close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tren Maya: consulta indígena debe respetar estándares internacionales, pide CNDH; será libre e informada, responde AMLO

El equipo del próximo gobierno respondió que la consulta será libre e informada y que iniciarán el proceso desde el 1 de diciembre.
Cuartoscuro
23 de noviembre, 2018
Comparte

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó al equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a realizar una consulta indígena apegada a estándares internacionales, para la realización del Tren Maya en el sur del país.

El organismo señaló que el ejercicio de debe considerar aspectos de desarrollo sustentable, que permitan el uso y aprovechamiento de recursos naturales por las generaciones actuales y futuras, ppor lo que llamó a el equipo de transición a  dar a conocer ampliamente el contenido del proyecto para “propiciar un debate público y la participación libre e informada”.

“Debe detallar de manera clara y sencilla los alcances y pormenores del proyecto, así como señalar con precisión las implicaciones que se puedan derivar en materia de derechos humanos para los pueblos y comunidades indígenas involucrados”, expuso en un comunicado.

Será libre e informada, responde el equipo de AMLO

En tanto, el equipo del próximo gobierno dijo que ya se trabaja en un proceso de consulta a los pueblos indígenas, el cual se realizará de manera simultánea a los procesos de licitación de la obra.

En un comunicado, los equipos de transición del Fondo Nacional de Fomento a Turismo (Fonatur) y del futuro Instituto Nacional de Pueblos Indígenas señalaron que desde el primer día del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se iniciarán los procesos de consulta a los pueblos indígenas, pues dijeron no estar facultados por ahora para realizarla.

El equipo de transición expuso que el protocolo para realizar la consulta contendrá elementos y características concordante con estándares internacionales, pues dicen que invitarán a participar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como a organismos internacionales como la Relatora sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas; la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo en México; la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

“Los procesos de consulta ambiental y a pueblos indígenas se iniciarán desde el primer día de gobierno”, explicó el comunicado.

El comunicado detalló que el proceso de consulta también aplicará para todos los megaproyectos.

“Debe precisarse que la Consulta Nacional denominada ’10 Programas Prioritarios’, en la cual se incluye el programa Tren Maya, en ninguna forma sustituye la consulta indígena que se estará realizando en los términos señalados anteriormente”, explicó.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI),  para hacer una consulta de este tipo una entidad pública debe solicitar su intervención, así como los documentos de la obra que puedan afectar a las comunidades originarias.

El Protocolo para la implementación de consultas a pueblos y comunidades indígenas de conformidad con estándares del Convenio 169 de la OIT marca que la consulta debe ser de carácter previo, de buena fe y con información detallada del proyecto.

El presidente electo ha anunciado que este 24 y 25 de noviembre se realizará una consulta para saber la opinión de todos los mexicanos sobre el proyecto del tren, e incluso ya prevén el inicio de las obras para el próximo 17 de diciembre.

En tanto, varias comunidades indígenas de la Península de Yucatán ya desaprobaron la obra y rechazaron cualquier resultado que se obtenga de la consulta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Google rompe con Huawei: qué significa para el gigante tecnológico chino y sus usuarios

Este fin de semana EU impuso nuevas restricciones al gigante chino de tecnología. Las nuevas medidas, basadas en el supuesto riesgo que representan los productos de Huawei en materia de seguridad, son un fuerte golpe para la compañía china.
Getty Images
20 de mayo, 2019
Comparte

Google ha asestado un duro golpe al gigante tecnológico chino Huawei.

Este fin de semana se conoció que la empresa estadounidense impedirá al mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo el uso de algunas actualizaciones dentro del sistema operativo Android.

Los nuevos teléfonos inteligentes de Huawei también perderán el acceso a algunas de las más populares aplicaciones de Google.

La medida se da a conocer después de que la administración del presidente Donald Trump agregara a Huawei a una lista de compañías con las que las empresas estadounidenses no pueden negociar a menos que tengan una licencia.

En un comunicado, Google dijo que estaba “cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”.

Huawei, por su parte, no quiso hacer comentarios al respecto.

“Grandes implicaciones”

Ben Wood, de la consultora CCS Insight, dijo que la medida de Google tendría “grandes implicaciones para los consumidores de Huawei”.

La compañía ya no recibirá las actualizaciones de seguridad y el soporte técnico de Google, y cualquier dispositivo nuevo ya no tendrá aplicaciones como YouTube y Maps.

Los usuarios actuales de teléfonos inteligentes de Huawei podrán actualizar sus aplicaciones, así como los servicios de Google Play. Pero si Google lanza una nueva versión de Android, Huawei no podrá ofrecer la actualización en sus teléfonos.

Huawei todavía puede usar la versión del sistema operativo Android disponible a través de una licencia de código abierto.

El miércoles pasado, la administración de Trump agregó a la empresa china a su “lista de entidades” que prohíbe a la compañía adquirir tecnología de empresas estadounidenses sin la aprobación del gobierno.

En sus primeros comentarios desde que fue anunciada la restricción, el presidente ejecutivo de Huawei, Ren Zhengfei, dijo a los medios japoneses este sábado: “Ya nos hemos estado preparando para esto”.

Huawei.

Getty Images
El presidente ejecutivo de Huawei asegura que la compañía se ha venido preparando para contingencias como esta.

Zhengfei dijo que la firma, que gasta alrededor de US$67 mil millones en la compra de componentes cada año, según el periódico de negocios Nikkei, impulsará el desarrollo de sus propias piezas.

Huawei se enfrenta a la creciente reacción de los países occidentales, liderados por Estados Unidos, que aseguran que el uso de sus productos supone posibles riesgos de seguridad en las redes móviles 5G.

Varios países han expresado su preocupación de que China pueda estar usando los equipos de Huawei como herramienta de espionaje, acusaciones que la compañía ha negado con vehemencia.

Huawei ha dicho que sus productos no representan ninguna amenaza y que la compañía opera de manera independiente al gobierno chino.

Sin embargo, algunos países han impedido que las empresas de telecomunicaciones utilicen los productos de Huawei en las redes móviles 5G.

“Huawei ha estado trabajando arduamente para desarrollar su propia App Gallery, otros softwares y en econtrar soluciones para chipsets. No hay duda de que estos esfuerzos son parte de su deseo de controlar su propio destino”, comenta Wood.


¿Cuál es el daño a corto plazo para Huawei?

por Leo Kelion, editor de Tecnología de la BBC

A corto plazo, la actual situación podría ser muy perjudicial para Huawei en Occidente.

Los compradores de teléfonos inteligentes no querrían un teléfono con Android que no tuviera acceso al Play Store de Google, su asistente virtual o las actualizaciones de seguridad, suponiendo que estos se encuentren entre los servicios que se retirarán.

Sin embargo, a largo plazo, esto podría dar a los proveedores de teléfonos inteligentes una razón para considerar seriamente la necesidad de una alternativa viable al sistema operativo de Google, particularmente en un momento en que el gigante de las búsquedas está tratando de promocionar su propia marca Pixel.

Trump y Xi Jinping.

Huw Evans picture agency
El presidente estadounidense Donald Trump agregó a Huawei a una lista de compañías con las que las empresas estadounidenses no pueden negociar a menos que tengan una licencia.

En lo que respecta a Huawei, la compañía parece haberse preparado para la eventualidad de quedar fuera del circuito estadounidense.

Sus teléfonos inteligentes ya están alimentados por sus propios procesadores y, a principios de este año, su jefe de dispositivos de consumo le dijo al periódico alemán Die Welt que “hemos preparado nuestros propios sistemas operativos, ese es nuestro plan B”.

Aun así, es obvio que las medidas de Estados Unidos podrían anular su ambición de superar a Samsung y convertirse en la marca de teléfonos inteligentes más vendida en 2020.


¿Parte la guerra comercial entre Estados Unidos y China?

El último movimiento contra Huawei marca una escalada en las tensiones entre la firma y Estados Unidos.

La compañía se enfrenta a casi dos docenas de cargos penales presentados por las autoridades estadounidenses. Washington también está buscando la extradición de su directora ejecutiva, Meng Wangzou, quien fue arrestada en diciembre en Canadá a instancias de funcionarios estadounidenses.

Pero la decisión de Google también se produce cuando las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China también parecen estar aumentando.

Las dos economías más grandes del mundo se han visto envueltas en una contundente batalla comercial que en el último año se tradujo en la imposición de aranceles por miles de millones de dólares.

Y, aprincipios de este mes, Washington aumentó los aranceles a más de US$ 200.000 millones de productos chinos, lo que llevó a Beijing a tomar represalias con su propio aumento de aranceles a los productos estadounidenses.

La medida sorprendió a algunos, y sacudió los mercados globales, ya que la situación parecía estar llegando a una conclusión.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha afectado a la economía mundial por más de un año y ha creado incertidumbre para las empresas y los consumidores.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E&t=11s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.