Los países de América Latina que más crecerán en 2019 (y México no es uno de ellos)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los países de América Latina que más crecerán en 2019 (y México no es uno de ellos)

Los países que experimentarán una mayor expansión económica en 2019 serán República Dominicana, Panamá y Bolivia, de acuerdo con la Cepal.
26 de diciembre, 2018
Comparte

El mayor riesgo para la economía de América Latina en 2019 es una reducción abrupta del financiamiento externo.

Esa es la advertencia que hace la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), considerando un escenario económico mundial de menor crecimiento, tanto en países desarrollados como en economías emergentes.

Como explica el organismo en su último “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe”, la volatilidad de los mercados financieros y un debilitamiento del comercio global son una fuente de incertidumbre que seguirá rondando como un fantasma.

Barco chino en el Canal de Panamá.

Getty Images
La economía latinoamericana crecerá 1.7% en 2019, según Cepal.

Y como en 2018 las monedas locales se depreciaron en relación al dólar, al tiempo que aumentó el nivel de riesgo de los países latinoamericanos, el año que viene no se anuncia especialmente halagüeño.

De hecho, según las estimaciones de la Cepal, el próximo año la región solamente creceráun 1.7%.

En contraste, el Fondo Monetario Internacional estima que, en su conjunto, la economía global crecerá un 3.7% en 2019.

Donald Trump y Xi Jinping

Getty Images
La evolución de la guerra comercial entre EE. UU. y China puede afectar el crecimiento de la economía latinoamericana el próximo año.

La situación, sin embargo, no afectará de igual forma a todos los países latinoamericanos.

Para la Cepal, los países que experimentarán una mayor expansión económica en 2019 serán República Dominicana (5.7%), Panamá (5.6%) y Bolivia (4.3%).

En contraste, tres países de la región registrarán un crecimiento negativo.

Según los cálculos de la Cepal los tres países que peor año tendrán son Venezuela(-10%), Nicaragua (-2%) y Argentina (-1.8%).

Así crecerá América Latina en 2019
País Crecimiento estimado 2019 (en %)
Argentina -1.8
Bolivia 4.3
Brasil 2
Chile 3.3
Colombia 3.3
Costa Rica 2.9
Cuba 1
Ecuador 0.9
El Salvador 2.4
Guatemala 3
Haití 2.8
Honduras 3.6
México 2.1
Nicaragua -2.0
Panamá 5.6
Paraguay 4.2
Perú 3.6
República Dominicana 5.7
Uruguay 1.5
Venezuela -10
América Latina 1.7
Fuente: Cepal

La economía venezolana viene creciendo negativamente desde hace años y la de Nicaragua se ha visto seriamente afectada por la crisis política que estalló en abril de este año.

Argentina, por su parte, se vio obligada a pedir el rescate del Fondo Monetario Internacional en septiembre.

Y, para obtenerlo, el gobierno de Mauricio Macri tuvo que comprometerse a seguir reduciendo el gasto público para bajar el déficit fiscal, aunque con ello se enfríe la producción y disminuya el crecimiento.

Mauricio Macri

Getty Images
La crisis económica argentina fue una de las sorpresas de 2018.

El crecimiento de República Dominicana

El país caribeño, que liderará el crecimiento regional en 2019, vive del turismo, la inversión extranjera directa y las remesas.

Su fórmula incluye la entrega de grandes incentivos a las empresas foráneas para que se instalen en el país y un fomento del turismo que ha posicionado a Punta Cana, como uno de los mayores atractivos regionales.

Trabajadoras en República Dominicana

Getty Images
República Dominicana sería el país con mayor expansión económica en 2019.

Sin embargo, República Dominicana sigue siendo un país altamente desigual, donde la pobreza alcanza cerca del 30% de la población.

Y otros problemas que afectan a la nación caribeña tienen que ver con su nivel de endeudamiento y los escándalos de corrupción que ha tenido que enfrentar en los últimos años, donde el más conocido es el de la empresa constructora Odebrecht.

¿Cómo enfrentar el 2019?

Reducir la elusión y evasión fiscal, además de los flujos financieros ilícitos es una de las tareas pendientes de América Latina en 2019, según la Cepal.

Otros desafíos son el aumento de los impuestos directos para incrementar la recaudación fiscal.

Trabajadores mexicanos

Getty Images
La economía de México crecería 2,1% el próximo año.

El organismo propone que la inversión de los gobiernos se focalice en proyectos con impacto en el desarrollo sostenible, que ayuden a aumentar el crecimiento económico.

Pero al mismo tiempo, sugiere tener cuidado con el aumento de la deuda pública y resguardar el gasto social.

La pregunta es cómo se hace todo eso al mismo tiempo: crecer sin endeudarse demasiado y seguir invirtiendo en los sectores más vulnerables.

Un reto que persigue a los países latinoamericanos, especialmente cuando están expuestos a los vaivenes de la economía global, además de lidiar con sus propios líos internos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QN3TGUy8GZI

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E

https://www.youtube.com/watch?v=0tymIOx-Fv8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

El plan contra la venta de niñas en Guerrero sigue atorado y sin presupuesto, a cinco meses de su presentación

La Secretaría de la Mujer del estado aún tiene “en proceso de construcción” la estrategia que anunció en noviembre. Mientras tanto, las niñas de comunidades donde se realiza esta práctica permanecen en la vulnerabilidad.
Cuartoscuro
Comparte

El 10 de noviembre pasado, la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, presentó un plan para erradicar la venta de niñas en comunidades indígenas del estado, así como los matrimonios forzados. Sin embargo, a casi cinco meses de ello, no se ha implementado ninguna medida para enfrentar el fenómeno.

De acuerdo con un documento obtenido por Animal Político a través de una solicitud de información dirigida a la Secretaría de la Mujer de Guerrero, a la fecha la estrategia para atender el problema “está en proceso de construcción”. Según el Presupuesto de Egresos del Estado, se contempló un monto de 5 millones 161 mil pesos para implementarla en 2022, pero hasta ahora los recursos “no se han autorizado”.

Este medio también consultó directamente a la Secretaría de la Mujer de Guerrero para conocer detalles de la planeación de la estrategia para erradicar la venta de niñas, así como su postura acerca de las críticas que se han planteado contra ella, sin que hasta el momento de la publicación haya recibido respuesta.

Mientras tanto, continúa la práctica de vender a las niñas mediante una “dote” que paga la familia del novio que busca casarse con ellas. El Centro de Derechos Humanos Tlachinollan ha documentado al menos 300 casos en los últimos cinco años.

Los retos de una estrategia que no contempla a las víctimas

Neil Arias, abogada de Tlachinollan, explica en entrevista que, hasta ahora, el gobierno de Guerrero se ha concentrado en realizar reuniones con organizaciones no gubernamentales para discutir el diseño del plan, centrado principalmente en la capacitación y sensibilización de funcionarios estatales y municipales, así como en programas sociales que apoyen a las comunidades.

Sin embargo, considera que esta estrategia es insuficiente, ya que no contempla medidas para que las niñas y adolescentes que denuncian ser víctimas de matrimonios forzados y otras violencias puedan reintegrarse a sus comunidades, donde son rechazadas después de acudir ante las autoridades por cuestionar prácticas que a nivel local están normalizadas.

Además, afirma que las autoridades comunitarias, que rigen en estas zonas por usos y costumbres, amedrentan a las jóvenes para que no denuncien, o bien, para que “regresen el dinero” que pagaron por ellas las familias de sus esposos, bajo la amenaza de que serán encarceladas si no lo hacen. En algunos casos, incluso las detienen junto con sus agresores hasta que aceptan reconciliarse con ellos.

“Nosotros conocimos las propuestas en reuniones a las que fuimos invitados. Sabemos que lo que están intentando las autoridades es la capacitación y sensibilización, pero no hay seguimiento para comprobar que realmente tomen en serio las medidas, para saber lo que realmente ocurre en las comunidades. Y a las mujeres no se les escucha, son encuentros de hombres decidiendo sobre sus vidas”, advierte Arias.

A las resistencias de cambiar la “tradición”, se suma el hecho de que, aunque las autoridades les han prometido acceso a programas sociales a las familias a cambio de que dejen de forzar a las niñas a casarse, en los hechos no han podido inscribirse para ser beneficiarias, pues la falta de servicios y la lejanía de las comunidades dificulta que cumplan con los tiempos y requisitos necesarios. Tampoco hay bancos para que cobren los apoyos, y los más cercanos están a horas de distancia, igual que las oficinas de gobierno.

Lee: Venta y prostitución de niñas “no es la regla” en Guerrero, señala López Obrador

Hasta ahora, en las reuniones a las que Tlachinollan ha asistido, ha presenciado que las autoridades comunitarias cuestionan la intención de erradicar los matrimonios forzados de niñas. “Dicen que nos preocupa mucho que no vendan a las menores de edad, pero no les dan soluciones a sus problemas para conseguir dinero por falta de trabajo, que no hay servicios de salud y los caminos para llegar a los pueblos están fracturados o abandonados”.

La práctica de vender a niñas para matrimonios forzados ha sido documentada en al menos 19 comunidades de una decena de municipios de Guerrero: Cochoapa el Grande (Joya Real, Dos Ríos, San Pedro el Viejo y Cochoapa el Grande), Metlatónoc (Chilixtlahuaca, Zitlaltepec, Yuvinani y Mini Numa), Alcozauca (Zoyatlán y Alcozauca), Xalpatláhuac, Tlapa de Comonfort (Santa María Tonaya), Atlamajalcingo del Monte, Buenavista, San Luis Acatlán, Igualapa (Acalmani y Chimalapa) y Tlacoachistlahuaca (Jicayán del Tovar, Santa Cruz Tucucaní y Yoloxóchitl).

Si denuncian, las niñas y sus familias salen perdiendo

En los últimos meses de 2021, Tlachinollan acompañó dos casos que evidencian las problemáticas que enfrentan las niñas que deciden denunciar a sus familias por venderlas, o a sus esposos y sus familiares por la violencia que ejercen contra ellas, y que las autoridades de Guerrero no han tomado en cuenta en el diseño de la estrategia para erradicar esta venta.

Angélica y Anayeli no se conocen entre sí, pero ambas nacieron en Cochoapa el Grande y antes de ser mayores de edad —y de terminar la primaria— fueron obligadas por sus familias a casarse con hombres que pagaron miles de pesos por ellas.

Con 11 años, Angélica fue forzada a contraer matrimonio con un adolescente de 12 años, cuya familia pagó 120 mil pesos como “dote”.

A lo largo del tiempo que estuvo casada, Angélica fue maltratada por la madre de su marido, quien la obligaba a realizar todas las labores domésticas y le decía que para eso habían pagado por ella. Además, su suegro abusó sexualmente de ella, todo mientras su esposo se encontraba en Estados Unidos, a donde migró para buscar empleo.

Atreverse a denunciar le costó haber sido detenida. La familia de su esposo la denunció con la policía comunitaria. Tuvo que pagar para ser liberada y solo ante la presión de activistas encarcelaron a su suegro.

Sin embargo, Angélica y su abuela —quien la ayudó a denunciar— no pudieron volver a sus comunidades. Las juzgan por haber denunciado y encarcelado al hombre que abusó sexualmente de la menor, y exigen que, si las mujeres regresan a sus domicilios, lo haga también el agresor.

En el caso de Anayeli, al no contar con familia que la recibiera después de huir para no ser forzada a casarse, fue llevada a una casa hogar del DIF Guerrero, donde actualmente se encuentra sin recibir más apoyo que el alojamiento, pues no hay intérpretes que permitan tomar su declaración para proceder contra sus agresores, ni para conocer cuáles son sus necesidades y brindarle atención psicológica.

Anayeli logró huir de Joya Real, Cochoapa el Grande, antes de que la familia del joven con el que pensaban casarla llegara para que se consumara la unión. Por esta decisión, quienes pagaron por ella la denunciaron ante policías comunitarios, y ambos menores fueron encerrados en una cárcel para llegar a un acuerdo.

La joven se negó al matrimonio, y por ello perdió comunicación con su familia y con la única comunidad y vida que conocía. Antes de terminar en una casa hogar en Chilpancingo, capital del estado, Anayeli solo había vivido en Joya Real, con las mismas personas, que hablan su misma lengua.

Tomando como ejemplo ambos casos, Neil Arias concluye que las acciones que ha presentado el gobierno de Guerrero como parte de su plan para erradicar los matrimonios forzados “no están a la altura de resolver estos problemas”.

“El tema no solo es sensibilizar para prevenir casos, sino saber qué hacer cuando ocurren los casos, o cómo apoyar a las niñas que consiguen huir antes de que se formalicen los acuerdos entre las familias. Porque desafortunadamente la vulnerabilidad de las jóvenes se mantiene aunque se evite el matrimonio”, alerta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.