El rechazo a centroamericanos es racismo; no son una amenaza y no vienen a quitarnos nada: investigadores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El rechazo a centroamericanos es racismo; no son una amenaza y no vienen a quitarnos nada: investigadores

Miles de personas no son un peligro en una población de 120 millones de personas. Si se emplean lo harán en trabajos precarios que no quieren los mexicanos, y no son delincuentes, vienen huyendo de la pobreza y la violencia.
Cuartoscuro
7 de noviembre, 2018
Comparte


Entre las noticias publicadas estos días sobre el éxodo centroamericano aparece el video de un voluntario en el estadio Jesús Martínez ‘Palillo”, en la alcaldía de Iztacalco, en la Ciudad de México. Es parte del grupo de personas que están ahí para apoyar a la caravana migrante. El joven dice a cuadro que por ahora hay suficientes donaciones de ropa de mujer y de niños. Pide llevar mejor vestimenta de hombre, tenis, chamarras, bóxers y calcetines.

En los comentarios dejados en el video hay frases como: “ah sí, ya nada más falta que quieran Gucci, Oscar de la Renta, Dockers, Levis, todo quieren esos delincuentes” o “asómate cómo está la gente de Tepic, y los mexicanos están más preocupados por estos delincuentes que entraron de forma violenta e ilegal al país”.

Leer: Mexicanos del norte apoyan dar trabajo a migrantes; los rechazan en el occidente y bajío: Mitofsky

Hay muchos mensajes en redes sociales con las mismas palabras: delincuentes, ilegales, violentos. Muchos más enuncian el miedo a que no solo quieran pasar por México hacia Estados Unidos, sino que quieran quedarse y entonces causen sobrepoblación, desempleo, más delincuencia. El contraste está en la respuesta de apoyo de las comunidades pobres por donde la caravana ha pasado. En las redes también ha quedado testimonio de eso: los de menos recursos apoyando a migrantes que para otros, en mejor posición, parecen un peligro.

Máximo Jaramillo, coordinador de Estudios de Desigualdad de Oxfam México, dice que esta parte de la reacción, xenófoba-clasista-racista, es una expresión más de la narrativa meritocrática: negada a reconocer los privilegios de algunos sectores por su origen. “A través de esas narrativas justifican lo que tienen y que no se hagan mayores acciones para tratar de cambiar la desigualdad”.

Este tipo de posicionamientos, agrega el investigador, los reproducen por lo general quienes se auto adscriben a la clase media, aunque en realidad no pertenezcan a ésta: sectores de la clase alta y quienes en realidad, por ingreso, se ubican en la clase baja. “En México, de acuerdo a datos del INEGI, la clase media representa 40% de la población total del país, pero el 70% se auto adscriben en ese grupo”. El 30% imaginariamente mal ubicado son quienes apoyan más fuerte estas narrativas individualistas o meritocráticas.

Leer: Más de 2,600 migrantes que pidieron refugio a México ya tienen permiso provisional para trabajar

La encuesta Caravana Migrante, de Consulta Mitofsky, también da información respecto al perfil de quienes rechazan al éxodo. Los resultados muestran que 51% de las y los mexicanos concuerdan con la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sobre ofrecerles empleos dignos y el 42% la rechaza. Los sectores que muestran más apoyo a la caravana son: los hombres; los habitantes de localidades rurales, y los de nivel económico más bajo. El sector con más rechazo está constituido por los votantes del PAN en las elecciones presidenciales; que residen en el occidente o el bajío del país, y quienes conforman la clase media.

El argumento principal de quienes están en contra de la caravana es que su presencia puede provocar inseguridad; desempleo para los mexicanos; sobrepoblación; mayor crisis, y por miedo o temor. Pero todo eso es solo una reacción xenófoba y racista, concuerda Patricio Solís, profesor investigador del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México (COLMEX). “Son muletillas que se le colocan a los prejuicios para justificarlos”.

Solís asegura que en términos de cantidad, una caravana de 7 mil personas no es ninguna amenaza para una población de más de 120 millones. Ese número, e incluso uno más elevado, no afectaría la densidad de población del país. Los centroamericanos tampoco alterarían la disponibilidad de empleos. Aun cuando el número de migrantes fuera mayor, y permanente, no impactaría en la ocupación de los mexicanos, por el tipo de trabajos que suelen desempeñar. “Por sus niveles de calificación –explica el investigador– y por sus antecedentes de empleo, estos migrantes se ubican en la parte baja de la estratificación ocupacional”.

Jaramillo, el investigador de Oxfam, dice que los migrantes del éxodo centroamericano no se quedarán con el empleo de un profesionista. “Lo más común cuando los contratan en la frontera sur, con los permisos de tarjetas de visitante trabajador fronterizo, es que los empleen en el campo, en trabajos un poco más precarios de los que ocuparían connacionales. Es la misma lógica de cuando contratan a migrantes mexicanos en Estados Unidos”.

De los trabajadores que están ocupados en México y que son migrantes, especifica Máximo Jaramillo, el 74%, tres de cada cuatro no tienen prestaciones laborales. “De esa magnitud es su mala situación, así que no podrían estar compitiendo con el empleo de todos los que están preocupados en redes sociales”.

Tampoco es que sean delincuentes, “no son personas que vienen a hacer cosas malas, son personas que están huyendo de situaciones graves como la violencia y la pobreza en sus países”, dice Ana Saiz, directora de Sin Fronteras. “La migración irregular no es un delito ni tampoco lo es la necesidad de protección internacional, esto es un derecho, y no por eso son delincuentes”, aclara Daniela Gutiérrez, coordinadora del Área de Solicitantes de Asilo de la Comisión Mexicana para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

¿Por qué entonces causan tanto miedo?

Patricio Solis explica que el éxodo migrante lo que en realidad amenaza es nuestro nacionalismo, construido sobre un proceso de mestizaje que lleva en el fondo un proceso de blanqueamiento de la población. “Es un mestizaje aspiracional que tiende a pasar a la blancura, y la migración que nos viene del sur de alguna manera representa un retroceso en ese proyecto blanqueador de la sociedad mexicana”. Por eso es que no pasaría lo mismo si estos migrantes fueran europeos, agrega. Las reacciones no serían tan fuertes. “Aquí están entrelazados todos nuestros fantasmas, es una mezcla de racismo, xenofobia, clasismo, que se manifiesta en esta coyuntura particular”.

Si se analiza el origen de los migrantes empleados en México, señala Máximo Jaramillo, resulta que, según datos del INEGI, el 17% es de Centroamérica y el 13% es de Europa. “La diferencia es poca, pero claramente los que nos preocupan son los centroamericanos y no los europeos, cuando son ellos quienes traen niveles de educación más altos y pueden sí representar competencia para la clase media”.

Respecto a que primero se atienda a los pobres de México y después se piense en los centroamericanos, “al final de cuentas –dice Jaramillo– y claro que hay criticas respecto a cómo se hace, pero ya se está atendiendo a la población en pobreza en México, no es que no se atiendan. Lo otro es que los migrantes no vienen a ser beneficiarios de los grandes programas sociales”.

Lo que les están ofreciendo con el programa Estás en tu casa, por ejemplo, es atención médica y empleo temporal. “A lo que aspirarían es a algo menor al seguro popular, que ya de por sí es muy carente. No es como que vayan a ocupar el lugar de un mexicano en la atención médica, y sobre el empleo, ya se dijo, sería temporal y precario. El gobierno realmente no les está ofreciendo nada más y quien sabe si eso se los vaya a cumplir”.

 

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué hay detrás del aumento de casos en EU y por qué preocupa la celebración del 4 de julio

Los casos de coronavirus se multiplican en EU y marcan nuevos récords diarios, lo que ha llevado a las autoridades a modificar las celebraciones del 4 de julio.
2 de julio, 2020
Comparte
Playa

Getty Images
Las playas de Miami estarán cerradas este fin de semana festivo del 4 de julio.

El coronavirus parece ir a la baja en muchos lugares del mundo, pero desde luego no en Estados Unidos.

Las autoridades sanitarias de ese país observan con preocupación el incremento diario de nuevos casos en una curva particularmente pronunciada en los últimos 14 días.

Este jueves se dio a conocer un nuevo y alarmante récord: 50,000 contagios en un solo día.

En este contexto, y en vísperas de la celebración del Día de la Independencia el 4 de julio, los distintos estados adoptan medidas para reducir las aglomeraciones, en un intento de detener la propagación del virus.

Una calle concurrida en Miami, Florida

Getty Images
Se apunta a los más jóvenes como explicación de la subida de casos de coronavirus en Estados Unidos.

Los líderes estatales y especialistas de salud no se ponen de acuerdo en cuál es la causa de esta clara tendencia al alza.

El aumento de las pruebas de diagnóstico en todo EU ha influido en que suba el recuento de casos.

Pero la tasa de positivos revela que el aumento de pruebas no explica por sí solo el incremento de casos.

Para el doctor Anthony Fauci, jefe de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud de EU, el incremento de casos tiene una relación directa con la relajación de las cuarentenas en la mayoría de los estados.

La Organización Mundial de la Salud dice que los estados deben tener una tasa de positivos del 5% o inferior durante dos semanas antes de poder suavizar las restricciones a la movilidad.

Estados del sur como Texas, Florida, Arizona y California se han convertido en los nuevos epicentros de la pandemia en el país.

En cada uno de ellos se repite el patrón que sugiere Fauci.

Reapertura en Texas

Después de casi tres meses en los que los nuevos casos oscilaban entre los 1,000 y 2,000 diarios, el recuento de contagios en Texas se disparó en las últimas dos semanas, superando los 6,000 en un solo día.

Este pronunciado aumento se ve reflejado en una cifra récord de ingresos hospitalarios, que aviva el temor a que los hospitales del estado pronto se vean desbordados.

Personas en un Bar en Houston

Getty Images
Houston, en Texas, se ha convertido en una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus.

¿Por qué el aumento? Muchos apuntan a la relajación de las medidas de confinamiento.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, permitió que la orden de permanecer en casa expirara el 30 de abril, con casi todos los negocios, incluidos bares y restaurantes, operando al menos al 50% de su capacidad a primeros de junio.

La semana pasada, en plena subida, el gobernador mandó cerrar todos los bares y ordenó que los restaurantes redujeran su capacidad.

Si pudiera volver atrás y rehacerlo todo, probablemente habría ralentizado la reapertura de los bares“, le dijo Abbott a una emisora local de El Paso.

Los restaurantes y bares llenos también parecen encajar con otra tendencia nacional: la media de edad de las personas diagnosticadas con covid-19 ha bajado gradualmente a lo largo de la pandemia.

Boston, Massachusetts, 25 Mayo 2020

EPA
El feriado del Memorial Day (celebrado a finales de mayo) pudo dar lugar a una mayor tasa de contagios.

Las normas sobre el uso de mascarillas son uno de los factores que diferencian a Texas de aquellos que tienen tasas menores de transmisión.

En 11 estados con políticas de uso de mascarillas, incluidos Nueva York e Illinois, el número de casos nuevos ha bajado un 25% en las últimas dos semanas, según un análisis del diario Philadelphia Inquirer.

Del otro lado, en estados donde solo algunos empleados deben llevar mascarillas, los nuevos casos han aumentado en una media del 70%.

La juventud en Florida

La orden de permanecer en casa en Florida expiró poco después de la de Texas, el 4 de mayo.

Si bien los condados más poblados del estado -Miami Dade y Broward- se contuvieron hasta el 18 de mayo, Florida adoptó una de las estrategias de reapertura más agresivas de EE.UU.

Las instalaciones de Disney y las playas empezaron a reabrir a finales de mayo, justo cuando los ciudadanos de todo el país celebraban el feriado del día del Recuerdo.

Para junio, los bares, restaurantes, gimnasios y tiendas reanudaban las actividades.

Toma de temperatura en un restaurante de Miami Beach

Getty Images
Algunos negocios en Florida comprueban la temperatura de los visitantes cuando llegan.

En las últimas dos semanas, los casos se han quintuplicado en Florida, según el diario The New York Times.

Los ingresos hospitalarios también están ascendiendo, pero la tasa de muerte no ha experimentado una fuerte subida.

El hospital público más grande de Miami anunció que dejará de realizar intervenciones quirúrgicas no urgentes a partir del lunes.

La carga de casos en el Jackson Memorial se ha duplicado en las últimas dos semanas.

La respuesta del gobernador del estado, el republicano Ron DeSantis, a estos datos coincide con lo que dice la Casa Blanca: se hacen más pruebas y hay más jóvenes contagiados.

Pero algunos especialistas dicen que incluso con el aumento de pruebas, los números todavía apuntan a que la expansión se debe a un mayor contacto social.

DeSantis no ha llegado a aplicar nuevas medidas obligatorias para contener el contagio de la covid-19, pero alcaldes del sur de Florida, la región más golpeada, están discutiendo nuevos pasos.

En Miami, Fort Lauderdale y Palm Beach, las playas estarán cerradas este fin de semana por las celebraciones del 4 de julio, el Día de la Independencia.

Una imagen de Missouri el pasado puente. 23 de mayo de 2020.

Reuters
Una imagen de Misuri a finales del mes de mayo.

El alcalde del condado Miami Dade, Carlos Giménez, limitará también las reuniones a no más de 50 personas, con mascarillas obligatorias.

El calor de Arizona

El estado de Arizona es quizá la región con un incremento más alarmante en todo EE.UU.

A mediados de junio, un epidemiólogo de Harvard observó que el estado tenía una cifra de casos y una tasa de positivos superior a las de Brasil y Perú en aquel momento.

Se trata también de una historia reconocible: la subida de casos siguió a su proceso de reapertura.

El gobernador republicano Doug Ducey levantó la orden de quedarse en casa el 15 de mayo.

Desde entonces, se reabrieron restaurantes, bares, casinos, gimnasios, clubs de golf y piscinas.

Centro comercial en Glendale, Arizona

Getty Images
No todo el mundo lleva mascarilla en el interior de negocios como los centros comerciales.

Había recomendaciones sanitarias, pero no una obligación de cubrirse la cara o reglas para el distanciamiento social.

Además de la cantidad de casos, la velocidad a la que aumentan es lo que preocupa a los expertos en salud.

El clima caluroso de Arizona puede estar empeorando el problema, ya que muchos optan por actividades de interior por las altísimas temperaturas.

En este contexto, los hospitales de Arizona, que están en modo de emergencia, han advertido que las unidades de cuidados intensivos (UCI) pueden quedar desbordadas.

Tras las críticas recibidas por su falta de acción, el gobernador Ducey ordenó el 29 de junio que los bares, los locales nocturnos, los gimnasios, los cines y los parques acuáticos cierren al menos durante 30 días para paliar el estrés sobre el sistema de salud.

California, del elogio a la alarma

De los cuatro estados más golpeados por el resurgimiento de casos, California es en muchos aspectos un caso aparte.

Su orden de permanecer en casa del 19 de marzo –la primera en el país– fue ampliamente elogiada como responsable de contener las muertes que se veían en otros estados grandes como Nueva York y Nueva Jersey.

Pero dos meses después de que el gobernador demócrata Gavin Newsom dijera que la curva de la covid-19 se había aplanado, los casos están en alza.

Paseo de Santa Mónica en Los Ángelus

Getty Images
Las restricciones en California se relajaron el mes pasado.

Los ingresos hospitalarios se dispararon un 43% en las últimas dos semanas.

Autoridades sanitarias locales han advertido que uno de cada 140 residentes puede tener el virus sin saberlo: la semana pasada el cálculo era de uno de cada 400.

Las autoridades de California achacan la subida en parte a un aumento de las reuniones sociales y familiares, en particular en los residentes de edades entre 18 y 49 años, que componen la mayoría de los casos positivos en el estado.

La relajación de las restricciones en negocios de interior, como gimnasios y restaurantes, probablemente también jugó un papel importante.

El pasado domingo, siete condados, incluido el de Los Ángeles, recibieron la orden de cerrar los bares.

Condados y ciudades como San Francisco han revertido los planes de reapertura.

Brotes del virus han emergido en prisiones y residencias de mayores así como en áreas rurales y urbanas.


Un 4 de julio diferente

Así las cosas, las celebraciones del Día de la Independencia se verán modificadas en todo el país.

Lugares como Miami o el condado de Los Ángeles anunciaron el cierre temporal de sus playas para el fin de semana, con el objetivo de reducir las aglomeraciones de personas.

Fuegos artificiales en Miami Beach, Florida

Getty Images
Los fuegos artificiales son la seña de identidad de la celebración del 4 de julio en Estados Unidos, pero este año será diferente.

También se han visto afectados los desfiles y los espectáculos de fuegos artificiales que son tradicionales en la celebración de esta fecha.

Hasta el 80% de las exhibiciones pirotécnicas se han cancelado por temor a que no se pueda respetar el distanciamiento social.

“La elección más segura este feriado es celebrar en casa”, dicen las autoridades de salud de Oregón.

Para los habitantes de Nebraska que planean organizar comidas al aire libre, los gobernantes del estado tienen una sombría recomendación: Mantengan la lista de invitados, facilita el rastreo de contactos“.

Son algunos ejemplos de medidas que se repetirán por todo el país para evitar que dentro de dos semanas los nuevos récords dejen en nada las descorazonadoras cifras que se están produciendo estos días.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.