En México hay talento pero no apoyo: jugadoras de americano recurren a ligas amateurs

Siendo aún muy joven Xóchitl emigró a EU donde se convirtió en la primera mexicana en jugar futbol americano a nivel profesional, ahora impulsa el deporte en México y sueña con una liga profesional femenil.

En México hay talento pero no apoyo: jugadoras de americano recurren a ligas amateurs
Facebook: Thunder' Girls
Mexico Desigual

Ante la falta de una liga profesional femenil de futbol americano en México, jugadoras de este deporte tienen que limitarse a participar en ligas amateurs a pesar de tener calidad para competir a nivel profesional.

Uno de estos casos es el de las Thunder Girls, campeonas de la Liga Extrema de Football Arena México (Lexfa), quienes tienen como head coach a Xóchitl “la Tribi” Huerta, exjugadora profesional que apenas vive su primer año al frente de un equipo.

La pasión de Xóchitl, hoy de 46 años, por el futbol americano se remonta a 1989 cuando comenzó a jugar en equipos de tochito a lado de su hermano mayor. Ese mismo año ingresó al equipo de las Águilas Blancas del IPN donde militó hasta el año 2000.

Con hambre de superarse, Xóchitl decidió emigrar a Estados Unidos para integrarse a un equipo profesional y lo logró, jugó en dos ligas profesionales distintas, una en Arizona y la otra en California, convirtiéndose así en la primera mexicana en jugar profesionalmente en Estados Unidos.

De forma indocumentada, “la Tribi” vivió 15 años en Estados Unidos, de los cuales fue jugadora activa durante 10 años, los cinco restantes se vio afectada por lesiones y tres operaciones en ambas piernas.

“Mis compañeras de equipo y coaches (al saber que era indocumentada) siempre me protegían de las autoridades migratorias, gracias a ellas pude mantenerme tantos años por allá”, relata.

En 2015 Xóchitl regresó a México para jugar dos años más y retirarse en 2017 “porque las piernas ya no me daban más”.

Tras su retiro, Huerta, se preparó para ser coach y hace un año recibió una invitación de José Luis Guerrero, propietario de la Thunder Girls, para ser la head coach de un equipo femenil que representó a Ciudad de México en un torneo nacional de 11vs11.

“Fuimos eliminadas en semifinales y de ahí José Luis me invitó a trabajar en la Lexfa dentro de la categoría 8vs8, pero ahora para ser head coach de su equipo, las Thunder Girls, así comenzó mi historia con ellas”, cuenta la exjugadora internacional.

Así, “la Tribi” hizo historia una vez más, pues se convirtió en la primera mujer head coach dentro de la Lexfa.

En su primer torneo al frente de las Thunder Girls logró el título demostrando que el género no tiene que ver con la capacidad para liderar un equipo de futbol americano.

José Luis Guerrero comenta que optó por Xóchitl porque vio en ella a una mujer que sería ejemplo para sus jugadoras, además de que es alguien que “siempre busca el éxito y el logro a través del trabajo”.

Desde su punto de vista, el que no haya más head coach mujeres se debe a que no todas tienen la misma preparación y experiencia de Xóchitl.

Las integrantes de las Thunder Girls dicen que estar bajo la tutela de la primera mexicana en jugar en Estados Unidos es motivo de inspiración, orgullo y aprendizaje diario.

Aunque está feliz por el título obtenido, fruto del trabajo en equipo, Xóchitl se dice insatisfecha y está decidida a alcanzar más metas a corto y mediano plazo.

“Me parece lamentable que existiendo tanto talento de jugadoras y un gran interés en el país por este deporte y no haya una liga profesional femenil, es triste que por el hecho de ser mujeres no confíen en nosotras, en que podemos dar el mismo espectáculo que los hombres y que tenemos las mismas capacidades”, comenta la head coach.

Asegura que todas sus jugadoras tienen las facultades para ser parte de un equipo profesional pero tienen que limitarse a jugar en ligas amateurs ante la falta de espacios.

“En torneos femeniles internacionales de 11vs11 o colegiales, México siempre da pelea a los equipos de Estados Unidos e incluso ha llegado a dominarlos, también se han conseguido terceros lugares, pero ni con esos resultados ha habido apoyo de las autoridades”, lamenta Xóchitl.

La head coach de las Thunder Girls opina que “en todos los estados del país hay jugadoras de primera categoría”, por lo que es necesario crear una liga profesional nacional que las proyecte.

Huerta cree que la creación de una liga femenil solo será posible a través del trabajo de todas las interesadas. “Nosotras mismas tenemos que abrirnos espacios y plantear nuestro proyecto porque por ser mujeres siempre nos van a relegar”.

“Sí hay proyectos de inclusión para ellas”

Si bien el futbol americano en México tiene una gran afición, la liga profesional nacional tiene poca proyección a comparación de otros deportes como el futbol soccer, y una gran parte de la fanaticada prefiere seguir la NFL que acudir a los partidos de los equipos nacionales.

Nuestro país cuenta con dos ligas a nivel profesional una de ellas, y la más antigua, es la Organización Nacional Estudiantil de Fútbol Americano (ONEFA) y por otro lado está la Liga de Fútbol Americano Profesional (LFA).

La ONEFA se creó en 1978 y actualmente está conformada por 22 equipos, todos universitarios, y aunque no tiene división femenil, los equipos pueden conformarse de forma mixta.

En entrevista para Animal Político, Raúl Rivera expresidente de la ONEFA, en el periodo 2016-2018, acepta que si bien no hay una liga profesional femenil, existe apertura para que ellas se integren a equipos profesionales.

“En la ONEFA actualmente hay alrededor de 120 jugadoras en diferentes equipos y que juegan a la par de los hombres, pues nuestro reglamento permite que los equipos sean mixtos, aquí hay barreras por ser mujer”, asegura.

Explica que el hecho de que no exista una categoría femenil en la ONEFA se debe más bien a que cada universidad no cuenta con la cantidad mínima de jugadoras para formar sus selecciones femeniles.

“El problema no es por recursos o apoyo, sino por la cantidad de jugadoras, actualmente solo son 120 mujeres en la ONEFA el día que sean más se pensará en crear una rama femenil, mientras tanto ellas pueden jugar a nivel profesional como equipo mixto”, finaliza.

Para poder jugar en algún equipo de la ONEFA, tanto hombres como mujeres, deben tener menos de 25 años y ser estudiantes de las universidades participantes.

Por su parte, la LFA fue fundada apenas en 2016 y actualmente cuenta con apenas 8 equipos, todos varoniles.

En entrevista, Alejandro Jaimes, comisionado de la LFA, explica que antes de pensar en la creación de una liga femenil, les interesa consolidar el proyecto varonil y a partir de ahí explorar nuevas oportunidades de crecimiento.

“No tiene que ver con una cuestión de género, sino con un proceso normal que llevan todos los deportes, la realidad es que en el caso del futbol americano femenil todavía no existe una base sólida de jugadoras que les permita tener una liga a nivel profesional (…) creo que van por buen camino, pero es una división que tiene que popularizarse más, y ellas están apenas en ese proceso”, comenta Jaimes.

En tanto que Juan Carlos Vázquez, fundador y socio de la LFA, aclara que las puertas no están cerradas para las mujeres en esta liga profesional, “si son jugadoras y tienen las mismas o más cualidades que nuestros jugadores y están a un nivel óptimo para jugar en nuestra liga, son bienvenidas”.

Juan Carlos comenta que en un futuro podrían contemplar la creación de una liga femenil, pero evaluando primero la factibilidad del proyecto.

“Hoy en día hay pocos deportes que puedan ser autosustentables en la rama femenil (…) tendríamos que hacer estudios de mercado, pero si la afición está dispuesta a pagar por ver un juego femenil sin duda lo contemplaremos; sabemos que hay jugadoras con el nivel y que están listas para una liga profesional pero antes tenemos que evaluar otras situaciones”, finaliza.

“Tenemos que cambiar la mentalidad”

Xóchitl Huerta lamenta que se tenga poca fe en la calidad del juego de las mujeres.

La veterana asegura que desde hace años las mujeres vienen pisando fuerte y compitiendo a un gran nivel, pero hacen falta los espacios y las oportunidades.

La head coach dice que todo sería muy distinto si en México hubiera otra mentalidad respecto a lo que hacen las mujeres.

“Yo vengo con la mentalidad de Estados Unidos y me pregunto porque aquí no puede ser igual, allá si confían en las mujeres, hay estadios, hay afición, hay condiciones dignas para las jugadoras y todo esto porque se brinda un buen espectáculo (…) las jugadoras en México tienen el mismo nivel, pero acá no se tiene la confianza”, lamenta.

Ante esta situación, “la Tribi” está consciente de que la única forma de impulsar el futbol americano femenil es no dejando de trabajar y abrirse sus propios espacios.

“Habremos de organizarnos y demostrar que somos capaces de crear nuestra propia liga profesional con base en nuestro talento, siempre trabajando juntas y así, algún día, tener una liga como la de Estados Unidos que cuenta con más de 60 equipos”.

Aunque el futuro inmediato de Xóchitl es con las Thunder Girls, confiesa que sueña con ser head coach de la selección femenil que represente a México en competencias internacionales; estar al frente de un equipo varonil profesional, y volver a emigrar a Estados Unidos pero esta vez para ser la head coach de un equipo femenil profesional.

“El futbol americano es mi vida, es el que me ha formado y me ha hecho fuerte, me ha enseñado todo (…) es el deporte más completo porque si en una jugada das el 97% te pueden lastimar, porque el rival no te perdonará, entonces a cada momento tienes que dar el 100%, por eso el futbol americano para mí, es lo más grande, es mi amor y mi vida”, finaliza “la Tribi”.

Close
Comentarios