Estos son los tres elegidos por AMLO para la Fiscalía General
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Estos son los tres elegidos por AMLO para la Fiscalía General

Todos son abogados, pero hay perfiles y propuestas distintas. Los finalistas comparecerán este jueves en comisiones y el viernes ante el pleno del Senado.
Especial
17 de enero, 2019
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Senado su terna para el cargo de Fiscal General está compuesta por: Bernardo Bátiz, Verónica de Gyves y Alejandro Gertz.

Los aspirantes comparecerán ante la Comisión de Justicia este jueves y ante el pleno de la Cámara Alta el viernes, para votar y elegir a uno.

La Junta de Coordinación Política del Senado escogió a 10 finalistas de un grupo de los 27 que se inscribieron al proceso y fueron considerados elegibles para el cargo. La elección se dio después de que todos ellos entregaron síntesis de sus trayectorias, de que elaboraron un ensayo y de que comparecieron brevemente ante la Comisión de Justicia para defender su candidatura.

La lista fue enviada al presidente para que eligiera a los tres finalistas.

Quien resulte electo fiscal general de la República deberá ocupar el cargo por un periodo de 9 años.

¿Quiénes son los candidatos?

Algunos han dedicado su vida a investigar delitos, mientras que otros no han trabajado nunca en una Procuraduría. Hay quien destaca por su lucha contra la corrupción, y otros que son cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador. Todos son abogados, pero 45 años de diferencia separan al candidato de menor y mayor edad.

En la lista de los elegidos por el Senado hay diferencias importantes en los perfiles, pero también en las propuestas. Mientras que para algunos el problema mayor es el rezago de expedientes, para otros lo es la calidad de las investigaciones, las violaciones a derechos humanos o la impunidad que prevalece.

Animal Político te presenta un breve perfil de los 3 candidatos elegidos y de los 7 restantes que integraban la terna, así como alguna de las propuestas que expresaron en su comparecencia.

Los elegidos

Bernardo Bátiz Vázquez (82 años de edad)

Es licenciado en Derecho por la UNAM y maestro en Derecho por la Universidad Iberoamericana. Ha sido catedrático en múltiples instituciones educativas y autor de diversos libros y publicaciones, entre ellos “Consideraciones Jurídicas sobre la existencia y Funcionamiento del Fondo Bancario de Protección al Ahorro”, “Teoría del Derecho Parlamentario”, y “Acuerdo para la Procuración de Justicia. Una Visión Humanista”.

En el servicio público fue procurador de Justicia del Distrito Federal de 2000 a 2006, en la gestión del jefe de gobierno, y hoy presidente, Andrés Manuel López Obrador. Además se desempeñó como diputado federal en las legislaturas XLVIII, LII, LIV y LVII.

Bátiz y AMLO

Bernardo Bátiz y Andres Manuel Lopez Obrador, quien lo ha propuesto como procurador desde la campaña presidencial de 2012.

En su comparecencia, Bátiz prometió una Fiscalía General que sea autónoma del Ejecutivo pero también de lo que denominó “poderes fácticos” entre los que hay grandes corporaciones y organizaciones. Dijo que bajo su gestión la institución tendrá como prioridad procurar el castigo al culpable y la reparación del daño a las víctimas. Prometió que se acabarán los tiempos en que se fabricaban delitos y culpables, se sembraban armas a fallecidos, y se manipulaban investigaciones.

Eva Verónica De Gyvés Zárate (58 años de edad)

Licenciada en Derecho por la UNAM con especialidades en Derecho Penal por la Universidad Panamericana y en Amparo por la misma casa de estudios.

En el servicio público se ha desempeñado como defensora de oficio, Agente del Ministerio Público, Directora de Control de Procesos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. También ha sido jueza penal y actualmente Magistrada del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México adscrita a la Primera Sala Penal.

Eva Verónica De Gyvés

Eva Verónica De Gyvés Zárate durante su comparecencia en comisiones del Senado.

En su comparecencia aseguró que de llegar al cargo defenderá la autonomía de la fiscalía y dijo que no se permitirá a nadie influir en las investigaciones por razones políticas. Entre los retos que planteó se encuentra recuperar la confianza de la población, intensificar la formación de personal, abatir el rezago de expedientes, la descentralización de la Fiscalía General, y acabar con lo que calificó como “excesos en la institución” y violaciones a derechos humanos.

Alejandro Gertz Manero (79 años de edad)

Egresado de la Escuela Libre de Derecho y doctor en Derecho Penal por la UNAM. Es autor de diversas obras relacionadas con el Derecho y se desempeñó como Rector de la Universidad de las Américas.

En el servicio público ha sido agente del Ministerio Público Federal, oficial Mayor de la PGR, secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, primer Coordinador de la Campaña contra el Narcotráfico, diputado Federal, entre otros. Actualmente es encargado de la Fiscalía General luego de que el presidente López Obrador lo nombró subprocurador de PGR antes de su extinción.

Alejandro Gertz

Alejandro Gertz-Manero actualmente es encargado del despacho de la Fiscalía General de la República.

En su comparecencia, Gertz advirtió del rezago de más de 200 mil averiguaciones previas que hereda la Fiscalía y de 22 mil órdenes de aprehensión sin cumplir, por lo que es necesario implementar acciones para abatir este retraso. Dijo que se priorizará el combate a la corrupción, a los delitos que atenten contra el patrimonio del Estado, como robo de combustible, los feminicidios, la trata de personas, las redes de pornografía infantil, entre otros.

Los 7 restantes

Luis Manuel Pérez de Acha (58 años de edad)

Licenciado en Derecho por la Escuela Libre de Derecho y Doctor en Derecho por la UNAM. Ha sido abogado independiente implementado estrategias jurídicas en diversas denuncias penales, juicios de amparo, controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad. Ha encabezado varios seminarios entre ellos: “”Seminario sobre empresas fantasma y redes de corrupción,” “Comercio exterior y Derechos Humanos,” y “Acciones legales contra la Corrupción”.

Se desempeñó como integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción.

Pérez de Acha

Pérez de Acha fue integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción.

En su comparecencia, Pérez de Acha dijo que si bien la fiscalía es autónoma, eso no significa que no tenga controles y contrapesos, y se mostró a favor de que el Legislativo tenga capacidad de remoción del fiscal. Prometió un combate frontal a la corrupción (con atención especial al uso de empresas fantasma), y combatir redes de crimen organizado desarticulando sus estructuras jerárquicas y no solo a los operadores de bajo nivel.

Dijo que entre sus prioridades estará el respeto a los derechos humanos, así como impulsar políticas de transparencia en la institución. Destacó la importancia de dignificar la labor de fiscales policías y peritos, y advirtió de la necesidad de reformar el apartado B del artículo 123 de la Constitución que permite destituir indiscriminadamente a los servidores públicos del ramo de seguridad y justicia, sin ninguna contraprestación.

Estela Cadena Azcona (72 años de edad)

Es licenciada y Doctora en Derecho por la UNAM y catedrática de esa casa de estudios. Investigadora en diversos temas en el ámbito jurídico penal. Es integrante en activo de la Barra Interamericana de Abogados A.C.

Ha cursado estudios de doctorado en derecho penal y criminología en el Istituto di Diritto Penale e Criminologia de la Universitá Degli Studi Di Roma, Italia.

En el servicio público ocupó múltiples cargos en la Procuraduría General de Justicia capitalina, fue directora del Centro Femenil de Readaptación Social del Distrito Federal, además de haber sido directora de Asuntos Jurídicos Especiales de la Comisión Nacional Bancaria. Fue subprocuradora de Justicia en el Estado de Oaxaca, además de delegada de la PGR en varios estados.

En su comparecencia, propuso crear una “fiscalía de vanguardia” que bajo las normas del nuevo sistema penal acusatorio combata delitos de alto impacto como el narcotráfico, robo de combustibles, tráfico de armas, la corrupción, ilícitos ambientales, entre otros. Propuso un plan de persecución penal con objetivos a corto, mediano y largo plazo.

“Es necesaria hoy una procuración de justicia eficiente que esclarezca hechos, que proteja al inocente, que procure que el culpable no quede impune, y que se repare el daño” dijo.

Bernardo Jaime González Garza (37 años de edad)

Licenciado en Derecho por la Universidad Regiomontana. Especialidad en Investigación y Prueba en el Derecho Procesal por la Universidad de Castilla – La Mancha.

Se ha desempeñado profesionalmente en el servicio público donde ha ostentado diversos cargos como coordinador de Asuntos Internos en Monterrey, Nuevo León, y consejero Jurídico del gobierno de la misma entidad.

También ha fungido como secretario de Seguridad Pública de Nuevo León y Procurador de Justicia de ese estado.

En su comparecencia, González dijo que el nuevo sistema penal es positivo pero se requiere fortalecer la capacitación de los funcionarios con protocolos claros de actuación y con un modelo que permita conocer y proyectar los resultados, pues advirtió que es vital recuperar la confianza de la ciudadanía. Prometió formas “nuevas y atrevidas” de investigación, como operativos encubiertos.

Reiteró que es importante que la Fiscalía General trabaje de la mano con Universidades, cámaras de comercio y organismos ciudadanos. También destacó la importancia de los mecanismos alternativos de justicia para despresurizar el sistema penal.

Ernesto López Saure (45 años de edad)

Licenciado en Derecho por la Universidad Tecnológica de México y maestro en Ciencias Penales con especialización en Ciencia Jurídico Penal por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE). Ha sido catedrático en diversas universidades y director de la Academia de Formación Profesional en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca.

En el servicio público, ha sido subdirector de Averiguaciones Previas en la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca, encargado de la subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas, coordinador General de Averiguaciones Previas Desconcentradas, visitador General de la Procuraduría General de Justicia del entonces Distrito Federal, entre otros.

En su comparecencia fue el único de los candidatos en advertir de riesgo de los delitos que se cometen a través de las divisas digitales conocidas como “criptomonedas”. Dijo que la Fiscalía necesita de un programa de fortalecimiento y capacitación pues carece de recursos humanos suficientes. Se mostró a favor de poner en el centro de la estrategia a las víctimas y de abrir a la participación ciudadana el diseño del plan de persecución penal.

Julio Ángel Sabines Chesterking (38 años de edad)

Licenciado en Derecho por el Instituto de Estudios Superiores Contables y Administrativos del Sureste y maestro en Administración Militar para la Seguridad y Defensa Nacionales por el Colegio de Defensa Nacional de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea. Ha sido conferencista y ha escrito diversos artículos de opinión.

En el servicio público se ha desempeñado como director General Adjunto en el Centro Nacional de Planeación de la PGR, asesor del secretario de Gobernación del Gobierno Federal, diputado Federal suplente de la LX Legislatura de la Cámara de Diputados, coordinador de Asesores del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, entre otros.

Fue el único de los aspirantes en pronunciarse sobre la Guardia Nacional y decir que será útil para la Fiscalía. Dijo que su gestión se caracterizará por la transformación y no solo la administración. Subrayó la importancia de fortalecer a los peritos y servicios forenses, y de fortalecer las investigaciones con perspectiva de género y respeto a derecho humanos.

Se calificó asimismo como el “caballo negro” de la competencia.

Lizbeth Xóchitl Padilla Sanabria (40 años de edad)

Licenciada, maestra y doctora en Derecho por la UNAM. Ha sido investigadora, catedrática y académica en diversas instituciones educativas. Ha sido litigante en el ámbito penal, administrativo disciplinario, familiar, civil, mercantil y fiscal por más de 20 años.

No ha ocupado cargos en el servicio público.

En su intervención en el Senado, destacó que México ocupa la posición 1 de 33 países de la OCDE en corrupción, por lo que es necesario un combate frontal a estos ilícitos. Destacó la importancia de combatir eficazmente el lavado de dinero, de arrebatar recursos a los criminales y recuperar esos activos en favor del Estado. Se mostró a favor de dignificar el trabajo de los policías investigadores, definir protocolos claros de actuación, y respetar los derechos humanos pero sin dejar en la impunidad los delitos.

Marcos Santana Montes (42 años de edad)

Licenciado en Derecho por la Universidad de Derecho en el estado de Colima.

En el servicio público, ha sido agente del Ministerio Público, director de Averiguaciones Previas, director de la Policía, subprocurador Operativo y titular de la Procuraduría de Colima.

Santana dijo en su comparecencia que de ser elegido fiscal tendrá como política central la “cero tolerancia a la corrupción”. Garantizó que la institución operará libre de presiones o influencias políticas, y prometió un modelo de gestión que dé seguimiento de resultados caso por caso. También se mostró a favor del uso de nuevas tecnologías.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los países donde más aumentó la pobreza extrema durante la pandemia (y los dos donde insólitamente bajó)

Pese a que la economía de América Latina sufrió una contracción de 7.7% en 2020 en medio de una de las peores recesiones de las últimas décadas, hubo dos países que lograron disminuir el nivel de pobreza y extrema pobreza.
21 de mayo, 2021
Comparte

Con la pandemia de covid-19 se disparó la pobreza y la extrema pobreza en Latinoamérica.

Eso, a pesar de los paquetes de estímulo fiscal con que los gobiernos trataron de mitigar los efectos más devastadores de la crisis.

En la mayoría de los casos, los gobiernos se endeudaron para inyectar fondos de emergencia en los sistemas de salud y entregar ayudas directas a las familias más vulnerables y a las empresas más afectadas por una recesión que hizo que la actividad económica cayera 7,7% en 2020.

La pobreza llegó a su nivel más alto en los últimos 12 años, afectando a un 33,7% de la población, es decir, uno de cada tres latinoamericanos lo está pasando muy mal.

Pero el mayor retroceso histórico ocurrió entre los “pobres extremos”, aquellos que no pueden cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

La pobreza extrema alcanzó su mayor nivel en las últimas dos décadas: 12,5% de la población, según las proyecciones hechas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.

Una estadística que quizás no dice mucho, pero que en la práctica es sinónimo de hambre.

Una de cada ocho personas se va a la cama con el estómago vacío. La mayoría no tiene agua potable, ni electricidad. Con suerte consigue un techo improvisado para cubrirse de la lluvia o el sol.

Y uno de los efectos más graves de vivir con hambre está relacionado con las secuelas que deja a largo plazo, como el irreparable deterioro en el desarrollo cognitivo y físico de los niños.

Niño en la calle, México

Getty Images
“Todo lo que se había avanzado en este siglo para disminuir la extrema pobreza se perdió durante la pandemia”, dice Alberto Arenas.

“Todo lo que se había avanzado en este siglo para disminuir la extrema pobreza se perdió durante la pandemia”, le dice a BBC Mundo Alberto Arenas, director de la División de Desarrollo Social de la Cepal.

¿Dónde aumentó más la pobreza extrema?

El aumento de la pobreza extrema depende de la situación en la que se encontraba el país al momento en que llegó la pandemia, qué tan grave fue la situación de salud pública y de qué manera reaccionó el gobierno para enfrentar la crisis, señalan expertos.

Los países de Latinoamérica donde más subió la extrema pobreza en 2020 son: México, Honduras y Ecuador, según las proyecciones hechas por la Cepal.

Países con mayor aumento de la pobreza extrema en 2020. América Latina (en porcentajes) [ México aumentó de 10,6 a 18,3 ] [ Honduras subió de 20 a 26,1 ],[ Ecuador subió de 7,6 a 12,8 ], Source: Fuente: Proyección Cepal (comparación 2019-2020), Image:

Comparando 2019 y 2020, en México la extrema pobreza se disparó de 10,6% a 18,3%.

En Honduras el aumento fue de 20% a 26,1%, mientras que en Ecuador subió de 7,6% a 12,8%.

“Hay una relación entre la extrema pobreza y las transferencias monetarias hechas por los gobiernos”, dice Arenas, refiriéndose al dinero que el Estado le entrega directamente a las personas más vulnerables.

“Si no fuera por las transferencias monetarias los indicadores sociales serían mucho peores”, apunta, agregando que es importante mantenerlas.

La paradoja de Brasil y Panamá

Los únicos países donde bajó la pobreza y la extrema pobreza son Brasil y Panamá

Mientras en Brasil la extrema pobreza cayó de 5,5% a 1,4%, en Panamá registró una disminución de 6,6% a 6,4%.

Países donde bajó la pobreza extrema . América Latina (en porcentajes) [ Brasil cayó de 5,5 a 1,4 ] [ Panamá disminuyó de 6,6 a 6,4 ], Source: Fuente: Proyección Cepal (comparación 2029-2020), Image:

A diferencia de lo que ocurrió en aquellos países donde las ayudas fiscales fueron menores -ya sea porque no tenían más posibilidades de endeudarse o porque el gobierno tomó la decisión de seguir una política más austera-, Brasil y Panamá focalizaron gran parte de sus desembolsos en los sectores de menores ingresos.

Eso se explica, entre otras razones, porque en la región más de la mitad de los trabajadores son informales. Por lo tanto, para llegar a ellos, la manera más eficiente en esta emergencia, dicen los expertos, era optar por la política de entregarles dinero.

Paradójicamente en Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro tuvo por mucho tiempo una actitud negacionista frente a la pandemia, al final del día fue el gobierno que más recursos destinó a enfrentar la pandemia como porcentaje del PIB.

Una decisión aún más compleja si se considera que Brasil es el país con la mayor deuda pública de la región.

Familia caminando con comida, Brasil

Getty Images
En los dos extremos de las ayudas fiscales por la pandemia está Brasil y México: mientras Brasil destinó cerca de un 8% de su PIB, México solo gastó un 0,7% del PIB.

Y es que las decisiones de gasto de esta envergadura no solo tienen un carácter técnico.

Desde un punto de vista político, por ejemplo, mientras los programas sociales estuvieron vigentes en Brasil, la popularidad del mandatario subió.

Y en la medida que esos estímulos comenzaron a ser retirados, la popularidad del presidente comenzó a bajar.

Los paquetes de estímulo fiscal

Las ayudas fiscales en Latinoamérica variaron sustancialmente de un país a otro. Los dos extremos fueron Brasil y México: mientras Brasil destinó cerca de un 8% de su PIB, México apenas gastó un 0,7%.

Hombre en Honduras

Getty Images
El aumento de la pobreza extrema depende de cómo estaba el país en el momento en que llegó la pandemia, qué tan grave fue la situación de salud pública y de qué manera reaccionó el gobierno para enfrentar la crisis.

Esos desembolsos incluyen gasto público y medidas de alivio tributario (que se consideran como ingresos no percibidos por el fisco en relación al pago de impuestos).

Este tipo de medidas fiscales representaron en promedio un 4,5% del PIB, considerando a las mayores economías de la región, le dice a BBC Mundo Jorge Roldos, subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Aparte de esos recursos, explica Roldos, los países también gastaron cerca de un 3,5% del PIB en el financiamiento de créditos “blandos” y garantías, principalmente a pequeñas y medianas empresas (que suelen llamarse medidas de apoyo a través de instrumentos de liquidez).

Niña en la calle, México

Getty Images
Los paquetes de estímulo fiscal destinados a apoyar familias, empresas y el gasto de emergencia en salud, lograron contener en parte el aumento de la pobreza y la indigencia, pero no pudieron detener su aumento.

En aquel escenario, la pobreza y la pobreza extrema se dispararon en medio de una profunda recesión económica, lo cual significa que los gobiernos recibieron menos ingresos y, al mismo tiempo, tuvieron más gastos.

El resultado ha sido un aumento de la deuda y del déficit fiscal, que probablemente se convertirán en uno de los mayores desafíos que enfrentarán los países de la región cuando acabe la emergencia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.