Madres de migrantes desaparecidos acusan fallas en investigaciones y hasta extorsión de autoridades

Las mujeres señalaron que los números telefónicos personales que proporcionan para las investigaciones son usados para extorsionarlas, que las carpetas tienen fotografías de otras personas, entre otras irregularidades.

Caravana de madres de migrantes
Madres centroamericanas reclaman fallas de la PGR en las investigaciones de sus casos. Ana Alicia Osorio

Las integrantes de la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos señalaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) las fallas y errores que han tenido las investigaciones para dar con el paradero de sus seres queridos.

En una reunión con integrantes de la PGR, de la Comisión Nacional de Búsqueda, así como la de Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctima (CEAV), a la llegada de la Caravana a la Ciudad de México, las mujeres señalaron que los números de teléfono personales que proporcionan para las investigaciones son usados para extorsionarlas, las carpetas tienen fotografías de otras personas, entre otras irregularidades.

“Dentro de las organizaciones hay corrupción (…) nos llaman a los números que dejamos y nos extorsionan, nos dicen de nuestras búsquedas, los datos que les dejamos”, denunció María Elena Larios de El Salvador.

La reunión tenía como finalidad que las mujeres expusieran los problemas que han encontrado en los mecanismos mexicanos de búsqueda, mientras que por parte de las autoridades presentes tendrían que hacer propuestas sobre la forma de corregir los problemas expuestos por las mujeres.

“Siempre decía que estaba en una reunión, siempre estaba ocupado”, expuso otra de las integrantes de la Caravana sobre el agente del Ministerio Público que lleva su caso.

De acuerdo con Javier Pérez Durón, titular de la Unidad de Migrantes de la PGR, existen 250 denuncias relacionadas con migrantes, de las cuales el 60 % es por desaparición.

Indicó que el número podría ser mayor y estar radicado en algunas otras oficinas de la misma PGR, es decir, no estar concentradas para su atención.

Sostuvo que no tienen registrados más errores como el de la mujer de El Salvador que expuso la fotografía errónea en su expediente, aunque sí admitió que existen múltiples fallas en la búsqueda de personas migrantes desaparecidas.

Entre ellas, explicó que la recepción de las denuncias y la entrega de información sobre su avance se realiza a través del Mecanismo de Apoyo Exterior que depende de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Dicho mecanismo opera en las embajadas y consulados de diversos países, incluido los pertenecientes a Centroamérica como Honduras, El Salvador y Guatemala. Sin embargo, justificó, en muchas ocasiones la información demora mucho tiempo en fluir por lo que las investigaciones comienzan a realizarse de manera tardía.

“El problema que nosotros vemos es que cuando desaparece una persona lo debemos hacer de manera inmediata, no podemos estar esperando a que el propio mecanismo opere o que la propia unidad acuda a levantar la denuncia, podemos hacerlo a través de un correo”, señaló.

Una de las principales quejas de las integrantes de la Caravana de Madres Migrantes fue que ni siquiera existe comunicación sobre los avances de las investigaciones por la desaparición de sus familiares, por lo que sostuvieron que no se realizan las diligencias requeridas.

Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano que es uno de los organizadores de la Caravana, aseguró que ellos llevan 301 personas localizadas durante los 14 años que han realizado el proyecto, entre los cuales algunos han podido reencontrarse con sus familiares y otros restablecer el contacto, por lo que dijo que están haciendo el trabajo de las autoridades.

“Ya estamos cansados de los mismo (…) ya es como una burla para nosotros, una ofensa (…) exigirle que haga su trabajo porque ellos tienen la obligación de buscar a nuestros familiares”, indicó María Elena Larios.

Ignoran gobernantes a Caravana

Previo a su llegada a la Ciudad de México, las integrantes de la caravana fueron ignoradas por los gobiernos electos de Veracruz y Tabasco, quienes rechazaron la solicitud de reunión donde se intentaba buscan plantear necesidades en materia migratoria.

Ana Enamorado, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano, señaló que enviaron misivas a las diversas entidades federales relacionadas con el tema migratorio como la CNDH, el Instituto Nacional de Migración (INM), la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, entre otras, pero hasta el momento no han tenido respuesta.

Además, explicó que en su paso por Veracruz la caravana buscaba encontrarse con el gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, sin embargo nunca obtuvieron respuesta a su solicitud.

“Al gobernador electo pero él nunca respondió, quedamos esperando respuesta y no hubo nada, entonces obviamente que las familias, las madres quieren reunirse con las autoridades pues traen exigencias, pues cada año vienen el país, es una vez al año, entonces ellas quieren saber qué ha pasado o que va a pasar”, indicó.

También buscaron al ejecutivo electo de Tabasco, Adán Augusto López, quien respondió pero que no se encontraría en el estado durante el paso de las mujeres buscadoras aunque tampoco envió a ningún representante o futuro integrante de su equipo para concretar la reunión.

“Ellas quieren saber lo que queremos todas, saber que ha pasado con nuestros hijos, que los busquen, que nos digan la verdad y queremos justicia”, indicó la integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano.  

Explicó que entre los sitios donde tenían especial interés en tener una reunión con integrantes del gobierno electo era Veracruz, dado que se trata de un espacio difícil para los migrantes al ser un paso obligado, pero también un sitio donde se presentan continuamente delitos en su contra.

“El estado de Veracruz es uno de los estados más violentos en el país y es un paso de los migrantes y desaparecen muchos”, aseguró.

Poco antes de llegar al estado de Veracruz, el Movimiento Migrante Mesoamericano que organiza la caravana de madres, colocó en redes sociales la carta enviada al gobernador electo donde indica que este 28 de octubre estarían en el estado y le solicitan una audiencia. Tampoco hubo respuesta.

“La idea de venir a este país es denunciar, buscar nosotros como familiares, visibilizar lo que está sucediendo y si ellos no lo hacen pues también lo vamos a denunciar a ellos por irresponsables porque no quieren responder al llamado de las familias”, dijo Enamorado.

La Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos está integrada por cerca de 30 mujeres de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, quienes recorren el país realizando la búsqueda de sus seres queridos pero también intentan incidir en políticas públicas que las ayuden a encontrar a los migrantes desaparecidos y a mejorar la situación que viven quienes cruzan el país.

Durante su paso por México este año, solamente se han reunido con algunos directores de área del municipio de Tapachula donde éstos se comprometieron a capacitar a sus policías en materia de derechos humanos.

Además, han realizado diversos actos donde piden públicamente la intervención de la Organización de las Naciones Unidas y organismos internacionales en la situación migratoria actual, ante la crisis que se ha presentado por el éxodo desde distintos países centroamericanos que buscan llegar a México.

Close
Comentarios