close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Exdelegada de Iztapalapa dice que puede demostrar que sí se entregaron 290 mdp a damnificados
Dione Anguiano reconoció que al concluir su gestión no hizo la entrega formal de los expedientes relacionados con los fondos, aunque asegura que sí existe la documentación que comprueba la entrega de la ayuda.
Cuartoscuro Archivo
Por Paris Martínez
10 de diciembre, 2018
Comparte

Luego de darse a conocer que no existen registros del uso que se dio a 290 millones de pesos destinados a damnificados del sismo de 2017 en la delegación Iztapalapa, la extitular de esta demarcación Dione Anguiano, en cuya administración se gastó ese dinero, reconoció que al concluir su gestión (el 30 de septiembre) no hizo la entrega formal de los expedientes relacionados con estos fondos a las nuevas autoridades.

Sin embargo, aseguró que toda la documentación permanece en las oficinas de la hoy alcaldía, y que puede demostrarse el correcto uso de los recursos.

Tal como informó Animal Político, en noviembre pasado las nuevas autoridades de Iztapalapa informaron que se desconoce quiénes fueron los beneficiarios del programa de apoyo para la reconstrucción de viviendas dañadas por los sismos de 2017, y qué uso se dio a los 290 millones con los que debía prestárseles asistencia, ya que las anteriores autoridades, encabezadas por la perredista Dione Anguiano, omitieron entregar esta información.

Al respecto, Anguiano reconoció que “quien era responsable del área (de protección civil delegacional, José Francisco Arreguín Hoyos) sí omitió entregar en el acto de recepción las cajas donde obran los documentos”, aunque justificó esta omisión, al asegurar que “en algunas áreas de la delegación ya era el día 1 de octubre y aún no teníamos los nombres de los nuevos titulares, esto nos complicó la situación de ponernos de acuerdo y de poder entregar (la estafeta de la administración pública) como debiera de ser”.

Cabe destacar que la pasada administración de Iztapalapa no sólo omitió entregar esta información como parte del proceso de entrega-recepción a las nuevas autoridades locales.

La administración encabezada por Dione Anguiano también omitió entregar esta información, cuando fue gestionada por Animal Político a través de la Plataforma Nacional de Transparencia.

Al respecto, la exdelegada atribuyó la omisión a que “hubo mucha carga de trabajo en esos días”.

No obstante, aseguró que en la primera reunión de observaciones al proceso entrega-recepción de la administración delegacional (que se realizó a finales de noviembre) se le presentó al exresponsable de Protección Civil una serie de cuestionamientos, entre los que está la falta de la información sobre el destino de los 290 millones de pesos para damnificados, “por lo que están dando el plazo del 20 de diciembre, para que pueda permitírsele a este exfuncionario ingresar a las instalaciones y mostrar a la nueva directora de Protección Civil la documentación y las pólizas que demuestran que sí hubo un pago a viviendas afectadas”.

La ex delegada de Iztapalapa, no obstante, no pudo informar cuántas viviendas obtuvieron este apoyo, ni su monto, pero reiteró que el censo de damnificados en Iztapalapa registró a más de 21 mil afectados, una fracción de los cuales recibió, afirmó, un apoyo económico para demolición y para reconstrucción.

Anguiano reiteró que las pruebas documentales del correcto uso de los 290 millones de pesos que su administración recibió para repartir entre damnificados permanecen en las oficinas de la hoy alcaldía de Iztapalapa, y será el 20 de diciembre cuando se dé la reunión entre las pasadas y las nuevas autoridades, para revisar dichos documentos.

“Quiero entender (que las nuevas autoridades, ahora del partido Morena) están en la mejor voluntad de dar las facilidades para que se les pueda informar qué es lo que existe en esas cajas (con documentos)”, señaló Anguiano, sin embargo, acusó que “hasta el momento no han permitido el acceso a esas cajas, argumentando que tienen mucho trabajo.”

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Día de la Tierra: 4 animales que desaparecieron de América Latina en los últimos 15 años
La cacería, deforestación de su hábitat y el calentamiento global son algunos de los factores que contribuyeron para la extinción de estas especies.
Getty Images
22 de abril, 2019
Comparte

Hay muchas acciones del ser humano que contribuyen a que se extingan los animales.

Esa ave exótica que tienes encerrada en una pequeña jaula o el poco interés en el calentamiento global están contribuyendo a la desaparición de especies en el planeta.

Desde 1992, la Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de abril como día internacional de la Madre Tierra y este año está enfocado en la preservación de las especies que son afectadas por el impacto ambiental que genera el ser humano en la Tierra.

Distintas organizaciones internacionales han expresado que reforzarán sus programas para proteger a los ejemplares que están en peligro de extinción.

Sin embargo, para algunos animales ya es demasiado tarde y las futuras generaciones solo podrán conocerlos a través de fotografías.

Estos son cuatro animales que vivían en América Latina y que desaparecieron a causa del ser humano.

El guacamayo azul

Cuatro ejemplares de guacamayo azul

Getty Images
Desde hace ya casi 20 años no se ha visto esta guacamaya en su hábitat natural.

Sí, esa ave azul que aparecía en la película animada “Río” se extinguió en su hábitat natural en el año 2000, 11 años antes de que se estrenara el filme cuyo tema central era alertar sobre el peligro de extinción de esta guacamaya.

Esta especie endémica de Brasil se extinguió en su forma salvaje a causa de la deforestación en su entorno y la cacería masiva para ser comerciadas como aves exóticas por su peculiar belleza, según reveló en un estudio la organización Bird Life en septiembre de 2018.

El reporte dice que aunque la especie está extinta en la naturaleza, existen entre 60 y 80 guacamayos azules que sobreviven en cautiverio.

La tortuga gigante de Pinta

Tortuga gigante de Ecuador

Getty Images
La última tortuga gigante de las islas Galápagos pasó la mayor parte de su existencia sin otro compañero de su especie.

El último ejemplar de esta especie vivía en las islas Galápagos, en Ecuador, se le conocía como el Solitario George y falleció el 24 de junio de 2012 por desgaste de su propia edad, más de 100 años.

La población de esta especie de tortuga disminuyó hasta llegar a su extinción a causa de la desmedida cacería para comer su carne y comerciar su caparazón.

Durante la época de los piratas y bucaneros del siglo XVIII, se descubrió que las tortugas podían sobrevivir en la bodega de un barco por muchos meses, sin comida o agua.

Los navegantes, especialmente balleneros que frecuentaban las aguas de Galápagos en el siglo XIX, empezaron a extraer grandes cantidades de tortugas vivas y almacenarlas en el fondo de sus barcos como una fuente de carne fresca durante sus largos viajes, informó Linda J. Cayot, miembro de la organización Galapagos Conservancy, dedicada a preservar la vida del Solitario George.

El sapo dorado

Ejemplar de rana dorada

Getty Images
Estos anfibios dejaron de existir ante la falta de condiciones para su reproducción.

Este tipo de anfibio fue víctima del calentamiento global. Para su reproducción se requería cierto nivel de humedad, pero los cambios climáticos en su hábitat alteraron el ecosistema y no se reprodujeron nunca más.

Habitaban en las charcas del bosque nuboso Monteverde en Costa Rica. Estas charcas se secaron debido a un cambio drástico en la temperatura de la zona que evitó que se formara la neblina que las protegía, de acuerdo con el Centro Científico Tropical (CCT) de Costa Rica.

La última vez que se vio este anfibio fue en 1989. En 2008, el CCT hizo una expedición a los bosques para buscar algún sobreviviente y declaró que no hallaron ningún ejemplar, por lo que ya se declara extinto.

La foca monja del Caribe

Ilustración de una foca monje

National Oceanic and Atmospheric Administration/D
La industria pesquera se beneficiaba de la venta de la piel y grasa de esta foca.

Este mamífero marino que solía nadar por las corrientes del Golfo de México fue declarado extinto en 2008.

La Administración Nacional Atmosférica Oceánica (NOAA por sus siglas en inglés) señaló que su desaparición se debió a causas humanas.

Esta especie de foca era cazada por la industria pesquera para obtener su piel y grasa y comerciar con ellas.

En este día de la Madre Tierra bajo el lema “Protejamos nuestras especies”, la ONU busca sensibilizar sobre el riesgo que corre la biodiversidad y cómo se ve afectada principalmente por las actividades depredadoras de los seres humanos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JqmVdgPef-M

https://www.youtube.com/watch?v=zlhelWzIEYo

https://www.youtube.com/watch?v=xpVHoZ9MI9g

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.