close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Fiscalía de Campeche manipuló el caso de un joven para decir que se suicidó, acusa su familia

Los familiares de Mario Alberto Navarrete Esparza acusan a la agente del Ministerio Público de permitir la alteración de la escena del crimen, para simular un supuesto suicidio del joven, quien antes de ser hallado muerto tuvo una discusión con su pareja.
Especial
16 de noviembre, 2018
Comparte

¿Suicidio o asesinato? Es la pregunta que se hace la familia de Mario Alberto Navarrete Esparza, joven de 28 años de edad que el pasado 14 de septiembre fue encontrado muerto en su departamento ubicado en el centro de la ciudad de Campeche, el suroeste de México, tras una discusión con su novia.

La falta de respuesta oficial por parte de la autoridad investigadora y una serie de deficiencias detectadas en la indagatoria provocaron que la familia de Mario interpusiera una denuncia penal contra Anel Guadalupe “N”, ministerio publico de Campeche, y otros servidores públicos de la Fiscalía estatal, ante la sospecha de que “manipularon” la escena donde se encontró el cuerpo del joven y se “apresuraron” a decir que se trató de un “suicidio”, pasando por alto una serie de hechos que a su consideración apuntan al asesinato.

Estas sospechas se basan en la relación de amistad que la agente Anel sostiene con la familia de Alma “N”, novia de Mario y la última persona que lo vio con vida, además del estado en que se encontraba el cuerpo del joven cuando fue encontrado, con golpes en la cabeza, brazos, tórax y piernas, así como arañazos, que en opinión de su familia no son compatibles con el suicidio.

Además, la autoridad no consideró que horas antes del deceso Mario y su novia sostuvieron una discusión de la que fueron testigos dos primos del joven, así como el guardia del edificio donde vivían. Incluso, el vigilante tuvo que intervenir ante la queja de los vecinos por los gritos de la pareja. Tampoco se consideraron los antecedentes previos de violencia física y verbal que existían entre Mario y Alma, como la ocasión cuando la mujer le encajó unas tijeras en el pecho, de acuerdo con la familia de Mario.

Los familiares acusan a la agente del Ministerio Público de permitir la alteración de la escena del crimen, cuando ésta aceptó que un familiar directo de Alma ingresara al departamento para llevarse las pertenencias de la joven. Este hecho ocurrió dos horas después del deceso. A decir de Edwin Paz Esparza, hermano mayor de Mario, la persona que ingresó al departamento laboró como agente del Ministerio Publico en la Fiscalía y es amiga de Anel.

“Creemos que estamos frente a un problema de compadrazgo, dado que la agente de la Fiscalía que atendió el caso, es muy amiga de la familia de la novia de mi hermano… además, hemos recibido llamadas de amenazas pretendiendo amedrentar e intimidar para dar por cerrado el caso”, expuso.

A la denuncia interpuesta por la familia, se suma que la agente Anel Guadalupe no abrió una carpeta de investigación por los hechos ocurridos, sino que inició un “acta circunstanciada”, con lo que “se impidió detener a las ultimas personas que tuvieron contacto con Mario”. Entre estos su novia, dos de sus primos y el guardia de seguridad del edificio.

“Con esta acción de iniciar un acta circunstanciada se impidió tomar muestras de ADN, muestras toxicológicas, raspado de uñas, etcétera; esenciales para investigar lo que nosotros creemos que pudo ser un homicidio”, dijo Edwin.

No solo eso. El lunes 17 de septiembre, tres días después de la muerte de Mario, Edwin recibió una llamada de una persona que dijo haber participado en el peritaje y ser conocido de su hermano, quien le advirtió que durante el peritaje se encontraron una serie de evidencias que desvanecían la hipótesis del suicidio, fortaleciendo la línea del homicidio.

Le dijo, por ejemplo, que la cuerda con la que supuestamente se encontró colgado a Mario presentaba indicios de que fue manipulada por dos pares de manos diferentes, esto a pesar de que en su declaración la novia del joven sostuvo que ella, sin ayuda de nadie, cortó la soga cuando lo vio suspendido.

La fuente también le dijo que en el departamento de la pareja se encontró una botella de whisky con restos de sangre, por lo que los peritos criminalistas sospechaban que a Mario lo golpearon en la cabeza con ese objeto, quedando inconsciente, por lo que posteriormente un par de personas tomaron una soga con la cual lo asfixiaron, de ahí que el cuello del joven presentara tres quemaduras en forma de anillo.

Animal Político contactó a la Fiscalía de Campeche para tener una declaración sobre el estatus de la denuncia interpuesta contra los servidores públicos de la institución que participaron inicialmente en esta investigación, pero hasta el cierre de la edición no se tenía una respuesta oficial del tema.

Para la familia de Mario es importante que la Fiscalía no descarte ninguna línea de investigación y se investigue el actuar de los funcionarios que iniciaron las indagatorias, pues lo único que buscan es conocer la verdad de lo ocurrido la madrugada del 14 de septiembre y de esa manera acabar con la duda que los aqueja desde hace dos meses: saber si la muerte del joven de 28 años fue un homicidio o un suicidio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuerpo de Bomberos de Mato Grosso

Incendio en la Amazonia deja animales muertos y silencio en lugar del canto de los pájaros

El sargento de bomberos Pedro Ribas Alves explica la foto que se ha vuelto viral sobre su encuentro con un armadillo en una zona devastada por los incendios de la Amazonía. Los expertos advierten cómo este tipo de fuegos dañan irremediablemente la región con más biodiversidad.
Cuerpo de Bomberos de Mato Grosso
22 de agosto, 2019
Comparte

La imagen de un sargento de bomberos brasileño que ofrece agua a un armadillo ilustra una de las consecuencias de los incendios en la Amazonía: la devastación para la fauna.

El hombre es Pedro Ribas Alves, quien trabaja en el área de especialización de incendios forestales de Mato Grosso, uno de los estados de Brasil afectados por los fuegos que han generado una emergencia en Sudamérica.

El pasado sábado se encontró con el armadillo cuando realizaba un recorrido en un vehículo como parte de sus trabajos de recopilación de información para la lucha contra los incendios, explicó Ribas Alves a BBC Brasil.

“Íbamos lentamente por la zona afectada y decidí parar. Ya había visto a alguien dándole agua a un armadillo con una garrafa térmica en YouTube. Tomé al armadillo, que no ofrecía resistencia, y le di agua“, recuerda Ribas Alves.

“Cuando percibió el agua, quiso tomar y chupar de la boquilla, pero no tenía fuerzas. Así que pedí un vaso a un colega y le di agua”, añade.

Un bombero da agua a un armadillo

Cuerpo de Bomberos de Mato Grosso
El armadillo pudo beber agua más fácilmente con ayuda de un vaso de plástico.

Su compañero fue quien registró el momento que se ha compartido cientos de veces en redes sociales.

“Cuando me vio ayudando al armadillo, rápido comenzó a tomar las fotos”, dice el sargento de bomberos.

Por una falla eléctrica

El trabajo de Ribas Alves es inspeccionar áreas dañadas por incendios y buscar el origen del fuego para reportar los datos a la Estación de Policía Ambiental.

“También estudio la presencia de animales en la región a fin de mostrar la degradación del medio ambiente y cómo afecta a la fauna de la región”, explica.

El sábado, cuando encontró al armadillo, trabajaba en Nova Mutum (a 269 km de Cuiabá), un lugar arrasado por un incendio que azotó 772 hectáreas.

“El incendio fue causado por problemas en la red eléctrica. Una empresa fue a realizar tareas de mantenimiento, encendió la energía, pero un corto inició el fuego”, explica.

Con los incendios aún activos, es pronto para valorar la magnitud de afectaciones a la fauna y flora en la Amazonía, una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo.

Se sabe que es hábitat de 2,5 millones de especies de insectos, 2.500 especies de peces, más de 1.500 de aves, 550 de reptiles y 500 de mamíferos, según la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica.

Pero continuamente se descubren nuevas especies animales, además de que el bioma amazónico contiene unas 30.000 especies de plantas.

“Te dan ganas de llorar”

Cada año se registran muchos incendios forestales en Brasil que terminan dañando enormemente a la rica fauna y flora del país sudamericano.

“Es muy triste ver el bosque completamente aniquilado”, dice el biólogo Izar Aximoff a BBC Brasil.

Una víbora calcinada por un incendio

Izar Aximoff
Aximoff ha encontrado muchos ejemplares de animales calcinados en los incendios forestales.

“Ese paisaje colorido, con flores, sonidos de animales, pájaros cantando, animales en movimiento y el olor a bosque, se transforma en silencio, animales carbonizados, olor a carne quemada, desolación. Todo está negro y uno se llena de todo ese residuo de carbón”, describe de lo que ha sido testigo en el pasado.

Aximoff ha estudiado la restauración de bosques en Río de Janeiro después de que se incendiaron.

“He visto una boa constrictor quemada, un perezoso carbonizado, una bromelia quemada. Te dan ganas de llorar. La pérdida es invaluable“, explica Aximoff, quien es biólogo especialista en el tema en áreas del bosque atlántico.

Un incendio en la Amazonía

Reuters
Aximoff dice que la prevención a la larga es menos costosa que los recursos necesarios para combatir incendios.

Después de la destrucción, surgen nuevos desafíos en la reforestación.

Las especies en peligro de extinción nunca regresan. Con cada incendio, se pierde la diversidad”, explica.

“Y muchas áreas de la mata atlántica, por ejemplo, no pueden regenerarse solas. Necesita un refuerzo. Tenemos las mejores cabezas del mundo en el área de reforestación, pero la demanda es demasiado grande”, se lamenta.

La falta de recursos dificulta una planificación más efectiva para prevenir nuevos incendios.

La prevención es mucho más barata. Pero tampoco hay planificación debido a la falta de datos. Los gastos después de los incendios son mucho más altos. Usan aviones, equipos, sin mencionar el riesgo de muerte al que están expuestos estos profesionales”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cKtEr6wc8L4

https://www.youtube.com/watch?v=xLBMdL-Roq0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.