros. Aguardan en las cercanías del socavón, de unos 60 metros de profundidad, que colapsó repentinamente al ser inundado por tres pozos conectados con la galería.

Labores en Sabinas, Coahuila, donde 10 mineros siguen atrapados. Foto: Cuartoscuro.

Las autoridades trabajan para reducir los niveles de agua en la mina para permitir la entrada de los rescatistas.

“Resulta indispensable reducir el nivel del espejo de agua en la zona del incidente para (…) permitir el ingreso seguro al personal especializado en búsqueda y rescate”, dijo este viernes Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Estamos trabajando incansablemente para rescatar a los 10 mineros que se encuentran atrapados”, dijo y añadió que los niveles de agua han bajado de 34 a 30 metros.

Lee: Hay diez mineros atrapados tras derrumbe de mina en Sabinas, Coahuila, 5 más resultaron lesionados

“No pierden la esperanza”

Camiones de la eléctrica estatal CFE iluminan la zona de la mina, donde 234 rescatistas del gobierno trabajan a contrarreloj para liberar a los mineros.

El ronroneo de las potentes bombas que extraen el agua acompaña el ajetreo de rescatistas y familiares.

Mireles no se ha movido del lugar desde la tarde del miércoles y con sus dos hermanos trató de auxiliar a los accidentados antes que el personal del gobierno asumiera el rescate.

Es doloroso ver a tus hijos que no pierden la esperanza de volver a ver a su papá”, dijo Claudia Romo, la madre de Jesús, de 45 años.

La mina se ubica unos 1.130 km al norte de Ciudad de México, en la llamada región carbonífera de Coahuila.

Tras el colapso, cinco mineros “lograron salir” y fueron trasladados a un hospital, de los cuales dos fueron dados de alta, precisó Velázquez.

En el sitio se trabaja con ocho bombas de extracción y se esperan otros 17 equipos de bombeo con mayor capacidad “para agilizar los trabajos”, informó el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme.

“Riesgo y necesidad”

La mina accidentada tiene tres pozos interconectados por donde se extrae el carbón, según un diagrama que presentó el ejército.

El accidente ocurrió cuando al excavar, los trabajadores se toparon con un área contigua llena de agua “que al derrumbarse provocó una inundación”, explicó la coordinadora de Protección Civil.

Blasa Maribel Navarro también aguarda tras el perímetro de seguridad conformado por agentes de la Guardia Nacional.

Cuartoscuro

Labores en Sabinas, Coahuila, donde 10 mineros siguen atrapados. Foto: Cuartoscuro.

Su primo Sergio Cruz, de 41 años, llevaba solo dos meses trabajando en esta mina, pero varios años en el peligroso oficio de extraer carbón para mantener a sus dos hijas.

“Es que siempre es la inseguridad del trabajo“, lamenta Navarro.

“Con el riesgo que hay y la necesidad (…) en casa, es a lo que llegan ¿verdad? a trabajar en estos lugares”, añade la mujer, que, pese a todo, mantiene la esperanza de verlo con vida. “Porque confiamos en Dios”, sentencia.

Antecedentes trágicos en minas

La mina colapsada es del tipo denominado “pocito”, muy utilizada para extraer carbón en Coahuila.

Son infraestructuras artesanales que suelen ser peligrosas para quienes trabajan en ellas pues no tienen infraestructura de concreto que proteja a los trabajadores de derrumbes como una mina industrial, explicó el ingeniero metalúrgico Guillermo Iglesias a una radio local.

El gobernador Riquelme explicó a la prensa que los planos de la mina “no estaban actualizados” y que “no se tenía noción” de las condiciones de la mina.

Lee: Nivel de agua en mina de Coahuila bajó a 30 metros; planean más perforaciones para acceder

En junio de 2021, siete mineros murieron tras el colapso de otra mina de carbón en la región de Múzquiz, también en Coahuila, principal productor de dicho mineral en México.

El más grave accidente minero en esta región, fronteriza con Estados Unidos, ocurrió el 19 de febrero de 2006, cuando una explosión de gas en la mina Pasta de Conchos, controlada por el conglomerado Grupo México, provocó la muerte de 65 trabajadores.

Solo dos cadáveres fueron rescatados luego de esa tragedia.

Labores en Sabinas, Coahuila, donde 10 mineros siguen atrapados. Foto: Cuartoscuro.

Ante una supuesta inacción del Estado, el caso fue llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde continúa el litigio. En febrero pasado, el gobierno anunció el inicio de los trabajos para el rescate de los cuerpos, pero las familias han expresado su descontento por la lentitud del proceso.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.