Universidades en México no garantizan la igualdad de género a estudiantes y trabajadores por falta de mecanismos

Entre 40 universidades públicas y privadas muy pocas cuentan con medidas para garantizar la igualdad de género, Chapingo es la institución con mayor rezago.

Universidades en México no garantizan la igualdad de género a estudiantes y trabajadores por falta de mecanismos
Las universidades más importantes como la UNAM o el IPN carecen de suficientes estadísticas y diagnósticos con enfoque de género. Cuartoscuro

Las principales instituciones de educación superior (IES) en México cuentan con muy pocos procesos y marcos normativos institucionales para lograr la igualdad de género en su entorno administrativo y estudiantil.

Entre 40 universidades públicas y privadas, a nivel nacional, se encontró que la mayoría de ellas no alcanza niveles satisfactorios, si acaso intermedios, en cuanto a legislación; lenguaje; sensibilización; estudios de género y no violencia para alcanzar la igualdad de género.

El Observatorio Nacional para la Igualdad de Género en las Instituciones de Educación Superior (ONIGIES), colectivo que busca la construcción de espacios libres de sexismo, segregación, violencia, discriminación y cualquier otra desigualdad basada en la condición de género, presentó sistema de medición de avances institucionales, para conocer el panorama real de la igualdad de género dentro de las universidades del país.

Para esta medición se analizaron ocho ejes: legislación con perspectiva de género; estadísticas con perspectiva de género; lenguaje incluyente y no sexista; sensibilización; investigaciones de género; violencia de género, e igualdad de oportunidades.

Los ocho rubros se analizaron a nivel administrativo y estudiantil y se estableció una calificación del cero al cinco para medir los avances, donde cero equivale a “nulo” y cinco a “consolidado”. Al resto de los parámetros (del 1 al 4) les corresponden las etiquetas: muy bajo; bajo; intermedio; en vías de consolidación, y significativo.

Los resultados no fueron nada alentadores. En las principales universidades del país como la UNAM el índice general de igualdad de género alcanza apenas 2.4 de 5 puntos y aunque su calificación mejora  en otros rubros como la no violencia, donde alcanza 3.8 puntos, disminuye en otros como la existencia de estadísticas y diagnósticos con enfoque de género, donde apenas registra un 1.4 puntos. Su nivel es alto también en el uso de lenguaje incluyente (3.3 puntos) y en la sensibilización de género (3 puntos).

En el caso del Instituto Politécnico Nacional (IPN) el índice general de igualdad de género apenas es de 2 puntos; la legislación con perspectiva de género de 1.3 puntos; la no violencia no alcanza ni un punto, y la sensibilización de género de 1.9. El IPN solo alcanza niveles intermedios o en vías de consolidación en cuanto al uso de lenguaje incluyente (3.3 puntos), y la corresponsabilidad familiar (3.7 puntos).

Por su parte, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México (IBERO) tiene solo 1.4 puntos en el índice general de igualdad de género; uno en estadísticas y diagnósticos; 1.1 en sensibilización; 1.7 en lenguaje incluyente, y su mejor rubro es la no violencia en el que tiene 2.5 puntos. Así la IBERO es una de las instituciones que alcanza niveles apenas intermedios en alguno de los 8 rubros.

Entretanto El Colegio de México (COLMEX) tiene 1.6 como índice general de igualdad de género; no alcanza un punto (.7) en la legislación con perspectiva de género; presenta 2.6 en estadísticas y diagnósticos sobre el tema; 1.7 en lenguaje incluyente, y su mejor rubro es el de las investigaciones y estudios de género, donde alcanza 4.2 puntos.

Chapingo, la universidad con menos avances

De las 40 instituciones analizadas, la Universidad Autónoma de Chapingo es la que registra los menores índices de igualdad de género. De los 8 ejes estudiados solo tiene calificación numérica en tres, en el resto se encuentra en cero.

Su índice general de igualdad de género, alcanza apenas el .3, es decir, ni siquiera medio punto; .6 en estadísticas y diagnósticos con enfoque de género, y 1.1 en investigaciones y estudios de género. En el resto de los rubros está en ceros.

A Chapingo le siguen otras instituciones comola Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATX) con .7  en su índice general de igualdad de género; la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) con .9; la Universidad de Guadalajara (UdeG) también con .9, y la Universidad Autónoma de Nayarit con un punto.

La UAEH, entre las mejores

El lado opuesto, lo encabeza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) con 2.9 en su índice general de igualdad de género; 5 puntos en el uso de lenguaje incluyente; 4 puntos en la generación de estadísticas y diagnósticos con enfoque de género; 2.6 en sensibilización, y 2.5 en no violencia.

Si bien no todos sus rubros alcanzan los 5 puntos, sí es la institución con mejores puntuaciones, y por ende, la que tiene mayor avance en la atención de la igualdad de género.

Después de la UAEH se ubican: la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) con 2.6 en su índice general de igualdad de género, y el Tecnológico Nacional de México (TECNM), institución pública que en su mayoría ofrece ingenierías, con 2.3 en su índice general de igualdad de género.

Aunque más arriba se señala que la UNAM tiene 2.4 en este mismo índice, el resto de sus ejes analizados no alcanza los 5 puntos, mientras que en la UAEH, la UADY y el TECNM tienen de 4.3 a 5 puntos en al menos uno de sus 8 ejes.

Para lograr esta medición la ONIGIES abordó los ocho ejes antes mencionados a través del análisis de componentes sistemáticos en cada una de las instituciones.

Esto incluyó la revisión de: la normatividad institucional; los planes de igualdad de género; los recursos destinados para este tema; las bases de datos con perspectiva de género; la  atención de casos de violencia de género y la prevención de ésta.

Para ello fueron consultados, los estudiantes, el personal administrativo, el personal académico y las autoridades de cada escuela.

Este índice de igualdad de género, argumenta el ONIGIES, servirá como una herramienta para identificar los niveles de avance en el tema y para comparar la situación de las instituciones de educación superior a nivel regional y nacional.

El sistema de medición y la situación de las 40 instituciones analizadas está disponible en la página del ONIGIES.  

El ONIGIES se creó en 2016 a raíz de una iniciativa del el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM, hoy en día es coordinado por la UNAM; INMUJERES; la CNDH; la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Close
Comentarios