Festival en el Zócalo: con danzas y rituales religiosos, indígenas entregan bastón de mando a AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Presidencia

Festival en el Zócalo: con danzas y rituales religiosos, indígenas entregan bastón de mando a AMLO

Al hacer la entrega, representantes indígenas le dijeron que el bastón de mando deberá guiarlo en la forma de gobernar y le pidieron considerar a los pueblos originarios en los planes de gobierno durante su sexenio.
Presidencia
1 de diciembre, 2018
Comparte

En medio de danzas, música y rituales indígenas, pueblos originarios y la comunidad afromexicana entregaron de manera simbólica el bastón de mando al nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, y le pidieron ser tomados en cuenta en los planes de su administración, la cual comenzó desde este 1 de diciembre.

Al hacer la entrega, representantes indígenas le dijeron que el bastón de mando deberá guiarlo en la forma de gobernar y le pidieron considerar a los pueblos originarios en los planes de gobierno.

“Los pueblos indígenas y afromexicanos venimos con todo respeto pero con una gran responmsbailidad a depositar en su manos el bastón de mando, que le sirva a usted para mandar obedeciendo al pueblo. Tenemos mucha esperanza de que México vivirá a partir de hoy una transofrmación”, dijo la mujer que entregó el mando.

“Los hermanos indígenas venimos a decirle: aquí está el bastón de mando, aquí está el simbolo con el que usted conducirá a nuestro pueblo, queremos ser tomadas y tomados en cuenta en los planes que usted tenga durante estos seis años, queremos manifestar a usted nuestro compromiso”, expresó.

El Bastón de Mando de la Gubernatura Nacional Indígena (GNI), que representa a más de 10 millones de personas de diferentes estados y etnias que componen los pueblos originarios, fue bendecido desde el viernes con humo de copal y buenas intenciones para el presidente.

Durante la ceremonia para bendecirlo, representantes de 68 pueblos originarios pidieron esta vez sí ser tomados en cuenta y trabajar unidos en beneficio del país; además pidieron a los cuatro rumbos (norte, sur, este y oeste) por el Ejecutivo Federal.

El gobernador de los pueblos indígenas Hipólito Arriaga explicó que el Bastón de Mando, elaborado en madera de cedro en Tlaxcala, es la máxima distinción que, de acuerdo con los usos y costumbres de los pueblos originarios, se entrega a las primeras autoridades.

La ceremonia estuvo marcada con danzas, música e incluso rituales religiosos, los cuales cosistían en “purificar” al nuevo presidente y en los cuales incluso se le pidió a la virgen de Guadalupe que lo “libere de todos los males”.

En medio de un mensaje de López Obrador, el cual duró más de hora y media, asistentes al evento abandonaron poco a poco la plancha del Zócalo capitalino.

El festejo multicultural

Cerca de 160 mil personas se congreraron en el Zócalo capitalino como parte del festival multicultural organizado para celebrar el inicio de la llamada “Cuarta Transformación”, de acuerdo con un reporte de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

Al lugar llegaron personas de todas las edades que buscaban cualquier resquicio de sombra que les permitiera refrescarse durante la espera, algunos llegaron desde las primeras horas de este sábado.

Raúl del Campo, de Las Peras, Oaxaca, dice que él llegó hasta la capital del país alentado por la idea de que el nuevo presidente es la única opción que tiene el país para salir adelante.

Primer día de la Presidencia de López Obrador

Casi 120 mil personas arribaron al Zócalo para escuchar a López Obrador.

Durante estas horas grupos de huastecos y sones amenizaron la espera de los asistentes, junto con un grupo de “chinelos” bailarines. Participaron grupos de música y danzas tradicionales, así como musicales y cantantes de lenguas originarias.

Entre los participantes estuvo la Banda de niños de Tlaxiaco, Oaxaca; Parachicos de Chiapa de Corzo, Chiapas; Kúrpites, Viejitos y Aguadoras de Michoacán; Chinelos de Morelos, Pastoras de Querétaro, Diablos de Teloloapan, Tigrada de Chilapa y Toro de Petate, de Guerrero; Fariseos y Seris, de Sonora; Mujeres Nahuas, de la Ciudad de México, así como Jarochos de Veracruz, entre otros.

“Hoy estamos de fiesta”

“Hoy mexico está de fiesta. Ganó la democracia y ganó la lucha de 12 años”, dijo en entrevista Lidia Rodríguez, una joven estudiante de 19 años, quien pidió al nuevo gobierno que abra nuevos espacios educativos y más universidades para aumentar las posibilidades de estudio a miles de jóvenes.

La joven también hizo un llamado a que las nuevas autoridades presenten especial atención a los feminicidios que azotan al Estado de México, en especial al municipio de Ecatepec.

“Las mujeres necesitamos la ayuda de Lopez Obrador, porque en Ecatepec estamos viviendo un infierno donde se roban y matan a las mujeres”, aseguró la joven estudiante.

Carlos, que va arriba de una bicicleta y sostiene en una mano una sombrilla con los colores del arcoíris, más una pancarta que reza “no más violencia”, dice que también acudió al zócalo a “festejar la democracia” y a mostrar su optimismo acerca de un cambio de rumbo en la política del país.

“Del nuevo gobierno necesitamos que haya un alto a la violencia. Un alto a las extorsiones, a los secuestros y a los asesinatos. Necesitamos que ya se acabe la guerra y se sustituya por una cultura de la Paz”, dice.

No obstante, el hombre de 43 años matiza que, a pesar del ambiente festivo, los mexicanos también deben de estar atentos a las nuevas políticas que proponga el Ejecutivo.

“La expectativa en Andrés Manuel es muy alta. Espero que cumpla la mayoría de las cosas que prometió. Aunque ya ha habido algunas en las que se nos está echando para atrás, como en la cuestión de la defensa nacional. Lo que está planteando es mantener la cultura bélica y el ejército en las calles, y eso no me gusta”, explica.

Asistentes al festival del Zócalo

Asistentes al festival del Zócalo

Por su parte, Jorge Santiago, que lleva una pancarta que dice: “Ya tenemos presidente y 4a transformación. Ahora nos toca a nosotros”, comenta que, aunque las expectativas en el nuevo mandatario son altas, también la sociedad debe poner de su parte para lograr cambios.

“Estamos mal acostumbrados a poner muchas expectativas en los demás, en un solo presidente. Pero creo que tenemos que ser nosotros como sociedad los que tenemos que actuar. Ya dimos un primer paso eligiendo un cambio, pero ahora tenemos que seguir activos, participando en las decisiones del país”, comenta.

En cuanto a cuáles deberían ser las dos prioridades del nuevo gobierno, Jorge asegura que mejorar la economía y reducir la violencia. Aunque ambas cosas, señala mientras un dragón chino pasa a su lado con una comparsa y un grupo de chinelos, están relacionadas.

Plancha del Zócalo capitalino durante el mensaje del presidente.

Plancha del Zócalo capitalino durante el mensaje del presidente.

“Economía y seguridad van de la mano. Si estamos tranquilos en seguridad, la economía nos debe de empujar con mejores empleos. Y una sociedad más equilibrada, con más oportunidades laborales, y más justa, nos va a conducir a una sociedad más en paz, con más estudios, y más preparada. Estos dos ejes son fundamentales para que Mexico renazca”, concluye.

Con información de Manu Ureste, Itxaro Arteta y Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ómicron: ¿es realmente tan peligrosa la nueva variante del COVID?

La detección de una nueva variante del SARS-CoV-2 ha disparado una vez más las alertas a escala mundial, pero ¿qué tan preocupados debemos estar y cómo cambia eso la estrategia contra la pandemia?
29 de noviembre, 2021
Comparte

La identificación de una nueva variante del SARS-CoV-2 en Sudáfrica, caracterizada por un gran número de mutaciones (55 en todo el genoma, 32 en la proteína S o espícula) y el aumento vertiginoso de su incidencia relativa en esa población ha disparado una vez más las alertas a escala mundial.

Varios países han cerrado el tráfico aéreo con Sudáfrica y hay expertos que indican que es “la variante más preocupante que hemos visto hasta la fecha”. La OMS la ha elevado a la categoría de “variante preocupante” y la ha designado con la letra griega ómicron.

Pero, con los datos disponibles, ¿podemos aceptar la pertinencia de estas afirmaciones?, ¿se basan en demostraciones o son conjeturas?, ¿cuándo podemos definir una nueva variante como de preocupación y qué consecuencias tiene eso sobre nuestra estrategia frente a la pandemia? Intentaré en los siguientes párrafos arrojar un poco de luz sobre estos temas.

La secuencia genómica de la variante ómicron (linaje B.1.1.529 en el sistema PANGO, o linaje 21K de NextStrain) muestra 55 mutaciones respecto al virus original de Wuhan, 32 de ellas situadas en la proteína S o espícula, la más importante por su papel en la infección de las células y la respuesta inmunitaria.

Muchas de esas mutaciones se han detectado previamente en variantes de preocupación (VOCs) o de interés (VOIs) del virus, como las mutaciones N501Y (presente en las VOCs alfa, beta y gamma), las T95I, T478K y G142D (todas en delta), o se ha demostrado su papel en la interacción con el receptor celular ACE2 (S477N, Q498R), o se encuentran en regiones de unión de algunos anticuerpos (G339D, S371L, S373P, S375F).

Esta acumulación de mutaciones con efectos conocidos ya es motivo de interés y preocupación, pero todavía se tienen que realizar los experimentos adecuados para demostrar sus efectos cuando se encuentran simultáneamente.

Gráfico de la mutación.

BBC

Los efectos de dos mutaciones no son siempre aditivos y las interacciones (epistasias en lenguaje técnico) pueden ser tanto en sentido positivo (aumentando el efecto de cada una) como negativo (disminuyéndolo).

Hasta que no dispongamos de resultados de laboratorio y de datos epidemiológicos y de vigilancia genómica que nos demuestren una mayor transmisibilidad o mayores posibilidades de escape frente a la respuesta inmunitaria no es razonable pasar de vigilancia a alerta o, menos aún, a alarma.

La razón esgrimida por la OMS para declararla como VOC es que puede estar asociada a un mayor riesgo de infección, si bien no hay todavía información pública que respalde esta afirmación.

Vigilancia genómica sudafricana

Sin embargo, las señales de alerta se han disparado debido al rápido aumento de casos detectados en Sudáfrica con esta variante. No es extraño que una nueva variante se detecte en este país, uno de los que tiene mejor sistema de vigilancia genómica del SARS-CoV-2 y en el que, como en casi todos los países del continente africano, la vacunación no ha progresado de la misma forma.

Una mujer con mascarilla trabaja en el laboratorio de la empresa de biotecnología Afrigen, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, 5 de octubre de 2021

Getty Images
Sudáfrica cuenta con uno de los mejores sistemas de vigilancia del virus que produce la covid-19.

Gracias a su vigilancia, rápidamente se obtuvo la secuencia del virus responsable de un brote de covid-19 observado en la provincia de Gauteng, en un momento con una incidencia acumulada muy baja de la infección (alrededor de 10 casos por 100.000 habitantes).

En esas circunstancias, cualquier variante asociada a un brote alcanza rápidamente una alta frecuencia relativa, lo que puede indicar una mayor transmisibilidad pero también que crece donde apenas había nada.

Si la principal causa de alarma es la transmisibilidad, otras propiedades asociadas a mutaciones en la espícula no dejan mucho lugar a la tranquilidad, como hemos indicado previamente. De nuevo nos planteamos la pregunta de cómo surge un virus con tantas mutaciones.

La respuesta no es definitiva, pero la principal sospecha es que ha evolucionado en un paciente con un sistema inmunitario debilitado infectado durante un periodo prolongado de tiempo, al cabo del cual se ha transmitido a otras personas en una cadena que nos es desconocida por ahora.

¿Qué podemos hacer frente a una nueva variante de preocupación?

Personas con mascarillas caminan por un centro comercial en España

Getty Images
Varios países ha vuelto a imponer el uso obligatorio de mascarillas y distanciamiento social.

Por el momento, tenemos las mismas herramientas que contra las demás: vacunar, usar mascarillas, mantener distancias, ventilar los recintos cerrados, es decir, reducir al máximo la exposición y circulación del virus, aumentar la población inmunizada en todos los países del planeta, limitando las oportunidades de que aparezcan nuevas mutaciones en el virus.

Aunque pensábamos que tras la variante delta sería difícil que aparecieran variantes de preocupación, la variante ómicron nos ha vuelto a sorprender.

Con independencia de que tenga o no las graves consecuencias que justifican su declaración como VOC, es evidente que la evolución del SARS-CoV-2 puede seguir deparando sorpresas. Cuanto antes reduzcamos esas posibilidades, mejor para todos.

*Fernando González Candelas es Catedrático de Genética. Responsable Unidad Mixta de Investigación “Infección y Salud Pública” FISABIO-Universitat de València. Su artículo original se publicó en The Conversation.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VVpFyhF9iiY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.