close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Trasladan a casi 600 migrantes de Iztacalco a la Casa del Peregrino
La CDHDF informó que la principal razón para el traslado son las bajas temperaturas de los últimos días por lo que permanecerán en un lugar cerrado, al menos, hasta el próximo viernes.
Cuartoscuro
Por Notimex
19 de noviembre, 2018
Comparte

Casi 600 integrantes de la caravana migrante, que permanecen en el albergue del estadio Jesús Martínez “Palillo”, en la alcaldía Iztacalco,  Ciudad de México, serán trasladados a la Casa del Peregrino de la Arquidiócesis Primada de México.

Lo anterior fue informado por Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF), quien comentó que el objetivo del traslado es que los migrantes permanezcan en un lugar cerrado, además de que habrá otros cambios como la estrategia en la distribución de comida toda vez que “no es lo mismo para seis mil personas que para 600”.

La permanencia en la Casa del Peregrino será temporal y en ella se acogerá a los casi 85 niños, 280 mujeres y 235 hombres.

Estos centroamericanos forman parte de la tercera caravana que ingresó al país hace unas semanas con el objetivo de llegar a Estados Unidos y que se dividió luego de que un grupo de alrededor de 600 saliera caminando a Querétaro y otros 30 solicitaran la repatriación.

Desde las primeras horas de este lunes los migrantes que permanecían en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca empacaron sus pertenencias en mochilas, y enrollaron las colchonetas en las que han pernoctado desde el pasado 13 de noviembre.

Los centroamericanos se quejan sobre todo del frío, como Lili, de 17 años, que asegura que durante la madrugada la temperatura es tan baja que no puede dormir.

Ella viaja con su madre y su hermana de 10 años de edad, a quien protegen con cuatro cobijas por lo que espera que el próximo destino en el Tepeyac sea menos frío.

Por otro lado, Fredy de 38 años de edad, explica que las condiciones en el campamento de Mixhuca “fueron buenas”, sobre todo por la comida y el aseo de los baños, pero reconoce que el frío ha sido lo más difícil de sobrellevar.

Fredy viaja solo, dejó en El Salvador a su única hija, por quien dice hacer toda la travesía, “para ofrecerle un mejor futuro”.

Al disminuir el grupo, el padre y activista, Alejandro Solalinde, les ofreció la nueva sede en la que permanecerán, al menos, hasta el próximo viernes.

Ello, a la espera de una reunión con miembros de la embajada de Canadá en México y autoridades eclesiásticas de ese país, que a decir de Solalinde, podrían ofrecer una oportunidad de empleo a los migrantes.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
EPA
Qué es "la luna de gusano", la superluna que no se veía desde hace casi 40 años
Llega la primavera al hemisferio norte y este año viene acompañada de una superluna llena, la tercera y última del año.
EPA
20 de marzo, 2019
Comparte

La primavera llega este miércoles al hemisferio norte del planeta con una luminosa compañera: la tercera y última superluna llena del año.

La llamada “luna de gusano” ya se puede apreciar desde algunos lugares de la Tierra, pero el momento de mayor visibilidad se dará poco después del inicio oficial de la primavera en el hemisferio norte y del otoño en el hemisferio sur, que se produce este miércoles a las 21:58 GMT.

Lo llamativo de esta superluna es precisamente la coincidencia con el equinoccio de primavera y de otoño (en el sur), algo que no sucedía desde hace casi 40 años, en 1981.

Luna… ¿de gusano?

El viejo almanaque de los campesinos nativos de Norteamérica empezó a poner nombres a las lunas llenas en la década de 1930.

Algunos escritores vinculan dichos nombres a los meses de nuestro calendario moderno, pero también es posible que estén asociados a las estaciones del año.

“Luna de gusano” se refiere a la primera luna llena de marzo en referencia al deshielo primaveral en el hemisferio norte que libera gusanos en el terreno.

Pero también tiene otros nombres, como “luna de cuervo” (los graznidos de los cuervos indican el final del invierno) o “luna de savia o de azúcar” (para marcar el inicio de la temporada de jarabe de arce).

Celebración de la llegada de la primavera en India

EPA
La luna llena y la llegada de la primavera se celebran en Bhopal, India, de una forma especial, con el festival Holi.

Además, los nombres específicos para la luna llena suelen recibir calificativos adicionales cuando coinciden con otros eventos lunares.

En enero, por ejemplo, hubo una “superluna de sangre de lobo” y en febrero tuvimos una “superluna de nieve”.

“Lobo” y “nieve” son los nombres para las primeras lunas llenas de enero y febrero, respectivamente.

Otros nombres incluyen “fresa” para junio, “esturión” para agosto y “fría” para diciembre.

Cuando en un mismo mes hay una segunda luna llena se la conoce como luna azul.

Qué es una “superluna”

Cuando observamos la Luna, su tamaño parece fluctuar levemente en el cielo nocturno porque orbita la Tierra en una trayectoria elíptica.

Así, parece ligeramente más grande cuando está en el punto más cercano a nuestro planeta en su órbita, lo que se conoce como perigeo, según explica la NASA (Agencia Espacial de Estados Unidos).

Los astrónomos usan los términos “superluna” o “de perigeo” cuando la Luna está llena y en su punto más cercano a la Tierra.

La NASA dice que una superluna se ve un 14% más grande y un 30% más brillante que una luna llena normal, aunque la diferencia es difícil de distinguir a simple vista.

La de este miércoles es la tercera y última superluna de 2019. No será una luna de sangre, como las dos anteriores de este año, porque no coincide con un eclipse lunar.

Tampoco será la más brillante puesto que la de febrero fue la más cercana a la Tierra y pudo verse en todo su esplendor durante seis horas, según explicó la NASA.

Los astrónomos esperan otras tres superlunas (no llenas) este año: el 1 y el 30 de agosto y el 28 de septiembre. Nuestro satélite estará entonces en su punto más cercano a la Tierra, pero no será visible porque no reflejará la luz solar.

La siguiente superluna llena será en marzo de 2020.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.