Fotomultas caen 50% en último año de aplicación; analizan fortalecer alcoholímetro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fotomultas caen 50% en último año de aplicación; analizan fortalecer alcoholímetro

El 31 de diciembre concluye el contrato de funcionamiento de estos dispositivos para fotomultas, que de acuerdo con el nuevo gobierno de la Ciudad de México no van a continuar.
Cuartoscuro Archivo
20 de noviembre, 2018
Comparte

El número de fotomultas que el gobierno capitalino aplica por violar diversas disposiciones del Reglamento de Tránsito se ha reducido casi 50 % en lo que va de 2018, último año de funcionamiento de este sistema. Para 2019, la nueva administración que encabeza Claudia Sheinbaum analiza otras alternativas, como el fortalecimiento del alcoholímetro.

Los datos que la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) publica periódicamente sobre el funcionamiento de este sistema también muestran que el rebasar los límites de velocidad permitidos, pasarse la luz roja del semáforo o invadir zonas peatonales son las multas más comunes, aunque en menor proporción que antes.

De acuerdo con los datos, de enero a septiembre de este año se han aplicado  3 millones 843 mil 496 infracciones automatizadas con fotografía, de las cuales el 88 % provienen de los dispositivos que registran excesos de velocidad, y el resto de las cámaras que registran otras conductas anómalas.

En el mismo lapso del año pasado el número de fotomultas aplicadas con estos equipos ascendía a 7 millones 343 mil 283. Es decir, de un año a otro se redujo casi a la mitad la cantidad de infracciones impuestas con estos sistemas.

De acuerdo con las autoridades consultadas esta reducción obedece al hecho de que se han registrado menos conductores infractores. Se negó que hubiera alguna reducción en el número de equipos desplegados o en su funcionamiento. De hecho, con los radares de velocidad se han tomado casi 28 millones de fotografías en 2018, muy por encima de las 17 millones tomadas del 2017.

La diferencia es que en el 88 % de las fotos tomadas este año no se encontró prueba de alguna violación al reglamento, mientras que ese porcentaje el año pasado era de 65 %.

La empresa Inteltráfico es la responsable de operar los equipos de radares y cámaras de fotomultas, que para 2018 fueron integrados en un solo sistema denominado sistema de infracciones automatizadas. Hasta el año pasado los radares y fotomultas operaban por separado, y eran manejados por dos compañías: la mencionada Inteltráfico y otra de nombre Autotraffic.

Los datos oficiales también arrojan que desde octubre de 2015, año en que la Secretaría concesionó a empresas privadas el funcionamiento de los radares y equipos de fotomultas, se han aplicado a través de estos dispositivos 13 millones 229 mil 560 infracciones.

Lo anterior significa un promedio de más de 12 mil fotomultas efectivamente aplicadas todos los días, o lo que es lo mismo, más de 500 que se levantan cada hora en distintos puntos de Ciudad de México.

Más del 50 % del este total de multas automatizadas que el gobierno capitalino ha levantado corresponden exclusivamente al año 2017, que ha sido el de mayor incidencia hasta la fecha.

Exceso de velocidad y pasarse luz roja, las más comunes

Rebasar los límites de velocidad permitidos es, por mucho, la infracción más recurrente que se ha aplicado este año con un total de tres millones 398 mil 189 multas, que equivalen al 88.4 % de todas las sanciones registradas. Lo anterior significa que prácticamente 9 de cada 10 fotomultas corresponden a esta causa. La proporción es similar a la de años anteriores.

La segunda causa que genera con mayor frecuencia infracciones este año es no respetar la señal de alto del semáforo, es decir pasarse la luz roja, con un registro de 152 mil 507 infracciones en lo que va de este año. Esto equivale a casi el 4 % del total de las fotomultas aplicadas de enero a septiembre de 2018.

La tercera violación más común al Reglamento de Tránsito es el invadir áreas de espera para bicicletas o motocicleta con 132 mil 290 infracciones, que representa el 3.4 % de todas las multas. Después se encuentra el dar una vuelta prohibida con 84 mil 436 infracciones en lo que va del año.

Más atrás se registra la invasión del paso peatonal con 56 mil 493 fotomultas aplicadas; no usar el cinturón de seguridad con 14 mil 628 casos; uso de distractores al volante (como teléfonos celulares) con 4 mil 100 casos; circular en contraflujo con 348 casos, y transportar niños en asientos delanteros, con 152 casos en lo que va de este año.

Las infracciones menos comunes pero en donde también se aplicaron fotomultas fueron invadir el uso del carril exclusivo para la bicicleta con 112 casos; invadir carriles confinados al transporte con 12 fotomultas este año, y circular en sentido contrario con 29 casos.

Menos fotomultas, más alcoholímetro  

En los últimos tres años los sistemas de fotomultas y radares (hoy llamados infracciones automatizadas) son operados por la policía de la Ciudad de México, pero con el apoyo de compañías privadas (Autotraffic e Intletráfico) que proporcionaron los equipos, la capacitación, y el mantenimiento. Además son responsables de enviar a los infractores las boletas de tránsito que expide la policía.

A principios de este año el aun jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, aseguró que los contratos de fotomultas y radares ya habían concluido, y que la Secretaría de Seguridad Pública era  la responsable de operar el 100 % del sistema.

Sin embargo una investigación realizada por Animal Político arrojó que esto era falso. Sí existía un nuevo contrato con la empresa Inteltráfico  que conjuntaba ambos sistemas con un nombre distinto.

Cuestionado sobre la continuidad de este programa el próximo secretario de Movilidad, Andrés Lajous, reiteró que el sistema de fotomultas concluirá su funcionamiento al cerrar el año y que no se renovará el referido contrato. Negó que con ello se pudiera afectar negativamente la política de movilidad y reducción de accidentes, pues dijo que no hay cifras precisas que confirmen el impacto particular de este sistema, más allá de la cantidad de multas que se aplican y el dinero recaudado.

Lajous explicó que la reducción de accidentes vehiculares fatales en Ciudad de México no comenzó con el funcionamiento de las fotomultas sino , por el contrario, con la entrada en funcionamiento del alcoholímetro en 2007. En ese contexto adelantó que se analiza cómo fortalecer su aplicación en la ciudad.

“Más de la mitad de los accidentes que involucran a varones como conductores tienen que ver con la ingesta de bebidas alcohólicas. Creemos que trabajar con el alcoholímetro es la ruta correcta. Pronto estaremos anunciando la estrategia”, dijo Lajous.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.