Autoridades de Sinaloa niegan aborto a menor que sufrió violación sexual
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Autoridades de Sinaloa niegan aborto a menor que sufrió violación sexual

Argumentando la reciente reforma a la Constitución de ese estado para proteger la vida desde el momento de la concepción, autoridades de diversos niveles y órdenes le negaron a una adolescente la interrupción del embarazo, pese a ser su derecho como víctima.
13 de diciembre, 2018
Comparte

El pasado jueves 29 de noviembre, una menor de edad ingresó a la Cruz Roja de Culiacán, Sinaloa. La adolescente había estado sintiendo dolores agudos en el vientre y sus hermanos la llevaron al centro de emergencias. Ahí les comunicaron que quizá estuviera embarazada y con una amenaza de aborto.

La menor había ido a pasar unos días a su pueblo natal en Oaxaca, donde fue víctima de una violación. No se lo había dicho a nadie. Apenas un rato antes de acudir a emergencias se lo había contado a su hermano. En la Cruz Roja les informaron del probable embarazo y la canalizaron al Hospital General. Ahí le confirmaron que tenía 16 semanas de gestación, amenaza de aborto y una infección en las vías urinarias, por lo que la trasladan al Hospital de la Mujer de Culiacán.

En esa institución, la menor le informó al personal de la violación y solicitó la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) como es su derecho, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana, NOM 046. Ésta establece que una mujer víctima de agresión sexual tiene la opción de recurrir a ese procedimiento. En el caso de las menores de edad, mayores de 12 años, basta con que ellas mismas la soliciten. No necesitan ni el consentimiento de sus padres ni de un tutor. Y no es necesario que interpongan una denuncia, basta con su dicho de buena fe.

Pero en el Hospital de la Mujer no procedieron a practicarle la ILE, dice Verónica Cruz, abogada y directora del centro de derechos humanos y femeninos Las Libres de Guanajuato, que está acompañando el caso de la menor. “En lugar de eso le suministraron medicamentos para evitar el aborto natural”.

Al día siguiente, el viernes 30 de noviembre, se presentó en el hospital, cuenta la abogada, Antonio Cota, de la agencia del ministerio púbico especializado en violencia contra las mujeres. Sin que hubiera un familiar presente ni su abogado, Cota tomó la declaración de la menor, a quien “le dijo que era muy delicado lo que estaba pidiendo, que lo pensara bien porque era un delito y después la podían meter a la cárcel en cuanto cumpliera los 18 años”, denuncia la abogada.

Los familiares de la adolescente solicitaron el apoyo del colectivo No Se Metan Con Nuestras Hijas, de Culiacán, al que Cruz acaba de darles una capacitación para el acompañamiento de mujeres víctimas de violación. “Ellas me llaman el sábado y me dicen, hay un caso justo como tú nos describiste, qué hacemos”.

El colectivo acudió el lunes 3 de diciembre con Jesús Alfredo Logan Ureta, jefe de medicina legal del Hospital de la Mujer para solicitar el procedimiento, pero éste se los negó argumentando, afirma Cruz, “que en ese hospital no aplicaba la NOM 046, ni los derechos humanos, ni los tratados internacionales, solo la reciente reforma a la Constitución del estado de Sinaloa para proteger la vida desde el momento de la concepción”.

Sinaloa es la entidad número 19 en hacer esta modificación, después de que otros 18 estados la hicieron, en lo que se ha catalogado por colectivos feministas y de defensa de derechos humanos como una respuesta a la NOM 046, para impedir que las mujeres víctimas de violación acceda a la Interrupción Legal del Embarazo.

El 28 de septiembre pasado, el último día de la anterior legislatura, la LXIV, del Congreso del estado de Sinaloa, con mayoría del PAN, se aprobó esa reforma a la Constitución estatal. Hoy jueves, en Aguascalientes se presentará al pleno la iniciativa para hacer lo mismo. Y en Nuevo León está próxima a discutirse.

El de la menor en Sinaloa, dice Cruz “es un caso clarísimo, es simbólico, de cómo se reforman las constituciones en los estados para tratar de impedir que se aplique la NOM 046, incluso el médico legal del hospital nos enseñó unos oficios donde meses antes ya habían autorizado abortos legales y justo nos dijo: pero ya no, porque ahora la Constitución dice que tenemos que proteger la vida desde la concepción”.

La abogada cuenta que aunque le explicaron que esta NOM es de orden federal y su obligatoriedad está basada en el principio pro persona, establecido en la reforma constitucional de derechos humanos del 2011, en la cual se señala que la autoridad debe aplicarle a una persona la ley que más la proteja, el hospital no accedió a efectuar la ILE.

“Parece que, en efecto, han procedido a reformar las constituciones de los estados no solo para impedir que el aborto sea legal, sino para blindarse por las causales que ya están reconocidas en la ley y seguir negando la interrupción del embarazo”, afirma Cruz.

Ese lunes 3 de diciembre por la noche, recibió a las activistas, el secretario de Salud de Sinaloa, Efrén Encinas Torres, el encargado jurídico de la Secretaría de Salud, el sub secretario y el director del Hospital de la Mujer para decirles que iban a revisar el caso y que solicitaran por escrito el procedimiento.

Para supuestamente actuar, el director del Hospital de la Mujer de Sinaloa, Oscar Garzón López, exigió un oficio donde se asentara que ya existía una denuncia y que debía aplicarse la NOM 046, “eso no es necesario, pero aceptamos para acelerar las cosas”, cuenta la abogada.

Fueron entonces a la fiscalía especializada en delitos sexuales de Culiacán para solicitar que se emitiera una medida cautelar para que el hospital procediera. “Marlene Medina López, titular de la Unidad Especializada en Violencia Contra las Mujeres, la Familia y Grupos en estado de Vulnerabilidad, nos dijo que ella no podía darle órdenes al Hospital, que además de acuerdo con la reciente reforma a la Constitución local lo que se estaba pidiendo era matar una vida”.

Cruz, que para entonces ya se había trasladado a Sinaloa para asistir personalmente en el caso, acudió el pasado miércoles 5 de diciembre a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde la visitadora adjunta, Cynthia del Rincón Castro, le aseguro que en Sinaloa no aplica la NOM 046 ni los derechos humanos.

“Como empezamos a protestar, salió el visitador general, Miguel Ángel Calderón, nos dijo que nos iba a apoyar, que iba a hablar con las autoridades. Obtuvimos entonces el oficio y el hospital accedió al procedimiento, pero aceptaron ingresar a la niña hasta el pasado 10 de diciembre y entonces el director nos dijo que ese día, lunes, no había ningún médico no objetor de conciencia que pudiera realizar el aborto”.

Había que esperar al martes, pero quien se presentó fue la subprocuradora para la Defensa del Menor y la Familia del Sistema Estatal del DIF, Liliana Pimentel, “diciendo que ella era la tutora real de la menor, que no iba a permitir el aborto y que ya tenía una familia para la adopción”.

Fue lo ultimo, después de eso y de que las enfermeras le estuvieran diciendo que no abortara porque eso sería ser una mala madre, la familia y las activistas sacaron a la menor del hospital, apenas hace dos días, el pasado martes, y la trasladaron a la CDMX, para que proceda la ILE.

Eso deja claro, dice Cruz, como ya se sabía, que solo si tienen un acompañamiento de este tipo o dinero para viajar, por su cuenta, a la CDMX, es que las niñas víctimas de violación puede acceder a su derecho a la ILE, “de lo contrario están obligadas a continuar con la gestión, bajo la presión y la amenaza de todas las autoridades que debían apoyarlas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trabajo híbrido: 'Las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres'

Muchas empresas evalúan las alternativas para que el personal vuelva a la oficina de una manera presencial. Una de ellas es el trabajo híbrido. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas para las mujeres?
12 de noviembre, 2021
Comparte

Conectividad, reuniones virtuales, trabajo remoto, etc.

Durante la pandemia de la Covid-19 adoptamos muchas palabras relacionadas a la nueva manera de trabajar.

Al mismo tiempo, en estos más de 18 meses, muchos empleos se automatizaron y hubo un replanteamiento de prioridades que hizo que varios negocios se transformaran y otros dejaran de existir.

Y las mujeres fueron las más perjudicadas.

Según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), solo en 2020 más de 13 millones de mujeres perdieron sus empleos en América Latina debido a la pandemia.

Mientras que otro informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) revela que la tasa de participación laboral de las mujeres se situó en 46% en 2020, mientras que la de los hombres estuvo en 69% (en 2019 alcanzaron un 52% y un 73,6%, respectivamente).

Un comercio en la Ciudad de Buenos Aires con la leyenda "cierre definitivo".

Getty Images

Al tiempo que observan la curva de contagios de covid y la vacunación en el mundo, muchas empresas analizan las posibilidades para volver a una cierta “normalidad” laboral.

En esta etapa surgió una nueva palabra: el trabajo híbrido.

No existe un consenso sobre su definición, pero podría ser algo como “estar en la oficina tres días a la semana, y en casao donde quierasotros dos días. Creo que eso es lo que generalmente se entiende por trabajo híbrido. Pero depende mucho del negocio”, dice Claudia Goldin, profesora de Economía de la Universidad de Harvard.

Fernanda Hurtado, gerente general de Fundación Generación Empresarial de Chile y especialista en gestión de empresas, coincide con esto último.

“Al trabajo híbrido lo veo con una definición bastante localista. Las regulaciones van a tender a ser un poco más abiertas para que cada empresa u organización pueda dar sus marcos y quizás lineamientos respecto a lo que ellos entienden como trabajo híbrido”, le dice a BBC Mundo.

Pero ¿cuáles son las ventajas y desventajas del trabajo híbrido? ¿Y cómo afecta a las mujeres esta nueva modalidad laboral?

“Apretón de manos por Zoom”

Mujer frente a una pantalla de computadora ofreciendo su mano.

Getty Images

La implementación de cualquier tipo de sistema de trabajo trae ventajas y desventajas.

Pero sobre todo abre nuevas posibilidades que tal vez antes eran impensables.

“En el entorno anterior, lo que yo llamo BCE (Before Covid Era – en español “era antes del covid), siempre existía el caso de alguien que cerraba un trato en Pekín y tenía que viajar, o debía participar en un conjunto de reuniones con clientes en Sao Paulo y tenía que estar ahí”, ejemplifica la profesora Goldin.

Según la experta, si esas son las demandas de un empleo, entonces aquellos que son padres y que tienen responsabilidades de cuidados no pueden participar porque no pueden viajar cada semana.

Pero “si todas estas cosas se pueden hacer de forma remota, si el apretón de manos se puede hacer por Zoom, entonces esto abre nuevas posibilidades para quienes son padres“, afirma.

“Quien tiene las tareas de cuidado en casa es generalmente la mujer y, si no tiene niños pequeños, a menudo tiene padres a su cargo”, le dice a BBC Mundo la especialista en el rol de la mujer y brecha de género en la fuerza laboral.

Mujer con una niña dando una explicación mientras trabaja de manera remota.

Getty Images

“Entonces, el sector de cuidados, que es el no remunerado, tiene una restricción, y lo que llamamos trabajo híbrido, que es en realidad un trabajo remoto, amplía las posibilidades. Aunque no necesariamente todo sume”, dice Goldin.

Problemas estructurales

Antes de enumerar las potenciales dificultades de las mujeres con respecto al trabajo híbrido, es importante destacar algunos puntos relacionados a las estructuras laborales y familiares.

Muchos de los empleos que se perdieron en América Latina durante la pandemia están ligados al comercio, los servicios, alimentación y turismo.

“Todas estas áreas son altamente intensivas en contratación femenina. Entonces muchas mujeres, por una razón estructural del mercado laboral y de la pandemia, se quedaron sin trabajo”, analiza Fernanda Hurtado.

Y también hay que sumarle una razón de estructura familiar.

Durante la pandemia, muchos países suspendieron las clases presenciales en las escuelas. Eso hizo que el cuidado de los niños, que en la mayoría de los casos recae sobre las mujeres, se acrecentara y las obligara a salir del mercado laboral.

"En el trabajo híbrido, las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres porque en el fondo el trabajo doméstico y el cuidado aún no se han solucionado"", Source: Fernanda Hurtado, Source description: Gerente general de Fundación Generación Empresarial de Chile, Image:

Otro de los cambios que trajo la pandemia fue la aceleración de los procesos de transformación digital y de automatización, especialmente en el área del comercio.

“Entonces muchas mujeres ya no encuentran el empleo que tenían antes porque se automatizó”, describe Hurtado.

“No es tan fácil encontrar empleo. Y también es muy difícil encontrar el empleo que se tenía antes en las mismas condiciones”, añade la especialista.

El trabajo híbrido y las mujeres

Si bien este esquema de trabajo híbrido podría ser un aparente beneficio para muchas mujeres encargadas de las tareas del cuidado tanto de niños como de adultos mayores, especialistas advierten que este trabajo flexible puede terminar perjudicándolas.

“El trabajo híbrido implica movilidad. ¿Qué tan cerca estás de tu trabajo? ¿Cuánto tiempo te resta de lo que tú tenías que seguir haciendo en tu casa? En estas condiciones, las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres, porque en el fondo el trabajo doméstico y el cuidado aún no se han solucionado”, detalla Hurtado.

Reunión en Zoom con una participante en una pantalla y el resto de un equipo reunido en una mesa.

Getty Images

Estar en la casa y a cargo del cuidado de los niños, de asistirlos en la educación remota, atender a adultos mayores y hacer tareas domésticas porque aún no se restableció la normalidad en el trabajo de limpieza en casas particulares, además de cumplir con un empleo remoto, puede ser agotador.

“Esto amplifica la carga no sólo laboral sino que personal. Y la eficiencia y efectividad laboral se ven sumamente afectadas”, detalla Hurtado.

“Toda esta dificultad tiene que ver con una estructura y con un patrón cultural tremendamente potente”, añade.

“Un gueto”

Por las razones de cuidado antes mencionadas, las mujeres suelen elegir trabajar desde la casa si el empleador lo ofrece.

Según una reciente encuesta de la compañía de medios Skimm especializada en el sector femenino realizada entre 1.600 mujeres millennials que trabajan en Estados Unidos, el 65% dijo tener un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal con el empleo remoto, valorando el ahorro de tiempo en el viaje al trabajo y los momentos con la familia.

Sin embargo, dos tercios de ellas también creen que están perdiendo oportunidades al no estar en la oficina, donde pueden discutir sus metas y desarrollo profesional.

“Las mujeres desproporcionadamente desean hacer algunos de los trabajos de forma remota, y los hombres o mujeres sin hijos o aquellos que tienen unos 50 años no”, describe la profesora de Harvard.

“Esto podría ser una desventaja para la madre joven que no está en el lugar de trabajo al mismo tiempo . Me refiero a que podría darse el caso de que en este mundo híbrido pudiéramos crear un gueto con el ‘trabajo desde casa'”, opina.

"En este mundo laboral híbrido se puede terminar creando un gueto con quienes hacen el 'trabajo desde casa'"", Source: Claudia Goldin, Source description: Profesora de Economía de la Universidad de Harvard., Image:

“Y si se crea un gueto, entonces podría ser que al final de una reunión ella presione el botón de salir del Zoom y se desconecte, pero todos los demás sigan allí, presentes en el lugar. Y ella se quedó fuera” de posibles conversaciones extras tras la reunión.

Esto “podría perjudicarla”, advierte Goldin.

Por otro lado, la profesora destaca que el trabajo híbrido podría ser una buena oportunidad para aquellas mujeres que ocupan altos cargos empresariales, pero que no pueden viajar en caso de acuerdos comerciales con clientes en el extranjero ya que con las nuevas comunicaciones ellas pueden ser incluidas en esas reuniones.

“Pero creo que todavía no estamos en ese punto. Aún tenemos un sector de la salud que nos está diciendo qué hacer y luego tenemos a los jefes que lo interpretan y todavía están tratando de resolver” las medidas a tomar, entre ellas el trabajo híbrido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oU7peZoW3e8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.