close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Acción Poética

Acción Poética busca llegar a las bardas de las escuelas de la SEP

Este grafiti poético callejero está presente en 185 ciudades de toda la República Mexicana y en 35 países; busca proyectos con la SEP, la ONU y la Unesco.
Acción Poética
5 de enero, 2019
Comparte

“También de este lado hay sueños”, se lee en una parte del muro fronterizo en donde poetas urbanos o gente que simplemente quiere expresar lo que siente pinta frases, hace dibujos, escribe nombres o cuelga cruces de madera. Algunos se reúnen de vez en cuando para retocar la pintura de una bandera de Estados Unidos que, en lugar de estrellas, tiene cruces.

Esta frase se pintó en Tijuana en 2012, pero en 2018 se hizo viral y fue retomada por varios medios de comunicación para ilustrar las notas sobre el presidente de EU, Donald Trump, y sus amenazas de construir un muro en la frontera con México −de concreto y el más alto−, para evitar que más que migrantes entren al país.

La frase está firmada por el movimiento Acción Poética y resume lo que para muchos mexicanos y centroamericanos significa el llamado sueño americano.

Armando Alanís, creador de este movimiento, cuenta que, aunque los temas que se tratan de evitar en las bardas son política y religión, a veces es imposible no hablar de asuntos de coyuntura como el muro.

Este grafiti poético callejero está presente en 185 ciudades de toda la República Mexicana y en 35 países de América Latina como Colombia, Venezuela, Perú, Guatemala, Argentina y Chile; en Europa está por ejemplo en Italia, España, Bélgica, Irlanda, Dinamarca; y en África ha llegado hasta Angola.

En la Ciudad de México es imposible no haber mirado una barda pintada por Acción Poética con frases como: “Mi fantasía textual es que me comas y punto”, “Yo tampoco sé cómo vivir, estoy improvisando”, “También creo en el amor a primera risa”, “Es el amor el que hace la revolución”, “Pinta la vida antes que ella te destiña”, “Vivir es un detalle que a menudo olvidamos”, “Ten el valor de equivocarte”, “Fuiste, eres y siempre serás mi más bonita casualidad”.

Acción Poética incluye frases de inspiración propia, de canciones y poemas, principalmente.

A Armando Alanís quien es originario de Monterrey, Nuevo León, un día se le ocurrió llevar la poesía a la gente y repartir volantes en las principales avenidas con poemas completos, o pegarlos en lugares concurridos como supermercados o bancos, luego pensó que las bardas serían una mejor opción y así la poesía podría ser una parte cotidiana del paisaje.  

Todo inició en 2016. En ese entonces las bardas se pintaban de manera clandestina y sin permiso, pero con el tiempo y con la difusión del movimiento, todo es más legal.

“Ahora ya nos autorizan espacios, aunque la verdad no falta quien invade un lugar que considera bueno y pinta algo. Pedimos permiso y el perdón cuando es necesario, yo siempre digo que las bardas nos eligen a nosotros, y bueno, ahora hasta la policía se toma selfies con nosotros”, dice Alanís.

Quieren proyectos con la SEP, la ONU y la Unesco

Este 2019 y ya con la nueva administración federal, Armando Alanís buscará tener un acercamiento con la Secretaría de Educación Pública (SEP) para llevar poesía a las bardas interiores y exteriores de las escuelas; grafitear frases de literatura clásica y moderna, e incluso hacer una campaña contra el bullying, pintada en las paredes por los propios alumnos.

En México, cuenta, hay Acción Poética en maya, otomí y náhuatl en varios estados del país.  “La mayoría son frases de amor y de desamor, pero pintar en las bardas de las escuelas también poesía y literatura en sus lenguas sería increíble, me gustaría mucho hacer este proyecto para las escuelas del país”, asegura Alanís.

En Argentina, por ejemplo, hay Acción Poética en braille, se ha hecho en las calles y en una escuela para alumnos con discapacidad visual. Todo se “escribió” con corcholatas y la frase elegida fue “lo esencial es invisible a los ojos”, extraída del libro El Principito, de Antoine de Saint Exupéry.

En 2016 el movimiento trabajó con el gobierno de la Ciudad de México en 15 de las 16 alcaldías (antes llamadas delegaciones) para plasmar frases de contenido social, y también le gustaría hacer algo similar.

Además, Armando Alanís, quien obtuvo el Premio Nacional de Poesía Experimental en 2009, también buscará este año tener acercamientos con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que la poesía llegue a más gente.

Proyecto ciudadano

Decir más con menos es una de las premisas de este proyecto. Y como todo movimiento también tiene reglas: en las bardas deben escribirse frases cortas con menos de 10 palabras, usar fondo blanco y letras negras.

Aunque la marca Acción Poética está registrada se puede usar en las bardas sin ningún permiso previo, pues es un proyecto ciudadano.

“A través de las redes sociales gente de la República y de otros países se contacta conmigo pidiéndome autorización de pintar, yo les paso las reglas y todo es libre”, comenta el creador de este movimiento.

Por las redes sociales Armando Alanís se coordina también con los representantes que hay en otros países y comparten imágenes. “Tenemos nuestro muro real y nuestro muro virtual, así nos completamos muy bien”.

En redes sociales, por ejemplo, sumando los seguidores de las más de 500 páginas, somos millones”, indica.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Familia Dudek

Ikea indemniza con 46 mdd a padres de un niño que murió aplastado por uno de sus muebles

El gigante sueco alcanzó un acuerdo millonario con la familia de un niño de 2 años que en 2017 fue aplastado por los cajones de un gavetero de la línea Malm que le cayeron encima.
Familia Dudek
7 de enero, 2020
Comparte

El fabricante de muebles sueco Ikea alcanzó un acuerdo por el que pagará US$46 millones a los padres de un niño que murió cuando varios cajones de un mueble fabricado por esa empresa le cayeron encima.

Jozef Dudek, de 2 años, falleció en mayo de 2017 cuando los cajones de un gavetero de Ikea modelo Malm se desplomaron sobre él en el hogar familiar en California, Estados Unidos.

El mueble, que pesa unos 32 kilogramos, había sido retirado del mercado un año antes por una alerta de seguridad tras la muerte de otros tres menores.

Se trata de la mayor indemnización por homicidio imprudente de un niño en la historia de Estados Unidos, según dijeron los abogados.

Tres hombres participan en una demostración, con una muñeca, de cómo se pueden volcar los cajones de una cómoda Malm de Ikea

AFP
Expertos realizaron en 2016 demostraciones del peligro que pueden suponer las cómodas de la línea Malm de Ikea.

“Si bien ningún acuerdo puede alterar los trágicos eventos que nos trajeron hasta aquí, por el bien de la familia y de todos los implicados estamos agradecidos de que el litigio se haya resuelto”, declaró una portavoz de Ikea.

“Seguimos comprometidos en nuestro esfuerzo por abordar esta cuestión de seguridad doméstica tan importante”, añadió.

Una familia devastada

En un comunicado, los padres del niño, Joleen y Craig Dudek, dijeron que están “devastados” por la pérdida de su hijo.

“Nunca pensamos que un niño de 2 años pudiera hacer que un gavetero de 76 centímetros de altura volcara y lo aplastara”, añadieron. “Solo después supimos que el mueble era inestable por diseño“.

Exposición de un gavetero Malm de Ikea en China

Getty Images
Los gaveteros Malm fueron también retirados de las tiendas de Ikea en China en 2016.

“Contamos nuestra historia porque no queremos que esto le suceda a otra familia”, prosiguió la pareja, que instó a cualquiera que todavía tenga uno de los muebles retirados del mercado a devolverlo.

La familia también dijo que donarán US$1 millón del acuerdo a grupos que trabajan para proteger a los niños de productos peligrosos.

Retirada del mercado

En 2016, Ikea llamó a sacar del mercado norteamericano millones de gaveteros Malm por una alerta de seguridad. Fue el retiro más grande de un producto del mercado en la historia de la compañía.

Inicialmente, la empresa aconsejó a los clientes utilizar una sujeción de pared para estos muebles, pero la muerte de un tercer niño hizo que Ikea decidiera retirarlos.

Camden Ellis y Curren Collas, de 2 años cada uno, y el bebé de 23 meses Ted McGee fueron todos aplastados por este tipo de gavetero.

De izquierda a derecha: Camden Ellis, Curren Collas y Ted McGee

Feldman Shepherd
De izquierda a derecha: Camden Ellis, Curren Collas y Ted McGee, tres niños que murieron aplastados por cajones de gaveteros Malm de Ikea.

En diciembre de ese año, la empresa aceptó pagar US$50 millones en un acuerdo combinado con las familias de los tres niños.

Bajo aquel acuerdo, Ikea se comprometió a vender en EE.UU. solamente gaveteros que cumplan con -o excedan- los estándares voluntarios de seguridad nacional para unidades para guardar ropa.

Las muertes propiciaron que la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. lanzara una campaña educativa sobre el riesgo de caída de los muebles con cajones.

En 2017, Ikea volvió a lanzar una orden de retirada en EE.UU. y Canadá.

La empresa dijo que unidades de su línea Malm y otros gaveteros y tocadores suponen “un serio peligro de volcado y aprisionamiento” si no están sujetos a la pared de forma segura.


Recientes indemnizaciones millonarias en EE.UU.:

  • En diciembre de 2019, la familia de un chico de 15 años que murió después de que un agente de policía lo alcanzara con un arma eléctrica Taser logró una indemnización de US$12 millones por homicidio imprudente.
  • Ese mismo mes, el condado de Sacramento, California, accedió a pagar al menos US$25 millones tras un accidente que involucró un auto del sheriff y que dejó a una niña de 10 años con daño cerebral permanente.
  • En noviembre de 2019, un jurado ordenó a las tabacaleras RJ Reynolds y Philip Morris pagar más de US$157 millones a un hombre de Florida por la muerte por cáncer de su esposo.
  • En mayo de 2019, un jurado de California le concedió más de US$2.000 millones a una pareja que denunció que el herbicida Roundup era responsable de su cáncer. La empresa estudia apelar.
  • En 2017, la firma Johnson & Johnson fue condenada a pagar US$417 millones a una mujer que dice que desarrolló cáncer de ovarios después de usar productos como polvos de talco (también pendiente de apelación).

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t=18s

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo&t=17s

https://www.youtube.com/watch?v=vmn_Arwoev4&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo.
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.