Fotomultas caen 50% en último año de aplicación; analizan fortalecer alcoholímetro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fotomultas caen 50% en último año de aplicación; analizan fortalecer alcoholímetro

El 31 de diciembre concluye el contrato de funcionamiento de estos dispositivos para fotomultas, que de acuerdo con el nuevo gobierno de la Ciudad de México no van a continuar.
Cuartoscuro Archivo
20 de noviembre, 2018
Comparte

El número de fotomultas que el gobierno capitalino aplica por violar diversas disposiciones del Reglamento de Tránsito se ha reducido casi 50 % en lo que va de 2018, último año de funcionamiento de este sistema. Para 2019, la nueva administración que encabeza Claudia Sheinbaum analiza otras alternativas, como el fortalecimiento del alcoholímetro.

Los datos que la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) publica periódicamente sobre el funcionamiento de este sistema también muestran que el rebasar los límites de velocidad permitidos, pasarse la luz roja del semáforo o invadir zonas peatonales son las multas más comunes, aunque en menor proporción que antes.

De acuerdo con los datos, de enero a septiembre de este año se han aplicado  3 millones 843 mil 496 infracciones automatizadas con fotografía, de las cuales el 88 % provienen de los dispositivos que registran excesos de velocidad, y el resto de las cámaras que registran otras conductas anómalas.

En el mismo lapso del año pasado el número de fotomultas aplicadas con estos equipos ascendía a 7 millones 343 mil 283. Es decir, de un año a otro se redujo casi a la mitad la cantidad de infracciones impuestas con estos sistemas.

De acuerdo con las autoridades consultadas esta reducción obedece al hecho de que se han registrado menos conductores infractores. Se negó que hubiera alguna reducción en el número de equipos desplegados o en su funcionamiento. De hecho, con los radares de velocidad se han tomado casi 28 millones de fotografías en 2018, muy por encima de las 17 millones tomadas del 2017.

La diferencia es que en el 88 % de las fotos tomadas este año no se encontró prueba de alguna violación al reglamento, mientras que ese porcentaje el año pasado era de 65 %.

La empresa Inteltráfico es la responsable de operar los equipos de radares y cámaras de fotomultas, que para 2018 fueron integrados en un solo sistema denominado sistema de infracciones automatizadas. Hasta el año pasado los radares y fotomultas operaban por separado, y eran manejados por dos compañías: la mencionada Inteltráfico y otra de nombre Autotraffic.

Los datos oficiales también arrojan que desde octubre de 2015, año en que la Secretaría concesionó a empresas privadas el funcionamiento de los radares y equipos de fotomultas, se han aplicado a través de estos dispositivos 13 millones 229 mil 560 infracciones.

Lo anterior significa un promedio de más de 12 mil fotomultas efectivamente aplicadas todos los días, o lo que es lo mismo, más de 500 que se levantan cada hora en distintos puntos de Ciudad de México.

Más del 50 % del este total de multas automatizadas que el gobierno capitalino ha levantado corresponden exclusivamente al año 2017, que ha sido el de mayor incidencia hasta la fecha.

Exceso de velocidad y pasarse luz roja, las más comunes

Rebasar los límites de velocidad permitidos es, por mucho, la infracción más recurrente que se ha aplicado este año con un total de tres millones 398 mil 189 multas, que equivalen al 88.4 % de todas las sanciones registradas. Lo anterior significa que prácticamente 9 de cada 10 fotomultas corresponden a esta causa. La proporción es similar a la de años anteriores.

La segunda causa que genera con mayor frecuencia infracciones este año es no respetar la señal de alto del semáforo, es decir pasarse la luz roja, con un registro de 152 mil 507 infracciones en lo que va de este año. Esto equivale a casi el 4 % del total de las fotomultas aplicadas de enero a septiembre de 2018.

La tercera violación más común al Reglamento de Tránsito es el invadir áreas de espera para bicicletas o motocicleta con 132 mil 290 infracciones, que representa el 3.4 % de todas las multas. Después se encuentra el dar una vuelta prohibida con 84 mil 436 infracciones en lo que va del año.

Más atrás se registra la invasión del paso peatonal con 56 mil 493 fotomultas aplicadas; no usar el cinturón de seguridad con 14 mil 628 casos; uso de distractores al volante (como teléfonos celulares) con 4 mil 100 casos; circular en contraflujo con 348 casos, y transportar niños en asientos delanteros, con 152 casos en lo que va de este año.

Las infracciones menos comunes pero en donde también se aplicaron fotomultas fueron invadir el uso del carril exclusivo para la bicicleta con 112 casos; invadir carriles confinados al transporte con 12 fotomultas este año, y circular en sentido contrario con 29 casos.

Menos fotomultas, más alcoholímetro  

En los últimos tres años los sistemas de fotomultas y radares (hoy llamados infracciones automatizadas) son operados por la policía de la Ciudad de México, pero con el apoyo de compañías privadas (Autotraffic e Intletráfico) que proporcionaron los equipos, la capacitación, y el mantenimiento. Además son responsables de enviar a los infractores las boletas de tránsito que expide la policía.

A principios de este año el aun jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, aseguró que los contratos de fotomultas y radares ya habían concluido, y que la Secretaría de Seguridad Pública era  la responsable de operar el 100 % del sistema.

Sin embargo una investigación realizada por Animal Político arrojó que esto era falso. Sí existía un nuevo contrato con la empresa Inteltráfico  que conjuntaba ambos sistemas con un nombre distinto.

Cuestionado sobre la continuidad de este programa el próximo secretario de Movilidad, Andrés Lajous, reiteró que el sistema de fotomultas concluirá su funcionamiento al cerrar el año y que no se renovará el referido contrato. Negó que con ello se pudiera afectar negativamente la política de movilidad y reducción de accidentes, pues dijo que no hay cifras precisas que confirmen el impacto particular de este sistema, más allá de la cantidad de multas que se aplican y el dinero recaudado.

Lajous explicó que la reducción de accidentes vehiculares fatales en Ciudad de México no comenzó con el funcionamiento de las fotomultas sino , por el contrario, con la entrada en funcionamiento del alcoholímetro en 2007. En ese contexto adelantó que se analiza cómo fortalecer su aplicación en la ciudad.

“Más de la mitad de los accidentes que involucran a varones como conductores tienen que ver con la ingesta de bebidas alcohólicas. Creemos que trabajar con el alcoholímetro es la ruta correcta. Pronto estaremos anunciando la estrategia”, dijo Lajous.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
World Press Photo 2021

'El primer abrazo', historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021

La fotografía de una anciana en Brasil abrazando a una enfermera en medio de la pandemia de coronavirus ganó el prestigioso certamen.
World Press Photo 2021
16 de abril, 2021
Comparte

“Una historia de esperanza y amor en los tiempos más difíciles”.

Así describió el fotógrafo danés Mads Nissen la historia detrás de la imagen ganadora del World Press Photo 2021.

La instantánea capta el momento en el que la enfermera Adriana Silva da Costa Souza rodea con sus brazos a Rosa Luzia Lunardi, de 85 años, quien llevaba cinco meses sin abrazar a nadie.

En Brasil, como en otros muchos países, las residencias de ancianos cerraron en marzo de 2020 para protegerse de la pandemia de coronavirus, especialmente mortal para los mayores de 80.

Tras cinco meses en que se instruyó a los cuidadores reducir a mínimos el contacto físico con los vulnerables, un simple invento en la residencia de ancianos Viva Bem en Sao Paulo permitió restablecer las muestras de afecto.

Empezaron a usar “la cortina del abrazo”, hecha de un plástico flexible que permitía a cuidadores y ancianos volver a abrazarse.

La foto fue tomada el 5 de agosto de 2020.

El jurado independiente la seleccionó como ganadora del certamen con el nombre The First Embrace (“El primer abrazo”).

“El momento más extraordinario de nuestras vidas”

“Cuando supe de la crisis que se desataba en Brasil y el pobre liderazgo del presidente Bolsonaro, negando el virus desde el principio y llamándolo una “pequeña gripe”, realmente sentí la urgencia de hacer algo sobre ello”, comentó Nissen sobre su fotografía.

Cementerio en Manaos, en Brasil.

Getty Images
Brasil es uno de los países con más muertos e infectados por la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzara la pandemia, la COVID-19 ha dejado en Brasil 13 millones de infectados y más de 350,000 muertos, convirtiendo a la nación sudamericana en el segundo país con más decesos después de Estados Unidos (559,000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Durante la crisis, la gestión del presidente Jair Bolsonaro ha sido ampliamente criticada, por oponerse a aplicar medidas de contención más restrictivas contra el virus.

Kevin WY Lee, fotógrafo y director creativo del jurado en la edición de 2021, describió la foto premiada como “una icónica imagen de la COVID-19 que inmortaliza el momento más extraordinario de nuestras vidas. (En ella) Leo sobre vulnerabilidad, seres queridos, pérdidas y separaciones, muertes, pero, más importante, también supervivencia. Todo está en una sola imagen”.

El jurado valoró 74,470 fotografías de 4,315 fotógrafos antes de seleccionar a los ganadores en ocho categorías: noticias generales, deporte, medio ambiente y retratos.

“Ayer hablé con las dos protagonistas de la foto. Ambas están bien y muy contentas también por el premio”, le dijo Nissen a la BBC.

El fotógrafo cuenta que tomar la foto fue un “alivio” en un momento de “tristeza”.

“Uno podría pensar qué importa un abrazo, pero realmente emocionó a todos, a mí incluido”, confesó Nissen.

Mads Nissen.

Getty Images
Mads Nissen fue el fotógrafo premiado. Trabaja desde 2014 para el diario danés Politiken.

“Este año ha sido muy significativo. Y han elegido esta imagen para representar este año y esta crisis. Es un gran honor”, añadió el fotoperiodista.

Tras graduarse en 2007 de la Escuela Danesa de Periodismo, Nissen se mudó a Shanghái para documentar las consecuencias sociales y humanas del histórico ascenso económico de China.

Ahora reside en Copenhagen, y desde 2014 trabaja como fotógrafo para el diario danés Politiken.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.