Irena, la mujer que salvó a más de 2 mil 500 niños del Holocausto (capítulo de regalo)

En tiempos de guerra, Irena y sus amigos crearon una red de apoyo que salvó a 2 mil 500 niñas y niños migrantes del gueto de Varsovia.

Irena, la mujer que salvó a más de 2 mil 500 niños del Holocausto (capítulo de regalo)
Imagen de la portada del libro

A 73 años de haber concluido la Segunda Guerra Mundial, quedan historias de personas que, a pesar de los peligros de morir asesinados, enfrentaron obstáculos para proteger otras vidas por encima de la suya, como es el caso de Irena Sendler, una mujer que durante la Segunda Guerra Mundial fue trabajadora social y creó una red de trabajadores sociales en Polonia, para salvar miles de vidas.

En esta red las trabajadoras sociales, que en parte eran católicas y parte cristianas, iniciaron como una red de apoyo de salubridad para ayudar a los judíos de Varsovia y, más adelante, ellas fueron parte de la formación de una red auxiliar de trabajadores sociales que ayudó a salvar a aproximadamente 2 mil 500 niños del Gueto de Varsovia, dijo en entrevista para Animal Político, la autora estadounidense de Los Niños de Irena, Tilar J. Mazzeo.

A siete décadas de la tragedia que marcó la historia de la humanidad con una guerra donde mujeres, hombres, niños y niñas fueron asesinados en masa, la realidad en el mundo actual muestra que no se está lejos de lo que vivieron miles de judíos, quienes migraron para salvarse.

Para la autora de Los Niños de Irena, es necesario hablar de las historias de la guerra, de sus hombres y mujeres. Explicó que la razón por la que escribe de una mujer en el Gueto de Varsovia es que simplemente no había hombres. “Los hombres polacos jóvenes no los dejaron en Varsovia, los alemanes los enviaron a campos de trabajo y campos de concentración a hacer ´labor de hombre´, como se llamaba en ese tiempo”.

En este caso, la historia de Irena representa una gran responsabilidad social en una tempestad política como el holocausto, en la que narra “la historia de una persona común y corriente que llega a cambiar la narrativa de su historia personal y la de tanta gente que llegó a salvar”.

Revivir la historia

Reconstruir el personaje de Irena representó un gran reto para Tilar Mazzeo. En ese tiempo, no estaba permitido contar la historia de personajes como Irena, hasta después de la guerra, cuando fue posible sacar una lista de más de 14 páginas con los nombres de personas que fueron parte de esa red de ayuda, una de las herramientas documentalistas que usó ella para reconstruir la vida y trabajo de este personaje.

Al mismo tiempo que Tilar intenta redactar la historia de Irena, también necesita que el lector entienda que ella solo fue una mínima parte de lo que estaba sucediendo, por eso se vuelve tan valioso conocer su historia, porque al igual que Irena existieron más personas en el intento de ayudar a otros en tiempos de guerra, a pesar del idioma, procedencia y religión.

“Lo que me fascinó de Irena fue la manera en que ella –por años– cada día se levantaba y se metía en una situación de peligro personal y cómo lo superó”.

A Tilar, le hubiera gustado saber que, si ella hubiera estado en esa misma situación, cuando menos un día en su vida, haber tenido el valor para saber que hará lo correcto.

Revivir desde documentos históricos

Mazzeo pasó dos años de tiempo completo en investigación y narrativa en el personaje de Irena Sandler, donde para reconstruir la parte histórica se basó en archivos que están en Polonia e Israel, de ahí sacó gran parte de la información que tenía.

Además, logró localizar a la hija de Irena a quien entrevistó. También logró encontrar a varios de los niños que ella salvó, así como entrevistar a los hijos de gente de la red de ayuda de Irena, que siguen con vida.

Otro recurso bibliográfico que fue de gran ayuda para Mazzeo fue la autobiografía que Irena escribió. Aunque, los recursos más importantes que rescató Tilar fueron las fotografías y mapas e información del gueto “que no necesariamente tenía que ver con la historia personal de Irena y los niños, pero era documentación de cómo fue la vida en el gueto en esa época específica”. Así pudo describir de una manera más exacta cómo se vivía ahí.

Tilar Mazzeo nació en Estados Unidos en 1971, es historiadora cultural, biógrafa y estudiosa apasionada de la cultura francesa. Además, se especializa en narrar historias de mujeres en la Historia, utilizando un recurso literario que –en Estados Unidos– se conoce como narrativa histórica o “non fiction”, es decir, narra la vida de una persona usando elementos ficticios para contar verdades históricas.

Con autorización de la autora Pilar Mazzeo y la casa editorial Aguilar, Animal Político te regala el primer capítulo de esta la historia en Los Niños de Irena.

Close
Comentarios