Gobierne a México sin caprichos, sin populismo, ni ocurrencias, pide oposición a AMLO

Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, afirmó que hoy es el fin de un régimen autoritario, corrupto e injusto.

Gobierne a México sin caprichos, sin populismo, ni ocurrencias, pide oposición a AMLO

Legisladores se pronunciaron porque el nuevo gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador cumpla con las promesas que hizo durante campaña y le ofrecieron su apoyo para lograr el cambio que México necesita, aunque también algunos hicieron énfasis en propuestas con las que no están de acuerdo.

Con una asistencia de 448 diputados y 110 senadores, inició la sesión de Congreso General en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador rendirá protesta.

En su posicionamiento, René Juárez Cisneros, coordinador parlamentario del PRI, sostuvo que el partido levantará la voz cuando sea necesario, “nunca estaremos de rodillas o actuando indignamente”.

Al fijar posicionamiento en la tribuna de San Lázaro, dijo que México no puede ser conducido con ocurrencias ni caprichos y consideró como un grave error la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).

“El populismo conlleva pobreza y anarquía. Gobernar para la popularidad conduce extravío. El país no se conduce con ocurrencias. Es tiempo de construir y contribuir para darle viabilidad a la nación”.

Señaló que el Congreso debe evitar que la fuerza del Ejecutivo devore a otros poderes.

Juárez advirtió que no van a aceptar a los superdelegados, que son una incubadora de candidatos para próximas elecciones.

Cisneros  mostró su apoyo a la decisión de mantener al Ejército en las calles.

Mencionó siete puntos que, bajo una alianza, debe apoyar la oposición:

  • No aceptemos retrocesos en el federalismo mexicano. Coordinación sí, subordinación no.  
  • No admitamos que se castigue a estados y municipios en el presupuesto.
  • No aceptemos que se afecte a campesinos.
  • No al avasallamiento de poderes sobre otros poderes.
  • Defendamos a los órganos autónomos.
  • Evitemos que la política social se convierta en una perversidad a través del reparto de dinero a través de los superdelegados, que no son más que una incubadora de candidatos.
  • Tengamos sistema de educación de calidad que le sirva a los ciudadanos.

El dirigente priista señaló que se debe reconocer que después de elección del pasado 1 de julio, México se encuentra dividido, e insistió en su llamando a la unidad para construir un país próspero, moderno, por lo que deseo lo mejor al nuevo gobierno.

En tanto, el senador panista Mauricio Kuri, expresó su preocupación porque el nuevo gobierno esté tentado a someter la ley a una visión personal o ideologías.

“Debemos tener una autoridad democrática, auditable, responsable. Una autoridad que asuma los costos de gobernar, que no se refugie en la comodidad de una consulta a modo”, dijo.

Advirtió que la omnipresencia del Estado no es la solución, es el problema. Cuando se da, devasta la prosperidad, la concordia. “Venezuela es un botón de muestra, y reiteramos que México, México no será el próximo Venezuela”.

El legislador aclaró que no son detractores del cambio, sino postulantes de una reforma con sensatez.

“Demandamos terminar con la impunidad y la corrupción que lastima, e insistimos, el indulto jamás será la vía; hay que castigar y hay que prevenir. El crimen sin castigo, invita siempre a su repetición”.

Exigió una autoridad democrática, auditable, responsable, que escuche cuando tenga que escuchar y que decida cuando corresponda; una autoridad que asuma los costos de gobernar, que no se refugie en la comodidad de una consulta a modo.

En su posicionamiento, Miguel Ángel Macera, senador del PRD, aseguró que este partido nunca será obstáculo para el cambio en México y respaldó a Andrés Manuel López Obrador.

Mancera pidió a López Obrador respetar el federalismo y no tolerar actos sin sustento legal, que todos sus actos estén apegados a la Constitución y las leyes. En especial solicitó que los superdelegados respeten el federalismo.

Pidió revisar el federalismo fiscal, cambiar los porcentajes de distribución del Presupuesto Federal asignado a los estados y municipios, pasando del 80-20 que hoy rige, al 75-25, que daría equidad.

Dijo que el partido del sol azteca espera el cumplimiento de todas las promesas de campaña y exigió aumentar el salario mínimo. “Exigimos que se den las instrucciones necesarias para aplicar un incremento de 100 por ciento al salario mínimo actual para que, a partir del 1º de enero de 2019, sea de 176 pesos. De una vez por todas, señor Presidente, pasemos del salario mínimo al salario digno para México”.

“Bienvenido el cambio, ofrecido en reiteradas ocasiones, por la nueva presidencia de la República”, dijo Mancera.

Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, afirmó que hoy es el fin de un régimen autoritario, corrupto e injusto.

Asimismo, advirtió que la austeridad será la regla de un gobierno sin despilfarro.

“Es la hora de la democracia auténtica, no mentir, no traicionar”, expresó.

Al dar su posicionamiento, el senador Clemente Castañeda Hoeflich, de Movimiento Ciudadano, recalcó la necesidad de recordar que el papel del Congreso de la Unión es enaltecer a México, dignificar la división de poderes y buscar puntos de encuentro a pesar de las sanas y legítimas diferencias, es decir asumir su papel de contrapeso del Ejecutivo federal.

“Es la representación de todos los mexicanos donde se resume la pluralidad de la nación, donde se encuentra la diversidad de intereses e identidades del país, donde están representadas las minorías y donde tenemos la obligación de tomar decisiones que nos incluyan y nos representen a todas y a todos”; el Poder Legislativo mexicano no debe olvidar estas premisas, subrayó en tribuna.

El legislador reiteró que las convicciones de su partido están firmes y puestas al servicio de México, porque “creemos en la democracia, pero no aceptamos la democracia dirigida.

Fernando Luis Manzanilla Prieto, coordinador parlamentario del partido Encuentro Social, dio su apoyo al plan de seguridad de López Obrador, en especial a la creación de la Guardia Nacional.

Sostuvo que el problema más urgente para resolver en México es el de la seguridad, y confío en que un México sin injusticias es posible, con una competencia económica y su adecuada regulación, fortaleciendo el consumo interno y privilegiando el impulso al emprendimiento.

Reiteró que el partido cree y defiende la división de poderes “no creemos en la lucha de clases sino en el encuentro social y unidad nacional en un gobierno fuerte y sin trabas”.

El senador Raúl Bolaños Cacho Cué, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), destacó que México requiere unidad, respeto y atender y cuidar el medio ambiente, de ahí la necesidad de sumar voluntades.

“Señor presidente cuente con nosotros, si algo queremos es que México se convierta en un mejor país (…) Sí al Tren Maya, sí a los programas prioritarios y por una agenda que atienda el medio ambiente”, señaló.

También pidió que se reconozca lo que se hizo bien en la administración saliente. “Por supuesto quedan cosas por resolver pero hay cosas positivas”, comentó.

 

 

 

 

 

Close
Comentarios