close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
En riesgo, la mitad de la población nacional de jaguares si el Tren Maya no cumple ley ambiental
La Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar alertó a la FONATUR que dos mil jaguares que habitan en la Península de Yucatán, y que representan la mitad de la población en todo el país, se encuentran en riesgo si el Tren Maya no cumple al pie de la letra con la legislación ambiental.
Cuartoscuro
Por Claudia Ramos
14 de diciembre, 2018
Comparte

Un total de dos mil jaguares, de los cuales mil habitan en la reserva de la biósfera de Calakmul, se encuentran en riesgo por la construcción del Tren Maya. Por ello la planeación del proyecto“bajo ninguna circunstancia deberá impactar las zonas núcleo y de amortiguamiento de las áreas naturales protegidas” de la península de Yucatán.

Así lo expuso Gerardo Ceballos, presidente de la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar, en una reunión que sostuvo a finales de octubre con el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), Rogelio Jiménez Pons.

LEE: Nadie nos ha consultado nada: comunidades indígenas rechazan construcción del Tren Maya

En entrevista, Ceballos explica que la reunión se dio en la ciudad de México ante la preocupación de investigadores, conservacionistas y difusores de la ciencia que integran la Alianza en representación de 25 instituciones del país, respecto a que el proyecto no cumpliera con la legislación ambiental debido al trazo original propuesto y que atravesaba la reserva de la biósfera de Calakmul.

“No había un pronunciamiento sobre el cumplimiento de la ley ambiental y por eso nos importaba hablar con ellos. El trazo debe respetar los límites de las áreas naturales protegidas federales, estatales y municipales. Esto es especialmente relevante con el Parque Nacional Tulum (Quintana Roo), las Reservas de la Biosfera Yum Balam y Sian Ka’an (Quintana Roo) y Calakmul (Campeche), y las áreas naturales protegidas estatales de Balam-Ku y Balam-Kin (Campeche), entre otras. Bajo ninguna circunstancia deberán impactarse las zonas núcleo y de amortiguamiento de las áreas naturales protegidas”, explica Ceballos.

En los últimos 12 años, la Alianza ha logrado el incremento de la población del jaguar a nivel nacional, que pasó de 4 mil a 4 mil 800 del 2010 a la fecha de acuerdo con los dos censos que han realizado en ese ínter, gracias al trabajo conjunto con instituciones como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, SEMARNAT, CONABIO, la Alianza WWF – Fundación Telmex/Telcel y el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza.

“Nuestra Alianza ha puesto a México a la vanguardia en la conservación y los estudios del felino más grande del continente americano, dato especialmente notable si consideramos que actualmente enfrentamos un periodo en que la biodiversidad está bajo asedio en todo el mundo”, explica Ceballos.

El investigador indica que los estudios de impacto ambiental deben ser especialmente rigurosos para verificar la factibilidad del proyecto, toda vez que la reserva de la biósfera de Calakmul, el hábitat natural del jaguar, es una de los tres macizos forestales más importantes que le quedan al país.

“La reserva de la biósfera de Calakmul es casi dos veces mayor que la de Chimalapas, y dos veces y media mayor que la Lacandona, que son las tres macizos forestales del país más importantes. Calakmul es una de las 20 selvas más extensas que quedan en el planeta y el trabajo de conservación que se ha hecho ahí es muy importante. Por ello la preocupación”, expone el investigador.

LEE: Qué requisitos requiere una obra de infraestructura (el Tren Maya aún no cumple ninguno)

Trabajo conjunto en defensa de la biodiversidad

El pasado 23 de noviembre Ceballos envió a Jiménez Pons una carta en la que resume los puntos tratados en la conversación de finales de octubre, y que hoy se da a conocer. En ella agradece “la disposición a dialogar” y expone la disposición de la Alianza en “apoyar el diseño y evaluación del proyecto con elementos técnicos y científicos que sirvan para mitigar sus impactos ambientales negativos”.

“Esto es fundamental para consolidar la conservación del jaguar, las áreas naturales protegidas y las selvas de la región, así como impulsar un desarrollo sostenible regional. Estamos en la mejor disposición de integrar un grupo de trabajo con Ustedes para avanzar en los temas ambientales relacionados con la conservación del jaguar y su hábitat”.

En la misiva, el investigador reitera que la planeación del proyecto del Tren Maya “deberá contar con todos los estudios ambientales necesarios para determinar su factibilidad ambiental, y deberá acatar plenamente la legislación ambiental vigente en materia de impacto ambiental, forestal, vida silvestre y aguas nacionales, entre otras”.

“Para nosotros es fundamental evaluar y mitigar los impactos sobre el jaguar y la diversidad biológica regional”, precisa.

Entre los puntos tratados en el encuentro, Ceballos explicó a Jiménez Pons y su equipo la relevancia de determinar las medidas de mitigación y conservación en las zonas que aún conservan selvas extensas y que no se encuentran en alguna área natural protegida, porque funcionan como corredores biológicos para el jaguar y otras especies animales.

“Dependiendo de las características del tren, se deberán determinar el número y ubicación de pasos de fauna elevados a lo largo del trazo del tren, para fauna mayor como jaguares y tapires. Además, deberán adecuarse los viaductos, obras de drenaje y pasos para que funcionen como pasos de fauna de especies de menor tamaño como ocelotes y osos hormigueros”.

Ceballos abunda que si el proyecto se hace bien, “puede ayudar a reestablecer la conectividad de los hábitats del jaguar que están impactados por el sistema de carreteras existentes, a lo largo de las cuales se ha planteado la vía férrea. Los pasos para la fauna además de reducir la fragmentación del hábitat también sirven para disminuir el atropellamiento de animales silvestres”.

De igual forma, se deberá evaluar cómo consolidar las áreas naturales protegidas de la región. “Un adecuado diseño del tren, así como su correcta evaluación puede representar una valiosa oportunidad para ordenar el desarrollo anárquico que ocurre en la periferia de las áreas naturales protegidas como Calakmul y Tulum. Por ejemplo, se puede ampliar la reserva de Calakmul para incorporar otras áreas adyacentes importantes para la conservación, como la reservas estatales Balam-Ku y Balam-Kin con Calakmul. También se pueden adicionar otras selvas no protegidas que nuestro grupo ya ha identificado y cuentan con el apoyo de las comunidades rurales que son dueñas de la tierra”.

Ceballos propuso también a Jiménez Pons y su equipo la creación de un fideicomiso ambiental para apoyar el manejo de las áreas naturales protegidas de la región y las zonas que aún conservan en buen estado sus ecosistemas, pero que no están bajo algún esquema de manejo sustentable, por los beneficios ambientales y sociales que traería.

Entre los esquemas de manejo sustentables bajo diferentes modalidades de conservación que se propusieron ampliar en la región se encuentran las Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC), las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) y el pago por servicios ambientales de CONAFOR.

Otra propuesta de la alianza es que, además de las consultas que marca la legislación ambiental en el caso de las manifestaciones de Impacto ambiental, se lleven a cabo consultas previas con las comunidades a las que pertenecen las selvas que aún mantienen poblaciones de jaguares. Esto siguiendo los tratados nacionales e internacionales vigentes, en particular el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar A.C. es una asociación que está integrada por más de 50 investigadores, conservacionistas y difusores de la ciencia que representan a 25 instituciones, cuyo principal objetivo es la conservación del jaguar y su hábitat para beneficio de todos los mexicanos.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
AFP
Las "inusuales" causas detrás de la contaminación del aire en Ciudad de México
El gobierno de la capital decretó "contingencia ambiental extraordinaria", pues el nivel de partículas nocivas en el aire ha superado los estándares admitidos.
AFP
15 de mayo, 2019
Comparte

Cuentan que en 1804, cuando Alexander von Humboldt vislumbró por primera vez la Ciudad de México incrustada en el Valle de Anáhuac, apenas pudo contener la emoción ante el espectáculo: el cielo, las nubes, los volcanes, el azul y el verde intenso, la luz…

“Viajero: has llegado a la región más transparente del aire”, escribió en su diario.

Más de dos siglos después, la CDMX se ahoga en su propio vaho: una bruma densa de partículas contaminantes que lo envuelve y lo oscurece casi todo.

Los altos edificios que perfilan la ciudad se ocultan desde hace más de cuatro días en una nube oscura que apenas deja ver el sol y las imágenes y los videos que se publican parecen recordar el Día del Juicio.

Mientras, cientos de personas se quejan de sensaciones extrañas en la piel y los ojos, y las autoridades llaman a pasar el menor tiempo posible el aire libre.

El gobierno de la capital decretó en la mañana de este martes una “contingencia ambiental atmosférica extraordinaria”, lo que indica que el nivel de partículas nocivas en el aire ha superado los estándares admitidos.

Luego, en horas de la tarde, anunciaron que a esa medida se sumaba otra “contingencia ambiental” por ozono, lo que llevará a reducir el número de vehículos que circulan por la urbe.

CDMX

AFP
El nivel de partículas nocivas en el aire ha superado los estándares admitidos.

Es la quinta vez en lo que va de año que la CDMX necesita ponerse a resguardo por los altos índices de contaminación atmosférica.

Sin embargo, las autoridades aseguran que en esta ocasión han coincidido una serie de circunstancias “inusuales”.

Según aseguró este martes la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, la principal causa detrás de los actuales niveles de contaminación son una serie de incendios que han afectado regiones cercanas a la capital desde el fin de semana.

¿Incendios?

Efectivamente, incendios. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que desde inicios de mes se han reportado al menos 66 incendios en la capital y otros 130 en el Estado de México, que colinda con la CDMX.

De hecho, la NASA publicó esta foto ayer en la que se muestra cómo se ve el fuego desde el espacio.

https://twitter.com/NASAEarthData/status/1127944409998397440

Al parecer, la propia agencia espacial estadounidense quedó tan impresionada que la nombró “foto de la semana”.

Pero de acuerdo con las autoridades, al humo y las partículas generados por el fuego se han unido también otras condiciones ambientales que han contribuido a empeorar la situación.

¿Qué condiciones ambientales?

Ricardo Prieto González, del Servicio Meteorológico Nacional, explicó este martes en una conferencia de prensa que varios factores meteorológicos reportados en los últimos tiempos no solo han generado los incendios, sino que también hacen que las partículas nocivas permanezcan más tiempo en la atmósfera.

Entre ellos mencionó:

  • Temperaturas por encima del promedio
  • Bajo nivel de precipitaciones y prolongada sequía
  • Mayor radiación solar
  • Un sistema de altas presión que evita la dispersión de contaminantes.

La cuestión geográfica

Pero además del incendio y las inusuales condiciones meteorológicas, esta la cuestión geográfica.

Bernardo Bolaños, profesor de Derecho Ambiental de la Universidad Autónoma Metropolitana, explica a BBC Mundo que la ubicación de la CDMX es un factor que por años ha contribuido a la contaminación del aire.

“En la Ciudad de México vivimos en una cuenca rodeada de montañas, que es una especie de olla. Si a esto se suma que estamos a una altura considerable, se explica también por qué históricamente ha sido un lugar donde la contaminación queda atrapada”, comenta.

CDMX

AFP
Las autoridades piden a las personas evitar los espacios públicos.

Y, también, señala, están los volcanes.

Que aunque no hayan sido señalados en esta ocasión, hay que tener en cuenta que la frecuente actividad del Popocatépetl en el pasado ha sido relacionada por el gobierno con un aumento en los niveles de contaminación en la CDMX, como ya sucedió este año.

Entonces tenemos: los incendios, condiciones del tiempo inusuales y la geografía peculiar de la ciudad...

Algunos expertos, como Bolaños, también creen que una causa hay que buscarla en los carros. “Hay críticos que atribuyen también lo que pasa a errores humanos”, señala.

¿Los carros?

Según Bolaño, actualmente hay más autos en circulación en la ciudad que el pasado año.

“La jefa de Gobierno en los cinco meses que lleva de gestión ha permitido circular 200.000 autos más a diario y esto ha tenido un impacto”, agrega.

https://twitter.com/Santiago_Arau/status/1128061707887112193

El académico explica que para que un carro pueda moverse por la CDMX, necesita pasar antes por un proceso de verificación que, en dependencia de la cantidad de contaminantes que expida, se le permitirá transitar en determinados días de la semana.

Sin embargo, en su criterio, nuevas reglas de verificación que entraron en vigencia este año han contribuido a que se relajen los controles y circulen más vehículos, algo que el gobierno de la ciudad niega.

Bolaños ganó a inicios de este mes un proceso legal por un aire limpio, que obliga al gobierno de la ciudad a implementar cambios en su proceso de verificación vehicular.

“Ahora queda ver si lo acata o tendremos que continuar las demandas a través de la Justicia”, señala.

¿Cuán grave es la situación actual?

Según la Secretaría de Medio Ambiente, el Índice de Calidad de Aire era “muy malo”, con una puntuación superior a los 150, aunque no alcanzaba los límites de 2016, cuando la ciudad vivió una de las peores crisis ambientales de su historia.

Pero pese a esto, también hay buenas noticias: la CDMX no es una de las ciudades más contaminada del mundo.

CDMX

AFP
No, no es un filtro de Instagram: así se ve la ciudad.

De hecho, no es ni la más contaminada de México.

“Ni siquiera está ya entre las más 15 contaminadas del América Latina. Pero ha habido tanto esfuerzo por controlar la contaminación que resulta escandaloso que tengamos algunos días esta contingencia”, agrega Bolaños.

Según el experto, México tiene uno de los sistemas de vigilancia de la calidad del aire más desarrollados de la región.

“No solo es una ciudad contaminada, sino una ciudad vigilada, por eso existe la percepción de que la contaminación es mayor de lo que en la realidad es”, señala.

¿Volverá a ser México “la región más transparente”?

Por ahora, lo que vio Humboldt en 1804 parece más distante y la CDMX más cercana a la que describió en 1917 Alfonso Reyes en su Visión de Anáhuac.

“¿Es esta la región más transparente del aire?, ¿qué habéis hecho, entonces, de mi alto valle metafísico?”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBlOELSWjFI

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.