close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Peña Nieto terminó su administración pero… ¿Qué pasó con La Casa Blanca? (capítulo de regalo)

A cuatro años de publicar el reportaje de La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, no sucedió nada de lo prometido, la casa nunca se vendió y continúa a nombre de Juan Armando Hinojosa Cantú.
Cuartoscuro Archivo
30 de diciembre, 2018
Comparte

Tras seis años de gobierno, la administración de Enrique Peña Nieto dejó pendientes sin resolver, entre ellos investigar el conflicto de interés por la adquisición de La Casa Blanca que adquirió con su esposa, Angélica Rivera, como supuesta compensación a su trayectoria actoral en Televisa.

Sin embargo, con detalles y piezas “sin embonar” en las declaraciones, tanto del expresidente Peña como de la actriz, surgieron varias dudas que los periodistas Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Sebastián Barragán e Irving Huerta investigaron y presentaron en la segunda parte del reportaje de La Casa Blanca. 

Ante la inquietud de saber qué sucedió con la mansión del expresidente de México, los periodistas retomaron la investigación para concluir que el principal hallazgo es que no pasó absolutamente nada, es decir, ahí está la casa, nunca se vendió.

Lee: Hinojosa Cantú, el empresario de la Casa Blanca, invitado especial en el último informe de gobierno

En los registros públicos sigue apareciendo a nombre del constructor original, Juan Armando Hinojosa Cantú y, un aviso de compra que no se concretó, dijo en entrevista para Animal Político el periodista Daniel Lizárraga.

Los detalles sobre las condiciones de la casa, que nunca se vendió, son los ejes que se retoman en esta reedición del libro. “Es una parte importante porque nosotros pensamos que la iban a devolver y que, supuestamente, cualquiera pudo pensar que alguien vivía ahí y nadie vive ahí. Fue un absoluto engaño”.

México, el país donde nunca pasa nada

La secuela de la investigación de La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto llevó, aproximadamente, un año donde las piezas estaban sueltas y solo hacía falta reorganizar todo. En el libro “podrán ver un pasaje, que no habíamos dicho de los dueños de MVS o el personal que trabaja ahí cuando -después de que ya estábamos todos fuera- Rafael Cabrera va por su finiquito y tratan de seducirlo para que se quede a trabajar con ellos”, declaró Lizárraga.

Otra de las razones por las que resulta importante el seguimiento de esta investigación se debe a las declaraciones que el expresidente Peña hizo en una de sus entrevistas por motivo del último informe de gobierno. “La entrevista a la que le puse más atención, aunque escuché todas, fue con Denisse Maerker,  hay una parte donde palabras más, palabras menos, el presidente admite que la casa la compró junto con su esposa y dice: esta casa la compramos los dos”.

Esa declaración, resulta -de acuerdo con el periodista- una acusación en parte porque todo el tiempo, en la respuesta que dio él ante la Función Pública, el presidente dijo no haber intervenido en la casa como propiedad de su esposa. “En el libro van a encontrar una parte donde le hacen un cuestionario  por escrito -al presidente- y él responde que todo lo hizo su esposa”.

Y ahora, “en una entrevista en televisión dijo: la compramos los dos. Era un asunto que estábamos comprando como matrimonio. Me parece que eso demuestra que mintió pero, lo más grave es que no solo mintió públicamente sino que mintió en una investigación”.

Te puede interesar: Expliqué la compra de la Casa Blanca aunque no tenía necesidad de hacerlo: Peña

La respuesta de decir: “es solo de mi esposa”, se encuentra en el expediente oficial de una investigación de la Función Pública y, el expresidente, “mintió ante la justicia”.

En cualquier otro país se habrían tenido consecuencias, explica Lizárraga, pero en México esto no sucede tan fácilmente porque sabemos que no pasa nada, “por eso es importante -esta parte del libro-, de recuperar cómo mintió ante la autoridad y cómo, hasta ahora, no pasó absolutamente nada con la casa”.

En México, juzgar al presidente de la república es muy complicado,  tanto como el que está en funciones como para el que ya no lo está, justo por “la burbuja de protección que tienen y que es muy difícil de romper”.

El periodista, también señaló que, a menos que un presidente cometa delitos graves o por el orden común -que tiene que ser prácticamente un asesinato o lo que se entienda por traición a la patria-, sería complicado fincarle cargos.

La conexión de los Panamá Papers

Otra de las anomalías que trae consigo la actualización de La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto es el tema de Panamá Papers, donde apareció el nombre de Juan Armando Hinojosa Cantú, contratista y empresario de Grupo Higa quien compró la Casa Blanca al presidente Peña y, a su esposa, Angélica Rivera, tal y como se presenta en la primera edición de este reportaje.

“Lo interesante resulta justo cuando se abre la investigación de la Secretaría de la Función Pública, en ese momento, Hinojosa Cantú se pone nervioso  o decide sacar de donde tenía escondido su dinero -o lo que dice que es su dinero- y pide ayuda de Mossack Fonseca en Panamá, para a través de Mosaack Fonseca mover el dinero”

Para tener acceso a esta información, el equipo de investigación, tuvo acceso a los documentos de Mossack Fonseca a través del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación donde lograron reconstruir cronológicamente, la forma en que Hinojosa Cantú fue moviendo el dinero hasta Nueva Zelanda con 100 millones de dólares.

“Mueve el dinero, al mismo tiempo que estaba siendo investigado él y el presidente para asegurarse, digamos, de que no hubiera rastros con su nombre, es una de las cosas que le piden a Mosaack Fonseca, que no dejaran rastros con su nombre y, entonces, lo depositan, digamos, a través de una serie de empresas fachada que lo pueden ver en el libro a nombre de su esposa y, a nombre de su suegra, en Nueva Zelanda”.

Las (contadas) consecuencias de La Casa Blanca

A pesar de que no hubo consecuencias claras con la casa, más que su despido de MVS, Daniel Lizárraga mencionó que “el hecho de que el presidente terminó pidiendo perdón fue muy significativo, el hecho de que, el SAT finalmente tuvo que multar y obligar a Hinojosa Cantú a que regresara a México a raíz de Panama Papers, donde obligaron a pagar”, luego de que se publicaran sus números en la investigación.

Lee: Fuego y Furia. En las entrañas de la Casa Blanca de Trump (capítulo gratis)

“Creo que eso nos ha dado un poco la razón, o nos ha dado mucho la razón y por otro lado, con la empresa (MVS) la verdad es que cada vez ha quedado más evidenciado que lo único que necesitaban era buscar más pretextos para corrernos”.

Hoy día, con la investigación de La Casa Blanca de Peña Nieto “al menos desde mi experiencia, noté que surgieron nuevas generaciones de periodistas con mucha hambre de hacer periodismo de investigación, muy jóvenes, y más mujeres, y eso lo he sentido en el país”.

“Te puedo decir que en estos cinco años he visto un resurgimiento de periodistas nuevos de investigación y que eso es muy bueno, no para el periodismo, sino para la gente porque creo que lo que tenemos que hacer es tratar de informar de la mejor manera posible y una manera de hacerlo es través del periodismo de investigación”, añadió Lizárraga.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images/Marvel Comics

El "efecto Barbra Streisand", por qué un cómic con un beso gay se agotó en horas

El llamado "efecto Barbra Streisand" ayuda a entender cómo los intentos de censurar un contenido acaban teniendo un efecto opuesto al deseado, como ocurrió en el reciente caso del alcalde de Río de Janeiro en Brasil.
Getty Images/Marvel Comics
12 de septiembre, 2019
Comparte

¿Qué tienen en común Barbra Streisand y Vengadores?

Por un lado, tenemos a una famosa actriz y cantante estadounidense y, por otro, un renombrado cómic y franquicia cinematográfica muy taquillera.

La semana pasada, el nombre de Streisand vino a la mente de muchos cuando una controversia sobre censura sacudió Brasil.

Fue cuando el alcalde de Río de Janeiro, el conservador Marcelo Crivella, trató de prohibir un cómic de Vengadores porque mostraba un beso gay entre dos superhéroes masculinos.

Tras la intervención del alcalde, no obstante, el libro se agotó rápidamente en la feria literaria más grande de Brasil.

Lo ocurrido fue un perfecto ejemplo del llamado “efecto Streisand”: a veces, cuando tratas de ocultar algo, puede que, irónicamente, acabes atrayendo toda la atención hacia lo que pretendías esconder.

He aquí otros casos.

La “privacidad” de Streisand

La historia del efecto Streisand se remonta a marzo de 2003.

Entonces, la superestrella de la gran pantalla denunció al fotógrafo amateur Kenneth Adelman argumentando que había violado su privacidad con una fotografía en la que se veía su mansión en California.

La fotografía formaba parte de una serie de 12.000 imágenes que Adelman había publicado en una página web para documentar los efectos de la erosión y el desarrollo inmobiliario en el litoral californiano.

La mansión de Barbra Streisand en Malibú.

Getty Images
Streisand argumentó que su privacidad había sido “invadida”.

Streisand, no obstante, pidió US$50 millones en daños.

Pero un juez desestimó el caso y ordenó a la actriz a cubrir los costes legales del fotógrafo, US$150.000.

Además, la fotografía se volvió viral. Tan solo en el mes de abril de 2003, la página web de Adelman registró 420.000 visitas.

La prohibición tunecina

En noviembre de 2007, el expresidente de Túnez Zine al-Abidine Ben Ali bloqueó el acceso a YouTube y DailyMotion con el objetivo de ocultar información sobre presos políticos en el país.

Su decisión se le volvió en contra.

Varios activistas comenzaron a enlazar videos sobre libertades civiles a la imagen del palacio presidencial en Google Earth.

El expresidente de Túnez Ben Ali

Getty Images
La arremetida de Ben Ali contra la disidencia dio pie a las protestas que acabaron con su gobierno.

Su intento de censurar información alimentó el descontento del público, un sentimiento que al final desembocaría en las famosas protestas de la Primavera Árabe de 2011, que forzaron a Ben Ali a renunciar y huir del país.

Una situación similar ocurrió en 2008 en Armenia, cuando una campaña de represión contra blogs en internet provocó un aumento de las visitas a páginas críticas con el gobierno alojadas en servidores fuera del país.

Las fotos de Beyoncé

El efecto Streisand nunca abandona a los famosos.

En 2013, el portal Buzzfeed.com fue contactado por un representante de la cantante estadounidense Beyoncé Knowles, que pidió al medio que retirara unas imágenes suyas “poco favorables”.

Beyoncé en la Superbowl de 2013.

Getty Images
Las supuestas fotografías “desfavorables” de Beyoncé se convirtieron en material de memes.

Buzzfeed.com se negó y en su lugar creó una galería de fotografías titulada “Las fotografías ‘poco favorables’ que el publicista de Beyoncé no quiere que veas”.

La galería generó tanto interés que las imágenes acabaron convirtiéndose en material de divertidos memes: precisamente lo que el equipo de la cantante quería evitar.

La publicidad del león

El grupo en defensa de los derechos de los animales Avaaz acabó enfrentada con las autoridades de Sudáfrica en 2013 cuando colgó un polémico póster en el aeropuerto de Johannesburgo como parte de una campaña para acabar con el comercio de huesos de león con Asia.

Los carteles mostraban varias imágenes de los animales bajo amenaza, acompañados de una fotografía del entonces presidente Jacob Zuma.

El organismo gestor del aeropuerto, ACSA, propiedad del gobierno, no tardó en retirarlos.

En respuesta, Avaaz llevó al Ejecutivo a los tribunales.

En octubre de ese año, el Tribunal Supremo concluyó que ACSA había actuado de manera inconstitucional. Para entonces, los carteles estaban por todos lados: tanto en medios de Sudáfrica como del extranjero.

Uber se lleva todos los viajes

En junio de 2014, los conductores de taxis protagonizaron una protesta masiva en las calles de Londres, mostrando su descontento por la llegada de Uber, la aplicación de servicios de transporte.

Un gran número de taxis bloquearon el tráfico en puntos neurálgicos de Londres.

Taxis lined up in London during a protest

Getty Images
En 2014, una protesta de taxistas contra Uber provocó una explosión en el número de descargas de la app.

Uber, sin embargo, registró un incremento del 850% en las descargas de su aplicación… durante la protesta.

De hecho, Londres ha acabado convirtiéndose en el mayor mercado de Uber en Europa, con unos 3,5 millones de usuarios, según información de la empresa.

Difuminarlo… para acabar revelándolo

El gigante de internet ruso Yandex se vio envuelto en un caso más delicado del efecto Streisand el año pasado.

Como muchas otras compañías, cumplió con las peticiones de gobiernos para manipular algunas imágenes satelitales con el fin de proteger enclaves estratégicos.

Habitualmente, servicios como Google Maps reducen la resolución de las fotografías.

Una comparativa de las imágenes de la base de la OTAN en Turquía, de Google Earth y Yandex.

FAS
Una comparativa de las imágenes de la base de la OTAN en Turquía, de Google Earth y Yandex.

Sin embargo, Yandex fue más allá: el gigante ruso difuminó instalaciones militares en Turquía y en Israel al completo, destacando así la presencia de éstas… en lugar de disimular que estaban allí.

“El servicio de mapas de Yandex ha revelado las ubicaciones exactas, el perímetro y sus potenciales funciones a cualquiera que sea lo suficientemente curioso para encontrar estos enclaves”, señaló Matt Korda, investigador asociado de la Federación de Científicos Estadounidenses.

Las instalaciones que Yandex difuminó incluían dos centros estratégicos de la OTAN.

“Las acciones de Yandex son un excelente ejemplo de lo que se conoce como el efecto Streisand”, resaltó Korda.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.