En México hay talento pero no apoyo: jugadoras de americano recurren a ligas amateurs
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook: Thunder' Girls

En México hay talento pero no apoyo: jugadoras de americano recurren a ligas amateurs

Siendo aún muy joven Xóchitl emigró a EU donde se convirtió en la primera mexicana en jugar futbol americano a nivel profesional, ahora impulsa el deporte en México y sueña con una liga profesional femenil.
Facebook: Thunder' Girls
Por César Reveles
30 de diciembre, 2018
Comparte

Ante la falta de una liga profesional femenil de futbol americano en México, jugadoras de este deporte tienen que limitarse a participar en ligas amateurs a pesar de tener calidad para competir a nivel profesional.

Uno de estos casos es el de las Thunder Girls, campeonas de la Liga Extrema de Football Arena México (Lexfa), quienes tienen como head coach a Xóchitl “la Tribi” Huerta, exjugadora profesional que apenas vive su primer año al frente de un equipo.

La pasión de Xóchitl, hoy de 46 años, por el futbol americano se remonta a 1989 cuando comenzó a jugar en equipos de tochito a lado de su hermano mayor. Ese mismo año ingresó al equipo de las Águilas Blancas del IPN donde militó hasta el año 2000.

Con hambre de superarse, Xóchitl decidió emigrar a Estados Unidos para integrarse a un equipo profesional y lo logró, jugó en dos ligas profesionales distintas, una en Arizona y la otra en California, convirtiéndose así en la primera mexicana en jugar profesionalmente en Estados Unidos.

De forma indocumentada, “la Tribi” vivió 15 años en Estados Unidos, de los cuales fue jugadora activa durante 10 años, los cinco restantes se vio afectada por lesiones y tres operaciones en ambas piernas.

“Mis compañeras de equipo y coaches (al saber que era indocumentada) siempre me protegían de las autoridades migratorias, gracias a ellas pude mantenerme tantos años por allá”, relata.

En 2015 Xóchitl regresó a México para jugar dos años más y retirarse en 2017 “porque las piernas ya no me daban más”.

Tras su retiro, Huerta, se preparó para ser coach y hace un año recibió una invitación de José Luis Guerrero, propietario de la Thunder Girls, para ser la head coach de un equipo femenil que representó a Ciudad de México en un torneo nacional de 11vs11.

“Fuimos eliminadas en semifinales y de ahí José Luis me invitó a trabajar en la Lexfa dentro de la categoría 8vs8, pero ahora para ser head coach de su equipo, las Thunder Girls, así comenzó mi historia con ellas”, cuenta la exjugadora internacional.

Así, “la Tribi” hizo historia una vez más, pues se convirtió en la primera mujer head coach dentro de la Lexfa.

En su primer torneo al frente de las Thunder Girls logró el título demostrando que el género no tiene que ver con la capacidad para liderar un equipo de futbol americano.

José Luis Guerrero comenta que optó por Xóchitl porque vio en ella a una mujer que sería ejemplo para sus jugadoras, además de que es alguien que “siempre busca el éxito y el logro a través del trabajo”.

Desde su punto de vista, el que no haya más head coach mujeres se debe a que no todas tienen la misma preparación y experiencia de Xóchitl.

Las integrantes de las Thunder Girls dicen que estar bajo la tutela de la primera mexicana en jugar en Estados Unidos es motivo de inspiración, orgullo y aprendizaje diario.

Aunque está feliz por el título obtenido, fruto del trabajo en equipo, Xóchitl se dice insatisfecha y está decidida a alcanzar más metas a corto y mediano plazo.

“Me parece lamentable que existiendo tanto talento de jugadoras y un gran interés en el país por este deporte y no haya una liga profesional femenil, es triste que por el hecho de ser mujeres no confíen en nosotras, en que podemos dar el mismo espectáculo que los hombres y que tenemos las mismas capacidades”, comenta la head coach.

Asegura que todas sus jugadoras tienen las facultades para ser parte de un equipo profesional pero tienen que limitarse a jugar en ligas amateurs ante la falta de espacios.

“En torneos femeniles internacionales de 11vs11 o colegiales, México siempre da pelea a los equipos de Estados Unidos e incluso ha llegado a dominarlos, también se han conseguido terceros lugares, pero ni con esos resultados ha habido apoyo de las autoridades”, lamenta Xóchitl.

La head coach de las Thunder Girls opina que “en todos los estados del país hay jugadoras de primera categoría”, por lo que es necesario crear una liga profesional nacional que las proyecte.

Huerta cree que la creación de una liga femenil solo será posible a través del trabajo de todas las interesadas. “Nosotras mismas tenemos que abrirnos espacios y plantear nuestro proyecto porque por ser mujeres siempre nos van a relegar”.

“Sí hay proyectos de inclusión para ellas”

Si bien el futbol americano en México tiene una gran afición, la liga profesional nacional tiene poca proyección a comparación de otros deportes como el futbol soccer, y una gran parte de la fanaticada prefiere seguir la NFL que acudir a los partidos de los equipos nacionales.

Nuestro país cuenta con dos ligas a nivel profesional una de ellas, y la más antigua, es la Organización Nacional Estudiantil de Fútbol Americano (ONEFA) y por otro lado está la Liga de Fútbol Americano Profesional (LFA).

La ONEFA se creó en 1978 y actualmente está conformada por 22 equipos, todos universitarios, y aunque no tiene división femenil, los equipos pueden conformarse de forma mixta.

En entrevista para Animal Político, Raúl Rivera expresidente de la ONEFA, en el periodo 2016-2018, acepta que si bien no hay una liga profesional femenil, existe apertura para que ellas se integren a equipos profesionales.

“En la ONEFA actualmente hay alrededor de 120 jugadoras en diferentes equipos y que juegan a la par de los hombres, pues nuestro reglamento permite que los equipos sean mixtos, aquí hay barreras por ser mujer”, asegura.

Explica que el hecho de que no exista una categoría femenil en la ONEFA se debe más bien a que cada universidad no cuenta con la cantidad mínima de jugadoras para formar sus selecciones femeniles.

“El problema no es por recursos o apoyo, sino por la cantidad de jugadoras, actualmente solo son 120 mujeres en la ONEFA el día que sean más se pensará en crear una rama femenil, mientras tanto ellas pueden jugar a nivel profesional como equipo mixto”, finaliza.

Para poder jugar en algún equipo de la ONEFA, tanto hombres como mujeres, deben tener menos de 25 años y ser estudiantes de las universidades participantes.

Por su parte, la LFA fue fundada apenas en 2016 y actualmente cuenta con apenas 8 equipos, todos varoniles.

En entrevista, Alejandro Jaimes, comisionado de la LFA, explica que antes de pensar en la creación de una liga femenil, les interesa consolidar el proyecto varonil y a partir de ahí explorar nuevas oportunidades de crecimiento.

“No tiene que ver con una cuestión de género, sino con un proceso normal que llevan todos los deportes, la realidad es que en el caso del futbol americano femenil todavía no existe una base sólida de jugadoras que les permita tener una liga a nivel profesional (…) creo que van por buen camino, pero es una división que tiene que popularizarse más, y ellas están apenas en ese proceso”, comenta Jaimes.

En tanto que Juan Carlos Vázquez, fundador y socio de la LFA, aclara que las puertas no están cerradas para las mujeres en esta liga profesional, “si son jugadoras y tienen las mismas o más cualidades que nuestros jugadores y están a un nivel óptimo para jugar en nuestra liga, son bienvenidas”.

Juan Carlos comenta que en un futuro podrían contemplar la creación de una liga femenil, pero evaluando primero la factibilidad del proyecto.

“Hoy en día hay pocos deportes que puedan ser autosustentables en la rama femenil (…) tendríamos que hacer estudios de mercado, pero si la afición está dispuesta a pagar por ver un juego femenil sin duda lo contemplaremos; sabemos que hay jugadoras con el nivel y que están listas para una liga profesional pero antes tenemos que evaluar otras situaciones”, finaliza.

“Tenemos que cambiar la mentalidad”

Xóchitl Huerta lamenta que se tenga poca fe en la calidad del juego de las mujeres.

La veterana asegura que desde hace años las mujeres vienen pisando fuerte y compitiendo a un gran nivel, pero hacen falta los espacios y las oportunidades.

La head coach dice que todo sería muy distinto si en México hubiera otra mentalidad respecto a lo que hacen las mujeres.

“Yo vengo con la mentalidad de Estados Unidos y me pregunto porque aquí no puede ser igual, allá si confían en las mujeres, hay estadios, hay afición, hay condiciones dignas para las jugadoras y todo esto porque se brinda un buen espectáculo (…) las jugadoras en México tienen el mismo nivel, pero acá no se tiene la confianza”, lamenta.

Ante esta situación, “la Tribi” está consciente de que la única forma de impulsar el futbol americano femenil es no dejando de trabajar y abrirse sus propios espacios.

“Habremos de organizarnos y demostrar que somos capaces de crear nuestra propia liga profesional con base en nuestro talento, siempre trabajando juntas y así, algún día, tener una liga como la de Estados Unidos que cuenta con más de 60 equipos”.

Aunque el futuro inmediato de Xóchitl es con las Thunder Girls, confiesa que sueña con ser head coach de la selección femenil que represente a México en competencias internacionales; estar al frente de un equipo varonil profesional, y volver a emigrar a Estados Unidos pero esta vez para ser la head coach de un equipo femenil profesional.

“El futbol americano es mi vida, es el que me ha formado y me ha hecho fuerte, me ha enseñado todo (…) es el deporte más completo porque si en una jugada das el 97% te pueden lastimar, porque el rival no te perdonará, entonces a cada momento tienes que dar el 100%, por eso el futbol americano para mí, es lo más grande, es mi amor y mi vida”, finaliza “la Tribi”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Archivo familiar

La trágica fiesta de cumpleaños que propagó el covid-19 en una familia y provocó la muerte de 3 hermanos

Una fiesta de cumpleaños en Brasil terminó en tres funerales distintos: tres hermanos perdieron la vida y 14 miembros presentaron síntomas de covid-19.
Archivo familiar
15 de abril, 2020
Comparte

Comenzó como una fiesta y terminó como una tragedia.

Una fiesta de cumpleaños en marzo en Sao Paulo marcó a una familia brasileña para siempre: 14 de sus miembros se enfermaron y tres hermanos fallecieron poco más de dos semanas después.

Y según los resultados de los análisis de una de las fallecidas (se espera el de los demás) y la opinión de los médicos, el culpable parece haber sido en todos los casos el nuevo coronavirus.

El día antes de la fiesta, la organizadora de la velada, Vera Lúcia Pereira, cumplía 59 años.

El avance de la pandemia hizo que la familia casi renunciara a la celebración.

“Teníamos dudas, pero decidimos hacerla, porque no había tantos casos en el país”, dice la cumpleañera a BBC News Brasil.

El día de la fiesta, el 13 de marzo, se confirmaron 98 casos del nuevo coronavirus en el país, de los cuales 56 estaban en Sao Paulo, según el Ministerio de Salud.

La fiesta

La fiesta de Pereira, celebrada en su patio trasero, tuvo 28 invitados.

Entre las personas que asistieron al evento estaban los hermanos de su esposo, Paulo Vieira, de 61 años, que sería uno de los que moriría dos semanas más tarde.

“También invitamos a mis hermanas y nuestros sobrinos. Eran simplemente los parientes más cercanos, para evitar que viniera mucha gente”, dice Pereira.

En los días posteriores al evento, los miembros de la familia comenzaron a mostrar síntomas como tos, fiebre, dificultad para respirar, todos asociados al covid-19.

En el grupo familiar en WhatsApp, muchos compartieron sus síntomas.

La estimación familiar es que la mitad de los invitados presentó problemas de salud pocos días después de la celebración.

Síntomas de la covid-19

BBC

Poco después, la alegría dio paso al luto.

La semana pasada, tres hermanos de la misma familia murieron con sospecha de haber contraído el nuevo coronavirus.

Esta semana se recibió el resultado de una de ellos: María Salete Vieira, de 60 años, dio positivo al covid-19.

“Ahora estamos seguros de que fue realmente el virus el que causó la muerte de mi madre”, le dijo a BBC Brasil la hija de la mujer, Rafaela Hanae, de 33 años.

“Es una gran tristeza. Esto solo muestra cuán agresiva es esta enfermedad, porque a pesar de que tuvo acceso al hospital y a respiradores mecánicos, no pudieron salvarla”.

La familia espera los resultados de los otros dos fallecidos, pero aseguran que será solo confirmar lo que ya saben.

“Los médicos que los acompañaron dijeron que estaban 99% seguros de que era covid-19, debido a su condición clínica y la forma en que ocurrió toda la situación”, señala Pereira, la homenajeada en la fiesta.

Ella, al igual que su hijo, también presentaron síntomas del virus, pero ya se recuperaron.

“Físicamente estoy bien, solo con un poco de tos. Pero ha sido un periodo muy difícil. Hemos estado viviendo días de terror. Todo esto es una tragedia“, dice.

Última reunión familiar

Maria do Carmo Vieira, de 58 años, dice que el cumpleaños de Pereira fue un momento en el que ella y sus seis hermanos aprovecharon la oportunidad para reunirse.

“No nos habíamos visto en unos días, porque no siempre era fácil reunir a todos en un solo lugar”, rememora.

Pero la fiesta fue la última actividad que juntó a los siete hermanos.

Salete junto com a filha, Rafaela: idosa não resistiu a complicações de saúde e faleceu em 1 de abril

Archivo familiar
Salete junto a su hija Rafaela.

Dos días después, Maria Salete, una de las tres mujeres de la familia Vieira, comenzó a sentirse enferma: contó que tenía una grave diarrea.

“Después, comenzó a tener fiebre, como si tuviera una infección. Mi esposo y yo la llevamos al hospital, recibió medicamentos y regresó a casa”, explica la hermana.

Diabética e hipertensa, la situación de Salete empeoró con los días.

Después de ella, varios miembros de la familia también presentaron síntomas, aunque para la mayoría fueron leves y no necesitaron atención médica.

Incredulidad

Al principio, los miembros de la familia no creían que pudieran tener coronavirus.

Todavía había pocos casos en Brasil, así que pensamos que era algo muy lejano”, dice Vieira.

Según cuenta, ningún miembro de la familia tuvo síntomas durante la fiesta, por lo que no estaba claro quién pudo haber sido el primer contagiado.

“Descubrir eso ahora no va a cambiar nada para nosotros”, dice.

Brinde em aniversário

Archivo familiar
Después de la fiesta la familia comenzó a presentar síntomas semejantes a los del covid-19.

Comenzaron a considerar la posibilidad de que la familia pudiera haberse infectado con Sars-Cov-2, como se conoce oficialmente el virus, solo una semana después de los primeros síntomas de los familiares.

“Los casos comenzaron a aumentar en todo el país, principalmente en Sao Paulo, y nos dimos cuenta de que no era algo tan distante. Y como los síntomas que tenían eran muy similares a los del coronavirus, llegamos a comprender que mis hermanos, sobrinos y los miembros de la familia de Vera podrían haberse infectado”, dice Vieira.

Los otros fallecidos

El segundo hermano Vieira en presentar una condición severa de covid-19 fue Clóvis, de 62 años.

“Tres días después de la fiesta, mi padre comenzó a toser mucho, tenía dolor de cabeza, fiebre y perdió el sentido del olfato y el gusto”, explica Arthur Ribeiro, de 30 años.

La salud de Clóvis, que no tenía condiciones de salud previas, también empeoró con los días.

Arthur dice que llevó a su padre a un hospital el 23 de marzo, cuando se agravó, pero los médicos le recetaron algunos medicamentos y lo mandaron a casa.

“Ni siquiera pensaron que podría ser el coronavirus”, dice.

Clóvis junto com o filho mais novo, Arthur

Archivo familiar
Clóvis junto a su hijo Arthur.

Poco después, Paulo, el esposo de Pereira, la homenajeada en el cumpleaños, también fue llevado al hospital.

Era considerado el más saludable de los hermanos: todos los días practicaba ejercicio físico y a menudo hacía largas rutas en bicicleta y senderismo.

Cuando ingresó en el hospital, su estado de salud se evaluó como bueno, solo tenía falta de aire.

“Dos días después su condición empeoró mucho y fue a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)”, recuerda Pereira.

Clóvis junto com os filhos e a esposa

Archivo familiar
Clóvis junto a sus hijos y esposa.

Como durante toda su vida, Clóvis y Paulo estuvieron juntos en sus últimos días.

Ambos, considerados casos altamente sospechosos para el nuevo coronavirus, fueron colocados en camas cercanas a la UCI para pacientes con Sars-Cov-2 en un hospital público.

El final

En la mañana del 1 de abril, Salete tuvo un paro cardiopulmonar y no lo superó.

Al otro día, Clovis Vieira también murió de un paro cardíaco y la noche siguiente falleció el otro hermano, Paulo.

“Todo fue muy horrible. Éramos siete hermanos muy cercanos. Nos queríamos mucho. La vida de la familia se convirtió en una pesadilla. He vivido a base de tranquilizantes. Todavía me pregunto si todo esto fue real. Seguí de cerca el sufrimiento de mis hermanos, especialmente de mi hermana, y no quiero eso para nadie “, dice Maria do Carmo Vieira.

Salete y Paulo fueron enterrados en un ataúd sellado, según lo recomendado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria para casos sospechosos o confirmados de covid-19.

Clovis fue incinerado, un deseo que había expresado a la familia.

Las tres ceremonias se celebraron por separado, en los días posteriores a cada una de las muertes.

Los funerales fueron breves, duraron unos minutos y reunieron un máximo de 10 personas, según la guía de las autoridades de Brasil.

Los sobrevivientes

Los sobrevivientes de la fiesta del 13 de marzo permanecen aislados.

Los que han tenido problemas de salud se han recuperado, aunque todos eligieron permanecer en cuarentena como medida de precaución.

Paulo junto com o filho e a esposa, Vera

Archivo familiar
Paulo junto a su hijo y su esposa, Ver Pereira.

Ahora, piden a las personas que se muestren responsables para evitar el contagio y que no salgan a la calle por razones innecesarias.

“Esto no es un resfriado. Es una catástrofe. Es un virus horrible y muy cruel. Puede llevarse a las personas muy rápidamente. Todos deben comprender la importancia de cuidarse, aislarse y cuidar de los suyos. Es esencial tener más empatía y respeto por los demás en este momento”, dice Rafaela Hanae, la única hija de Salete.

Vera Lucia Pereira, la cumpleañera, también pide a las personas que se cuiden y que se queden en casa siempre que sea posible y considera que una de las mayores dificultades para enfrentar el nuevo coronavirus en Brasil es el discurso del presidente Jair Bolsonaro.

“Habla muchas tonterías. Es una autoridad y necesita ser consciente de eso. La gente no puede seguir lo que dice cuando compara el coronavirus con un resfriado. Los brasileños deben cuidarse a sí mismos”, dice.

Vera e Paulo

Archivo personal
Pereira perdió a su esposo tras su fiesta de cumpleaños.

Para ella, el mayor desafío a partir de ahora será seguir adelante sin su esposo.

“Pero tenemos que continuar la vida, a pesar de todo. No queremos que ninguna familia pase por la misma situación que nosotros”, dice.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts