close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lo nuevo de Lars Von Trier, el Grinch y los estrenos de la cartelera del fin de semana
Llega lo nuevo de Lars Von Trier (La casa de Jack), documental (El buen cristiano, Imagine), terror (Hell Fest: juegos diabólicos), fantasía (El legado), animación (El Grinch), thriller (Acusada) y comedia (Pequeño gran hombre).
Por Butaca Ancha
7 de diciembre, 2018
Comparte

El fin de semana llega cargado de películas, tendremos un días de descanso cargados de muchos estrenos. Podrán encontrar en cartelera lo nuevo de Lars Von Trier (La casa de Jack), documental (El buen cristiano, Imagine), terror (Hell Fest: juegos diabólicos), fantasía (El legado), animación (El Grinch), thriller (Acusada) y comedia (Pequeño gran hombre).

¿Cuál se les antoja?

  • La casa de Jack (The House That Jack Built, 2018)

Dirección: Lars von Trier

Protagonizan: Matt Dilo, Bruno Ganz, Uma Thurman, Siobhan Fallon Hogan

Sinopsis: La trama sigue al altamente inteligente Jack durante 5 incidentes relevantes y presenta los asesinatos que transformaron a Jack en un asesino serial. La historia se experimenta desde la visión de Jack. Él mira cada asesinato como una obra de arte en sí misma, a pesar de que su disfunción le provoca problemas con el mundo exterior. Sin importar que la intervención de la policía está cada vez más cerca que presiona pero también provoca a Jack, él decide contrario a la lógica arriesgarse cada vez más.

La reseña: “Colocándose en las antípodas de los ensayos godardianos, el cineasta danés concatena ideas sobre el arte, la arquitectura, los nazis y su representación de las mujeres de forma rudimentaria y con un deleznable narcisismo, no visto desde la indulgente Arirang, de Kim Ki Duk, pero aquí más que indulgencia, persiste la idea de expiación infernal. La crueldad a cuadro mostrada por Von Trier difícilmente empata con los alcances de sus ideas que en clara afronta a los postulados del movimiento #MeToo parece responder con un #NotMe.” Seguir leyendo…

  • El buen cristiano (2018)

Dirección: Izabel Acevedo

Sinopsis: En 1979, José Efraín Ríos Montt renace cuando se convierte al cristianismo. Está dando un sermón a dos alumnos cuando un grupo de soldados irrumpe en su escuela cristiana para pedirle dirigir el golpe de estado de 1982. Francisco Chávez Raymundo y su hermana eran niños pequeños cuando su comunidad fue arrasada a causa de las políticas de Ríos Montt. En marzo de 2013, la vida de Francisco Chavez y Efraín Ríos Montt convergen en el mismo espacio. Llamado por la justicia guatemalteca, Ríos es confrontado por un grupo de huérfanos y viudas de la guerra. Uno de ellos es Francisco.

  • El legado (Kin, 2018)

Dirección: Jonathan Baker

Protagonizan: Jack Reynor, Myles Truitt, James Franco, Carrie Coon

Sinopsis: Perseguidos por un criminal vengativo (James Franco) y una banda de soldados sobrenaturales, un exconvicto recién liberado (Jack Reynor) y su hermano adolescente adoptado (Myles Truitt) se ven obligados a escapar con un arma de origen misterioso que es su única protección.

  • Acusada (2018)

Dirección: Gonzalo Tobal

Protagonizan: Lali Espósito, Leonardo Sbaraglia, Gael García Bernal, Inés Esteves

Sinopsis: Dolores, una joven estudiante, vive una vida tranquila hasta que un día es culpada por asesinar a su mejor amiga y su vida se transforma en un caso brutal de exposición mediática. Dos años han transcurrido desde que Dolores tuvo que recluirse en su casa para escapar del implacable escrutinio público, pero conforme se acerca el día de su juicio, una extraña energía despierta en su interior, resquebrajando el engranaje familiar y poniendo en riesgo la estrategia justo cuando un error sería fatal.

  • Imagine (2018)

Dirección: John Lennon & Yoko Ono

Sinopsis: Imagine es un collage cinematográfico de color, sonido, sueños y realidad. Producido y dirigido por John y Yoko, quienes, con numerosos artistas invitados incluyendo George Harrison, Fren Astaire, Andy Warhol, Dick Cavett, Jack Palance y Jonas Mekas crean un mundo imaginario tan exquisito y conmovedor como la música que lo acompaña. Para este re-lanzamiento, la película ha sido emparejada cuadro por cuadro con el negativo original, cada cuadro fue limpiado a mano y restaurado, así mismo el soundtrack fue remasterizado en Dolby Atmos y sonido surrond 7.1 por el multi-ganador del Grammy Paul Hicks. El material adicional, que incluye a John interpretando dos pistas en el estudio con un estimado grupo de músicos, incluyendo al integrante de los Beatles George Harrison, también ha sido rematerizado en sonido surround 7.1 y Dolby Atmos ¡para hacerte sentir que estas en el estudio con ellos!

  • Hell Fest: juegos diabólicos (Hell Fest, 2018)

Dirección: Gregory Plotkin

Protagonizan: Amy Forsyth, Reign Edwards, Bex Taylor-Klaus, Christian James

Sinopsis: Un asesino en serie enmascarado convierte un parque de diversiones en su patio de recreo aterrorizando a un grupo de amigos. Mientras que el resto de los visitantes se divierte pensando que todo forma parte del espectáculo.

  • Mi pequeño gran hombre (2018)

Dirección: Jorge Ramírez-Suárez

Protagonizan: Jorge Salinas, Fernanda Castillo, José Carriedo, Arleth Terán

Sinopsis: Carla es una exitosa abogada que desde hace tres años está divorciada. Tras la pérdida de su celular, Carla recibe la llamada de alguien que lo encontró con intenciones de devolvérselo. Es León, un hombre encantador y carismático. Ambos tienen una conexión instantánea y concretan una cita para que León pueda devolverle el celular. Cuando León llega a encontrarse con Carla, ella queda totalmente sorprendida: León es todo lo que había imaginado, excepto por un detalle inesperado, él mide 1:35 m de altura.

  • El Grinch (Dr. Seuss’ How the Grinch Stole Christmas, 2018)

Dirección: Pete Candeland

Protagonizan: Eugenio Derbez, Fanny Lu

Sinopsis: El Grinch, basada en la adorable obra clásica del Dr. Seuss. El Grinch cuenta la historia de un personaje cínico y gruñón que pone en marcha una misión para robarse la Navidad, pero solo consigue que su corazón cambie gracias al generoso espíritu navideño de una pequeña niña. Divertida, tierna y visualmente sorprendente, es una historia acerca de la Navidad y el indomable poder del optimismo. El irreverente Grinch, quien vive acompañado únicamente de su leal perro, Max, en la alejada Montaña Crumpet, dentro de una cueva solitaria y equipada con inventos y gadgets útiles para su vida cotidiana; solamente tiene contacto con sus vecinos los Quién cuando se queda sin comida. Todos los años los Quién perturban su tranquila soledad con su cada vez más grande, luminosa y ruidosa celebración navideña. Al enterarse que este año han decidido hacer el festejo tres veces más grande, El Grinch se da cuenta que solamente hay una forma de conseguir paz y tranquilidad, él debe robar la Navidad. Para lograrlo, decide hacerse pasar por Santa Claus durante la Nochebuena, llevando su trampa tan lejos que atrapa a un reno perezoso e inadaptado para que tire de su trineo. Mientras tanto en Villa Quién, Cindy-Lou, una niña desbordada de alegría navideña, y sus amigos, deciden atrapar a Santa Claus durante su recorrido de entrega de regalos para poder agradecerle por ayudar a su mamá con su enorme carga de trabajo; sin embargo, a medida que la Navidad se acerca, ella con su buena voluntad, amenaza con estropear los nefastos planes del Grinch. ¿Cindy-Lou conseguirá su objetivo de conocer finalmente a Santa Claus? ¿Podrá El Grinch silenciar de una vez por todas la alegría navideña de los Quién?…

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Qué buscaba originalmente la 'Guerra contra las drogas' que declaró EU en 1971
Nixon describió el abuso de drogas como una 'emergencia nacional' y le pidió al Congreso casi US$400 millones de dólares para abordar el problema. Todos estos años y muertos más tarde, Jeffrey Donfeld le contó a la BBC cuál era el enfoque en un principio.
13 de mayo, 2019
Comparte
Richard Nixon

Getty Images
Richard Nixon fue presidente de EE.UU. entre 1969 y 1973.

“La adicción a las drogas es el enemigo público número uno de Estados Unidos”.

La frase fue pronunciada por el entonces presidente estadounidense Richard Nixon, en una conferencia de prensa que tuvo lugar en la Casa Blanca en junio de 1971.

De esa manera comenzó lo que se ha conocido como la “guerra contra las drogas”, que ha llevado al gobierno estadounidense a gastar cerca de US$51.000 millones con el fin de combatir la compraventa de sustancias ilegales, a las que consideran un flagelo.

Y que ha hecho que cerca del 22% de la población carcelaria del país esté tras las rejas por delitos relacionados con la tenencia y el consumo de estupefacientes.

Sin embargo, más allá de los resultados y las estadísticas, esta “guerra” en un principio tuvo un enfoque muy distinto al que presenta actualmente.

“Se pensaba más en encontrar al adicto y ayudarlo que en encontrar al adicto y encerrarlo en una cárcel”, le dijo a la BBC Jeffrey Donfeld, un abogado californiano que fue el encargado de liderar la improbable misión de erradicar el consumo de drogas en el país.

Él fue el primer director de la Oficina Especial de Acción para Combatir la Adicción a las Drogas, tal su título formal.

policías sobre paquetes de cocaína

Getty Images
Actualmente EE.UU. se gasta unos US$51.000 millones en combatir el consumo de droga en su país.

“Era algo que realmente estaba presente en la cultura. Era el tercer tema que más preocupaba a los estadounidenses en aquellos años después de la guerra de Vietnam y la economía”, explicó.

Pero, ¿cómo fue esa primera aproximación de la llamada “guerra contra las drogas”, casi medio siglo atrás?

Emergencia nacional

En su tercer año como presidente, Richard Nixon vio cómo los niveles de adicción a las drogas y la criminalidad aumentaban dramáticamente en el país, por lo que decidió decretar la emergencia nacional y buscar recursos en el Congreso.

En junio de 1971, con un presupuesto cercano a los US$71 millones aprobado por los legisladores, comenzaron los programas para controlar la adicción a las sustancias ilícitas en todo el país.

Uno de ellos contemplaba presionar a otros países como Francia, Tailandia y Turquía para que tomaran acciones en contra de la producción de estupefacientes en sus respectivos territorios.

“Los otros dos fueron quitarle el glamour que estaba asociado a la idea del consumo, que estaba muy extendido en EE.UU. por entonces, y desarrollar un nuevo acercamiento para tratar a los adictos”, relató Donfeld.

Mano con pinchanzos

Getty Images
En 1971 se declaró la emergencia nacional por el tema del consumo de drogas.

Aunque se consumía mucho LSD y marihuana -la cocaína no había hecho su aparición a gran escala todavía-, lo cierto es que la droga que más llamaba la atención era otra: la heroína.

Por esa razón, Donfeld viajó por todo el país visitando centros para el tratamiento de adictos a este potente opioide.

Y aunque se encontró con muchas clínicas donde prevalecía la terapia como enfoque para dejar la adicción, le llamó la atención un lugar en particular: el centro terapéutico Daytop, que tenía sus principales sedes en Nueva York y Washington DC.

Nos dimos cuenta que a los adictos les daban metadona como reemplazo de la heroína“, explicó Donfeld.

“Era algo novedoso en aquellos tiempos. Aunque era una droga, la persona que la consumía, además de estar en terapia, podía ir a trabajar y tener una vida cercana a normal”, explicó el exdirector.

Metadona y racismo

Pero su viaje no solo le reveló este dato, sino que también le mostró que había una fuerte relación entre los crímenes y el consumo de drogas en varias de las principales ciudades de EE.UU.

Consumo de drogas

Getty Images
El consumo de heroína y drogas psicodélicas era lo que preocupaba a las autoridades estadounidenses.

“En aquellos centros de tratamiento había muchas personas que habían estado en la cárcel”, explicó.

“Y dentro de esa evaluación general que hicimos en el país, recibimos unas cifras que señalaban que las personas que recibían la metadona eran mucho menos proclives a reincidir en el crimen que aquellas que solo asistían a procesos de terapia”, recordó el abogado.

Entonces, Donfeld diseñó una campaña para convertir el uso de la metadona en un asunto nacional.

Pero se topó con varios problemas. Uno de ellos: lo acusaron de que su estrategia era racista.

“Varias entidades indicaron que esa idea, que podía ayudar a reducir los índices de criminalidad, era en realidad una estrategia del gobierno de Nixon para subyugar a las comunidades negras de EE.UU.”, relató.

“Era una acusación falsa. Nuestra intención no solo era reducir el consumo y ayudar a combatir el crimen, sino reducir las muertes por heroína”, se defendió el exfuncionario.

Heroína

Getty Images
Actualmente, Estados Unidos vive otra emergencia nacional debido al consumo de opiáceos y drogas relacionadas con la heroína.

Así las cosas, la ayuda para extender su idea y convencer al presidente Nixon le llegó de donde menos lo esperaba: Vietnam.

Regreso a casa

Por entonces, dos congresistas hicieron un viaje de visita a las tropas estadounidenses desplegadas en Vietnam y, al regreso, reportaron que entre el 10% y el 15% de los efectivos en el terreno eran adictos a la heroína.

Donfeld, enviado por Nixon, se reunió con los generales que, según él, no tenían la menor idea de cómo combatir ese flagelo. Entonces les propuso una idea.

“La propuesta era llevar dos máquinas que podían detectar rastros de drogas en la orina. Y allá les avisaron a los soldados que si se hallaban drogas en las muestras, se iban a demorar una semana más en llegar a casa, porque había que desintoxicarlos”, recordó.

Heroína.

Getty Images
Dos congresistas señalaron que entre el 10% y el 15% de los soldados de Vietnam eran adictos a la heroína.

“Nadie quería quedarse una semana más. Así que muchos dejaron de consumir o se sometieron a un tratamiento. Ese fue un enfoque distinto al que existía previamente, que era simplemente enviar ante una corte marcial a quienes fueran sorprendidos consumiendo drogas”.

Lo cierto es que ese enfoque comenzó a aplicarse también en algunas ciudades de Estados Unidos a través de la oficina antidrogas de la que Donfeld era director.

“Al año siguiente los índices de criminalidad se redujeron entre un 20% y un 30% en ciudades como Nueva York y Washington. Creo que era una estrategia válida y efectiva, aunque creo que ha cambiado mucho en los últimos años”, concluyó.

El proyecto fue modificado después de que Nixon -quien había sido el propulsor de la guerra contra las drogas- se convirtió en el primer presidente de EE.UU. en renunciar a su cargo, tras haber sido reelegido en 1972 y por cuenta del encubrimiento en el sonado caso de Watergate.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.